Teuns se impone en La Planche des Belles Filles y Geraint Thomas da el primer golpe


Dylan Teuns, miembro de la fuga que se formó a 155 kilómetros de meta, alzó los brazos en el durísimo final en La Planche des Belles Filles, tras un día con siete puertos puntuables que supuso la primera gran etapa del Tour de Francia. La etapa dejó las primeras diferencias entre los favoritos a vestirse de amarillo en París, con Geraint Thomas dando un golpe sobre la mesa tras llegar en solitario después de arrancar a menos de un kilómetro para el final. Giorgio Ciccone, que acabó segundo tras meterse en la fuga del día, arrebató el maillot amarillo a Alaphillipe por escasos seis segundos. 

Tomó el mando Movistar cuando quedaban poco menos de 40 kilómetros e impuso un ritmo machacón hasta llegar al penúltimo puerto de la jornada. Ahí, Valverde dio continuidad al trabajo de Carlos Verona y empezó a realizar la verdadera criba en el grupo de favoritos, que se redujo antes de la llegada a La Planche des Belles Filles. Hasta que, a cuatro kilómetros del final, saltó Mikel Landa para intentar hacer bueno el trabajo de Movistar.

Pero la valentía del vasco no fue suficiente para llegar por delante. Landa fue atrapado tras una arrancada de Alaphillipe, que trataba de conservar el maillot amarillo, a falta de poco más de un kilómetro para el final. A su rueda saltó Geraint Thomas, vigente campeón, que fue el único capaz de aguantar el último arreón del francés y acabó metiendo nueve segundos a Landa, Nairo Quintana y Egan Bernal y 31 a Enric Mas. Un golpe con el que el británico presentó su candidatura a revalidar triunfo en París.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Seis heridos en el incendio de una central térmica cerca de Moscú
El primer héroe trágico