El Tour del 89


Es repetir algunas palabras y recordar los tonos de las retransmisiones en aquellas televisiones con culo, los colores de los maillots de los ciclistas y las bicicletas con cuernos de verdad. Hagamos un pequeño experimento: Perico Delgado, Reynolds, etapa prólogo, Café de Colombia, Lemond, Fignon, Lejarreta, Kelme, PDM… si ha funcionado, se encuentra usted entre finales de los 80 y principios de los 90 del siglo anterior y visualizando una etapa ciclista.

En El último Tour del siglo XX (Contra), Josep María Cuenca ofrece una extensa y completa crónica de la ronda gala de 1989. Sostiene el periodista y escritor que aquella edición cerró una época -igual que la caída del Muro de Berlín clausuró un siglo 11 años antes de turno- ya que fue el principio de la reducción del recorrido, la mercantilización mediática y la conversión de la prueba en un espectáculo total.

Aquella edición constó de un prólogo y 21 etapas. El ganador fue el estadounidense Greg LeMond. Aventajó en ocho segundos al francés Laurent Fignon y en tres minutos y 34 segundos a Delgado, segundo y tercero respectivamente. La victoria se decidió en la contrarreloj final, que dejó varias escenas y un desenlace para la historia.

Era el 23 de julio de 1989. La etapa, de 24,5 kilómetros, transcurría entre Versalles y París. LeMond tomando una curva cerrada frente al Arco del Triunfo, enfocando ya los Campos Elíseos, bajo el griterío del público. Lleva casco y va tan rápido que parece un prodigio aerodinámico. Tras él, aparece Fignon. Maillot amarillo, coleta al viento, gafas de ver. La etapa ha sido un ir y venir constante de emociones, y la tensión llega al límite en la última recta. El público jalea a los deportistas. LeMond espera ya en la meta. Grita para liberar tensión. Fignon cruza la meta. Ocho segundos tarde. Se derrumba. LeMond celebra. Son las últimas escenas de aquel ciclismo. Las primeras del que estaba por venir. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Militao sufre un mareo en su presentación con el Madrid
La selección china para el Mundial de 2026 se forja en Madrid