El Leganés maniata al Rayo Vallecano


Duelo de vecinos y necesitados. El Leganés sumó tres puntos vitales al derrotar al Rayo Vallecano, compañero de fatigas en la zona baja de la tabla. El equipo pepinero aprovechó su buena puesta en escena para cobrar ventaja y mantenerla hasta el final con un eficiente ejercicio defensivo. Suyas fueron casi todas las situaciones de peligro -la mayoría a balón parado- ante un Rayo muy escaso ofensivamente, que solo tuvo un pequeño buen tramo de juego en la segunda parte, insuficiente para llevarse algo de Butarque.




4-4-1-1


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Óscar Rodríguez


Cambio

Sale Youssef En-Nesyri

Michael Santos


1 goles

Gol



Cambio

Sale Gumbau

Guido Carrillo


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Abdoulaye


Cambio

Sale Jose Pozo

Trejo


Tarjeta roja

Tarjeta roja

Medrán


Cambio

Sale Álvaro García

Bebé



Rayo

4-3-3

Salió con gran ímpetu el Leganés, consciente de que debía aprovechar el factor ambiental. A base de empuje acorraló a un Rayo que parecía asustado, o al menos no era consciente de lo importante que era el encuentro. En una de esas acometidas llegó el primer gol. Bastó un saque de banda mal presionado por los defensas franjirrojos, el balón llegó a Michael Santos que casi desde la línea de fondo puso un centro raso que remató Carrillo en el primer palo. Gol de nueve del delantero argentino, que cruzó el esférico de manera imposible para Alberto.

Al Rayo no le quedaba otra que poner más tensión al encuentro. El equipo de Míchel atacaba, pero lo hacía con poca convicción ante un rival que vivía en un escenario perfecto. Como mejor se maneja este Leganés de Pellegrino es guardando una renta y apretando los dientes en defensa. No se vio afectado el conjunto pepinero ni por la lesión de Bustinza, sustituido por Omeruo. En ataque se fiaba a las diabluras de Óscar, que mantiene el nivel que exhibió ante el Barça.

El equipo vallecano ganó algo de gracia tras el descanso, cuando entraron Embarba y Álvaro García, dos extremos pequeños y picajosos que podrían conectar mejor con Raúl de Tomás que los sustituidos Bebé y Kakuta. El ariete del Rayo, sin embargo, estuvo bastante tristón todo el partido, ni siquiera mostró la brega que acostumbra. En esas, la ofensiva rayista giraba en torno a Álvaro Medrán. El volante estuvo en casi todas las acciones de peligro de su equipo, que tampoco fueron muchas ni muy claras. La mejor, una falta directa que besó el larguero en el minuto 72. Antes protagonizó un cabezazo y un disparo cruzado que no inquietaron demasiado a Cuéllar. Tan metido estaba en el partido, que su exceso de ímpetu le hizo pegar una patada a Vesga y llevarse la segunda amarilla que le expulsó.

Para entonces el Leganés pensaba en defender su tesoro como fuera. Pellegrino solo mandaba atacar en saques de banda o córners.También con un lanzamiento de falta envenenado de Óscar que casi sorprende a Alberto. El canterano del Madrid es un generador de peligro a balón parado, un centro suyo a la cabeza de Gumbau obligó a Alberto a hacer un paradón para evitar el segundo del Lega.

Con un hombre menos, el Rayo perdió todo su fuelle y la acometida final buscando el empate se diluyó. No sufrió el Leganés para mantener su ventaja y sumar tres puntos vitales que hacen que supere a su vecino y rival de este sábado. El Rayo, por su parte, ve cortada su minirracha de dos partidos sin perder y se quedará en puestos de descenso.

 

¡De nunca acabar! Delincuentes asaltan Banco de la Nación en Trujillo y se llevan S/10 mil | VIDEO
¡Inaudito! Mujer ataca con martillo porque le chocaron el auto en México