Competición suspende a Íñigo López por el arreglo del Huesca-Nàstic


El Comité de Competición de la Federación Española ha decidido este miércoles suspender provisionalmente a Íñigo López, jugador del Deportivo, después de las declaraciones del futbolista sobre un pacto entre el Huesca, su anterior equipo, y el Nàstic, duelo de la temporada pasada en Segunda División (0-1), y encuentro investigado por amaño y que destapó la Operación Oikos. Ante sus declaraciones al diario El Mundo, la Federación Española solicitó medidas cautelares para Íñigo López para que no participara en el encuentro de promoción a Primera de este mismo miércoles entre el Deportivo y el Málaga.

“El Comité ha incoado expediente disciplinario extraordinario al jugador por la presunta comisión de una infracción disciplinaria muy grave y ha nombrado al instructor, que ha propuesto esta medida. Tras analizarla este órgano ha decidido tomar la decisión de suspender provisionalmente al jugador”, explica Competición en un comunicado.

La Federación, a través de su departamento de Integridad, pidió la suspensión cautelarísima del futbolista del Deportivo, que reconoció que en el Huesca-Nàstic con el que empezó la Operación Oikos, el Huesca, donde entonces militaba, perdió (0-1) porque existía un pacto con el rival. Según pudo confirmar EL PAÍS, la federación solicitó al Comité de Competición que decidiera de manera urgente, ya que este mismo miércoles, a las 21.00, el Deportivo de La Coruña recibe en Riazor al Málaga. López estaba convocado como el resto de la plantilla.

También este miércoles por la mañana, LaLiga ha comunicado que el juez de disciplina de lo social ha acordado “la apertura de una información reservada para discernir la posible responsabilidad de la SD Huesca y del Club Gimnástic de Tarragona” en el partido entre ambos equipos disputado hace un año en El Alcoraz. Según explica en una nota, el paso dado por el juez de disciplina de lo social es previo a decidir si abre un expediente disciplinario o archiva las actuaciones.

LaLiga entiende que el presunto pacto del Huesca-Nàstic supondría una infracción del artículo 69.2.i) de sus estatutos sociales, que recoge qué se consideran infracciones muy graves: “Las actuaciones dirigidas a predeterminar, determinar o alterar en cualquier tiempo y/o forma, mediante precio, intimidación o simples acuerdos, el resultado de un partido o competición”.

Íñigo López fue detenido el pasado martes 28 de mayo en el marco de la Operación Oikos contra el amaño de partidos de fútbol para obtener beneficios a través de apuestas. Los investigadores sitúan al futbolista en el segundo escalón de una organización cuyos presuntos cabecillas serían los exfutbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda. A López lo describen como uno de los “intermediarios”, es decir, “los encargados de buscar jugadores a los que corromper, siendo el nexo con los líderes de la organización”.

El futbolista del Depor declaró el jueves 30 de mayo ante el titular del juzgado número 5 de Huesca, el mismo día que otros cinco de los detenidos. Salió en libertad con cargos esa tarde, obligado a presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes y bajo la condición de pagar una fianza de 75.000 euros en el plazo de diez días. El juez le mantuvo la condición de investigado por pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa.

Expediente al Valladolid

Por otra parte, Competición ha decidido incoar un expediente al Real Valladolid y a sus jugadores Borja Fernández y Sergio Gontán, tras recibir ayer por la tarde la denuncia del Girona, que pide una Liga de 21 equipos y medidas cautelares para no descender a Segunda, tras la investigación de un presunto amaño en el Valladolid-Valencia de la temporada pasadas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Luka Jovic: “Estoy seguro de haber tomado la mejor decisión”
Official Photos of the Entire Nike Stranger Things Collection