Ettore Messina: “Podría entrenar hasta los 2.000 años”


Cuando se le pregunta por su estado, Ettore Messina responde rotundo y en gerundio: “luchando”. A sus 57 años y después de 35 en los banquillos, el técnico siciliano sigue al pie del cañón. Cuatro veces campeón de la Euroliga y primer entrenador europeo en dirigir un partido en la NBA (2014) cubriendo una baja médica de Popovich en los Spurs, apura ahora su segunda etapa como seleccionador. Después de concluir tercera del grupo B, Italia se medirá este sábado a Finlandia en el cruce de octavos del Eurobasket. A Messina le sobra “pasión” para alentar las expectativas de la Azzurra, para terciar en el conflicto de los calendarios y para repasar una carrera exitosa y firme a la que no le pone horizonte.

Pregunta. ¿Le gusta más el baloncesto de ahora o el baloncesto en el que empezó?

Respuesta. Son incomparables. Todos dicen ‘¡ah mis tiempos… los jugadores tenían mejor técnica!’. Pero el baloncesto, como deporte, progresa cada día y cada día será mejor. Cada vez se juega con más habilidad, con más rapidez, con más fuerza…la condición física es mejor. Si comparamos la técnica de hace 25 años con la de ahora claro que era mejor, pero el juego era mucho más lento. Esto no para. Ahora las temporadas ahora tienen 80 partidos, hay muchísimos más europeos que juegan en la NBA y el tema económico ha tomado un protagonismo grandísimo. No hemos sido capaces de compatilibilizar lo económico y lo deportivo. Cada cosa ha ido por un lado.

P. Hace unos días mostró su contundente discrepancia con el calendario y las ventanas de la FIBA, ¿Qué le parece la crisis abierta entre las instituciones del baloncesto europeo?

R. Hay varios problemas. Entiendo que las fechas en las que se disputa el Eurobasket tienen que ver con lo económico y con los derechos televisivos, pero eso hace que los entrenadores de clubes apenas puedan preparar la temporada siguiente. Se quedan sin tiempo para planificar, enseñar y corregir. Los clubes que invierten mucho dinero en sus plantillas y luego no pueden organizarse con tiempo en un calendario tan apretado. Los entrenadores se han convertido en gestores de jugadores cansados. En segundo lugar están las ventanas. Me parece buena idea plantear el Europeo cada cuatro años con un verano de descanso, pero el tema fundamental es por qué tenemos que parar las ligas durante el invierno y por qué tenemos que renunciar a los jugadores de gran nivel. Es absurdo y es humillante para los que participen en esas ventanas. Es decirles ‘tú has conseguido la clasificación, pero ahora vienen los mejores y lo vas a ver por la tele’. Eso va en contra de los conceptos del deporte.

Messina, en un partido del Eurobasket AFP

P. ¿Sobra gente en los despachos y falta la opinión de los profesionales?

R. Los gestores de la FIBA y la Euroliga están convencidos de ser gente de deporte y por su puesto lo son, pero no veo entrenadores ni jugadores en los lugares donde se toman las decisiones. En los congresos falta gente de cancha que son luego los perjudicados por las decisiones esos cerebros. Es una guerra que está llegando al absurdo.

P. ¿Y cómo está el baloncesto italiano?

R. Tenemos nuestras capacidades y una liga equilibrada, aunque con menos nivel que la de hace unos años. Pero tenemos que centrarnos en la producción de jugadores jóvenes. Hemos tenido algunos buenos resultados en categorías juveniles, pero hay que seguir. Hay que elaborar un plan detallado para la detección de talentos en todo el país. Hay que trabajar mucho. No vale con conformarse con la idea de que no hay dinero. Cuando faltan recursos hay que redoblar el entusiasmo, ideas y creatividad.

P. Ese trabajo de cantera fue el que comenzó España hace años con un resultado magnifico, ¿Cómo analiza la trayectoria de la selección española?

R. Ha sido fantástico lo que han conseguido. Han tenido una generación irrepetible y la federación ha trabajado muy bien con los clubes y con los jóvenes. Cada año llegan talentos nuevos. Son inagotables. También los han conseguido con la selección femenina y eso habla de una estructura deportiva modélica.

P. ¿En qué lugar en la historia colocaría a esta España de la última década?

R. Siempre es difícil establecer comparaciones entre referentes históricos, pero esta España es una de las grandes. Más que mi opinión, lo que vale es el recuerdo de la gente, que dentro de 20 o 30 años será parecido al recuerdo que tenemos ahora de la gran URSS o la gran Yugoslavia. España está desde hace años en el grupo de los elegidos. Su continuidad es increíble.

P. ¿Con quién de los referentes de la selección española se quedaría?

R. Siempre te vienen a la cabeza Pau y Navarro. Porque son los mayores, los que han estado siempre, los que han conseguido todo, pero hay muchos. España no se ha hecho grande solo por uno o dos jugadores sino por su bloque y su personalidad.

P. ¿Puede aguantar mucho más Pau siendo el referente y dominador del baloncesto europeo?

R. Sigue teniendo mucha técnica, tiene físico y una sabiduría inmensa. Sabe gestionar su físico como muy pocos en el mundo y eso hace que pueda jugar a un altísimo nivel hasta que él quiera. Hasta que le guste esto.

P. ¿Y usted hasta que edad se ve entrenando? ¿Qué le queda por hacer?

R. Tengo que hablarlo con mi mujer y mis hijos (risas). He disfrutado mucho este verano y el pasado entrenando a este grupo de jugadores en la selección. Me lo estoy pasando muy bien y eso me llena de motivación. Después hay que ver cómo te ve la gente. Si piensan que puedes seguir aportando cosas como entrenador. No solo vale tu idea. Si siguen confiando en mí y sigo sintiéndome a gusto en la pista podría entrenar hasta los 2.000 años. Si me cansara es mejor hacer otras cosas en la vida, pero hasta ahora me apasiona lo que hago y me motiva conectar con mis jugadores. Nunca pensé que tendría una carrera así y quiero seguir. He tenido mucha suerte de tener gente que me ha dado oportunidades y jugadores que me han ayudado a hacer bien mí trabajo. Puedes tener calidad, motivación, talento y deseo, pero si no encuentras una oportunidad se para todo.

Messina, en un partido del Eurobasket
Messina, en un partido del Eurobasket AFP

P. ¿Qué ha aprendido del baloncesto estadounidense y que ha podido aportar?

R. Trabajar todos los días con Gregg Popovich y en una franquicia tan especial como San Antonio es una suerte. Formo parte de un grupo con una química única en el mundo del baloncesto, no sé si yo habré aportado algo. Eso lo tendrían que decir otros. Ir a EE UU fue como volver a empezar porque tuve que instaurar nuevas relaciones, pero lo hice con la misma intensidad que en mis inicios. Siempre intento hacer las cosas lo mejor posible.

P. Dice Zeljko Obradovic que el éxito es que sus jugadores le crean, ¿cómo definiría usted el éxito?

R. El éxito es cuando consigues llegar al máximo nivel posible. Cuando vuelves a casa después de un partido o de un entrenamiento y te dices ‘lo he dado todo’. Eso es el éxito. Cuando consigues que tu equipo llegue a un nivel de autoexigencia y de autodisciplina que no necesita a alguien que les empuje. El sentido de la responsabilidad como grupo es lo que marca la madurez de un equipo, su capacidad para pelear por los objetivos.

P. ¿Cuáles son los objetivos de esta selección italiana?

R. Somos un equipo que trabaja muy duro en la pista y que ha encontrado una buena mezcla. Nos falta habilidad anotadora después de perder a Gallinari (se fracturó un dedo en una pelea con un jugador rival durante la preparación), pero el objetivo es jugar al máximo todos los partidos y luego a ver qué pasa. En los cruces a vida o muerte puede pasar de todo. Los equipos obligados a ganar pueden sufrir ante otros con menos presión.

P. ¿Volverán los buenos tiempos de la Italia de los 90?

R. Espero que sí. Yo acabo como seleccionador en este Eurobasket y luego volveré a San Antonio. No puedo con las dos cosas. Pero seré un aficionado más en espera de ese resurgir. Estaré dispuesto a ayudar si me piden consejos e ideas.

P. ¿Cuál sería su lista de favoritos para el título?

R. España y Lituania han demostrado que están un paso por delante. Parecen los más sólidos y los más completos, como siempre. Después ya aparecen otras selecciones como Croacia, Eslovenia, Francia… Quién sabe si Italia.

Pablo Carreño – Kevin Anderson, en directo
Peter Kay to join lineup of celebrities at Manchester Arena for first show since terror attack