El Liverpool lo quiere todo


El pregonero del fútbol emocional, de la ausencia de pausas, de la presión como punto de apoyo para un ataque masivo, tiene una liturgia tras las victorias, la de encararse con sus aficionados y lanzarles tres puñetazos al aire a modo de arenga e indicación de que nada se para, de que el Liverpool es un martillo y no se va a detener. Ahora, que alguien vaya a decirle a Jürgen Klopp que debe dejar de ganar algo para alcanzar al menos un objetivo.

Hubo quien lo hizo: Gary Neville, un mancuniano. Fue en septiembre, justo cuando empezaba el camino europeo del vigente subcampeón de la Champions. “Si cuando llegue la primavera no están en Europa tendrán más posibilidades de ganar la Premier”, explicó desde su atalaya televisiva en Sky Sports. A mediados de abril, el Liverpool es líder en el torneo inglés y tiene una seria opción de entrar en las semifinales de la máxima competición continental, donde defiende esta noche una ventaja de dos goles (2-0) ante el Oporto en O Dragão (21 horas, Movistar Liga de Campeones 1). “Sentarse en un estudio y hablar de fútbol es muy diferente a trabajar de entrenador”, le replicó Klopp a Neville. Y sonó cruel: la trayectoria del exlateral diestro del Manchester United en los banquillos se reduce a poco más de cuatro traumáticos meses en el Valencia. “¿Qué deberíamos hacer? ¿Retirarnos de la Champions?”, se preguntó burlón Klopp.

Neville no es precisamente un referente el Liverpool, pero el debate sobre como distribuir esfuerzos le ha acompañado en los últimos meses. Cayó a la primera tanto en la FA Cup como en la Copa de la Liga, pero no hubo ni más flaquezas ni más renuncias. Jamie Carragher sí es alguien en Liverpool, one club man, 723 partidos con el equipo para convertirse en el segundo futbolista que más veces vistió su camiseta tras Ian Callaghan, un campeón del mundo en 1966. Carragher abandera el sentimiento scouse. “Klopp lo sabe. Todos en Liverpool queremos ganar la Premier. Eso es más grande que nada para nuestros aficionados”.

En tiempos en los que el capital futbolero acaricia ligas europeas esa pasión doméstica es la puesta al día balompédica de aquel titular “Niebla en el Canal, el continente aislado”, tan legendario que hasta se discute quien lo acuñó. Ocurre que el Liverpool, durante décadas el club más laureado del país que inventó el fútbol, no gana la Liga desde 1990, cuando aún no era Premier. Desde entonces ganó dos finales europeas (entre ellas su quinta orejona), tres veces fue subcampeón (dos en la Champions) y otras tres veces acabó su periplo en semifinales. Su apetencia en ese territorio parece bien saciada.

“Lo sé. Conozco los gustos de nuestros aficionados, pero ¿por qué deberíamos de elegir entre Premier o Champions?”, se pregunta Klopp. “Necesitamos ganar trofeos”, dijo Milner, un peso pesado del vestuario, a su llegada a Oporto. “Seré honesto. Para mí la Champions es la competición más prestigiosa del mundo, pero el sueño de toda la ciudad y del club es la Premier así que si llega el caso sería feliz sacrificando mi sueño por su sueño”, confiesa Mohamed Salah, al que algunos afean que no esté al nivel de la campaña pasada, por más que junto a Agüero sea el máximo goleador de la Premier con 19 goles.

Hace un año el egipcio marcó en el triunfo del Liverpool (0-5) en Oporto y en los octavos de final. El mexicano Héctor Herrera estuvo en aquel partido y cree que todo ha cambiado. “Ellos son favoritos, pero queremos hacer historia y en casa somos muy fuertes”. No hay pasado ni futuro, solo presente. Lo dejó claro Sergio Conceiçao cuando en la rueda de prensa previa al partido le preguntaron a Herrera, sentado a su derecha, sobre si ya había cerrado su traspaso al Atlético. El entrenador del Oporto cortó cualquier atisbo de respuesta de su jugador y se dirigió al periodista: “Vamos a jugar primero este partido. Tengan paciencia”.

Hector Herrera y Sergio Conceiçao durante la rueda de prensa previa al partido contra el Oporto.
Hector Herrera y Sergio Conceiçao durante la rueda de prensa previa al partido contra el Oporto. AFP

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


SEGUNDO CURSO DE CAPACITACIÓN: “COMPONENTES Y PROCESOS DE LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES”
¿Qué es un fondo de inversión?