Betis y Athletic juegan dos partidos


Atractivo choque de estilos en el Benito Villamarín. Una pincelada más en la igualada Liga española, donde brillan técnicos de la calidad de Setién y Berizzo. Betis y Athletic jugaron dos partidos bajo la sofocante noche sevillana (35 grados al inicio del choque). El del Betis se forjó en la segunda mitad, donde igualó un 0-2 gracias a su calidad y toque. También porque el Athletic se quedó con un futbolista menos a los 45 minutos, cuando Susaeta vio la segunda amarilla. Una jugada fundamental porque al equipo de Berizzo, magnífico en la primera mitad, se le hizo muy largo el partido. El Betis, al que le faltó un punto de acierto, lo aplastó en la segunda parte, donde gozó de ocasiones incluso para ganar, como en el remate de Sanabria con el 2-2 tras un gran pase de Joaquín. El partido del Athletic se gestó en su estupenda primera mitad, ahogando al Betis con una presión asfixiante y mostrando una enorme eficacia en sus llegadas al área de Pau López. La roja a Susaeta lo destrozó. Sin aire tras el esfuerzo, acabó llevándose un punto cuando todo apuntaba a la derrota tras jugar toda una segunda mitad en inferioridad. Punto meritorio de los vascos. También de los verdiblancos, más fieles a su estilo en la segunda mitad, en la que merecieron incluso el triunfo. Así de dual fue la noche en Heliópolis.




3-4-2-1


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Sidnei


Cambio

Sale Loren Morón

Giovani Lo Celso


1 goles

Gol



Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Canales


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Unai Simón


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Yeray


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Íñigo Martínez


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Yuri


Cambio

Sale San José



Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Beñat


1 goles

Gol



Cambio

Sale Capa

Raúl García


Tarjeta roja

Tarjeta roja

Susaeta


1 goles

Gol



Cambio

Sale Muniain

Williams



Athletic

4-2-3-1

Se recreaba el Betis en su fútbol de toque y posesión. Un paraíso donde el estilo de Setién venía de ofrecerse en Europa mientras el Athletic preparaba de forma minuciosa el duelo del Benito Villamarín. Eduardo Berizzo le hizo un auténtico lío a este Betis tan bonito diseñado por Setién. El Athletic realizó un despliegue físico encomiable con 35 grados a la sombra en Sevilla. Todo un ejercicio de presión campo contrario que maniató literalmente a un Betis sin salida. La osadía de Berizzo se multiplicó cuando su equipo, vigoroso y fuerte, se hizo con el balón gracias al buen trabajo de su doble pivote, Beñat y Dani García, más el fútbol inteligente y peligroso de Raúl García. Menos osadía, por cierto, demostró luego Berizzo en la segunda mitad para paliar su inferioridad numérica.

Raúl García lo mismo remató de cabeza que asistió a Williams para que este adelantara a su equipo ante un Betis al que se le cambió la cara. Una faz desconocida en Heliópolis, que mostró un desconcertante error de Junior en la salida de la pelota y blandura en sus tres centrales. Todo, producto de la gran presión de los vascos. Sin miedo al toque andaluz, el Athletic siguió y siguió a lo suyo. En otro fenomenal movimiento, Canales se quedó sin aire ni espacio en la banda. El erróneo pase del fino centrocampista cántabro acabó en los pies de Raúl García, que se estrenó en la Liga con un remate estupendo. Seco, cruzado y al palo, muy lejos de Pau.

El Betis siguió mostrando desconcierto. No hubo fútbol, ni pase entre líneas ni desborde. Joaquín y Lo Celso lo intentaron, pero los verdiblancos no tiraron a puerta en un primer tiempo de color vasco. El Betis solo vio algo de luz en el tramo final. Susaeta vio la segunda amarilla por una ingenua entrada a Sidnei con una tarjeta a cuestas. En esa expulsión viró el encuentro.

El Betis cuajó un gran segundo tiempo. Con paciencia y toque fue desmontando a un Athletic que, a medida que el tiempo transcurría, se iba metiendo en su área, sin capacidad ya para salir al contragolpe. Un buen y lejano disparo de Bartra que sorprendió a Unai Simón acercó al Betis en el marcador. Lo que vino a continuación fue todo un asedio en toda regla. Entre Tello y Canales se fabricaron el empate. Buen partido del centrocampista cántabro, que jugó con una enorme personalidad. Los cambios del Betis aportaban al mismo tiempo que los de Berizzo metían al Athletic cada vez más en su área. Simón salvó al Athletic con una gran mano a disparo de Loren. El tercer gol parecía cuestión de tiempo. No llegó aunque el Betis insistiera hasta el minuto 95. Fue Sanabria el que gozó de las dos mejores opciones de los andaluces. En la primera, disparó al lateral de la red un buen pase de Tello. En la segunda, remató con fuerza de la cabeza después de un regalo de Joaquín. El portuense, afincado ahora en la banda derecha como en sus inicios de futbolista, se la puso de fábula al paraguayo, que remató fuera con todo a favor.

Respiró el Athletic, que aguantó hasta el final con cierto orden y se llevó un buen punto de Sevilla. Se lamentó el Betis, que hizo lo más difícil y le faltó acierto para completar la remontada. Así de dura es LaLiga, con equipos tan potentes como el Athletic, capaces de que Setién pierda los nervios y se moleste con su propia grada.

La OPEP aumenta sus previsiones sobre la producción de petróleo de EEUU
Mujer está grave tras ser impactada por bala perdida en San Martín de Porres