España se juega el billete olímpico contra Italia


Pocas experiencias miden la profundidad del filón futbolístico de un país como una Eurocopa Sub-21 y pocas han anunciado con más precisión el surgimiento de la cantera de España, cuatro veces campeona desde 1986. La edición que comienza este domingo en Bolonia presenta dos alicientes. Pone a prueba a una de las generaciones más prometedoras que ha ofrecido la La Roja y es la vía de clasificación para los Juegos de Tokio del año próximo. Solo hay billete olímpico para cuatro de las 12 selecciones participantes. Las tres primeras de cada grupo de cuatro y la mejor de las tres segundas pasan a semifinales y aseguran su presencia en los Juegos de 2020. Sin margen de error, España debuta frente al anfitrión, Italia, este domingo (21:00 horas, Cuatro) en Bolonia.

El seleccionador, Luis de la Fuente (Haro, 1961), se muestra tranquilo mientras señala que cuenta con el arma más potente que puede soñar cualquier entrenador: los mejores futbolistas. Su equipo, que el próximo miércoles se enfrenta a Bélgica y el sábado a Polonia, es la última decantación de la factoría española. De la Fuente elogia la versatilidad y el sentido de la generosidad de un cierto jugador español arquetípico en su convocatoria. Llámese Merino, Oyarzabal, Soler, Ceballos o Fornals. “Fornals nos da muchas opciones”, ejemplifica el técnico. “Para jugar de interior, de mediapunta, incluso por las bandas. Tiene llegada y aporta ese último pase y tiro que te da el futbolista decisivo. Es muy resistente. Es el tipo de futbolista que parece una cosa y es otra. Como es liviano da la sensación de que no es fuerte, igual que Ceballos. La gente se confunde con estos futbolistas. Son tremendamente resistentes, muy trabajadores, y difíciles de derribar porque normalmente están en el aire”.

“El mérito del fútbol español es formar bien y tener una base importante que te permita ir produciendo jugadores para poder atender a las necesidades de los clubes al máximo nivel”, indica el seleccionador. “No es fácil en un fútbol tan exigente y cortoplacista. Yo debuté con 18 años en Primera con el Athletic y creo que España siempre ha mirado la cantera. Pero ahora los clubes apuestan por las canteras más que nunca. Nos hemos dado cuenta de que el futuro está en el futbolista bien formado, con garantía de tener una permanencia larga en el club porque está fidelizado”.


Luis De la Fuente, seleccionador Sub-21, en Las Rozas.ampliar foto
Luis De la Fuente, seleccionador Sub-21, en Las Rozas. EL PAÍS

Genuinos productos de cantera, Sanchís, Raúl, Morientes, Xavi, Puyol, Mata, Thiago, Javi Martínez, De Gea, Isco, Morata, Carvajal, Saúl o Asensio, todos brillaron en sucesivas Eurocopas Sub-21 desde 1986. La nómina revela la pujanza del fútbol español y está a la altura del equipo que ahora se concentra en Bolonia. Pocas veces a lo largo de su historia la selección de reserva reunió una plantilla de mayor jerarquía. Incluso después de las renuncias de Rodrigo Hernández y Asensio, internacionales absolutos del Atlético y el Madrid, el grupo se presenta como el más cotizado del torneo. Mikel Oyarzabal, la estrella de la Real; Pablo Fornals, el interior que toma el testigo de Xavi; Carlos Soler, figura del Valencia campeón de Copa; y Marc Roca, último eslabón en la cadena de grandes mediocentros españoles, son las perlas de una cuadrilla en la que, por edad, permanece Dani Ceballos, el volante del Madrid, veterano de la Euro de 2017.

“Somos una escuela bastante completa”, señala De la Fuente, puesto a destacar las particularidades de España como potencia mundial en la gestación de jugadores. “Los futbolistas son muy buenos técnicamente y se han dotado de una cultura táctica que antes no tenían. Hace 30 años se hablaba de la escuela italiana. Hace 30 años el trabajo táctico era difícil de proponer. Los españoles no estábamos preparados para tantas pausas y explicaciones en los entrenamientos. Hoy día los métodos, al ser más integrados, te permiten trabajar la táctica con el propio juego”.

“El futbolista”, prosigue el entrenador, “está mentalizado para aceptar ese tipo de trabajo. Los jugadores se han disciplinado. El fútbol está cambiando en ese sentido en toda Europa. En Inglaterra, Alemania e Italia ves que se está produciendo una evolución hacia un fútbol más combinativo, de reinicios, de elaborar jugadas. Hay una globalización metodológica que se ve dentro y fuera de España. En España, desde mucho antes de 2010 se juega de manera más homogénea en todas las canteras, con una idea más clara que antes, en donde cada comunidad y cada club tenían una cultura propia”.

“Hay un cambio en toda Europa; en Inglaterra, Alemania e Italia se está produciendo una evolución hacia un fútbol más combinativo, de reinicios, de elaborar jugadas”, dice el selecciondor, Luis de la Fuente

Si toda cultura es una forma de sintonía, la máxima expresión del buen juego nunca puede alcanzarse sin fomentar un entendimiento colectivo simultáneo. Siguiendo esta lógica, la piedra angular del método de la federación consiste en prolongar la convivencia de los jugadores el mayor tiempo posible. La clave, según De la Fuente, es captar el talento con 15 años, o antes, en las selecciones Sub-15. “La tarea más ardua es detectar jugadores”, dice el técnico. “El responsable de esta labor en la federación es Julen Guerrero. Es el trabajo más difícil porque el objetivo es mantener el grupo más amplio y más homogéneo posible, que vayan creciendo en sus clubes y participando en las distintas categorías de la selección. En el ciclo de dos Eurocopas y un Mundial que va de 2008 a 2012 todos los campeones absolutos pasaron por las categorías inferiores a excepción de Marcos Senna”.

“La mitad de la convocatoria de este Europeo Sub-21 participó del Sub-19 que ganamos en Grecia en 2015″, concluye De la Fuente. “Todos salvo uno juegan en Primera División. De los 18 que fuimos a Grecia aquí hay ocho futbolistas. De la siguiente generación se unieron Soler, Oyarzábal, Roca, Fornals… Martín Aguirrregabiria es el único que no ha pasado nunca por las categorías inferiores de la selección. Del equipo titular de Grecia están Jorge Meré, Vallejo, Arón, Merino, Ceballos, Pedraza, Mayoral… Faltarían Rodri y Asensio que son absolutos. Llevan trabajando juntos cinco años con alguna incorporación puntual. El mayor inconveniente para nosotros es la falta de tiempo de preparación. Nos concentramos una semana en noviembre, una en marzo y otra ahora, antes de debutar con Italia. ¿Cómo lo compensas? Primero, por el gran talento de los jugadores. Las explicaciones son más rápidas de asimilar porque captan enseguida los mensajes. Segundo, porque tienen de una idea de juego fidelizada desde muy jóvenes”.

La Eurocopa que comienza este domingo determinará el alcance de la vanguardia de España en el fútbol formativo. Los rivales se han puesto al día y la final del 30 de junio parece lejana en los planes de un seleccionador que prioriza la clasificación olímpica. “Desde que conocimos el sorteo nuestro objetivo es únicamente Italia”, advierte.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Anthony Davis jugará en los Lakers junto a LeBron James
Koepka aún aspira a un récord de hace 104 años