Celia Barquín, la niña que ganó un premio por entrevistar a Severiano Ballesteros


Celia Barquín Arozamena, la golfista cántabra de 22 años asesinada este lunes en Estados Unidos, fue una de las ganadoras de El País de los estudiantes, el programa de prensa escuela de EL PAÍS que este año celebra su XVIII edición. La joven deportista, que este semestre iba a terminar la carrera de Ingeniería en Iowa, fue premiada en el concurso en 2011, cuando estudiaba cuarto de la ESO en el instituto Miguel Herrero Pereda de Torrelavega (Cantabria).

Celia Barquín, junto a Severiano Ballesteros.

El premio a la mejor entrevista de aquel año fue compartido entre tres trabajos. Uno de los galardones fue para Barquín por una entrevista a su ídolo, Severiano Ballesteros, publicada en el diario Offline, el periódico de la realidad, del IES Miguel Herrero Pereda. Los otros premiados, también de Torrelavega, fueron los estudiantes María Reguilón y David Pereda por su charla con Alfredo Pérez Rubalcaba y Ana M. Fernández y María Velarde por su entrevista a Patxi López.

“Cumplí con el deber que me impuse, que fue dedicarme en cuerpo y alma a un deporte al que entregué mi juventud”, confesó en aquella entrevista Ballesteros a una Barquín niña que soñaba con seguir sus pasos. El mejor golfista español de todos los tiempos y cántabro, como ella, le recordó que “la vida es un partido continuo”. 

Pero su presencia en El País de los Estudiantes no acabó aquí. En la edición de 2013 del concurso, la entrevistada fue ella misma. Una alumna su antiguo instituto de Torrelavega, Lucía Mantecón, la entrevistó en inglés con motivo de su llegada a la academia Blume de Madrid, un centro de alto rendimiento para deportistas. Mudarse a Madrid “fue menos difícil” de lo que pensó porque el golf era su “sueño” y este sueño “era más grande que cualquier otra cosa”, explicó la joven, que recogió en un documento cómo era su día a día en la residencia.

Dos años después, los estudiantes Elma Cidoncha y Juan Sebastián Sierra, también del mismo centro educativo cántabro, charlaron de nuevo con ella como joven promesa del golf español cuando tenía 18 años y acababa de aterrizar en Iowa para estudiar Ingeniería y seguir desarrollando su carrera deportiva. “Mis padres y mi hermano jugaban cuando yo nací, así que era una afición familiar. A nada que fui creciendo me pusieron un palito de golf en las manos y en cuatro días se convirtió en lo que me gustaba”, contó Barquín sobre sus inicios en un deporte que la llevó a dejar Cantabria y mudarse primero a Madrid y luego a EE UU.

¿Si pudieses volver atrás, cambiarías algo de tu vida?, le preguntaron. “Pues como todo el mundo supongo que cambiaría algunas cosas, pero todo lo que me ha pasado durante mi vida me ha llevado hasta donde estoy ahora y eso sí que no lo cambio por nada del mundo”, confesaba la deportista, que señalaba a Rafa Nadal como su modelo. El golf era toda su vida, como atestiguan sus perfiles de Facebook y Twitter, donde apenas tenía cabida nada más. Sus últimos mensajes datan de julio, cuando ganó el campeonato de Europa Individual femenino 2018 disputado en el Penati Golf Club de Eslovaquia. 


El millonario japonés Yusaku Maezawa será el primer turista lunar de SpaceX
Barça-PSV: un día para marcar el paso