Muere Niki Lauda, legendario piloto de la Fórmula 1


Lauda, durante el Gran Premio de Alemnia en 2014. En vídeo, su grave accidente en 1976. EFE | Vídeo: Atlas

El piloto austriaco de la Fórmula 1 Niki Lauda ha fallecido este lunes a los 70 años, según ha confirmado su familia en un comunicado. Lauda estaba en recuperación tras haber recibido un transplante de pulmón y, a inicios de 2019, había sido hospitalizado por contraer una infección en las vías respiratorias además de tener problemas renales

Lauda, nacido en Viena, fue campeón mundial en 1975 y 1977 para la escudería Ferrari y, en 1984, lo consiguió para McLaren. “Sus logros únicos como atleta y empresario son y serán inolvidables, su inalcanzable entusiasmo por la acción, su sencillez y valor permanecen”, han escrito sus familiares. El carismático piloto fue clave para la constructora de Mercedes desde 2012 al ser contratado como ejecutivo y fue crucial para fichar al británico Lewis Hamilton, que brillaba con McLaren. 

En 1976, Lauda sufrió un accidente en el circuito de Nurburgring, Alemania, cuando se salió de la pista con el Ferrari que pilotaba y se incendió. El piloto fue trasladado al hospital con quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo. Pese a eso, en seis semanas regresó a las pistas para terminar en el cuarto lugar. En 1997 y 2015 se sometió a transplantes de riñón. 

Lauda también brilló en los negocios. En 1978 fundó una compañía de vuelos privados, Lauda Air, que vendió en 2001. Dos años más tarde estableció FlyNiki, una aerolínea de bajo costo que cerraría operaciones en 2017. Al año siguiente, el expiloto profesional adquirió Amira Air para constituir Laudamotion, con sede en Austria. En julio del año pasado Ryanair acordó la compra del último legado de Lauda fuera de los circuitos de la Fórmula 1.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Los Warriors cierran en la prórroga ante Portland y están en su quinta final seguida
PUMA Reveals The Clyde Court Summertime