Borja, el gol de un Betis de altos vuelos


El fútbol tiene escasa memoria. Más, incluso, en un club como el Betis. Apenas tres meses después del adiós del entrenador Quique Setién y del director deportivo Lorenzo Serra Ferrer, los dos grandes artífices del Betis europeo de 2018, la afición y la propia entidad viven un estado de cierta euforia, quedando olvidada la decepción que supuso la décima plaza de la pasada temporada. Ya no será el Betis de Lo Celso y del buen juego de Setién, que conquistó campos como el Camp Nou, Chamartín y San Siro. Un Betis que llegó a las semifinales de Copa y que ahora ha sustituido a Lo Celso por Fekir y que ha realizado la segunda compra más importante de su historia tras la de Denilson con el fichaje de Borja Iglesias.

Pocos equipos en Primera, a pesar de las ventas de Pau López, Junior y Lo Celso, pueden permitirse pagar 20 millones por un campeón del mundo francés (Fekir) y 28 por Borja. El goleador (20 tantos con el Espanyol el pasado ejercicio) ha sido la única petición realizada por el nuevo entrenador, Rubi. La llegada de Borja tranquiliza al técnico catalán y viene a cubrir una de las carencias evidentes de la plantilla del Betis. Precisamente el defecto que no se pudo paliar el pasado ejercicio después de la marcha de Sanabria en el mercado de invierno. Con 53.000 socios y a pesar de que el equipo ha ofrecido una imagen más que discreta en los partidos de pretemporada, el optimismo invade al beticismo y a sus dirigentes.

Rubi contará para la empresa con dos ventajas importantes. La primera, un centro del campo de buen nivel que puede ser reforzado todavía más con la llegada de un medio centro defensivo: Carvalho, Guardado, Kaptoum, Joaquín, Canales, Javi García, Fekir, Tello y Lainez proporcionan argumentos importantes a Rubi. El segundo factor que favorece al Betis es que solo tendrá que afrontar un partido por semana al estar fuera de competición europea.

El Betis está teniendo problemas para definir un nuevo estilo después de la idea tan marcada de posesión y toque implantada por Setién. Rubi se ha cargado la defensa de tres y el equipo sufre porque antes se defendía con balón. “Consideramos que tenemos una plantilla con un nivel alto. La planificación nos pone en una posición muy buena, con una plantilla muy trabajada, que se conoce”, ha afirmado José Miguel López Catalán, consejero delegado de la entidad.

Además de Fekir y Borja Iglesias, han llegado al Betis el delantero Juanmi, el lateral Pedraza y el portero Dani Marín. Está a punto de hacerlo Álex Moreno, lateral izquierdo del Rayo por el que se pagarán ocho millones de euros. Todo, con el objetivo de regresar a Europa dos años después.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


NikeCourt Air Zoom Zero x Air Jordan 8 “White Aqua” Release Date
Nike Air Max Plus 3 in Black and Grey Official Images