Koepka vuela en el PGA hacia su cuarto grande


Hay un Campeonato de la PGA, que es el que juega Brooks Koepka, y hay otro que es el que juegan todos los demás. Así ha sido hasta ahora en el segundo grande de la temporada y si no hay un vuelco tremendo el cuento acabará este domingo con el cuarto torneo del Grand Slam para el golfista estadounidense a sus 29 años. Y eso que este sábado se vio la versión más humana de un líder que en las dos primeras jornadas domó como nadie al campo neoyorquino de Bethpage y puso a todos los demás en fila. Koepka partió con siete golpes de ventaja y después de su jornada más normal (par en el día, con tres birdies y tres bogeys) mantiene esa renta de siete sobre Dustin Johnson, Luke List, Harold Varner III y Jazz Janewattananond. En juego está quién es segundo. 

Fue en el hoyo 9. Koepka tenía un putt corto para hacer el par pero, puede que por exceso de confianza por la forma en que domina este PGA, la bola hizo la corbata. Bogey. Justo después perdió la calle en el 10, no atrapó luego green y erró un putt largo. Bogey. Dos seguidos por primera vez en el torneo, la primera vez que mostraba una debilidad. Su colchón era tan amplio que ni tuvo que ponerse nervioso, pero por si acaso en el 13 dejó la marca del campeón. Se marchó a los árboles en la salida de este par cinco, y lo que parecía un par complicado se convirtió en un birdie con un poderoso tercer golpe desde la calle y un putt marca de la casa.

Cuando se ha visto en el más mínimo apuro en el rough, el ya campeón de tres grandes ha lucido músculo y potencia para salir por patas. Y tampoco es que quienes venían por detrás de él, entre ellos pesos pesados como Dustin Johnson y Jordan Spieth, le buscaran mucho las cosquillas. Con el par en el día le valió a Koepka para seguir como si nada. Ante la ausencia de grandes ataques, una cómoda defensa. El número uno mundial, Johnson, se quedó a mitad camino (-1 este sábado) por algunos fallos en los greens que no le dejaron exprimir los seis birdies que logró. Su bogey en el 18 allanó más todavía el camino de Koepka. Sus siete golpes de ventaja al término de una tercera jornada son el récord en un Campeonato de la PGA, aunque no igualan, por ejemplo, los nueve con los que partió Tiger el domingo en el Masters de 1997. 

Solo 15 jugadores están por debajo del par en Bethpage, un campo que muchos no olvidarán (Tiger y Rahm, entre otros, ya lo ven por la tele). Y menos que nadie Koepka, a punto de conquistar su segundo PGA consecutivo. Con ese aire marcial roza el americano su cuarto grande en sus ocho últimas participaciones. Desde el nacimiento del Masters en 1934, solo Ben Hogan, Jack Nicklaus y Tiger Woods lo han logrado antes.

Clasificación completa del PGA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Mantovani lo hace todo en la despedida del Huesca de Primera
Nike Air Foamposite One “Snakeskin” Release Date Pushed Back Again