Los Warriors salvan el primer jaque de los Raptors pese a otra lesión de Kevin Durant


El campeón goza de una mala salud de hierro. Los Warriors se resistieron a abdicar en el peor de los escenarios, donde salieron triunfantes, vivitos y coleando (105-106), pese a las embestidas de Kawhi Leonard y los Raptors y a una nueva lesión de Kevin Durant, que reapareció como un vendaval, pero tuvo que retirarse apenas iniciado el segundo cuarto.

TORONTO, 105; GOLDEN STATE, 106 (3-2)

Toronto: Lowry (18), Danny Green (4), Leonard (26), Siakam (12), Marc Gasol (17) –equipo inicial-; Powell (2), Ibaka (15), VanVleet (11) y McCaw (0).

Golden State: Stephen Curry (31), Klay Thompson (26), Iguodala (5), Kevin Durant (11), Draymond Green (10) –equipo inicial-; Livingston (0), Cousins (14), Looney (4), McKinnie (0), Bogut (0), Bell (2) y Cook (3).

Parciales: 28-34, 28-28, 22-22 y 27-22.

Scotiabank Arena de Toronto. 19.800 espectadores.

Sexto partido. Día 14, en Oakland (3.00, #Vamos y Movistar Deportes).

Nada perturbó la tromba ofensiva orquestada por Stephen Curry y Klay Thompson y la férrea mentalidad de los suyos para afrontar una situación tan extrema sin apelar a ningún tipo de excusa. El campeón se resiste a lanzar la toalla. Tenía que ganar y ganó y lo consiguió con el estilo que siempre le ha caracterizado, con 20 triples anotados y un 47% de acierto desde la máxima distancia.

Toronto no pudo concretar el privilegio de conquistar ya su ansiado primer título a la primera. Se ganó a pulso tres oportunidades al dominar la serie por 3-1, pero malgastó la primera. Habrá sexto partido en Oakland el martes.

Los Raptors estuvieron a punto de rebasar sobre la misma línea de llegada a un rival heroico por su entereza para eludir un sinfín de inconvenientes. Pero ni los 12 puntos de Kawhi Leonard en cuatro minutos que pusieron la mayor ventaja del partido para su equipo, a falta de tres minutos (103-97), arrugaron a los Warriors.

Dos triples de Klay Thompson y otras entremedias de Stephen Curry le dieron la vuelta al marcador. Lowry anotó a falta de 29 segundos, pero tras un error de Cousins, que cometió una falta en ataque, el propio Lowry acabó fallando un triple sobre la bocina. Valieron su peso en oro los 31 puntos, ocho rebotes y siete asistencias de Curry y los siete triples 26 puntos y seis rebotes de Klay Thompson.

Kevin Durant, lesionado desde el 8 de mayo, volvió a la palestra y abanderó a su equipo. Pero las desgracias de los Warriors definitivamente no tienen punto final en estos ‘playoffs’. Cuando mejor estaba jugando KD, cuando acumulaba tres triples sin fallo y 11 puntos en 12 minutos en la cancha, sufrió una lesión de Aquiles que parece grave y puede dejarle fuera de las canchas durante un largo periodo de tiempo. Se habían disputado solo 14 minutos y los Warriors mandaban. Y su ventaja, pese a la baja de Durant, creció hasta los 13 puntos (39-52). El buen partido de Klay Thompson y Stephen Curry, la irrupción de Cousins y los 11 triples que anotaron en el primer tiempo les permitió controlar la situación.

Kevin Durant se retira tras lesionarse.
Kevin Durant se retira tras lesionarse. AP

Marc Gasol, con una excelente salida, castigó la ausencia de un pívot puro en el quinteto inicial de los Warriors. Anotó 10 puntos en siete minutos y evitó males mayores para su equipo, devastado por la forma en que los Warriors trabajaron la selección y el acierto en su tiro exterior. Pero Kawhi Leonard no tuvo su mejor día en el lanzamiento (9 de 24) a pesar de su acelerón en el tramo final para alcanzar los 26 puntos, 12 rebotes y seis asistencias.

Peor aún estuvieron Siakam y Danny Green que fallaron los cuatro triples que lanzaron cada uno y tampoco Lowry estuvo fino desde la máxima distancia. El flojo 8 de 32 en los triples supuso un lastre para los Raptors, superiores en el rebote y en los puntos en el interior de la pintura.

Marc Gasol fue de más a menos y acabó con 17 puntos y ocho rebotes. Serge Ibaka mantuvo su mejor versión ofensiva con 15 puntos en 17 minutos, además de seis rebotes. No fue suficiente. Los Warriors no se amilanaron, ni cuando perdieron a Kevin Durant, ni cuando remontaron unos Raptors decididos a hincarles el diente de una vez, con el apoyo de una ciudad y un país entero y la inercia que les daban siete triunfos en sus últimos ocho partidos en los ‘playoffs’. Los Warriors les impidieron cantar victoria. La final continúa y las espadas siguen en alto, aunque los Raptors todavía disponen de dos oportunidades más para ofrecerse el primer título de su historia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Djokovic nos dio una alegría
Official Photos of Odell Beckham Jr.’s Nike Air Max 720