Dembélé, entre tres y cuatro semanas de baja por otra rotura muscular


No está siendo afortunada, tampoco, la segunda temporada de Dembélé en el Barcelona. El joven francés se ha vuelto a romper después de disputar los últimos 20 minutos del partido de este miércoles contra el Olympique de Lyon. Ayudó a despertar al equipo y anotó el quinto y definitivo gol a pase de un gran Messi. Tras realizársele las pruebas pertinentes este jueves por la mañana, los servicios médicos del club han anunciado que el jugador sufre una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le mantendrá entre tres y cuatro semanas alejado de los terrenos de juego.

Clave en el ataque azulgrana en esta segunda vuelta de LaLiga, el extremo ya había llegado entre algodones al partido de Champions contra el Lyon por unas molestias que sintió el pasado sábado en el partido de LaLiga contra el Rayo. Precisamente, se trataba de una pequeña elongación en el bíceps femoral del muslo izquierdo, la misma zona que finalmente se ha acabado rompiendo cuatro días después.

Superados los fantasmas que le perseguían al inicio de la presente temporada por su bajo rendimiento y sus actos de indisciplina, Dembélé no consigue ahuyentar al que menos depende de su buen hacer: el fantasma de las lesiones.

En la presente temporada, Dembélé ha participado en 35 partidos oficiales con el conjunto azulgrana, ha marcado 14 goles y repartido ocho asistencias, esto es un gol o asistencia por cada 100 minutos disputados. A estas alturas del curso, el chico, de 21 años, ya ha marcado más del triple de goles que en toda la temporada pasada y ha regalado las mismas asistencias que en la campaña de su debut.

Esta no es la primera lesión que sufre Dembélé desde que llegó a Barcelona. Al inicio de su primer curso como azulgrana, el extremo izquierdo se pasó la primera parte de la temporada lesionado. En su debut como titular en LaLiga, sufrió una rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda (misma zona que tiene afectada ahora) que le obligó a pasar por el quirófano y le tuvo cuatro meses de baja. A su regreso a la competición, solo aguantó 11 días: sufrió una rotura fibrilar del semitendinoso del muslo izquierdo. Se perdió otros siete partidos. Ya en la temporada actual, a mediados del mes de enero, el francés se lesionó en el partido de LaLiga ante el Leganés en el Camp Nou. Un esguince de tobillo le obligó a retirarse del que posiblemente había sido su mejor partido como azulgrana, gol incluido para abrir el marcador. Estuvo fuera del equipo más de dos semanas.

Obligado de nuevo a parar cuando exhibía a su mejor fútbol, Dembélé, explosivo y sprinter como es, cae de nuevo por una rotura muscular, víctima de lo que se conoce como la lesión del velocista. Su baja podría abrirle las puertas de la titularidad a Coutinho, relegado esta temporada al banquillo por el excelente rendimiento de su compañero.

Si se cumplen los pronósticos, la lesión del 11 del Barça obligaría a perderse los partidos de LaLiga contra el Betis, el Villarreal y el Huesca en los desplazamientos del Barcelona, y contra el Espanyol y el Atlético de Madrid en el Camp Nou. También podría faltar a la ida de los cuartos de final de la Champions (9 y 10 de abril). La vuelta se juega el 16 y 17 de abril.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Un incendio en Jerez obliga a suspender el inicio del Mundial de MotoE
La fiscalía rebaja de 11 a 6 años la petición de cárcel a Sandro Rosell