Latinoamérica ante el reto de alimentar al mundo bajo la amenaza del cambio climático


Amrica Latina y el Caribe destaca como la principal regin exportadora neta de alimentos en el mundo, por encima de Europa y Estados Unidos, pero tiene el reto de transformarse y trabajar para hacer frente al cambio climtico que altera su produccin.

Dentro de tan solo 11 aos, en 2030, algunas zonas de la regin podran ya sentir los efectos del aumento de 2 C de la temperatura, indic el martes en Santiago un grupo de expertos de la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO).

Los efectos de la sequa en los productores de aguacates de Mxico y Chile o del calor en los cafetales de Centroamrica se viven hoy como situaciones extraordinarias, pero esta regin proveedora de protenas de sus mares, tierras y ros est obligada a cambiar sistemas de produccin, de consumo y comercializacin por esta crisis climtica.

“Si no actuamos ya frente a esto que hoy en da nos parece una emergencia, se va a convertir en el nuevo ‘normal’ y esa es la dimensin enorme de los desafos que tenemos por delante”, advirti Julio Berdegu, representante Regional de la FAO para Amrica Latina y el Caribe.

Situacin rural de Amrica Latina y el Caribe (AFP/AFP)

“En 2030 tendremos el 40% de nuestra regin ya con los famosos 2 C adicionales”, apunt Berdegu al presentar la “Serie 2030”: 33 estudios que abordan los principales desafos rurales, agrcolas, alimentarios y ambientales en esta regin.

Amrica Latina contribuye con ms del 45% de las exportaciones netas globales de alimentos; sin embargo a pesar del panorama desalentador para una regin con 90% de territorios rurales, los expertos tambin estiman que esta “contribucin podra aumentar considerablemente en los prximos aos”.

La clave consiste en aplicar cuanto antes las polticas apropiadas para aumentar la produccin de manera sustentable.

– 2 C ms que cambian todo –

Los mares de la regin son privilegiados en la produccin de protenas para la alimentacin y se suma una acuicultura creciente, indic Carolina Trivelli, investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos.

Pero alert que “el aumento de la temperatura est afectando ya las aguas relevantes para la pesca, haciendo que se desplacen especies y eso obliga a un cambio en las actividades pesqueras y en los procesos de transformacin posteriores”, con un impacto en la disponibilidad, en el tipo y en la composicin de especies con las que contamos, enfatiz.

Tambin mencionaron el “drama de los productores centroamericanos de caf” amenazados por el aumento de temperaturas en las zonas altas para producirlo. “Esas alturas se van a mover, van a subir, cmo vamos a hacer con los miles de productores’, son inversiones enormes”, advirti Berdegu.

“Ms all de las pequeas ventajas que alguien pueda sacar en algn cultivo, claramente todos perdemos en un escenario de 2 C ms”, dijo el representante de la FAO.

A modo de ejemplo, los expertos sealan que algunos pases como Argentina y Uruguay tendran mejores condiciones para producir ms leche, pero “a costa de que pases como Per, Ecuador, Colombia perderan ese potencial, y puede que en leche gane Argentina pero va a perder el trigo, va perder otras muchas cosas, en el balance no hay ganadores con 2 C ms”.

– Ganadera sostenible? –

El anlisis destaca que en 2050 la produccin de alimentos deber aumentar 60% para atender las necesidades de casi 10.000 millones de personas en el mundo. La magnitud de las polticas pblicas y de las inversiones privadas son colosales para hacer frente a la transformacin que necesitan los sistemas alimentarios en el continente.

Mientras en Occidente crece el debate sobre la necesidad de una industria ganadera sostenible, “por otro lado hay unos cientos de millones de consumidores en Asia que por primera vez tienen los ingresos necesarios para comer algo de carne y estn demandando mucha carne”, algo que confronta a productores como Brasil, Argentina o Uruguay.

Los desafos estn centrados en cambiar el impacto del hombre en el medioambiente, “sobre nuestros bosques, las aguas que contaminamos, los suelos que erosionamos, que desertificamos, las selvas que se queman, en un contexto de cambio climtico que ya est aqu y hace mucho ms difcil la tarea”.

Y tampoco hay que subestimar el gran impacto en los hbitos de consumo de alimentos altamente procesados que han acarreado “una epidemia de sobrepeso y obesidad que cuesta 2 trillones de dlares en los presupuestos de salud y 2% del PIB mundial”, seal Berdegu.



Valverde pelea la Vuelta contra los recién llegados
El entrenador de Carolina Marín: “Tiene que aprender a cuidarse mejor”