Solari: “El tema Isco no da más de sí”


Las conferencias de prensa de Santiago Solari en la ciudad del fútbol de Valdebebas son cada vez más cortas y menos variadas. La víspera de la visita del Valencia, el técnico del Madrid apenas hizo un breve comentario sobre el partido que le espera este sábado, quizás el más complicado que le reserva el calendario de 2018. Al bombardeo monotemático inquiriendo por la situación de Isco Alarcón, progresivamente marginado del equipo titular por razones que no han sido oficialmente esclarecidas, el entrenador respondió repetitivamente con lo más parecido que halló a una negativa.

-¡Francamente! Creo que es un tema que no da más de sí.

La sentencia defensiva de Solari obtuvo una réplica más agresiva de un segundo reportero, que le preguntó si es verdad que, como publicaron algunos medios, Isco no le dio la mano en Eibar, y el desplante provocó que acabara descartado para jugar la Champions en Roma.

-Sinceramente. Creo que es un tema que no da más de sí. Son decisiones puntuales. Comprenderán que no puedo estar pendiente de las especulaciones de los medios de comunicación. 

Así, hasta cuatro veces. Las cuestiones sobre Isco rebotaron en el mismo frontón. “Los jugadores son todos profesionales y trabajan todos muy bien”, dijo Solari, cuando le preguntaron por el clima que se vive en el vestuario en el medio de tanto ruido mediático. “Hay algunos chicos pero la mayoría son gente madura que llevan muchos años en esto y no creo que el exterior los pueda distraer”.

Finalmente, alguien pidió a Solari que explicara cuál es su plan para recuperar el mejor nivel de Isco, que ha sido suplente en cuatro partidos y descartado en dos del total de seis que ha dirigido al primer equipo. “Hago lo que considero que es mejor para cada uno de los jugadores”, indicó, muy incómodo. “Todos son importante porque todos somos el Real Madrid”.

El otro asunto del día fue la final de la Copa Libertadores, cuya sede de emergencia será el estadio Bernabéu, según ha convenido la Conmebol, la FIFA, el Gobierno español, la federación española de fútbol y el Real Madrid. “Es un honor recibir la final de la Copa Libertadores y el clásico del fútbol argentino en el estadio Santiago Bernabéu”, dijo Solari. “Pero mis sentimientos son encontrados. Ojalá que un estadio con nuestra historia ayude a poner un buen cierre a esta final tan complicada. Por otro lado no puedo dejar de aludir a las causas que traen este partido aquí, que se tiene que jugar a un océano de distancia de Buenos Aires. Esto ha roto muchos corazones. Es una lástima por el mal ejemplo que se da a los niños. Que exista una pequeña parte de nuestra sociedad que esté abocada a romper todo y que no funcione”.

“Es muy difícil limpiar el nombre de esta final, a esta altura”, concluyó el técnico, que comenzó su carrera profesional con 20 años en un mítico equipo de River, multicampeón de Copa Libertadores, en los 90. “Lamentablemente para mí, en mi corazón este partido ha perdido interés. Es una pena pero es la realidad”.

Pueblos autóctonos aislados de la Amazonía en creciente peligro
Preocupación policial ante la llegada de los hinchas más radicales de River y Boca