Ter Stegen saca pecho en la casa de su selección


El estadio del Borussia Dortmund, ayer conocido como Westfalenstadion hoy como Signal Iduna Park, siempre es la casa preferida de la selección alemana. Incluso después de haber caído en el Mundial de 2006 ante Italia, la Mannschaft no cuestiona el poder del Signal Iduna Park como el Signal Iduna Park no se entromete en la disputa mediática entre Ter Stegen y Neuer. La afición de Borussia se mostró cálida con el portero del Barcelona este martes por la noche en el estreno en la Liga de Campeones para el equipo de Ernesto Valverde. Y eso que la hinchada en Dortmund tenía motivos para señalar a Ter Stegen, imbatible ante los muchachos de Lucien Favre, enemistado (al menos, públicamente) con Neuer.

Al portero del Bayern Múnich nadie lo cuestiona en Alemania. Neuer está tan protegido por los medios como idolatrado por la afición. Ocurrió, sin embargo, que después del Mundial 2018, el seleccionador Joachim Löw abrió el debate. Sorprendió la actitud del técnico tras Rusia porque en la previa había confirmado con firmeza a Neuer, sin ritmo después de superar una lesión. Parecía, entonces, que algo estaba por cambiar en la Mannschaft. No cambió nada y Ter Stegen se cansó. Las paradas del portero azulgrana parecen invisibles en Alemania. Los aficionados que quieren mirar LaLiga tienen que recurrir a una plataforma por streaming, todavía no muy instalada en los consumidores.

Poco escaparate para el competitivo Ter Stegen. Al portero azulgrana le escuece el banquillo. Cuando llegó al Camp Nou, llevaba muy mal mirar cómo Claudio Bravo defendía el larguero del Barça en LaLiga, mientras él lo hacía en la Copa y en la Champions. Los ánimos se relajaron cuando Cillessen reemplazó al chileno. Ter Stegen pasó a jugar LaLiga y la Champions; el holandés, la Copa. Tampoco pareció estar satisfecho. “También me gustaría jugar la Copa”, dijo. Desde que debutó en 2012, Ter Stegen acumula 22 partidos en la selección alemana. Y, como no podía ser de otra manera, no lo lleva bien. “No es fácil encontrar una explicación para lo que estoy viviendo. Estoy dando mi mejor versión en cada partido para hacer más difícil la decisión. Estoy intentando entrar en la portería como sea. Para mí es un golpe duro viajar y no jugar”, subrayó Ter Stegen tras el último parón por selecciones.

La respuesta de Neuer no tardó en llegar. “No es la primera vez que hace declaraciones de ese tipo”, se quejó el portero del Bayern; hay muchos porteros muy buenos. La discusión no es justa con respecto a Bernd Leno (Arsenal) y Kevin Trapp (Frankfurt). Entiendo perfectamente que quien no juega esté insatisfecho pero lo importante es el éxito del equipo y tenemos que apoyarnos los unos a los otros”. Ter Stegen no se quedó callado. En la previa del duelo ante el Dortmund, volvió a hablar sobre su situación en la selección alemana. Evitó, eso sí, responder en castellano. El mensaje no era para la hinchada del Barça. “En los últimos años se puede ver cómo me he comportado y lo que ha dicho Neuer y otras personas no es justo. Todos los que no pueden jugar quieren hacerlo y no están contentos. Es el sentimiento que tengo y tengo expectativas”, señaló Ter Stegen. Y advirtió: “Quiero terminar con esta polémica”.

Pero la polémica sigue en el aire, sobre todo después de su actuación frente al Dortmund. “¿Habrá sumado puntos Ter Stegen?”, se preguntó el Bild. “El portero sumó argumentos deportivos en el duelo por la portería de Alemania”, subrayó el periódico Süddeutsche Zeitung. Ter Stegen no tiene piedad ni con su amigo Marco Reus. El jugador del Dortmund y el guardameta azulgrana se conocen desde su etapa en el Borussia Mönchengladbach. Desde entonces, nunca perdieron el contacto. “No era la noche para decirle nada a Marco, mejor dejarlo en paz”, sostuvo Ter Stegen. “Ya sabíamos que Marc es un portero de categoría mundial”, contestó Reus.

Cuatro de las cinco paradas de paradas de Ter Stegen fueron a Reus, incluido el penalti (es el cuarto que detiene de los seis que le han lanzado en Champions) justo en la cara de 25.000 espectadores en llamas, el famoso Muro amarillo, la grada sur del Signal Iduna Park. “La gente sabe lo que soy capaz de hacer. Quiero estar siempre al cien por cien”, concluyó el portero del Barça. Ter Stegen saca pecho, nada menos que en la casa de la selección alemana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El Liverpool cae en la trampa de Ancelotti


El zorro Ancelotti descubrió una línea de falla en la manada del lobo Klopp. Por emplear epítetos que alguna vez escuchamos de boca de estos protagonistas cuando definían su mundo. Suele ocurrir en tiempos de jugadores cansados, en días en que la pereza del final del verano tienta a los espíritus más combativos del fútbol, metidos a pensar en que quedan nueve meses de esfuerzos por delante y no se puede vivir fisiológica y mentalmente al límite sin tomarse un respiro, por más que el calendario de competición exija otra cosa. En estos días de bajón los jugadores descubren miserias en los planes tácticos más perfectos. Fue así que el exuberante Liverpool de mayo se desinfló en la calima de septiembre en Nápoles. El campeón bajó las revoluciones y quedó expuesto a las vibrantes maniobras del equipo de Ancelotti, que tiene de todo y muy bueno.

Nápoles

NAP

LIV

Liverpool

Nápoles

Alex Meret, Koulibaly, Manolas, Giovanni Di Lorenzo, Mário Rui, Allan (Eljif Elmas, min. 74), Fabián, Insigne (Zielinski, min. 65), Callejón, Hirving Lozano (Llorente, min. 68) y Mertens.

Liverpool

Adrián, A. Robertson, Virgil Van Dijk, Trent Alexander-Arnold, Matip, Fabinho, Milner (Wijnaldum, min. 65), Henderson (Shaqiri, min. 86), Mane, Roberto Firmino y Salah.

1-0 min. 81: Mertens (p). 2-0 min. 91: Llorente .

Dr. Felix Brych

A. Robertson (min. 56),
Milner (min. 60) y
Llorente (min. 89).

El Nápoles tiene a Koulibaly, un central agresivo, implacable, solvente con la pelota y capaz de convertir a Manolas, su agitado compañero, en un marcador sereno. Tiene a Di Lorenzo y Mário Rui, dos laterales astutos y cumplidores. Tiene a Allan y Fabián, dos volantes capaces de marcar los tiempos sin perder la calma ni la pelota aunque los ahogue la mejor maquinaria de presión de Europa. Tiene extremos inteligentes como Callejón, Insigne o Zielinski. Y tiene dos puntas que de tantos desmarques al balón y al hueco son capaces de provocar dolores de cabeza a Van Dijk, como así fue. Puestos en manos del ingenioso Ancelotti estos muchachos se convirtieron en una temible cuadrilla de hostigamiento. Un mal cliente para este Liverpool de dosificación.

A Klopp no se le da bien Nápoles y tampoco se le da bien Ancelotti, que ya le ganó la temporada pasada. En esta ocasión, el técnico italiano administró a Allan, Fabián y Koulinbaly para que le negaran a sus rivales todos los espacios a donde suelen dirigir sus terribles ataques. Neutralizado el Liverpool en su avance, Allan y Fabián trazaron una cadena de asociaciones y permutas como una red de caza. Atrajeron a los rivales hacia una zona y lo atacaron por la otra, especialmente por las bandas, a las espaldas de Alexander-Arnold y Robertson. Hasta la segunda mitad no consiguieron una gran oportunidad: Insigne se fue por la izquierda siguiendo el curso de un cambio de orientación y le puso un balón a Mertens para que lo empalmara en el segundo palo. Adrián corrigió la trayectoria de su vuelo para hacer un paradón. Fue una señal. Sin Wijnaldun, a la presión del Liverpool le faltaba puntualidad.

El Liverpool solo se aproximó al gol después de errores groseros de su rival. Primero un despiste en un córner mal vigilado a favor del Nápoles, que desembocó en una contra que Mané no supo resolver; después una entrega accidental de Manolas a Salah. El egipcio se quedó mano a mano con Meret, pero falló.

El Liverpool daba señales de confusión cuando Mertens —hombre de recursos— se asoció con Llorente, que acababa de entrar para dar apoyo a las salidas en largo y así desahogar a sus compañeros acalambrados. Llorente jugó con Callejón, y del contacto con Robertson derivó un penalti rigurosísimo. Así se adelantó el Nápoles antes de que Llorente, otra vez gracias a una diablura de Mertens, se luciera con el 2-0.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Nike Air Flight 89 ‘Royal Blue’ Releasing Soon


The 1989 classic Nike Air Flight 89 is arriving in a new color option this Fall which comes highlighted in ‘Royal Blue’.

This Nike Air Flight 89 comes dressed in a Black, Royal Blue and Wolf Grey color combination. Utilizing Black leather across the upper along with the same tooling as the Air Jordan 4. In addition we have Royal Blue detailing on the pipping, liner, midsole and hits on the rubber outsole. Other highlights includes Grey on the eyelets and White on the midsole.

Continue to scroll below to check out more images of the Nike Air Flight 89 ‘Royal Blue’ which will give you a closer look. You can expect this pair to arrive at select retailers and online at Nike.com soon. Retail price is set at $120.

Nike Air Flight 89
Color: Black/Royal Blue-Black-Wolf Grey
Style Number: 819665-001
Price: $120

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info
Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info

Nike Air Flight 89 Black Royal Blue 819665-001 Release Date Info

El Madrid prueba defensa ante un PSG sin colmillo


Zidane bromea con los jugadores en el entrenamiento del martes. En vídeo, declaraciones de Varane y Zidane en la previa.

Aunque el pronóstico meteorológico sugiere cielos soleados en París para este miércoles, y una temperatura más que agradable para tratarse de los estertores del verano, las nubes se mantuvieron firmes el martes y en posición de guerra durante casi toda la jornada. Si hasta las previsiones científicas presentan ciertos claroscuros, qué no tendrán las futbolísticas, proveedoras de una cábala constante en la que se entrelazan todo tipo de variables. Decisiones cruzadas que rebotan recurrentemente en las paredes mentales de los entrenadores, y se mueven más revoltosas si cabe sobre las de un Zinedine Zidane que estrena temporada europea en el Parque de los Príncipes frente al PSG (21.00, Movistar Liga de Campeones), con un Real Madrid con la retaguardia en cuadro.

Sin Sergio Ramos y Nacho, sancionados, y con la baja de última hora de Marcelo por una lesión cervical, el técnico francés empleará una defensa inédita esta temporada, en la que junto a Carvajal y Varane formarán los dos fichajes específicos para la zaga que realizó el club este verano: Militão y Mendy. El central brasileño disputó los últimos 30 minutos del encuentro de LaLiga ante el Levante, y se mostró blando en la marca; mientras que el lateral francés observó el duelo desde el banquillo tras su aseado estreno frente al Villarreal. “Estamos buscando nuestro equilibrio”, reconoció Varane. “Es cierto que quienes formaremos la defensa no tenemos muchos minutos en común, pero el equipo para ser fuerte y hacer una buena temporada debe contar con muchos jugadores. Ninguno va a jugarlo todo, hay que confiar en el grupo”, amplió el central francés.

Atendiendo a los últimos resultados, la recomposición de la defensa del Madrid se antoja especialmente trabajosa por tratarse de una parcela que no ha encontrado una metodología de trabajo a replicar en los pasados meses. En los últimos 28 encuentros que ha disputado el equipo blanco entre Liga, Copa y Liga de Campeones, ha encajado por lo menos un gol en 24 ocasiones; y desde que Zidane regresó al banquillo en marzo, solo ha dejado su portería a cero en tres de los 15 partidos que ha dirigido (todos en LaLiga).

Aunque el discurso de Zizou respecto de la fragilidad defensiva de su equipo —“es algo que vamos a cambiar”—, mantiene el optimismo de quien desea el cambio sin reparar en la fórmula (la defensa de cinco no aparece entre sus posibilidades), las cifras sitúan al técnico ante un panorama complicado por tratarse de la línea capital a la hora de construir el juego. Las lesiones de Cavani y Mbappé, y la ausencia por sanción de Neymar contienen, sin embargo, el golpe que supondría enfrentarse diezmado a uno de los tridentes de mayor peso en el panorama europeo. “El PSG es un equipo que siempre rinde. A veces no tienen los resultados que se espera, pero aunque tengan las bajas de Mbappé, Neymar y Cavani, Icardi es un jugador muy peligroso”, destacó Zidane.

“Nos faltan delanteros, todo el mundo lo sabe, pero tenemos que encontrar soluciones”, lamentó Thomas Tuchel, quien situó como contrapunto a la estadística madridista la propia. “Llevamos cinco victorias en los seis partidos que hemos jugado hasta el momento, y en cuatro de ellos hemos dejado nuestra portería a cero”, indicó. “Creo que en este mercado de fichajes el club se ha movido muy bien y hemos fichado a jugadores que necesitábamos”, abundó, por su parte, Verratti, que formará el eje del centro del campo francés con Idrissa Gueye, un senegalés de pulmones infinitos recién llegado a la capital de Francia, cuya misión consistirá en dar vuelo a jugadores como Sarabia y Di María en ataque.

Elogio a Benzema

Tres franceses formarán parte del once del Madrid esta noche (Mendy, Varane y Benzema), aunque solo uno de ellos es capaz de extraer de su técnico las loas más destacadas. “Karim siempre ha demostrado el jugador que es. Se piensa en él como el jugador que debe hacer gol, pero no ha sido nunca eso. Para mí no es lo más importante. Es un jugador fantástico y lo quiero siempre en mi equipo”, valoró Zidane. “¿Cuántos años lleva siendo el nueve del Madrid? ¿25? Pues eso, no hay nada más que hablar. Es un top mundial sin lugar a dudas”, se sumó Tuchel.

Zidane estudia si acompañar a Benzema con Bale o James, después del buen partido del colombiano ante el Levante. “Puede jugar en muchas posiciones en el campo. Cuanto más adelante, lo tiene más fácil. Es un jugador distinto, de calidad, al que no le tengo que decir nada en cuestiones ofensivas”, dijo sobre James.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Pigalle Reveals Converse Chuck 70 Collab


Pigalle and Nike have teamed up for a set of Chuck 70s alongside the All-Star Pro BB that was unveiled during Paris Fashion Week earlier this summer.

The three sneakers will be releasing alongside a range of apparel designed by Pigalle’s Stephane Ashpoole to celebrate the opening of a second Pigalle x Nike Basketball court. The court is located in Beijing, China and is constrfuated using Nike Grind, the brand’s recycled material made of old sports shoes.

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

The Chuck 70 comes in two colorways, one a play on Converse’s iconic natural canvas, the other featuring a gradient scheme. Both are created with a technical fuse film atop the canvas, a design element that gives the shoes an aura of future tech and classic style. This supports Ashpool’s desire to merge cultures, which also comes through in his use of Converse footwear to celebrate “the power of music to move the world forward” (a phrase used on the white Chuck 70’s rand) and promote a holistic view of the progressive value of sport and arts.

Pigalle Converse Chuck 70 Release Date

Look for the entire collection to release on November 7th at select retailers, Nike.com and Converse.com.

Pigalle x Converse x Nike Fall 2019 Collection
Release Date: November 7, 2019

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Pigalle Converse Chuck 70 Nike Fall 2019 Collection

Viento a favor para Keylor en París


Viendo a lo que lo tenía acostumbrado su carrera, París resultó un destino exótico para Keylor Navas a sus 32 años: cuando el último día del mercado llegó al PSG, nadie se interponía entre él y la portería. A diferencia de lo que le sucedió en el Albacete, el Levante y el Madrid, en cuanto hubo un partido apareció en el once titular. Y cuando el sábado por la tarde, en los prolegómenos de su primera vez se arrodilló a rezar sobre la línea de meta, brazos en cruz, la grada a su espalda, el fondo de los ultras, ya le aclamaba: “¡Navas, Navas!”.

Después de una vida empezando en desventaja, París lo ha recibido con el alivio de quien ha encontrado justo lo que buscaba. “Su llegada ha sido importante, es un gran plus para nosotros”, dicen desde las oficinas de un club que, sin amenazas en Francia, vive con la obsesión de ocupar, a través de la Copa de Europa, un lugar en el panorama internacional acorde a sus gigantescas inversiones. “Es difícil ganar la Champions sin un portero que transmita lo que él transmite, confianza y seguridad”, explica Santiago Cañizares, exportero del Real Madrid y doble subcampeón de Europa con el Valencia.

Lo inmediato del efecto en el grupo lo resumió Abdou Diallo después de la victoria del sábado contra el Estrasburgo en el Parque de los Príncipes (1-0): “Oh, sí, es bueno. Es tranquilizador. Nos da confianza a todos, es genial”, dijo el central del PSG. “Los jugadores tienen un gran respeto por él”, dicen desde el club.

“Para ellos es importante que llegue un jugador del Real Madrid después de los años que ha hecho y lo que ha ganado”, explica uno de los profesionales que mejor conoce al costarricense, Luis Llopis, entrenador suyo en el Levante y el Madrid; ahora preparador de porteros de la Real Sociedad.

Coincidieron por primera vez en la temporada 2013-2014 en Valencia con todo por hacer. Joaquín Caparrós empezó por entonces a confiar en Navas para la titularidad y Navas, sin experiencia en el puesto, estaba empeñado demostrar que era un portero a la altura de LaLiga. “Llamaban la atención su intensidad, su concentración y su velocidad”, recuerda Llopis de aquellos primeros días con el costarricense. “Tenía ganas de crecer, de aprender, de dar un paso importante, incluso de cambiar su técnica”, explica.

Hasta el punto de estar dispuesto a renunciar a la revelación inicial que le hizo querer ser portero. Cuando tenía unos cinco años lo llevaron un día a ver un partido de su padre, futbolista de éxito insuficiente. El instante decisivo se produjo antes de que empezara, mientras jugaban unos niños: uno de los porteros sacó una pelota con un despeje a mano cambiada. Después de ver eso, pidió a su padre que le apuntara a una escuela para ser guardameta. Con esa fascinación por el despeje a mano cambiada cuando se lanzaba a un costado, llegó hasta Valencia, donde Llopis le convenció de trabajar contra ese instinto infantil.

Revisando los vídeos de las sesiones una y otra vez, pulieron cada detalle: el paso cruzado con el que empezaba los desplazamientos laterales, la aportación al comienzo del ataque, el peso que le sobraba (bajó entre cuatro y cinco kilos). Navas terminó el curso como mejor portero de LaLiga y acabó el verano como guante de oro del Mundial de Brasil, donde alcanzó los cuartos de final con Costa Rica. Ese escaparate lo catapultó al Real Madrid, donde, como siempre, empezaba como secundario: Iker Casillas mantenía la propiedad de la portería.

La fe y la biblia

La temporada siguiente, la que terminó con la primera de sus tres Champions, llegó también al Madrid Llopis. Allí siguió afilando al portero, y allí vio desde primera línea los recelos de la cúpula que les hicieron vivir de manera permanente bajo el runrún de otros metas: De Gea, Kepa, Courtois. Vio eso y la “capacidad mental” de Navas, que en su paso por el club blanco dejó un 73% de paradas por el 65% que lleva Courtois.

Su resistencia estaba alimentada por una profunda fe que creció sobre todo a partir de cuando con 19 años empezó a acudir en Costa Rica a un grupo de estudio de la biblia donde conoció a su esposa, Andrea Salas. Cuando llegó al Madrid y conoció la sala de la colección de copas de Europa, pidió a dios contribuir a esa historia. Cuando en el verano de 2015 aguardaba en Barajas el final del papeleo para mudarse a Mánchester, rezó con su mujer y confió su destino al cielo. Y cuando el pasado 2 de septiembre aterrizó en París, le puso la misma música con un mensaje en Twitter: “Si Dios cambia nuestros planes es porque algo va a mejorar”, escribió.

En esta nueva etapa, Llopis sigue cuidando de él desde la distancia. Ha hablado con el preparador de porteros del PSG, Gianluca Spinelli, antiguo preparador de Buffon en la selección italiana. Le ha dado pistas sobre cómo empezar a trabajar y cómo pueden exprimirlo más. “Puede ofrecer variantes en el inicio del juego, sobre todo en las contras, con Mbappé, Neymar y Cavani”, explica Llopis.

La primera gran cita de la competición que obsesiona a la cúpula catarí del PSG es la noche de este miércoles, precisamente contra el Madrid, donde forjó su reputación. La coincidencia no le distrae: “Muchos recuerdos, muchas vivencias y mucho cariño, pero sólo un objetivo: ganar”, tuiteó este martes.

Vive sus estrenos de manera insólita, por primera vez con viento a favor. El sábado al acabar el partido, su nuevo entrenador, Tuchel, lo abrazó de manera especialmente efusiva. “Estoy feliz de que esté con nosotros”, subrayó este martes el técnico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El Valencia asalta Londres


El Valencia reventó la camisa de fuerza que le había anudado la semana pasada, bien fuerte, su propietario Peter Lim, y sumó sus tres primeros puntos en la Liga de Campeones en medio de un ambiente prebélico entre la plantilla y su propietario tras la destitución de Marcelino. La plantilla pausó su enfrentamiento con el dueño, asumió la marcha de Marcelino, y recuperó su compromiso lejos de la morriña y el malhumor que lo empequeñeció en Barcelona tras la abrupta destitución de Marcelino que cayó como una bomba en el vestuario. Rodrigo Moreno, a punto de ser traspasado este verano al Atlético de Madrid por el dueño a cambio de 60 millones de euros, marcó el gol de la victoria zafándose en una acción de estrategia de toda la zaga inglesa. Primera victoria del once del murciélago en cuatro visitas a Stamford Bridge.

 

Chelsea

CHE

VAL

Valencia

Chelsea

Arrizabalaga, Fikayo Tomori , A. Christensen, Zouma (Giroud, min. 72), Azpilicueta, Marcos Alonso, Kovacic (Barkley, min. 79), Jorginho Frello, Willian, Tammy Abraham y Mason Mount (Pedro, min. 15).

Valencia

Cillessen, Wass, Garay, Gayá, Gabriel Paulista, Parejo, Kondogbia, Cheryshev (Mouctar Diakhaby, min. 91), Coquelin, Rodrigo (Lee Kang-In, min. 89) y Gameiro (Maxi Gómez, min. 69).

Cüneyt Çakir

Jorginho Frello (min. 32),
Coquelin (min. 8) y
Giroud (min. 89).

Enfrente del Valencia, el Chelsea de Frank Lampard, tierno todavía pero motivado por la paliza por 2-5 que los niños de Cobham, la ciudad deportiva blue, le propinaron el sábado a los Wolves de Nuno, fue un rival justito. Fikayo Tomori, Mason Mount y Tammy Abraham son el futuro; también Andreas Christensen, pero están verdes todavía. Para paliar la sanción FIFA, el Chelsea tira de sus cachorros y de la aureola que rodea a la leyenda de Lampard. Sin Kante y Rudiger, lesionados, el Chelsea perdió al cuarto de hora de partido a Mount, el Lampard que viene, por lesión. Una dura entrada de Coquelin al tobillo sacó del partido a la perla inglesa. Entró Pedro, y con él en el campo el once inglés sumó más españoles, cuatro, que el equipo español, tres.

En el Valencia, Celades, acusado nada más llegar de ser contratado como marioneta de Peter Lim, ejerció de entrenador y sentó a Guedes, el jugador franquicia de Meriton. Su partido en Barcelona fue dramático. La ración de banquillo estaba justificada. Por la izquierda entró Cheryshev, más aplicado en el juego colectivo y en la presión que el trueno portugués. El debutante Celades estuvo acertado en su estreno en Champions. Su lectura del partido en los cambios fue correcta.

La primera mitad finalizó con un disparo de William con la pierna derecha que Cillessen despejó con la mano izquierda firme. El Chelsea arrancó con más intensidad pero el grupo de Celades se levantó a los 20 minutos y rondó la portería de Kepa, aunque sin ocasiones. El Valencia no sacó ningún córner en este periodo ni lanzó a puerta pero apenas recibió arañazos.

La tropa de Celades, que mejoró prestaciones respecto al duelo melancólico del Camp Nou, reencontró la movilidad entre líneas de Rodrigo y el aguijón de Gameiro. Apareció Parejo y Coquelin recobró su fiabilidad habitual, perdida en Barcelona. Kondogbia, que recuperó titularidad, se aplicó en defensa y Gayà volvió a ser Gayà. El lunar estaba en el eje de la defensa, donde Garay y Gabriel perdieron su solidez como pareja. Fallones y faltos de agresividad, los centrales del murciélago concedieron metros a los atacantes ingleses. Gabriel, en el arranque de la segunda mitad, pifió una cesión sobre Cillessen que estuvo a punto de cazar Abraham. Con el paso de los minutos se ajustaron y sujetaron mejor a los puntas ingleses.

El primer tiro del Valencia, que se marchó fuera, de Cheryshev, llegó en el minuto 48. El segundo, de Gameiro, se marchó alto en el 56. Escondido en el segundo palo, el francés ejecutó una acción de estrategia de Parejo, aprovechando el bloqueo de Garay. El chut se fue arriba. Claro que el Chelsea tampoco achuchó. Marcos Alonso inquietó a Cillessen a balón parado al saque de una falta y el holandés, en otra buena parada, despejó a córner estirando el brazo izquierdo. Sin acierto en Barcelona en el tercer gol catalán, el portero del Valencia brilló en Stamford Bridge.

Espeso en ataque, el Valencia se llevó el partido a balón parado. Picó una falta desde la frontal Parejo y Rodrigo marcó un gol que puede valer una clasificación para la segunda fase a poco que el equipo de Celades se aplique en Mestalla. Rodrigo se zafó de la defensa inglesa en un movimiento muy hábil recorriendo la barrera inglesa de lado a lado mientras Parejo elevaba la pelota. El hispanobrasileño remató mordido pero el balón superó a Kepa, que hasta ese momento no había hecho ninguna parada. En el primer tiro entre los tres palos, el Valencia embocó. Bingo. Con el tanto, la explosión de rabia de los jugadores delante de la afición valencianista desplazada a Stamford Bridge fue elocuente. Los futbolistas liberaron tensiones en esa acción y en la del penalti inglés.

El Chelsea cargó contra la portería española y se encontró con unas manos de Wass que denunció el VAR. El árbitro turco Cakir revisó la acción en el monitor y señaló penalti. Ross Barklei le quitó el balón a Willian y lanzó el penalti. El balón se encontró con el larguero y el Valencia se salvó del empate y conservó la victoria.

El presidente, Murthy: “Pasaron cosas importantes con Marcelino”

El Valencia asalta Londres

Seis días después de la destitución de Marcelino, el presidente del Valencia, Anil Murthy, rompió su silencio para dar explicaciones. En declaraciones a Movistar Liga de Campeones, Murthy eludió, en cambio, hablar de los motivos por los cuales fue despedido Marcelino. “Lo más importante ahora es que cerremos filas, con el equipo y el entrenador, para empezar a ganar partidos”, dijo el dirigente, que reconoció que para la plantilla había sido “un shock despedir a Marcelino”. “Pero después de eso, la prioridad es el equipo y ganar partidos con el nuevo míster Celades. Todo tiene que volver a la normalidad”.

Cuando se le insistió sobre la fecha en la explicaría la salida de Marcelino, Murthy prometió que “en breve” hablaría. “Hablaré cuando lo organice todo mi director de comunicación. Hoy no es el día. Es verdad que con Marcelino los jugadores ganaron la Copa del Rey pero luego ha habido cosas importantes que han pasado en el verano y, al final, la decisión de cambiar de entrenador creemos que es buena”, puntualizó.

“Queremos hacer un club sostenible centrado en la cantera y Celades es el mejor”, agregó Murthy, que negó que el lunes pidiera perdón a los futbolistas en nombre de Peter Lim en la reunión que mantuvo con la plantilla. “Son cosas de la prensa amarilla que hay en Valencia”, se defendió.

El presidente garantizó que la intención de Lim no es vender el club. “Puede ser divertido hablar de que hay dos Valencias. No me importa. Hemos vivido cinco años aquí, dos años con críticas y tres en Champions. Tenemos un proyecto con ambición ganadora. Vamos a seguir”. Y negó que negocien la rescisión de contrato del director general, Mateu Alemany: “Nunca hemos hablado de su salida”.

Tras el partido, Parejo sí habló. “Ha sido una situación muy difícil. Creíamos que lo mejor era mantener el silencio y dedicarnos a jugar. El míster [Marcelino] hizo aquí un gran trabajo y será recordado en la historia del Valencia”, expresó el capitán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El muro del Barça en Dortmund fue Ter Stegen


Un coloso alemán desquició a los temibles alemanes en Alemania. El Barcelona empequeñeció en el Westfalenstadion. Los azulgrana sobrevivieron al pim pam pum del Borussia Dortmund porque su portero se levantó como un gigante ante el muro amarillo del temible estadio comercialmente conocido como el Signal Iduna Park. Harto de perder con el Borussia Moënchengladbach, Ter Stegen se reivindicó con el Barcelona en plena polémica con Neuer por la titularidad de la selección de Alemania. Los muchachos de Favre no encontraron la manera de rendir a Ter Stegen.



B. Dortmund

4-2-3-1


Cambio

Sale Brandt



Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

T. Hazard


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Thomas Delaney


Cambio

Sale Jacob Bruun Larsen

Alcácer


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Nelson Semedo


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Piqué


Cambio

Sale Sergi Roberto

Alba



Barcelona

4-3-3

El meta paró incluso un penalti en una noche de asedio del Borussia Dortmund, al que únicamente le falló la puntería después de exhibir un excelente plan de juego, muy superior al del acomplejado e indefinido Barça. Aunque jugaron dos equipos distintos, el nuevo y el antiguo, sin y con Messi, los azulgrana fueron sometidos desde que en el fiero Dortmund sonó también el You’ll never walk alone, el himno de Anfield, el campo del Liverpool, una muy mala señal para el Barça.

A un partido de alto riesgo en un estadio intimidador, había respondido Valverde con una alineación desafiante y alegre, signo del cambio que vive el Barça. El equipo titular ya no lo condicionaba el adversario sino que el técnico apostó por un equipo estable que necesita ganar automatismos y autoestima mientras aguarda la plena recuperación de su líder Messi. La defensa es la de siempre, formaban tres de los centrocampistas más exquisitos —De Jong, Busquets y Arthur— y Ansu Fati, el azulgrana más joven en debutar en la Champions con 16 años, 10 meses y 14 días, se ganó la continuidad en la delantera con Suárez y Griezmann.

Nadie mejor que el juvenil Ansu Fati, incluso por delante del también jovial Carles Pérez, para combatir la rutina y la inercia de dos buenas temporadas que acabaron malamente en Roma y Liverpool. Hay que agitar el once titular del que han caído ilustres como Rakitic, Sergi Roberto o Arturo Vidal. Iniciado el partido, sin embargo, el juego no se correspondió con el atrevimiento que desprendía el once de Valverde.

Hay tanta querencia en el Barcelona por Ansu Fati que su juego se decantó por el costado derecho, el que ocupaba de salida el extremo, volteado por la zaga del Dortmund. Los azulgrana no atacaban bien y defendían peor, sometidos por la determinación del Borussia Dortmund, fuerte físicamente y vertical, temible en cada ofensiva, pendiente de los movimientos de Reus. El fútbol de los alemanes exigía una respuesta colectiva y a los azulgrana les costó ajustar la presión, evitar la pérdida de la pelota, jugar como una unidad en la cancha del Dortmund. A pesar de las correcciones de Arthur y del intervencionismo de Griezmann, el equipo se volvió a partir, muy separadas sus líneas, descolgados los puntas, todos pendientes de Ter Stegen.

La lesión de Alba

Apretaban más y mejor los alemanes y suya fue la mejor ocasión en un disparo de Reus que sacó Ter Stegen. Los azulgrana tocaban para no llegar a ningún sitio, demasiado chatos frente a un rival afilado, punzante por las bandas, siempre a punto para acabar la jugada como demandaba Favre. La lesión de Alba complicó un poco más la vida al Barça porque se quedó sin lateral zurdo por el descarte previo de Junior. Ansu Fati se pasó entonces al costado izquierdo y oxigenó durante un rato el juego del Barcelona.

La zaga alemana pareció más permeable incluso que la azulgrana, sobre todo en las acciones a balón parado, el recurso del Barça ante la falta de tiro al arco de Bürki. Ningún equipo encontraba sostén en el medio campo para gobernar un partido muy cambiante ante la expectación del Signal Iduna Park. La hinchada despertó a su equipo a la salida del descanso mientras calentaba Messi. Muy tibios, a los barcelonistas les quemaba el cuero, erráticos en la entrega, la munición que aguardaban los chicos de Favre.

Insistió el Dortmund con mucho ritmo y el Barça acabó por ceder en un pisotón de Semedo a Jadon Sancho. Reus tiró el penalti y Ter Stegen replicó con una parada soberbia por el rechace y por cómo atrapó después la pelota que intentaba remachar la figura del Dortmund. A Valverde no le quedó más remedio que mover el banquillo con Rakitic y Messi, sustituto de Ansu Fati, más jugador de equipo que solista en la Champions. No hubo manera porque al Barça le faltaban piernas y cabeza, agresividad con el cuero, mientras Jadon desequilibraba para que remataran Reus y Alcácer. Apareció la versión antigua del Barça, la de un equipo largo y quebrado, superado siempre por los laterales rivales, refugiado en las áreas, pendiente de su portero y del reaparecido Messi.

El 10 tuvo un último remate después de un surtido de tiros en el arco de Ter Stegen. Al Dortmund le faltó el gol de Alcácer mientras el Barça continuó sin marcar ni ganar en cancha ajena como es costumbre en la Champions. Ni nuevos ni viejos cambian el rumbo de un equipo entregado a Ter Stegen, el mejor alemán, el muro en Dortmund.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


CONFERENCIA: “RELEVANCIA DEL GRADO DE REALIZACIÓN DEL DELITO FUENTE EN EL DELITO DE LAVADO DE ACTIVOS”





La Subgerencia de Capacitación de la Gerencia de Recursos Humanos y Bienestar de la Gerencia General del Poder Judicial, por encargo de la Dra. Inés Villa Bonilla – Presidenta de la Corte Superior de Justicia Especializada en Delitos de Crimen Organizado y de Corrupción de Funcionarios- y del Dr. Octavio César Sahuanay Calsín – Director del Área de Capacitación de esta Corte-, hacen de conocimiento de la Conferencia de “LA CÁTEDRA DE LOS JUEVES”.

EXPOSITOR: Dr. Andy Carrión Zenteno (Universidad de Bonn- Alemania).

TEMA: “Relevancia del grado de realización del delito fuente en el delito de lavado de activos“.

Sesión 132: 19 de septiembre de 2019 a las 17:00 horas. CSJE (Prolongación Tacna N.° 734 – Cercado de Lima).

Inscripciones para  Magistrado y/o auxiliar de justicia en ejercicio del Poder Judicial y/o Ministerio Público  a través del siguiente enlace: https://www.amag.edu.pe/es/content/conferencia-relevancia-del-grado-de-realizacion-del-delito-fuente-en-el-delito-de-lavado-de

Inscripciones para Público General, a través del siguiente enlace:
http://historico.pj.gob.pe/CorteEspecializada/Catedra/principal.asp?cod=106



Messi regresa a un tridente mudo


Cuando la selección argentina no terminaba de congeniar con la afición, el grupo que lideraba Messi pidió cambiar el frío Monumental por la cálida Bombonera. Acostumbrado al silencioso Camp Nou, el 10 parece tener nostalgia de aquello que nunca vivió. Disfrutó del ruido de la Bombonera de la misma manera que sonrió cuando en el sorteo de la Champions le tocó el Borussia Dortmund. El capitán azulgrana quería conocer Signal Iduna Park, un estadio icónico y ruidoso, capaz de dejar mudo al Barça.

Messi apareció por primera vez en la temporada. Tras superar la lesión en el sóleo de la pierna derecha que lo tuvo en ascuas durante seis semanas, entre las que sufrió una recaída, el 10 relevó en el minuto 60 a Ansu Fati. El guineano, con 16 años y 321 días, se consagró como el tercer jugador más joven en debutar en la Liga de Campeones (tras dos jugadores del Anderlecht, Babayaro y Tielemans), el más novato con la camiseta del Barça. Ansu Fati consiguió su récord y Messi conoció el Signal Iduna Park.

Dice Batistuta que el área de la Bombonera, el estadio de Boca, tiembla. La inclinación de la popular, la tribuna más ruidosa de la cancha del cuadro argentino, es de 45 grados. La Südtribüne, la grada sur del Signal Iduna Park, no parece tener nada que envidiarle al templo del fútbol de Buenos Aires. Tiene una pendiente de 37 grados, la más pronunciada de Europa. No tiembla, pero intimida. Y unidos emocionalmente con Anfield, la afición del Borussia Dortmund recibió al Barcelona al son de You’ll never walk alone. Un mal recuerdo para los azulgrana.

“Para los que no lo conocen… este estadio te pone la piel de gallina”, advirtió Ter Stegen. Casa preferida de la selección alemana, el portero del Barça conoce mejor el estadio del Dortmund de su paso por la Bundesliga más que por sus partidos con la Mannschaft. “Puro sentimiento futbolístico”, lo define Paco Alcácer. “Esa tribuna es una gran familia. Puedes cantar, puedes simplemente estar de pie con tu cerveza disfrutando de lo que se vive allí”, cuenta Derek, un empleado de la tienda del Borussia. “Soy del Besiktas y del Dortmund, las dos mejores aficiones de Europa”, cuenta Onur, alemán de origen turco.

La Südtribüne tiene 100 metros de ancho, 52 de largo y 40 de alto, una maravilla de la arquitectura y del fútbol de aficiones, ese que todavía se resiste al paso del tiempo. En el Die gelbe Wand, conocido en España como el Muro amarillo, entran 25.000 espectadores, una hinchada en combustión, acostumbrada al ruido, como la Bombonera. Y Messi lo quería vivir. Un estadio, sin embargo, que no pudo descorchar. Su estreno en la temporada, después de cuatro meses sin jugar con el Barça, guardaba un aliciente especial. Por primera vez, Valverde pudo mezclar a su tridente: Messi, Luis Suárez y Griezmann.

Para preparar la entrada del 10, Valverde, de entrada, mandó a Ansu Fati por la derecha y a Griezmann a la izquierda. No funcionaba. Entonces el guineano y el francés cambiaron. Mejor. Sin embargo, el Barça no podía derribar el muro del Dortmund, este en el campo y liderado por Hummels. Cuando saltó Messi al campo, el 10 se arrinconó en su lugar preferido. Tendrá que acostumbrarse Griezmann a la banda izquierda y el Barça a Griezmann. Después de su primera media hora juntos, el tridente azulgrana se quedó mudo de gol, ensordecido en el ruidoso Signal Iduna Park.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Odell Beckham Jr.’s Monday Night Cleats Inspired by ‘Shattered Backboard’ and ‘Fresh Prince’ Air Jordans


The first in a line of weekly pregame cleats for Odell Beckham Jr., inspired by his favorite Nike shoes, this special rendition of the Nike Vapor Untouchable Pro 3 OBJ Uptempo Cleat takes on an iconic color scheme from 2011.

“This season we wanted to bring Odell’s off-the-field style into the stadium every week by taking a look at his sneaker closet for a source of inspiration,” said Erin Cochrane, Nike Designer. “We worked closely with Odell to incorporate his favorite sneaker designs from the Nike vault onto his player edition Vapor Untouchable Pro 3 OBJ Uptempo cleat week by week.”

OBJ will wear special colorways inspired by his entire sneaker collection throughout the NFL season.

The cleat has appeared during pregame of the Cleveland Browns’ September 8 home game against the Tennessee Titans.

Update 9/16: OBJ and the Browns played on Monday Night against the New York Jets and he wore two different cleats. For the pre-game he laced up the Friends and Family inspired ‘Fresh Prince’ Air Jordan 5 cleats. During the game he wore a pair of cleats inspired by the ‘Shattered Backboard’ Air Jordan 1.

Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Fresh Prince Cleats
Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Fresh Prince Cleats

Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Fresh Prince Cleats

Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Shattered Backboard Cleats
Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Shattered Backboard Cleats

Nike Odell Beckham Jr Air Jordan Shattered Backboard Cleats

Week 1 Cleats

Nike Odell Beckham Jr Yeezy Cleats
Nike Odell Beckham Jr Yeezy Cleats

Nike Odell Beckham Jr Yeezy Cleats

Valverde: “Hemos sufrido mucho”


Al Barça no le salen las cosas lejos del Camp Nou, con una derrota frente al Athletic y un empate contra Osasuna en LaLiga, ahora también con unas tablas en casa del Dortmund en el estreno europeo. Anestesiado por el conjunto de Lucien Favre, el equipo azulgrana apenas se mostró en campo ajeno, más preocupado de cerrar su portería que de derribar la contraria. Y casi no se sale airoso ni con esas, pues solo Ter Stegen dio la talla. “Hemos sufrido mucho. Hay que reconocerlo”, admitió Ernesto Valverde; “el dominio era alterno, pero ellos llegaban con más peligro. Han tenido el penalti, un tiro al larguero… En fin. Ellos son fuertes en casa y esto está empezando”. Griezmann se sumó: “Lejos del Camp Nou siempre es diferente. El rival en su casa tiene más confianza y a nosotros también nos cuesta. Hay que mejorar y ver qué hacemos mal. Y trabajar”. Arthur, sin embargo, no lo vio así: “No creo que sea por jugar en nuestro campo o no. Es que el Dortmund es un equipo muy duro y aquí encontramos dificultades. Hay que entrenar para hacerlo mejor”.

No supo el Barça responder a la intensidad del rival y Valverde señaló la falta de verticalidad en campo ajeno y la poca ambición ofensiva. “Nos hemos quedado en ocasiones demasiado atrás porque sabíamos que eran rápidos, por lo que jugábamos en nuestro campo. Y eso no es lo que queremos. Tenemos que seguir insistiendo porque cuando presionamos bien, hacemos daño. No como aquí”, expuso. Y, habitualmente tan comedido en las críticas como en los elogios, prosiguió con su crítico y constructivo discurso: “Debemos ser profundos cuando llegamos a determinadas zonas. Y ahí nos falta”. Sobre todo porque Griezmann no acaba de conectar con Suárez y porque Messiacaba de llegar. “También es un ser humano y empieza a jugar ahora, por lo que necesita entrenar”, señaló Arthur sobre el 10. “Leo está como puede estar un jugador sin pretemporada y que suma cuatro o cinco entrenamientos con el grupo. Necesitamos que los de adelante jueguen juntos y se vayan conociendo”, resolvió Valverde. Y Griezmann le dio la razón: “Es mi segundo mes en el Barça. Tengo que acostumbrarme y pillar los movimientos de Luis, de Ousmane, de Leo… Y ellos los míos. Tenemos que trabajarlo”. Los azulgrana solo remataron una vez a puerta, siete en total, por 13 el Borussia.

Aunque hubo una cosa positiva en la que todos estuvieron de acuerdo: si se ganó un punto fue por Ter Stegen. “Ha estado muy bien. Tenemos un gran portero y nos beneficiamos de ello”, expuso Valverde. Lo disfrutó el meta, que se reivindicó en su tierra ahora que anda a la gresca con Neuer por la titularidad de la selección. Resulta que Löw esperó a Neuer para el pasado Mundial cuando estuvo toda la temporada lesionado y no le da relevo, ahora que el meta del Barcelona parece en su mejor momento. Así lo explicó en Dortmund porque dos guantes pudieron con 22 botas. Bien lo sabe Reus, que lo intentó de todas las formas pero se quedó con las ganas, incluso tras un lanzamiento desde los once metros. “Reus siempre cambia de sitio y es difícil estudiarlo. Pero era la sensación que tenía y me ha servido para pararlo”, resolvió el guardameta. “Buen penalti ha parado, sí”, concedió Griezmann. “Una gran parada pero no solo eso porque luego ha estado muy rápido para atrapar la pelota”, lamentó Paco Alcácer.

Pero eso no le importó mucho a Ter Stegen, siempre pensando en el colectivo. “Ellos han tenido ocasiones muy claras porque no estábamos bien organizados. Y hemos pasado diez minutos en cada parte en la que nos hemos sentido presionados, por lo que al final estoy feliz de marcharme con un punto de aquí”. Intervino Griezmann: “Creo que no hemos chutado a puerta [solo una vez]. Hay que hay que mejorar. Pero al final un punto es un punto, ¿no?”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Nike Just Dropped A Halloween-Themed Air Max 98


Ahead of kids going trick-or-treating, Nike drops a Halloween-themed Air Max 98 exclusively for the little ones.

Dressed in a Gridiron, Black, Obsidian, and Luminous Green color scheme. This Nike Air Max 98 comes decorated with Halloween inspired detailing including bats around the side Swoosh logos and wrapping the mudguard. There is also a special graphic on its insole to complete the design.

Grab a detailed look below, and you can find this Air Max 98 ahead of Halloween at select retailers like Finish Line. The retail price tag is set at $165 USD.

Nike Air Max 98 “Halloween”
Color: Gridiron/Black-Obsidian-Luminous Green
Style Code: CT1171-001
Price: $165

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Nike Air Max 98 Halloween CT1171-001 Release Date

Cristiano ante la revolución de Sarri


“Tenemos que volver a divertirnos en el campo”, insistió este martes Maurizio Sarri, técnico del Juventus, sentado en la sala de conferencias del Metropolitano con las gafas montadas en mitad de la nariz, como un mecánico que rastrea el origen de la fuga de aceite en el motor de un camión. “Tenemos que liberarnos de una fobia que en Italia no es lógica. Para nosotros encajar un gol es un drama semanal. En otros países es un estímulo para meter más”.

El fichaje de Maurizio Sarri por la Juve el pasado 16 de julio marcó un hito en la más larga y poderosa de las tradiciones del fútbol italiano. Dueños durante décadas de una fórmula aparentemente simple que les permitió competir en todos los terrenos con la máxima consistencia sin apenas sufrir altibajos, los Agnelli se afanaron por introducir un cambio que les permitiera dominar con la misma prepotencia el torneo que se corona con la vieja Copa de Europa, única competición en la que históricamente se han sentido incómodos. Tras un siglo de lucha —siete finales perdidas y dos ganadas— a base de una rigidez industriosa, añadieron un poco de elasticidad y de glamour. Algo que les aproximara a la idea más espectacular que industrial que encumbró a clubes como el Madrid, el Barça, el Ajax, el Liverpool o el Milan, todas sociedades que lograron imponer su hegemonía en Europa.

La decisión de fichar a un entrenador como Sarri, contracultural en el calcio y más extraño todavía en la Juve, supuso un acto de valentía por parte de Andrea Agnelli. El presidente, último sucesor de la más antigua dinastía de empresarios del fútbol europeo, se aventura en un territorio extraño. Lo ha comprobado en las tres jornadas de Serie A que lleva disputadas: después de más de 500 días de gobierno, el equipo ha perdido el liderato en favor del Inter. La visita al Metropolitano (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones) se presenta como un muro en llamas.

Apóstol del juego elaborado, del control del balón a partir del 4-3-3 y la presión adelantada, Sarri parece chocar con un escollo para desarrollar su idea en la Juventus. Resulta que Cristiano Ronaldo solo entra en juego para atacar. Puesto a resolver el problema de la ocupación del espacio con nueve jugadores de campo, el técnico ha sido prisionero de la biología. Por un lado, Matuidi y Khedira han resultado los volantes más capacitados para recorrer los kilómetros que es preciso abarcar a la espalda del portugués; por el otro, demuestran que no son volantes hábiles para jugar en 360 grados cuando se agota el tiempo para pensar y el rival aprieta. El equipo lo ha padecido en las continuas imprecisiones, en la pérdida de fluidez, y en una preocupante falta de remate. Higuaín y Cristiano suelen quedarse aislados.

“Khedira y Matuidi son campeones del mundo”, se defendió Sarri en el Wanda. “Khedira la puede tocar. Matuidi también. Después tenemos jugadores atrás que pueden iniciar con gran calidad [Pjanic, Bonucci, De Ligt, Danilo y Alex Sandro]. Y tenemos jugadores que necesitan ponerse a punto físicamente como Ramsey y Rabiot”.

“Con la Juve hay que tener paciencia”, apuntaba Arrigo Sacchi en La Gazetta dello Sport. El último gran innovador del calcio se muestra comprensivo. Sabe que Sarri vive embarcado en la difícil tarea de adiestrar a una plantilla que se encontraba en su zona de confort sin arriesgar la pelota cuando el rival presionaba arriba. Ahora Sarri exige a Bonucci, De Ligt y Pjanic que intenten salir tocando. Incluso dividiendo la presión con pases verticales que rompan líneas por el medio. Aunque puedan perder la pelota en zonas peligrosas.

“Campo de batalla”

Los resultados en Serie A apenas disimulan las dudas del equipo: 0-1 al Parma, 4-3 al Nápoles, y 0-0 al Fiorentina en un empate que exasperó a Sarri. El técnico apuntó que la causa del mal juego en Florencia fue la falta de soltura de sus futbolistas para salir tocando en corto cuando los presionan. “La Fiorentina nos hacía presión muy arriba y nos hacía la vida difícil”, lamentó. “Nos hemos asustado después de un par de salidas en las que cometimos errores”.

Bonucci, que antes resolvía este dilema con un pase largo a Mandzukic, o a Higuaín, ahora debe buscar otras alternativas. Para ello el técnico le impone mover más la pelota. En teoría, un placer. En la práctica, no tanto. “Jugar bien al fútbol es difícil en un campo como el del Atlético, que es un campo de batalla”, advirtió Bonucci, este martes en Madrid. “Intentaremos dominar el partido desde el primer minuto y sacar adelante la idea del míster (…). Intentaremos divertirnos con la pelota (…). Los centrales no estamos habituados a hacer lo que nos pide el míster pero nos estamos adaptando”.

No solo el capitán Bonucci se debate por aprender un manual desconocido. La Juventus, hasta hace poco el club menos experimental del mundo, también está en vías de adaptación.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Zidane: “Aunque dije que la Liga era lo más bonito, todo es importante”


En la colección de declaraciones que componen el álbum declarativo de Zinedine Zidane, quedó guardada aquella que realizó el pasado mes de abril acerca de sus objetivos para el futuro: “El primero será la Liga”, aseguró el técnico francés del Real Madrid, y sus palabras asomaron este martes por la sala de prensa del Parque de los Príncipes en la víspera de su debut en la Liga de Campeones el miércoles ante el PSG (21.00, Movistar LaLiga).

“Dije que ganar la Liga para mí era lo más bonito porque era lo más difícil”, comenzó su explicación. “Pero todo lo que haga el Madrid es importante. Cada cosa que hacemos es importante”, recalcó Zizou, tratando de entregar la pompa necesaria a un encuentro que inaugura el recorrido de una competición con notables efectos balsámicos para el club en los últimos años. “Estamos contentos de empezar otra competición. Sabemos lo que tenemos que hacer. Es un rival complicado, pero estamos listos para eso”, amplió. “El PSG es un equipo que siempre rinde, a veces no tienen los resultados que esperan, pero lo demuestra cada fin de semana. Aunque tengan bajas y con Cavani, Mbappé y Neymar sean mejores, es un equipo que de todos modos está a un altísimo nivel aun sin estos tres”, comentó Zidane.

En el apartado de caricias dialécticas, Benzema y Hazard fueron quienes más recibieron. “Siempre ha demostrado el jugador que es. Alrededor de él siempre se piensa que debe ser el jugador que meta goles, pero no ha sido nunca eso. No es lo mas importante para mí. Es un jugador de equipo y lo demuestra cada partido. Es un jugador fantástico y lo quiero siempre en mi equipo”, indicó sobre el francés. “Hazard está preparado para jugar. Es un jugador determinante, que puede marcar la diferencia. Estoy seguro de que va a ser muy importante para este club”, remachó acerca del belga, con notables papeletas para entrar en el once del miércoles. 

También quiso Zidane reconocer el esfuerzo y el buen comienzo de temporada de James, que podría volver a ocupar un puesto en el once ante el PSG como ya hiciera en el último partido ante el Levante. “Puede jugar en muchas posiciones en el campo, aunque cuanto más adelante, lo tiene más fácil. Es un jugador distinto, de calidad, no tengo que decirle nada sobre el apartado ofensivo”, reconoció el francés.

Las bajas de Sergio Ramos y Nacho por sanción, y de Marcelo por lesión, obligarán al técnico del Madrid a alinear a Militão y Mendy junto a Carvajal y Varane en la zaga. “Es cierto que no hemos jugado muchos minutos juntos, pero para hacer una buena temporada hay que contar con muchos jugadores”, reconoció por su parte Varane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Simeone: “Cristiano es un animal del gol”


Los 25 de goles de Cristiano Ronaldo al Atlético de Madrid en 33 partidos sobrevuelan el duelo de este miércoles contra la Juventus, tanto como la revancha de la eliminación en Turín de la temporada pasada que privó a los rojiblancos de intentar llegar a la final que se disputaba en su estadio (3-0 en Turín tras el 2-0 del Wanda). La pregunta a Diego Pablo Simeone era inevitable. “¿Es Cristiano el jugador que más problemas le ha generado como entrenador?”. “Es difícil preparar un partido contra él, Cristiano es un animal del gol, tiene registros tremendos. Cualquier situación cercana al área genera peligro. Tiene buen juego aéreo, buen cambio de paso, disparo, desmarque…”, respondió Simeone. Poco antes, Giménez, también tuvo que responder a la pesadilla que ha supuesto Cristiano para los rojiblancos. Es un gran delantero, pero para que la pelota le llegue a Cristiano tiene que pasar por otros jugadores. Cuantas menos pelotas le lleguen mejor, por lo que tendremos que hacer un trabajo en todas las líneas”.

Se presenta el Atlético a la cita inmerso en las dudas sobre su consistencia como estructura para enfrentarse a un conjunto de la talla del campeón italiano. “Hay cosas para mejorar, hay muchas situaciones en el juego que las tenemos que mejorar. En San Sebastián el ritmo fue bueno y la intensidad no fue mala. La Juventus esté quien esté como entrenador, más allá de las características que transmita, es un equipo muy competitivo, muy fuerte, siempre lo ha sido. Solo hay que ver a los jugadores que ha dejado fuera de esta competición al no inscribirlos (Mandzukic y Emre Cam) para ver su potencial”, dijo El Cholo.

Simeone huye de las etiquetas que colocan a su renovado equipo como uno de los favoritos del torneo. “Siempre miro el día a día, los niveles donde nos ponen ustedes o las casas de apuestas están ahí, pero fútbol siempre es fútbol. Hay equipos que llegan mejor preparados a esta competición, pero luego el juego te lleva a que pueda cambiar. Ya vimos al Ajax la temporada pasada, o a nosotros en 2014 cuando llegamos a la final y nadie nos esperaba. La Champions es peligrosa, es una competición de jugadores de talento que aprovechan cualquier situación que puede tener un partido para ganarlo. Nosotros estamos intentando crecer, sobre todo explicar a los nuevos jugadores que van a empezar a participar cómo es este tipo de competiciones”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


CONGRESO INTERNACIONAL: “TEMAS TRANSVERSALES A LA REFORMA PROCESAL PENAL Y EXTINCIÓN DE DOMINIO EN EL PERÚ”


La Subgerencia de Capacitación de la Gerencia de Recursos Humanos y Bienestar de la Gerencia General del Poder Judicial del Perú, hace de conocimiento que la UETICPP de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, llevará a cabo el Congreso Internacional: “Temas transversales a la Reforma Procesa Penal y Extinción de Dominio en el Perú”.

El evento académico tiene como objetivo debatir, analizar e intercambiar experiencias respecto de temas relacionados a la administración de justicia en materia penal, procesal penal y extinción de dominio que se encuentra en debate en la actualidad.

Fecha: 02, 03 y 04 de octubre de 2019.

Total de Horas: 35 horas académicas.

Lugar: Centro de Convenciones del Colegio de Abogados de Arequipa, Distrito Judicial de Arequipa.

Dentro de los distinguidos participantes estarán presentes los Miembros del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, Jueces Supremos, Presidentes de Cortes Superiores de Justicia, Magistrados de la especialidad penal y extinción de dominio, Personal jurisdiccional del Poder Judicial, Personal administrativo del Poder Judicial, Personal del Ministerio Público, Abogados de la defensa pública, Procuradores públicos, Abogados particulares, estudiantes de derecho y público interesado en el derecho procesal penal y extinción de dominio.

El curso utilizará una metodología presencial participativa y dinámica que facilita el aprendizaje.

Para cualquier información adicional puede hacer la consulta al siguiente correo: mparedesm@pj.gob.pe

PUEDES ACERCARTE A LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE AREQUIPA PARA PODER REGISTRARTE.

Los datos del fenómeno Ansu Fati


Ansu Fati nació en Guinea-Bissau en 2002. Su padre, Bori, que había jugado al fútbol en Portugal, había encontrado un nuevo destino en Herrera (Sevilla). Mientras su padre trabajaba en el vertedero municipal, en la Renfe y hasta como chófer del alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, Ansu comenzó a jugar al fútbol en la Escuela Peloteros de Herrera a los seis años. Tres temporadas después, el Sevilla lo fichó para su cantera. Duró solo una campaña. A los 10 años, Ansu Fati se incorporó a La Masia.

Los datos del fenómeno Ansu Fati

Los datos del fenómeno Ansu Fati

En la cantera azulgrana sufrió primero con la sanción FIFA, después no lo dejaban debutar en el Juvenil B cuando tenía 15 años y su peor momento fue cuando estuvo 10 meses sin jugar por una lesión en la tibia y el peroné. La temporada la empezó junto a Víctor Valdés en el Juvenil A, pero fue en un entrenamiento en el Barça B cuando lo descubrió Ernesto Valverde. El 21 de agosto trabajó por primera vez con el primer equipo. Cuatro días después, ante el Betis, se convirtió en el segundo jugador más joven en estrenarse con la camiseta del Barcelona. Una semana después, en el campo de Osasuna, marcó su primer gol en Primera y pasó a ser el goleador más precoz de la historia azulgrana. Y ante el Valencia, el sábado pasado, con 16 años y 318 días, se convirtió en el futbolista con menos edad que ha marcado y asistido en un mismo partido de LaLiga en este siglo XXI.

Los datos del fenómeno Ansu Fati

El verano pasado, asesorado por Rodrigo Messi, hermano del capitán del Barcelona, renovó su contrato hasta 2022. Cuenta con una cláusula de rescisión de 100 millones de euros. “A mí no me sorprende. Lo he disfrutado muy poco, pero le he podido dar varios mensajes. Lo que está demostrando es lo que es: anarquía total, y hay que darles la libertad total para que su talento fluya”, opina Víctor Valdés. “Con Ansu se va a hacer la bola grande, muy grande, muy grande. Pero se trata de que nosotros la vayamos desinflando. Nuestro trabajo es proteger al jugador. Es difícil para un futbolista maduro saltar al Camp Nou, más para uno joven. Todo se irá normalizando”, explica Ernesto Valverde.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Nike Air More Uptempo Releasing with Anthracite Snakeskin


Expanding on the Nike Air More Uptempo releases, we have another pair that features snakeskin and will release in grade school sizing.

Featuring a White, Anthracite and Metallic Gold color combination. Highlighted with White leather across the base with perforations while snakeskin print in Anthracite covers the large ‘AIR’ on the panels and outlined in Gold. It also appears that the large branding features iridescent. Other details includes a White midsole and Grey rubber outsole.

Continue to scroll below to check out more images of this Air More Uptempo which will give you a closer look. Currently a release date is not available, however they are expected to launch at select retailers including Nike.com later this Fall. Retail price is set at $130.

Nike Air More Uptempo GS
Color: White/Anthracite-Metallic Gold
Style Number: CQ4583-100
Price: $130

Nike Air More Uptempo GS Anthracite Snakeskin CQ4583-100 Release Date Info
Nike Air More Uptempo GS Anthracite Snakeskin CQ4583-100

Nike Air More Uptempo GS Anthracite Snakeskin CQ4583-100 Release Date Info

El enjambre del Dortmund


Fue una gamberrada, un mensaje que no gustó nada en el seno de la directiva azulgrana porque la herida tardará en sanar. “Tiempo para practicar nuestros saques de esquina”, escribió, con ironía tras el sorteo de esta Champions, el community manager de la cuenta oficial del Borussia Dortmund al tiempo que ponía de fondo el emparejamiento europeo ante el Barça. Clara referencia a su exentrenador Jürgen Klopp y al tanto del delantero del Liverpool Origi, que descabalgó al equipo azulgrana de la pasada Champions en un remonte histórico y memorable. Pero la osadía del Dortmund evidencia la ambición ilimitada de un equipo que ha recuperado la confianza y su sello gracias a la llegada del técnico Lucien Favre. Y se ha convertido en un equipo de abejas –en referencia también a su indumentaria amarilla y negra- que zumban y pican, que vuelan y ganan.

Después de la revolución de Klopp, que llevó al club a lo más alto, el Dortmund pasó épocas áridas que ni siquiera técnicos de la talla de Thomas Tuchel, Peter Bosz o Peter Stoger lograron superar. Tanto, que desde el subcampeonato de la Champions de 2013 ante el Bayern, el equipo no ha pasado de los cuartos de final en Europa. Momentos que pusieron a prueba al eslogan del club –Echte Liebe [amor verdadero]- y a la famosa Gelbe Wand – Südtribüne Dortmund, al muro amarillo que conforma su afición a cada encuentro. Prueba más que superada porque en el curso anterior, por ejemplo, tuvo una media de 80.889 espectadores por duelo (seguido por el Bayern con 75.000) cuando su aforo es de 81.365. Más que ningún otro club en el mundo. “Dortmund es un sentimiento futbolístico”, lo define para EL PAÍS el delantero Paco Alcácer, exazulgrana que ha recuperado el olfato y la puntería como también lo ha hecho el Dortmund, pues es el máximo goleador con 13 dianas en cuatro encuentros –le sigue de nuevo el Bayern, con 12-; 3,25 por choque. Medalla para Favre.

Aunque no tiene la pompa de Klopp ni Tuchel, ni siquiera la del efervescente Julian Naggelsman, Favre tiene la etiqueta de cruyffista por su fútbol ofensivo y de toque, aunque siempre con la verticalidad como bandera. Por eso el Dortmund, tras años de desilusión, no dudó en pagar su cláusula de tres millones al Niza, donde Favre logró en su primer año el título de campeón de invierno y acabó tercero. Antes, en cualquier caso, dejó su impronta en equipos como el Servette y sobre todo en la última década en el Borussia Moenchengladbach, al que salvó de un descenso anunciado a Segunda en 2011 para después ganarse el apelativo de Borussia Barcelona por su juego vistoso, además de darle la tentativa a un joven Ter Stegen que ahora ataja en el Camp Nou. “Cuando me llamó, me sorprendió su idea porque le gusta tener el balón y porque practicamos un juego ofensivo en el que se necesitan laterales que suban y bajen para ese fútbol de ida y vuelta que se juega aquí”, explicó hace unos días Achraf Hakimi, jugador del Madrid cedido al Dortmund. Precisamente, a Favre se le atribuye el papel de entrenador de jóvenes, pues da carrete a quien sea sin mirar la edad como hizo con Dembélé y con Jadon Sancho ahora.

Con Favre y su 4-2-3-1, la línea del contragolpe instaurada por Klopp se mantiene más que viva, al tiempo que mezcla también con la idea del toque que llevó Tuchel. Así, no solo son los más goleadores de la Bundesliga sino que también es el equipo que mayor porcentaje (90%; perseguido por el Bayern con un 89%) tiene de éxito en la entrega del pase. Un ejemplo claro fue el pasado duelo ante el Leverkusen, cuando no se le cayeron los anillos por correr tras la pelota para después desmontar al rival (4-0). Un señor equipo donde Bürki ataja, los carrileros atacan, en medio corren como cosacos Witsel y Delaney y arriba desmontan rivales con las carreras de Jadon, con el quiebro de Reus, con la llegada de Thorgan Hazard –hermano de Eden, atacante del Madrid- y con la pegada de Alcácer. “El Borussia ha hecho un equipo para ganar la Champions”, señala Sergio Gómez, excanterano de La Masia fichado por el Dortmund aunque ahora cedido en el Huesca.

Una plantilla, sin embargo, que en este verano perdió a Pulisic –el Chelsea pagó 64 millones- pero que a cambio, en una estrategia calcada a la del Bayern, fichó a los jugadores emergentes de la Bundesliga como Hazard (Gladbach), Schulz (Hoffenheim) y Brandt (Leverkusen). Además del regreso de Hummels, el central capataz. Equipo que ha disparado las ambiciones del presidente, Reinhard Rauball, que tras perder la pasada liga en la última jornada, soltó: “Tenemos que ser campeones. El Bayern es un ochomil, pero se puede intentar escalarlo y es lo que queremos y lo que necesita Alemania”. Algo con lo que Favre no estaba del todo de acuerdo: “Tenemos que tener cuidado con lo que decimos. Llevo tiempo diciéndolo y queda mucho por hacer y eso no lo podemos cambiar”. Un rifirrafe que no pasó a mayores –aunque se temió que el técnico dimitiera como ha hecho en casi todos los equipos que ha estado- pero que deja clara la obligación de Favre. De momento, funciona. Pero no hay mejor prueba del algodón que el Barça.

Posible once: Bürki; Piszczek, Akanji, Hummels, Guerreiro; Witsel, Delaney; Sancho, Reus, Hazard; y Alcácer.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


The adidas NMD R1 Comes With A More Technical Look


adidas Originals will be expanding their NMD R1 lineup with a new line inspired by outdoor wear.

These four color options for men and women feature a stretchy knit upper with translucent overlays adding for a technical look. Contrast inserts overlaying a Boost midsole completes the design.

Check out each NMD R1 styles below, and look for them to release on October 1st at select retailers and adidas.com. The retail price tag is set at $130 USD.

adidas NMD R1
Color: Core Black/Core Black-Vapour Pink
Style Code: EE5082
Release Date: October 1, 2019
Price: $130

adidas NMD R1 EE5082 Release Date

adidas NMD R1
Color: Cloud White/Cloud White-Solar Red
Style Code: EE5083
Release Date: October 1, 2019
Price: $130

adidas NMD R1 EE5083 Release Date

adidas NMD R1 WMNS
Color: Orchid Tint/Collegiate Navy-Chalk Purple
Style Code: EE5176
Release Date: October 1, 2019
Price: $130

adidas NMD R1 EE5176 Release Date

adidas NMD R1 WMNS
Color: Ash Silver/Purple Beauty-Shock Pink
Style Code: EE5177
Release Date: October 1, 2019
Price: $130

adidas NMD R1 EE5177 Release Date

Alejandro Valverde: “Me daba pánico bajar por carreteras rectas”


Valverde, ante el cartel del documental. En vídeo, un avance del filme. Foto: Getty

Al final de la proyección y apagada la pantalla, Natalia Valverde, una niña de pocos años, se acerca a su padre, Alejandro, y le pregunta, “¿papá, has llorado?”.

Valverde, el campeón del mundo de ciclismo, le responde, “sí, Natalia, me he emocionado y he llorado”.

Y como él, como el ciclista de 39 años que el día anterior había subido por séptima vez al podio de la Vuelta al terminar segundo 16 años después haber quedado ya tercero, tenían los ojos acuosos muchos de los asistentes a la proyección previa de Un año de arcoíris, el documental de Mónica Marchante que Movistar+ emitirá este martes a las 21.45 en #Vamos.

La película habla de un campeón sin igual, el más fuerte de todos, el más longevo, el de más clase, más habilidades, más capacidad, de la cuadrilla de amigos innumerables que todos los días salen a entrenar con él en Alcantarilla y toman un café en Librilla antes de volver a su Murcia, de sus victorias casi incontables (127, hasta ahora) y de una carrera fabulosa sin más mancha que una sanción por su implicación en la Operación Puerto que le tuvo parado dos años y de la que salió, en enero de 2012, aparentemente más fuerte, como demostró ganando en enero, nada más regresar a correr, la etapa reina del Tour Down Under, en Australia.

¿El ciclista perfecto, una máquina ya bautizada de niño El Imbatido?

“No, para nada”, responde Valverde. “Por fuera, parece todo muy bonito, pero soportar la presión es muy duro. Al final somos humanos y los bajones están ahí”.

En una secuencia, Valverde relata a la cámara lo mucho que le pesó los primeros meses el arcoíris, cómo, el portarlo, el ser el único ciclista del pelotón con derecho a lucir un maillot diferente, le suponía tal necesidad de hacerlo bien, de honrarlo siempre, que la presión acabó hundiéndolo. “Y hasta perdí el deseo de ganar, me faltaba esa hambre, ese plus necesario para vencer. Cuando ganas algo importante siempre le sigue un bajón”, cuenta. “Internamente pensaba que si ya había ganado el Mundial ya lo había ganado todo, y fue un desastre. Se me olvidó disfrutar en la bici, que es lo que tenía que hacer. Solo me sentía a gusto entrenando con los amigos; ahí me sentía fuerte, pero compitiendo, no”.

Y, entonces, a mitad de relato de su crisis de la primavera de 2019 —la depresión postparto que siguió al Mundial—, de la que salió reforzado para el Tour y la Vuelta, y como quien no quiere la cosa, sin cambiar el tono de voz, como si su voz interior hubiera cobrado autonomía y mando, Valverde dice que va a contar algo que nunca antes había contado, que un día de marzo de 2012 se levantó y se sintió mal, con mareos, hormigueos, y miedo, auténtico pánico, e interiormente se preguntaba que si lo tenía todo porque estaba así, mal. “No me atrevía a coger el coche por la autovía por si me daban mareos, y cuando me entrenaba me daba pánico bajar por carreteras rectas. Corrí la Amstel siempre a cola del grupo, que cada vez se iba reduciendo más y yo seguía, pero siempre atrás, con Pablo Lastras a mi lado, con miedo a marearme”.

Valverde empezó a acudir un psicólogo. “Y no me sirvió de nada. Las consultas de una hora parecía que duraran 10, me machacaba a preguntas que no sabía responder y salía peor que entraba. Estaba pasando casi por una depresión. Estaba de psiquiatra”.

“Si lo tengo todo”

El psiquiatra le diagnosticó una depresión exógena más que leve, un estrés postraumático que Valverde explica contando que en aquel momento, después de liberarse ganando en Australia, el cuerpo, que tiene memoria y algún día tiene que sacar afuera todo lo que tiene guardado, y la mente, que va por su cuenta, empezaron a echar fuera todo lo que había sufrido entre 2008 y 2011, su gran trauma, “los años de la persecución hasta la sanción”. “La enfermedad duró un año, pero entre las consultas y la medicación, lo superé. Y después todo ha sido maravilloso. Las cosas que tienen que pasar en la vida pasan y se superan. No las esperas, pero llegan. Para que haya buenos momentos tiene que haberlos malos”.

Hablando después con la prensa, Valverde cuenta que relata su depresión siete años después porque cree ha llegado el momento de contarla. “El maillot arcoíris pesa y me salió contarlo”, dice. “Y al hacerlo, me he liberado”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Carolina Marín vence a la número tres del mundo en el Abierto de China


Carolina Marín ha celebrado este martes en China su primera victoria tras la vuelta a las pistas después de los siete meses de recuperación de la rotura del cruzado de la rodilla derecha. La vigente campeona olímpica, que tuvo que despedirse la semana pasada del Masters de Vietnam en la primera ronda, ha derrotado este martes a la número tres del mundo, la japonesa Nozomi Okuhara, por 21-16 y 21-18 en 46 minutos.

Le espera ahora, en octavos de final, la estadounidense Beiwen Zhang, número 11 del ránking mundial. “Decepcionada”, se declaró Marín la semana pasada en Vietnam, no por la rodilla, recuperada, sino por la condición mental. “No estaba preparada todavía y eso me ha hecho estar concentrada en el plan de juego, no estar pensando en la táctica del partido”, contó el pasado miércoles. Quería, para el Abierto de China, dejar atrás los nervios y estar más concentrada. En el primer partido lo ha conseguido.

Marín, que se rompió el cruzado de la rodilla derecha a finales de enero, tiene que recuperar ahora los puntos en el ránking mundial para poder llegar a los Juegos de Tokio como cabeza de serie y evitar así en el sorteo los cruces con las favoritas al oro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El amague de Fabián contra la trituradora del Liverpool


Cuando Quique Setién llegó al Betis en el verano de 2016 los empleados del club le dijeron que echara un ojo al chaval de 20 años que acababa de cumplir una temporada en Segunda, cedido en el Elche. Se llamaba Fabián Ruiz y se disponía a dar el primer paso en la senda que le convertiría en el centrocampistas más original de la nueva generación del fútbol español.

“Empezó a trabajar con nosotros y le empezamos a ver cosas”, dice el técnico. “Había otros centrocampistas con el mismo perfil: Petros, Jonas, Brasanac… Eran todos zurdos, todos tenían mucho recorrido, mucho físico, pero poca capacidad para ver el fútbol. En eso, este chaval expresaba una diferencia considerable”.

Juanma Lillo solía protestar cuando los veía tan perfectos, tan bien colocados, tan exactamente perfilados, tan diestros en el primer control, en la posición del cuerpo y en la ejecución de la mecánica del pase. “¡Son jugadores de piscifactoría!”, decía el técnico vasco, admirado y al mismo tiempo decepcionado ante la monótona ortodoxia de los canteranos que salían de las academias españolas de fútbol sin distintivos personales, como huecos de carácter, de nervio, y de mácula. Entonces Lillo no había visto a Fabián.

Tres años después de su asentamiento en Primera División de la mano de Setién, el sevillano traza una trayectoria disparada. Campeón de Europa con la mejor selección sub-21 que se recuerda, titular con la absoluta y figura principal del mediocampo del Nápoles, este martes afronta una de esas pruebas que marcan una carrera. El Liverpool comienza a defender su título en el San Paolo, en la primera jornada de la Champions. No hay mayor trituradora que el equipo de Jürgen Klopp para examinar la madera de la que está hecha un centrocampista.

Fabián no sorprende a quienes le conocen de niño. Miguel Valenzuela, responsable de la cantera del Betis, recueda el génesis. “Lo fichamos de Los Palacios cuando era un alevín”, dice. “Hubo una pelea con el Sevilla cuando el chaval tenía 12 años. Para atraerle al club le ayudamos en todos los sentidos. Manolo Castaño, el que fuera accionista y consejero del club, hizo un esfuerzo económico y personal muy grande para que Fabián se quedara con nosotros. Le ayudó con sus problemas familiares y le dio un trabajo a su madre. El chaval era muy serio, muy honrado. Humilde, trabajador, introvertido, ejemplar. Me enorgullece que saliera de nuestra cantera”.

“Siempre estuvo muy por encima del resto, por técnica, por físico, por mentalidad competitiva”, señala Valenzuela. “Tan solo tuvo un año de parón por problemas físicos relacionados con el crecimiento cuando estaba en edad de cadete. Los zurdos cerrados son diferentes. Cuando echan tanto cuerpo les cuesta adaptarse”.

Fabián era un caso raro en España. Por estatura, por clase, porque no parecía salido de una cadena de producción en serie. En 2015 atravesaba la crisis de la pubertad cuando el actual seleccionador sub-21, Luis de la Fuente, le tuvo bajo el radar de la sub-19. “Nos llamaron de la federación andaluza para decirnos que en la selección territorial había un chaval muy interesante”, recuerda de la Fuente. “Le fuimos a ver y, efectivamente, jugaba muy bien. Aun no se había definido ni como mediapunta ni como mediocentro. Nos llamó la atención que a pesar de su estatura controlaba el balón con facilidad, conducía, y sabía orientarse y perfilarse rápido. También tenía un gran tiro. Pero le faltaba un punto de maduración. Los chicos a esa edad atraviesan muchos cambios físicos y psicológicos. Esto repercute en su confianza en el juego. A veces no se encuentran cómodos. Fabián es de desarrollo tardío. Cuando cumplió 20 apareció con un tren inferior potentísimo y entonces sí comenzó a destacarse entre los de su generación”.

Fabián, que ahora mide 1,89, pegó un estirón tan repentino que su cerebro precisó de un tiempo para reajustar las conexiones neuromusculares al balón. Entonces comenzó a desarrollar un sentido intransferible del control y del toque. Privado de la velocidad de coordinación que naturalmente poseen los futbolistas pequeños, inventó fintas y gestos nuevos. Como los genios de gran estatura que poblaron la línea del eje del mediocampo en otros tiempos, como Fernando Redondo, Sócrates o Roberto Falcao, Fabián recuperó con el arte del engaño el tiempo de reacción que perdió según su cuerpo se estiraba y se aplomaba. Comenzó a lucir su regate. Un arma que no se enseña en las academias.

“Después de la finta siempre hay un cambio de ritmo”, observa Valenzuela. “Esa salida rápida es más difícil con el armazón de Fabián. Esa potencia le convirtió en definitivo en el borde del área porque pronto fue un jugador de llegada, que abarcaba mucho campo, con una visión de juego increíble. Cuando el equipo estaba apocado él mostraba su personalidad arrolladora. Tiraba de sus compañeros pidiendo el balón siempre. Yo cuando le vi en Primera División me quedé alucinado. Él se sabía superior a casi todos. Con 20 años fue líder del Betis que quedó entre los siete primeros equipos de la Liga”.

“El chaval se adaptó muy bien a las cosas que planteábamos”, observa Setién. “Tenía mucha ilusión y era receptivo. Al principio tomaba decisiones demasiado arriesgadas y su porcentaje de error en los pases filtrados era grande. Él no le daba suficiente importancia a eso y con el tiempo mejoró. Los jugadores que suben de Segunda a Primera fallan muchos pases porque la velocidad y la intuición de los rivales para corregir y anticiparse en defensa no es la misma y cierran mejor los espacios. Es otro mundo. Donde antes entraba, ahora la pelota no entra. Parece que hay huecos pero no es así”.

Setién intentó pulirle algunos defectos derivados de su técnica tan peculiar. “Le insistía mucho que tocara y controlara más con la derecha porque en el mediocampo hay que ganar tiempo”, indica Setién. “No puedes girarte sobre ti mismo cada vez que recibes en tu perfil malo porque es un problema. Es difícil cambiar esta mecánica. Él tiene una estructura corporal muy grande. Su constitución no le permite la velocidad gestual de otros, y el que solo maneja una pierna está obligado a hacer el control no hacia el lugar adecuado sino hacia donde puede. Él tiene que meter el cuerpo para proteger la pelota, y girarse para luego volver a jugar con la izquierda. Eso sí: no hay quién le mueva. Protegiendo el balón es una mole”.

En el Nápoles, Ancelotti le emplea en distintas posiciones. Contra la Juventus en Turín, para aprovechar los espacios a la espalda de Pjanic comenzó jugando de mediapunta por detrás de Mertens y acabó en el doble pivote con Allan. Contra la Sampdoria en Nápoles, ante un rival que atacó con poca gente, se ubicó como mediocentro de referencia por delante de la zaga.

“Si no hay tráfico a su alrededor, en los metros finales él tiene punta de velocidad y se maneja bien para llegar y golpear”, explica Setién. “Él es mejor mediocentro que mediapunta porque atrás hay más espacios. Nosotros controlábamos mucho el balón y los rivales nos esperaban muy replegados negándonos los espacios. Ahí le costaba jugar hacia adelante. Él puede jugar ahí arriba si hay espacios, siempre que tenga el balón enfilado hacia la portería rival. Pero si juega en un equipo que mete al rival atrás debe manejarse en espacios cortos y ahí girar, amagar, salir, y recortar sin espacios es complicado”.

Setién enumera las cualidades principales de Fabián: “Tiene personalidad, buen golpeo, buen pase interior y buen amague. El amague es un arma fabulosa tanto para el definidor como para el pasador porque te permite controlar al rival. El que amaga bien gana tiempo, recupera la iniciativa frete al defensa para rematar o pasar con precisión”.

“Con el tiempo a Fabián se le vio un poso diferente”, concluye el exentrenador del Betis. “Acabó jugando 30 partidos en Primera con 20 años y si esa temporada hubiésemos tenido a Ceballos y un pivote nos metíamos en Champions. Se convertirá en un magnífico futbolista en la medida en que con los años corres menos porque aprendes a decidir mejor, y esto te hace jugar mejor”.

Esta noche en Nápoles, el centrocampista más magníficamente original que ha salido de la cantera española en los últimos años atravesará otro umbral de fuego. Le espera el Liverpool, probablemente, el equipo más potente de Europa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Angela Merkel desvela su estrategia climática para Alemania


Despus de meses de indecisin, el gobierno de Angela Merkel desvelar el viernes su gran ley climtica, en una jornada de grandes manifestaciones a favor del medioambiente en Alemania.

La Unin Cristiano-Demcrata (CDU) de la jefa de gobierno y su aliado del Partido Socialdemcrata (SPD) prometieron resultados en esta “cumbre del clima” que se celebra en Berln, apenas unos das antes de una reunin sobre la misma cuestin de la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

“Estoy segura de que Alemania puede encontrar su camino para garantizar una buena proteccin del clima”, asegur Merkel el sbado en su podcast semanal, en el que se refiri a un “desafo para la humanidad”.

Su vicecanciller, el socialdemcrata Olaf Scholz, mencion el domingo “un paquete climtico muy ambicioso”. Los medios hablan de un cctel de medidas de un monto total de 40.000 millones de euros (44.000 millones de dlares).

Manifestacin del movimiento Fridays for Future en la ciudad alemana de Frncfort, el 13 de septiembre de 2019 (AFP/dpa/AFP/Archivos)

Tambin el viernes, los jvenes del movimiento Fridays for Future, del que la activista sueca Greta Thunberg es la principal cara visible, llamaron a una gran jornada de “huelga por el clima”, acompaados en esta ocasin por adultos de varias oenegs, sindicatos y la iglesia protestante.

“Los poderes polticos deben actuar”, declar el lunes a la prensa Linus Steinmetz, representante de Fridays for Future. “Nos encaminamos a una crisis que destruir vidas y no pasa nada”, denunci.

– Legitimidad –

Se trata de una cuestin de calado para la primera economa europea, otrora pionera de la energa renovable y que ahora no lograr cumplir sus objetivos de reduccin de emisiones de carbono para 2020.

En los ltimos aos, el pas aument su dependencia del contaminante carbn, tras la decisin tomada en 2011 de abandonar la energa atmica, tras el accidente nuclear de Fukushima.

Su poderosa industria automovilstica, con gigantes como BMW, Daimler y Volkswagen, privilegi adems durante mucho tiempo los vehculos de gasolina y disel hasta que apost por los autos elctricos, en medio del escndalo de los motores trucados de VW.

“No se trata solo del futuro de la ecologa, la economa y la sociedad”, seal la revista Der Spiegel. “Tambin puede estar en juego el mantenimiento del gobierno”, aadi.

Olaf Scholz, candidato a la presidencia del SPD, en plena crisis, vincul el mantenimiento de la coalicin gubernamental con la poltica climtica, tras los duros reveses electorales sufridos por los dos partidos en las elecciones europeas de mayo, a favor de Los Verdes, y en los comicios regionales de septiembre en las regiones orientales de Sajonia y Brandenburgo, marcadas por el fuerte crecimiento de la ultraderecha.

“Si queremos conservar la legitimidad para gobernar el pas, necesitamos un gran proyecto climtico”, advirti.

– Un impuesto al carbono?

La estrategia gubernamental incluye una panoplia de medidas destinadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la energa, la vivienda, la agricultura, la industria y los transportes.

Las iniciativas van desde la promocin de los transportes pblicos y los trenes hasta un aumento del precio de los billetes de avin en Alemania, pasando por diversas subvenciones para el desarrollo de automviles elctricos.

Pero los partidos siguen divididos sobre cmo financiarlo y sobre los mecanismos, potencialmente impopulares, para incitar a los hogares y las empresas a modificar su forma de calentarse, iluminarse o desplazarse.

El SPD est a favor de un impuesto sobre el carbono, que afectara al carburante y a la calefaccin. La CDU, por su parte, prefiere una ampliacin del mercado europeo del carbono, que de momento est limitado a la energa y la industria pesada. Pero para ello necesita el acuerdo de los otros Estados miembros de la Unin Europea.

Joachim Fnfgelt, de la oeneg Brot fr die Welt, advierte que el tiempo apremia. En su opinin, un gravamen tendra la ventaja de enviar “una seal muy importante a las empresas, al incitarlas a invertir de forma diferente, y a los ciudadanos, al animarlos a preocuparse ms por el medioambiente”.