Sin cruceros de EEUU, La Habana Vieja queda huérfana


Su esplndido Ford convertible rojo y blanco de 1934 brilla bajo el sol, pero ningn turista lo alquila: la reciente prohibicin a los cruceros norteamericanos de viajar a La Habana ha dejado a Esteban Estrada prcticamente sin trabajo.

Estacionado cerca de la Catedral de La Habana junto a una treintena de clsicos estadounidenses de los aos 50 -una imagen de marca de la capital cubana-, su auto no es el nico sin clientes.

“Estamos aqu, parados como ven, todos estos vehculos, que (…) en un da normal, estuvieran casi todos trabajando”, explica este chfer de 37 aos. Y no es un da raro, lleva as “varios das”.

A su lado, decenas de colegas ociosos charlan sentados en un banco o tratan de atrapar a los turistas: “Un taxi, princesas?”, dice uno de ellos al paso de dos mujeres.

Estrada aprovech el boom turstico que gener el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos a finales de 2014 para dejar su trabajo de taxista comn. Durante cinco aos se ha dedicado a pasear a los turistas con su reliquia roja y blanca por los sitios ms emblemticos de la ciudad: la costanera del Malecn, la Plaza de la Revolucin o el Capitolio.

Pero la distensin entre los dos pases termin con la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que multiplic las sanciones contra la isla socialista. Su blanco ms reciente fueron los cruceros estadounidenses, que ya no pueden incluir a Cuba en sus itinerarios por el Caribe, como lo hacan desde 2016.

– “No hay plan B” –

El 5 de junio, algunos chferes de estas joyas rodantes se despidieron sobre el Malecn del ltimo crucero estadounidense, a sabiendas de que con l tambin se esfumaba una de sus principales fuentes de ingreso.

Estrada y sus colegas lo tienen ms difcil para atraer a clientes que paguen entre 30 y 50 dlares que cobran por hora de viaje, mientras que el salario medio de los trabajadores pblicos en la isla es de 30 dlares.

Para el Estado cubano, la prohibicin significa menos ingresos por concepto de atraque y para los cubanos que viven del turismo la desaparicin de una generosa clientela.

“Normalmente, el turismo europeo viene en poca de invierno, por lo tanto, lo que nos mantena trabajando era el turismo americano, el turismo de crucero”, asegura Estrada.

Los estadounidenses todava pueden viajar a la isla por avin, pero la gran mayora lo haca por mar.

Cerca de Estrada, Hctor, que conduce un Chevrolet rosado de 1950, prefiere omitir su apellido. Cuenta que ayer no tuvo clientes en todo el da. “Me doy un mes, un mes y medio, y si sigue as, devuelvo la licencia”, dice resuelto.

El hombre recuerda los tiempos en que, incluso antes de comenzar su jornada, una agencia de viajes lo llamaba para reservar un tour de dos o tres horas por la ciudad. Ahora tiene que “cazar” a los turistas, pero sus costes no han disminuido: entre licencia, aparcamiento, gasolina y seguro, calcula unos 30 dlares diarios.

“El gobierno tiene que hacer algo”, afirma Hctor.

Algunos de sus colegas dicen que las autoridades cubanas, sorprendidas por las sanciones, “no tienen plan B”.

– Generosos turistas americanos –

Yoel Montano, de 44 aos, tambin apost por una avalancha de turistas estadounidenses. Hace dos aos dej su empleo en un campo de tabaco para trabajar en la capital. Pero su coche, tirado por la yegua “Mulata”, tambin est parado a la sombra de un rbol en el casco antiguo.

“Cuando entraban los cruceros, todo el pas tena vida, vena mucho turismo”. Hoy, “las plazas estn vacas”, es “muy triste”, dice Montano.

Trump “acaba con nosotros, acab con Cuba, es un loco”, opina y destaca que “el mejor turismo es el americano. Se portan muy bien, son amistosos”.

“Los turistas americanos dan mucha propina y esto hace que nuestros trabajadores se esfuercen ms”, dice por su parte Eddy Basulto, de 42 aos y propietario de la cafetera “Al Pirata”, ubicada en una de las adoquinadas calles de La Habana Vieja.

Pensando precisamente en ellos, Eddy se especializ en “comida saludable”, con muchos vegetales y frutas en su men. Pero con la partida del ltimo barco, asegura que su negocio ha “perdido un 60% de las ventas”.

“Esta maana yo vend solamente dos desayunos”, mientras que “cuando nos tocaba un crucero (…), lograba tener (…) tres veces las mesas llenas con desayuno, y entrabas al da con una energa espectacular”, ilustra.

Alertas para consumidores:

  • Vehculos Jeep Cherokee presentaran problemas en el acelerador (05/03/2019)
  • Motocicletas Yamaha T-MAX presentaran fallas en la unidad de control del motor (05/03/2019)
  • Diversos autos Toyota y Lexus presentaran falla en bolsa de aire de copiloto (04/03/2019)
  • Minivan Chery S22 presentara falla en la columna de direccin (27/02/2019)
  • Motocicleta lineal Yamaha XTZ 125 podra presentar fallas en bocatoma y tanque de combustible (11/02/2019)

Otras noticias

Sin cruceros de EEUU, La Habana Vieja queda hurfana

Su esplndido Ford convertible rojo y blanco de 1934 brilla bajo el sol, pero ningn turista lo alquila: la reciente prohibicin a los cruceros norteamericanos de viajar a La Habana ha dejado a Esteban Estrada prcticamente sin trabajo.


Las protestas contra una ley de extradicin podran alejar a los empresarios de Hong Kong

Hong Kong ha sido tradicionalmente una puerta de entrada a la economa de la China continental pero las recientes protestas contra una ley de extradicin podran a alejar a los empresarios instalados en este territorio chino.





La conquista del espacio en 10 fechas »

Del Sputnik a Philae, pasando por los primeros pasos del hombre en la Luna hace medio siglo, estas son las 10 principales fechas de la conquista del espacio.





Nike Adds Premium Materials and New Paneling To The Air Force 1