El orgullo de Old Trafford oxigena a Mourinho


Una remontada fraguada en un segundo tiempo racial (3-2) y en una hinchada que apeló a su orgullo y al del club evitaron otra derrota catastrófica del Manchester United de José Mourinho ante el Newcastle de Rafa Benítez. Mata con un libre directo, Martial y Alexis Sánchez, este con un cabezazo en el minuto 90, le dieron la vuelta al 0-2 con el que el conjunto local se fue al descanso.

La épica transformó un paisaje que poco antes era un cementerio. Terminado el partido, rugía Old Trafford y Mourinho, que no celebró el tanto de la victoria, cerraba los puños enrabietado. Luego volvió a la carga. “Tengo 55 años y es la primera vez que veo una cacería. No puedo vivir con ello. Los chicos no lo llevan bien”, denunció tras el partido. Y sobre su futuro, comentó: “Tengo contrato hasta julio de 2020. Me lo dieron porque quisieron. Yo no les apunté con una pistola”.

Horas antes, apoyada en una de las vallas que rodean el campo, se erguía una fotografía silueteada a tamaño natural de Zinedine Zidane. El mensaje gráfico reafirmaba el sentir de la gran mayoría de la hinchada del United, que ya parece dar por suficiente la tortuosa etapa de Mourinho y suspira por sentar en el banco al entrenador francés. A los 10 minutos, con 0-2, las publicaciones del día en la prensa británica en la que afirmaban que el preparador luso sería destituido pasara lo que pasara ante el Newcastle cobraban fuerza.

Rapado con una raya al lado y enfundado en un abrigo negro, Mourinho deslizaba nervioso la cremallera de su jersey de cuello alto mientras asistía a la debacle de su equipo en primer tiempo. Unas manos claras de Ashley Young dentro del área no señaladas por el colegiado evitaron un destrozo mayor en esos primeros 45 minutos en los que el United era un equipo muerto, tosco y desordenado para llegar al área contraria y muy vulnerable a las contras que le lanzaba el Newcastle. Ni la entrada de Mata a los 19 minutos le había dado coherencia al juego ofensivo de los red devils.

Los cambios de Mourinho en el segundo tiempo contribuyeron a gestar la remontada y a agitar al personal. Metió a Fellaini para darle llegada y presencia en el área ante la lluvia de centros laterales que se preparaba. El camino hacia la victoria del United se fraguó en un fútbol intenso, a tumba abierta, con oleadas de ataques desesperados que Fellaini trataba de enganchar. “Mucha gente estaba frustrada en el vestuario. Jugamos de forma más agresiva y directa en la segunda mitad. El mánager nos pidió que fuéramos hombres y no tuviéramos miedo”, contó Fellaini.

Fue Mata el que inició la gesta con un lanzamiento de falta magistral. Con el 1-2, Old Trafford comenzó a creer en la remontada aunque solo restaban 20 minutos. A un taconazo de Pogba en el área, Martial cosió un derechazo pegado al palo. Mourinho apenas gesticulaba. Tampoco lo hizo cuando Alexis Sánchez,, que entró a falta de 20 minutos, hizo el 3-2 con un cabezazo ajustado. Sí dedicó Mourinho improperios a las cámaras de televisión cuando el colegiado señaló el final del partido y se sabía ganador. En la previa de un partido que puede marcar un punto de inflexión en el devenir de su futuro, Mourinho había convocado a la prensa a las ocho de la mañana. Su comparecencia solo duró tres minutos.

Triplete de Alcácer.En Alemania, Paco Alcácer justificó su convocatoria para la selección española con un triplete que le dio al Borussia Dortmund una victoria agónica ante el Augsburgo (4-3). Suplente habitual, los seis goles que le han aupado al primer puesto de la tabla de goleadores los ha logrado en 80 minutos de juego. Su tercer tanto, que supuso la victoria, fue con un sorprendente libre directo en el último minuto. El Dortmund es líder de la Bundesliga con 17 puntos en siete jornadas. El Bayern es quinto, con 13, tras caer con estrépito ante el Mönchengladbach (0-3).

Marca Cristiano. En Italia, la Juventus se impuso al Udinese por 0-2. El uruguayo Betancourt abrió el marcador y Cristiano cerró el partido con su cuarto gol en el campeonato, un zurdazo dentro del área. Son ocho victorias de la Jueve en ocho partidos.

Vettel pierde la cabeza
Detailed Look at the Off-White x Nike Zoom Fly in “Black”