La justicia europea determina que el Real Madrid no recibió ayudas públicas ilegales


El Real Madrid está más cerca de recuperar los más de 20 millones de euros que abonó al Ayuntamiento de Madrid en noviembre de 2016. El Tribunal General de la UE ha anulado este miércoles la decisión de la Comisión Europea, que obligó al club blanco a reintegrar 18,4 millones de euros —más otros dos millones en intereses— al estimar que se había beneficiado de ayudas de estado ilegales a través de la firma de acuerdos ventajosos con el Ayuntamiento en diversas permutas de terrenos.

El caso se remonta a 1998, cuando se firmó un convenio por el cual el Real Madrid cedería ciertos terrenos al Ayuntamiento y, como contrapartida, este cedería otros por un importe equivalente. Pero hubo un problema: el Consistorio no pudo cumplir su palabra porque la parcela tenía calificación de equipamiento deportivo básico, es decir, nunca podría pasar a manos privadas. Por ello, en 2011 compensó al Real Madrid con 22,7 millones mediante una serie de nuevas operaciones.

Bruselas empezó a investigar el asunto en 2013 ante las sospechas de que el equipo presidido por Florentino Pérez se había beneficiado de una transmisión ventajosa, lo cual está prohibido por las leyes de Competencia europeas, que las castigan como ayudas de estado ilegal. Según el análisis de la Comisión Europea, el valor real de la parcela que debía entregarse al Real Madrid era muy inferior a esos 22,7 millones, concretamente de 4,2 millones, y en ningún debía contabilizarse  la revalorización de los terrenos desde el acuerdo inicial, con lo que calculó que los terrenos que se adeudaban al club se sobrevaloraron en 18,4 millones.

Ahora, la justicia europea ha determinado que Bruselas “no probó de modo satisfactorio que se hubiese conferido una ventaja al Real Madrid”, y por tanto revoca ese pago que, como marcan las normas, el Madrid se apresuró a abonar en 2016. “La Comisión no tuvo en cuenta todos los elementos de la operación controvertida y su contexto. Así pues, no pudo cumplir con su obligación de llevar a cabo un análisis completo con el fin de demostrar no sólo la cuestión de la evaluación del importe de la ayuda, sino también –y sobre todo– la de la propia existencia de una ventaja”, dicen los jueces comunitarios.

El dinero no tiene todavía rumbo fijo al equipo merengue. La Comisión Europea cuenta ahora con dos meses y diez días para recurrir la decisión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


“Te dejaba tocado, pero no engañaba”
A Surprise Release of the adidas Yeezy Boost 350 V2 “Glow”