Real Madrid y Barcelona se disputan una Liga estratégica


Real Madrid y Barcelona retoman esta noche (21.00, #Vamos) en el WiZink Center el pulso por la Liga que interrumpieron hace tres años. En los seis cursos transcurridos entre la temporada 2010-11 y la 2015-16, blancos y azulgrana se repartieron los 18 títulos nacionales en juego (10 para los blancos y ocho para los azulgrana) y coparon 12 de las finales, cinco de Liga de forma consecutiva. Con la salida de Xavi Pascual llegó la crisis al Palau y el Barça descabalgó en la carrera. La contabilidad de títulos se disparó a favor de los madridistas hasta que Pesic contuvo la crecida del palmarés de Laso con dos Copas polémicas y balsámicas para las vitrinas azulgrana. “Tenemos que ser fieles a nuestro juego e intentar sacar de quicio al Madrid”, apuntó en la víspera Oriola, emblema culé. “El nivel de hambre está a mil. Se nos escaparon algunos objetivos, pero aprendimos de los errores”, recalcó Campazzo. Comienza el combate al mejor de cinco asaltos.

Los dos grandes del baloncesto español buscan un alirón estratégico para sus respectivos proyectos. Para el Madrid, la victoria supondría consolidar la dinastía de Laso con el 17º trofeo en ocho años; mientras la derrota llevaría al desasosiego de cerrar la primera temporada sin un título grande (Copa, Euroliga y Liga) desde la llegada del entrenador vitoriano en 2011. Para el Barça, sería la reconquista del campeonato liguero un lustro después de su última corona o verse abocado a la cuarta reconstrucción seguida de su plantilla por incumplimiento de objetivos.

“Siempre hay margen táctico para sorprender. Es lo bonito del baloncesto. Pero el trabajo a estas alturas tiene que estar hecho, no somos estudiantes que lo dejemos todo para el último día”, explicó Laso antes de afrontar su 24ª final de 33 posibles en este ciclo. La cosecha de títulos de los dos grandes en la era Laso es de 16 a siete a favor del conjunto blanco (11-3 desde la Liga azulgrana de 2014). Pero, desde el regreso de Pesic al Barça hace año y medio en vísperas de la Copa de Las Palmas, la fotografía parcial resulta muy favorable al conjunto azulgrana: seis victorias en los últimos ocho duelos directos, cuatro en los cinco choques de esta temporada. “No hay más presión que otras veces por esos precedentes. Somos el Madrid y siempre queremos ganar”, señaló el técnico madridista. “Nos vale para aprender en lo técnico y lo táctico, pero mentalmente no le doy mayor importancia”, remató antes de señalar a Heurtel como el jugador más determinante de su rival; la “cabeza de la serpiente”, como lo calificó Campazzo. Heurtel es el jugador más valorado del playoff, con 20,4 puntos de media, y Anthony Randolph, el segundo, con 18,4 créditos por partido.

En tres de las últimas cinco finales, el triunfo se lo llevó el equipo que partía con el factor cancha en contra (esta vez es favorable a los blancos). Lo consiguió el Valencia en la temporada 2016-17; el Madrid en la 2015-16 y el Barça en la 2013-14. Será la 35ª Liga madridista o la 19ª culé.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Alexia Putellas: “Antes era mala hostia pura”