Monchi rechazó una oferta del Arsenal para volver al Sevilla


Monchi, en la presentación ante los medios. En vídeo, Monchi inicia su nueva etapa en el Sevilla: “Llego para hacer crecer al equipo”.

Una multitud de empleados de todas las parcelas del Sevilla estuvo presente en la presentación de Monchi como nuevo director general deportivo del Sevilla, donde tendrá todo el mando para planificar desde el uno de abril el nuevo proyecto del equipo andaluz. Monchi apenas permaneció inactivo después de rescindir su contrato con la Roma, donde trabajó los dos últimos años. El gaditano confirmó que rechazó una oferta del Arsenal, donde entrena su amigo Unai Emery, para decidirse por regresar a su casa. “Con el Madrid no ha habido nada. Los ofrecimientos han llegado de otros sitios. El Arsenal fue el club que más interés demostró. Al final tomé la decisión de aceptar la llamada del Sevilla porque profesionalmente era la mejor”, aclaró Monchi. Curiosamente, el director deportivo confesó que muchas personalidades del mundo del fútbol le recomendaron no emprender una segunda etapa en el Sevilla. “Mucha gente de fuera de Sevilla de la que aprecio su opinión en el mundo del fútbol me dijo que no emprendiera este regreso. Me quedo con lo que me dijo mi amigo Víctor Orta. ‘El Padrino II fue mejor que el Padrino I”, aclaró Monchi.

El nuevo técnico del Sevilla valoró de forma positiva sus dos años de trabajo en La Roma, aunque confesó que tuvo un error propio de novatos. “Era la primera vez que salía fuera y debí conocer mucho mejor cómo funcionaba ese club. La presión ha sido inmensa y eso me ha ayudado a crecer. Los resultados fueron buenos el primer año y peores en este”, indicó Monchi, quien comenzará a ejercer en su nuevo cargo el uno de abril. “No vengo a salvarle el culo a nadie. Vengo porque cuando el presidente me llamó me ofrecieron un proyecto de futuro que me seduce. Quiero revertir en el Sevilla todo el crecimiento que he experimentado en los dos últimos años en la Roma”, aclaró.

Monchi desveló que está previsto un plan de mejoras de infraestructuras en el Sevilla a corto plazo, y que se ha encontrado con un club muy saneado en lo económico, al que debe situar en lo más alto del fútbol español y europeo. “No voy a prometer títulos. Vengo a hacer un Sevilla que se codee con la élite. Y creo que tenemos techo para ello”, indicó.

Monchi aclaró que no se marchó del Sevilla por enemistad sino por una necesidad personal después de 17 años ejerciendo de forma ininterrumpida como secretario técnico del club. “Necesitaba aire”, afirmó, para esbozar de forma ligera las que serán las líneas maestras de su próxima política en el club. “Quiero un crecimiento estructural y, aunque el club está muy bien en lo económico, no descarto las ventas para alcanzar este crecimiento porque todo el mundo vende. Mi modelo será un modelo ganador sin miedo a vender jugadores. No estoy aquí por sevillismo, sino por una cuestión profesional”, dijo.

El nuevo director deportivo del Sevilla no descartó a Joaquín Caparrós como entrenador para la próxima temporada y remitió al próximo mes empezar a analizar cuestiones de estricta actualidad como las renovaciones de Sarabia, Banega y Ben Yedder. Por último, Monchi aclaró que no tuvo nada que ver en la destitución de Pablo Machín como entrenador del primer equipo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Filipinas: una ballena con 40 kg de plástico en su estómago muere de hambre
Jon Rahm solo sabe jugar a todo o nada