Costa vuelve a entrenarse con el Atlético un día después de negarse a hacerlo


Diego Costa, delantero del Atlético de Madrid, ha retomado este viernes los entrenamientos con el equipo en Majadahonda y ya se ejercita junto al resto de sus compañero. Este jueves se negó a hacerlo por la sanción que pretende imponerle el club rojiblanco por su expulsión contra el Barcelona en el Camp Nou. Desde las 11.00, el momento fijado para el inicio de la sesión, el futbolista ha trabajado de nuevo con sus compañeros, en la víspera del encuentro contra el Eibar en Ipurua, en el que él es baja por sanción. El atacante cumplirá el segundo de los ocho encuentros de suspensión que le impuso el Comité de Competición.

El jueves, después de que el club le comunicara el miércoles el expediente sancionador de régimen interno que incluye una fuerte multa, Diego Costa se negó a entrenar, tanto en el gimnasio como el terreno de juego, aunque sí acudió a la Ciudad Deportiva de la localidad madrileña de Majadahonda. El club admitió que el delantero hispanobrasileño, sancionado con ocho partidos por decirle al colegiado Gil Manzano “me cago en tu puta madre”, no tenía ninguna lesión y que no se ejercitó con el plantel. No dieron más explicaciones.

Anoche, tras reflexionar, el jugador llamó al club para informar de que este viernes sí entrenaría y que pediría perdón a sus compañeros. Muy probablemente, ambas partes acuerden poner un mediador externo para fijar la multa económica por los ocho partidos de sanción. 

Diversas fuentes próximas al Atlético confirman que la sanción económica propuesta es muy fuerte. Alguna de estas, incluso, se sorprendió por la elevada cantidad. Tras lo sucedido en el Camp Nou, la alta dirigencia del Atlético aseguraba: “Le vamos a tocar el bolsillo bien”. En el mismo palco del estadio azulgrana, el gerente rojiblanco, Clemente Villaverde, sentenció: “Es reprobable la conducta con un perjuicio irreparable para el club. Nunca justifico que por conductas ajenas al desarrollo del juego dejes a tu equipo con diez jugadores. No consigues nada”.

La postura de Costa de no entrenarse este jueves se produce tras varias intervenciones de su entrenador defendiéndole públicamente. La última en una entrevista a Goal en la que Simeone afirma: “Costa es un animal que puede tener estas situaciones que nos han hecho sufrir en un partido como el del Camp Nou en el que lo necesitábamos. Pero no soy un entrenador que se maneje por un episodio. Valoro el todo. Hay muchas cosas positivas más que negativas en Diego”. Hace diez días, el Cholo también le ensalzó y especificó que contaba con él para la temporada que viene. Su deseo es que Costa continúe por todo lo que supone como pieza clave para su propuesta futbolística, y como guardián del espíritu guerrero y competitivo del equipo ante las posibles marchas de Godín, Filipe y Juanfran, unidas a la ya consumada de Gabi la temporada anterior. El Cholo busca líderes que mantengan esa llama combativa en el día a día que considera vital para mantener al Atlético arriba.

La opinión del club, aunque siempre plegado a la de su entrenador, hace tiempo que ya no es tan favorable a su continuidad. Su alto sueldo, diez millones de euros, su escasa producción goleadora desde que regresó hace año y medio, su tendencia a lesionarse y a coger peso juegan en contra de su permanencia. Costa también ha solicitado durante el curso un aumento de sus emolumentos, pero con este paisaje de enfrentamiento no hay certeza de que esto se vaya a dar. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Reebok Alien Fighter Bishop Releasing for 40th Anniversary of Alien
Mueren tres de los mejores alpinistas del momento sepultados por un alud en las Rocosas de Canadá