Guedes acaba con un Betis sin gol


El fútbol tiene estas cosas. El Valencia tenía ganado el partido ante el Betis gracias a la pegada de Guedes, que por eso vale 40 millones de euros, pero se complicó la vida en el tramo final ante un Betis demasiado castigado porque juega muy bien al fútbol y encuentra poco premio a su caudal de juego. Rodrigo vio la tarjeta roja a los 83 minutos con un 0-2 y los de Setién recortaron distancias de penalti, transformado por Lo Celso. En superioridad numérica, volcado ante el área del Valencia, los verdiblancos se encontraron con un buen Neto. Lo intentó el Betis, pero no pudo. Estuvo cerca del empate, también cuando Setién puso en el campo a los delanteros que tiene, Loren y Sergio León. El Valencia le volvió a ganar al Betis, como en las semifinales de la Copa, para alcanzar la quinta plaza y acechar la cuarta, propiedad del Getafe. Fiel a su estilo, los de Marcelino sufrieron mucho, pero pegaron en el momento justo gracias a la contundencia de un futbolista grande, Guedes, que marcó dos golazos y demostró estar en un gran momento de forma. Justo lo que le falta a este Betis, tocado por las ausencias de Canales y Carvalho, de tan buen toque como una increíble inocencia en el área rival. La grada pidió, además, la destitución de Setién. Una petición que suena algo exagerada teniendo en cuenta que el conjunto verdiblanco tiene todavía opciones europeas.

Betis

BET

VAL

Valencia

Betis

Pau López, Zouhair Feddal, Júnior Firpo, Mandi (Loren Morón, min. 58), Bartra, Guardado, Tello, Joaquín, Giovani Lo Celso, Wilfrid Kaptoum (Diego Lainez, min. 74) y Jesé (Sergio León, min. 68).

Valencia

Neto, Gabriel Paulista, Wass, Garay, Gayá, Parejo, Carlos Soler, Coquelin, Cheryshev (Rodrigo, min. 33), Santi Mina (Lato, min. 68) y Gonçalo Guedes (Gameiro, min. 76).

0-1 min. 44: Gonçalo Guedes . 0-2 min. 48: Gonçalo Guedes . 1-2 min. 77: Giovani Lo Celso (p).

José María Sánchez Martínez

Zouhair Feddal (min. 57),
Júnior Firpo (min. 54),
Guardado (min. 46),
Giovani Lo Celso (min. 72) y
Rodrigo (min. 61).

Estadio:Benito Villamarín

Hay detalles en el fútbol que cambian el sino de los partidos. El Betis, transformado para bien por la mano táctica de Setién, le estaba dando un baño al Valencia en un primer tiempo excelente. Ya está más que analizada la ausencia de pegada de este estupendo equipo. Entonces llegó la lesión de Cheryshev, que obligó a Marcelino a meter en el campo a Rodrigo. El internacional, pura calidad, supo retrasarse para recibir el balón y complicarle la vida al Betis. Guedes recibió ya en la banda izquierda, con campo por delante, y marcó con un disparo lejano con Pau algo lento y cuatro defensas defendiendo la acción del portugués. Fue en el minuto 45. El Betis, mucho mejor, había acumulado juego y llegadas. Nada en comparación con el fantástico efecto del gol. Realmente, la única verdad de este deporte.

El terrible efecto se reprodujo nada más comenzar la segunda parte. La defensa bética estuvo algo lenta y Guedes se sacó otro disparo desde fuera del área para hacer el segundo tanto. En esta ocasión, Pau no tenía nada que hacer. El Betis pasó por momentos delicados, con la grada pidiendo la destitución de Setién con todo el segundo tiempo por delante. El Betis, que había hecho muchas cosas bien, estaba tocado ante la eficacia del Valencia. Sin embargo, este deporte guarda sorpresas. A medida que Marcelino hacía cambios defensivos, el Betis, con todos sus delanteros en el campo, le metió mucho miedo al Valencia, tocado, además, por la expulsión de Rodrigo. En un tramo final emocionante, el Betis recortó distancias en el marcador después de un claro penalti de Paulista, que tocó el balón con la mano después de un remate de Sergio León. Marcó Lo Celso y al Valencia le tocó sufrir una barbaridad. El Betis lo sometió a un dominio brutal y se acercó al empate en un disparo de Tello que detuvo muy bien Neto. El portero del Valencia estuvo soberbio en este tramo final que el Valencia jugó en inferioridad. Por su dominio del área y por la seguridad que transmitió a sus compañeros. 

El Valencia tiene la cuarta plaza a dos puntos después de este gran triunfo y está vivo en todas las competiciones. El Betis debe rumiar su falta de pegada, que le aleja de Europa. Ante el Valencia, 23 remates, siete de ellos a puerta, que no sirvieron para nada. Los de Marcelino hicieron tres disparos a puerta y lograron dos goles. Con futbolistas de la clase de Guedes (ocho goles en un mes y medio), todo es más fácil. El problema en el Betis es que buena parte de la grada ya no cree en Setién.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


La grandeza de la Penya
Deslave deja al menos 14 muertos y cinco heridos en el suroeste de Colombia