Pedrosa, el cuarto elemento


Dani Pedrosa ganó el año pasado el gran premio de San Marino después de una imponente remontada. Había arriesgado en la elección del neumático delantero. Y no hubo nadie capaz de frenarle. Llegó a aquel fin de semana dispuesto a volver a los principios básicos. Después de un inicio de temporada muy complicado –Michelin había endurecido los neumáticos y aquello le perjudicó enormemente– le costó recuperar la confianza y la armonía. La comunicación en su box era escasa y envidiaba el buen rollo del lado del taller de su compañero de equipo, Marc Márquez. Decidió empezar de cero: dar muchas vueltas a la pista para recuperar sensaciones y una puesta a punto básica. Dio resultado. Hasta se ganó un halago de Valentino Rossi, que quedaría segundo y criticaría la maniobra ganadora del catalán –“estilo Márquez”, dijo el italiano en la conferencia de prensa posterior a la carrera–, más agresivo y decidido que nunca.

Ese es también el Pedrosa que se ha visto este año. Con un equipo renovado, empezando por su ingeniero de pista, hoy Giacomo Guidotti, el tercero que ocupa el cargo en tres años. Y con un ex piloto como Sete Gibernau a su lado, para reforzar el apoyo psicológico, además de hacer las labores del estudio del piloto en pista, por donde también han pasado diversos nombres propios, uno de ellos su hermano Eric. Primer clasificado del Mundial durante algunas jornadas en un campeonato tan apretado que ha tenido tantos líderes como candidatos al título, Pedrosa está hoy feliz y tranquilo. Pero todavía falta algo.

De vuelta a Misano, cuando quedan seis carreras para el final del Mundial y ya se puede descartar a uno de los contrincantes por lesión (Valentino Rossi se rompió la pierna la semana pasada en un entrenamiento y no competirá este fin de semana, ni, probablemente, tampoco en Aragón), el piloto de Honda debe dar un paso al frente si quiere confirmarse como el cuarto aspirante. Ahora mismo es el quinto clasificado, a 35 puntos del primero, Andrea Dovizioso. Y a nueve de Rossi, que no sumará este domingo.

Pedrosa cuenta solo una victoria, bagaje insuficiente de momento para pelear por la corona con Dovizioso (cuatro triunfos), Márquez y Viñales (tres victorias cada uno). Además, de todos ellos es quien lleva más tiempo sin ganar, desde el gran premio de España. “Una parte importante para optar al campeonato es ganar carreras. De hecho, es muy importante. Ojalá que tengamos buenos entrenamientos y podamos luchar para optar a la victoria”, concedió. De la carrera del año pasado, afirma Pedrosa, le pueden servir “la experiencia, las sensaciones y la motivación”, avisó. Se ha acercado mucho a sus objetivos en las últimas carreras, tres podios en cuatro grandes premios, pero sus rivales no ceden, así que solo el triunfo le permitirá recuperar terreno.

La Honda ha mejorado, especialmente en aceleración y a la entrada de las curvas, pero él se exige dar otro paso más. Como lo ha dado su compañero de equipo: cinco podios (dos, victorias) en las últimas seis citas. “Todavía, junto con mi equipo, podemos mejorar un poco más”, decía en Misano, donde terminó este viernes a una décima de segundo del más rápido, Petrucci, con una Ducati. Ya ninguno descarta a las Ducati en ningún gran premio, ni aunque sea uno en el que no acostumbra a ganar, como ocurre en este. “He seguido a Dovizioso mucho últimamente y, la verdad, no le encuentro a la moto ningún punto débil”, señalaba Márquez.

No está muy claro, por otro lado, si a las Honda les afectará la rotura de motor sufrida por este en la última carrera, en Silverstone. Fuera por lo que fuera que ocurriera el fallo en la fábrica del ala dorada se dicen tranquilos, confiados de que no les afectará en lo que queda de campeonato: tiene suficientes motores para terminar el curso y los pilotos, afirman, no tienen que cambiar nada, aunque a Márquez se le escapara este jueves que quizá hubiera que ajustar algunos parámetros. Cuando Rossi rompió el motor en año pasado, en Mugello, el rendimiento de los motores Yamaha se vio ligeramente afectado. Ni él ni Lorenzo ganaron ni una carrera más. Y Márquez ganó el título. Cabrá esperar para ver el desenlace de este otro incidente.

El Gobierno de México espera un crecimiento más robusto para 2018
Pulso Perú: El 64% respalda que profesores que desaprueban evaluaciones sean despedidos