El VAR, protagonista por tres veces en San Mamés


El Athletic gana, el Rayo pierde, pero la comida está fría. Ya nadie espera en casa para comer a la hora de la merienda. Los horarios y el VAR hacen estragos. Quienes no han ido al fútbol dejan los restos en la encimera, o en el frigorífico, envueltos con papel de aluminio para que no coja olor, listo para el microondas. Las dos de la tarde no es una hora para comer antes ni para hacerlo después, y el árbitro paseando cada rato a ver las repeticiones en el monitor. Cuatro minutos de descuento en la primera parte, seis en la segunda, y la llamada a casa: no esperéis, que va para largo.

Athletic

ATH

RAY

Rayo

Athletic

Herrerín, Yuri (Lekue, min. 60), De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez, Muniain (Kenan Kodro, min. 88), Íñigo Córdoba, Dani García (Unai López, min. 57), Raúl García, Beñat y Williams.

Rayo

Alberto, Abdoulaye, Luis Advincula, Tito, Jordi Amat, Medrán (Embarba, min. 68), Jose Pozo (Di Santo, min. 78), Bebé, Álex Moreno (Álvaro García, min. 72), Mario Suárez y De Tomás.

1-0 min. 1: Williams . 1-1 min. 44: Álex Moreno . 2-1 min. 49: Williams . 3-1 min. 71: Raúl García . 3-2 min. 84: De Tomás .

Juan Martínez Munuera

Williams (min. 94),
Abdoulaye (min. 67) y
Luis Advincula (min. 48).

Luis Advincula (min. 51).

Estadio:San Mamés

Empieza el partido trepidante, con el Athletic enchufado y pasados unos segundos del primer minuto, el plan le funciona. Marca Williams, que se hace él solito un aclarado en el área, en el saque de una falta. El balón golpea en Medrán y despista a Alberto. Acosan los bilbaínos y el Rayo, tan necesitado de estímulos, no se encuentra ante la intensidad de los jugadores de Garitano. Entonces entra el VAR en juego. Un minuto después de un empujón a Raúl García en el área, le avisan al árbitro de que allí hay tomate. Dialoga un buen rato, después se anima a mirar la pantalla. Dice que sí, que hay infracción. Raúl García lo ejecuta y Alberto responde, la pelota le cae a Yeray, que estrella su remate en el cuerpo del portero.

El partido se enfría por el parón y el Athletic pierde el oremus. La necesidad del Rayo hace el resto. Jémez envía a sus hombres al campo local y toma el control, aunque sin sustancia. Un disparo lejano de Bebé, un par de saques de esquina, poco más. Y entonces, otra vez el VAR. Martínez Munuera pita penalti por un derribo a Williams. Vuelven los conciliábulos con la sala de control; de nuevo visita al monitor y el árbitro rectifica. Más minutos de juego parado. Es complicado mantener el ritmo así. El Athletic lo pierde del todo, y empata el Rayo, en el minuto 44, cuando todavía queda un mundo por acabar la primera parte. Es Álex Moreno el que remata cruzado un centro desde la derecha.

Al Athletic le toca remar otra vez después de la tregua. Williams marca en el minuto 49, después de un robo de Raúl García, que se las sabe todas, y el pase de Córdoba. El disparo toca en Ba antes de entrar. Luego se desata la vorágine. El Athletic pierde a Dani García y Yuri, lesionados, en dos minutos. El Rayo se había quedado sin Advíncula, expulsado, poco después de encajar el segundo gol. Y el Rayo empata, pero no, porque vuelve a aparecer el VAR, para trazar líneas y ángulos. Cálculos para determinar que Mario Suárez estaba en fuera de juego, más tiempo perdido, más fría la comida en casa.

Jémez ordena zafarrancho y abre las líneas de su equipo, que deja muchos espacios, ideales para las carreras de Williams. El Athletic falla lo que no se puede fallar, sobre todo en una ocasión múltiple que acaba en el larguero, o en una galopada de Williams que desvía Alberto, hasta que aparece Raúl García para poner orden. Nada de florituras. Recibe de Unai López y engatilla un disparo violento, que se le cuela al portero entre los brazos.

El Rayo no se rinde, así que el Athletic puede ampliar el marcador, pero no lo consigue, y además, concede otro gol. Es Raúl de Tomás el que empuja el centro de Embarba, así que los rojiblancos, con uno más, sufren para mantener el resultado. En San Mamés no hay tranquilidad ni a la hora de la merienda, que es cuando acaba el partido. La comida ya está congelada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Nike Air Max 97 in White, Psychic Pink and Nightshade
La petrolera Chevron anuncia la compra de Anadarko por USD 33.000 millones