El olimpismo y el Gobierno hablan de Kosovo


El ideal olímpico, reconocido por Naciones Unidas, de la autonomía del deporte como movimiento único por encima de las fronteras, ha chocado duramente en España con la realidad de un Gobierno que considera un tabú cualquier concesión a Kosovo, la autoproclamada república independiente en los Balcanes, en tiempos en que el independentismo catalán cuestiona la integridad territorial española.

Pese a ello, el olimpismo y el Gobierno español mantienen conversaciones estos días para lograr que el Comité Olímpico Internacional (COI) no castigue a España sin grandes eventos deportivos a menos que permita participar a los deportistas kosovares “dignamente” en las competiciones organizadas en España, según reconocen ambas partes. Si no hay acuerdo, el COI ha anunciado que mañana enviará una carta a las federaciones internacionales pidiéndoles que no concedan a España la organización de ningún campeonato.

España es uno de los pocos grandes países occidentales que no reconoce a Kosovo (tampoco la reconocen China, Rusia, Brasil o Indonesia, además de otros tres países de la UE) y, según Pere Miró, subdirector general del COI, el que más dificultades opone a los deportistas kosovares. En los  campeonatos del mundo de kárate, celebrados en Madrid la semana pasada, asegura Miró, los karatecas kosovares debieron pedir visado a Francia, país que sí reconoce su independencia porque España no se lo concedía. “Esperamos”, dijo el directivo del COI a Efe, “que nuestra amenaza haga reaccionar al Gobierno. Es el único Gobierno del mundo con el que no hemos encontrado una solución”. Miró recordó, además, que hasta en un torneo de yudo en Rusia, país que no reconoce el Estado kosovar, se izó su bandera.

El Ministerio de Asuntos Exteriores aseguró anoche, a través de un comunicado, que “las autoridades españolas han facilitado en todo momento, y seguirán facilitando, la participación de deportistas representates del Comité Olímpico kosovar en eventos organizados por el Comité Olímpico Internacional, sin que ello suponga variación alguna de la posición española de no reconocimiento de la independencia del territorio de Kosovo”. Según dicho departamento, “se han utilizado vías para respetar, de un lado, la carta del COI y, por otra cualquier acto de reconocimiento” de Kosovo.

Exteriores niega tajantemente que se negara visado a los atletas kosovares y asegura que si estos lo pideron a Francia fue por comodidad, pues España no tiene consulado en Pristina, la capital del territorio. “Nuestro consulado en Skopje [Macedonia] tenía instrucciones de darles los visados, pero no los solicitaron”, dijo un portavoz.

Lo que no permtió España en el pasado campeonato mundial de kárate es que los deportistas kosovares desfilaran con su bandera y sonase su himno. Ni siquiera que participaran como federación kosovar, por lo que lo hicieron bajo el paraguas de la federación internacional de kárate.

A este punto aludió el vicepresidente del COI, Juan Antonio Samaranch, cuando pidió que los deportistas kosovares puedan competir “dignamente”. “Eso significa”, precisó, “que puedan hacerlo al menos bajo la bandera del comité olímpico de su país”.

Samaranch, hijo del expresidente del COI que más fruto extrajo de la diplomacia olímpica, y más valor la dio, mostró su optimismo sobre la posibilidad de un acuerdo. “España ha sido siempre una grandísima fuente de soluciones en temas olímpicos, casi nunca una fuente de problemas”, dijo en un acto celebrado en el Consejo Superior de Deportes para lanzar, bajo el impulso de Javier Tebas y La Liga, una oficina internacional que promueva la celebración en España de grandes eventos. “Creo que las conversaciones que hay ya constantemente entre el olimpismo y el Gobierno y las que van a seguir van a dar frutos inmediatamente. No veo un gran problema con este tema, creo que se solucionará muy rápidamente”.

Toña Is: “Estamos acostumbrando a la gente a llegar a las finales…”


¡Ni para la boda me hicieron tantas fotos!”, suelta con una carcajada Toña Is, seleccionadora de la sub-17, antes de meterse en el gimnasio. “Para desconectar un poco”, dice. Son las cinco de la tarde del 1 de noviembre y quedan un par de días para que las campeonas de Europa despeguen hacia Uruguay para disputar el Mundial. El debut será este miércoles contra Corea del Sur  (Eurosport2, 20.00). Toña fue futbolista y en 1997 celebró el bronce en la Eurocopa de Noruega y Suecia. Un podio que no se ha vuelto a repetir en la selección absoluta. “Aquello fue histórico. Éramos un grupo de amigas y eso nos hizo muy fuertes. Igual la calidad no era para quedar terceras… pero el ser una piña hizo que pudiéramos llegar tan lejos”, rememora.

Es la única entrenadora mujer en la Federación. Cogió las riendas del equipo en 2015 y ha ganado el Europeo de 2018; fue subcampeona en 2016 y 2017 y tercera en el Mundial de 2016. “En las categorías inferiores estamos acostumbrando a la gente a llegar a las finales… y tampoco es fácil”, asegura. Su grupo ganó el Europeo de Lituania el pasado mayo. La sub-19 se proclamó campeona de Europa en julio, la sub-20 se plantó en la final del Mundial en agosto y quedó segunda. La absoluta, que se ha clasificado para el Mundial de Francia del próximo verano con pleno de victorias, espera repetir los éxitos de las inferiores. España tiene 25 veces menos licencias que Alemania, por ejemplo, una de las potencias mundiales en fútbol femenino (menos de 50.000 por más de un millón) y, sin embargo, consigue armar equipos competitivos.

¿Qué se está haciendo bien? “Los clubes están trabajando de forma estupenda: cuando recibimos aquí a las niñas se nota que están trabajadas tácticamente. Con eso ya adelantas mucho, es la parte fundamental. Tienen buenos entrenadores, medios: hemos dado un salto de calidad. Vincular las secciones femeninas a equipos profesionales, además, nos ha dado la vida”, contesta Toña.

Tiene 51 años y hasta que pudo compaginó el trabajo de entrenadora con el de policía municipal. Ahora está de excedencia. “Paso más de 200 días al año fuera de casa. Empecé compaginándolo porque me dieron facilidades en la federación y gracias a los compañeros que me hacían los servicios, pero luego era imposible. No tenía vida, era una locura”, explica.

Dirige a 21 niñas —así las llama— que se mueven en grupo por la Ciudad Deportiva de Las Rozas. Entre ellas está también su hija, Paula Suárez, portera de 17 años del Sporting. La mayoría de las internacionales juega en Segunda. “A esas edades no es fácil jugar en Primera”, explica Toña. Sólo dos de las futbolistas que han viajado a Uruguay están en Primera: Eva Navarro y Ana Tejada. Eva es, además, junto a Carolina Coll y Claudia Pina de las tres futbolistas que este verano disputaron el Mundial con la sub-20. “¡Tienen 17 años y van a disputar su tercer Mundial [el sub-20 y el sub-17 de 2016]! Aportan la experiencia que necesita el grupo. Le van a enseñar a las demás el camino para llegar lejos”, asegura Toña que ve similitudes entre el grupo que dirige y el en el que jugaba en 1997. “La unidad es la fuerza de esta selección”, afirma.

Después del debut contra Corea, se enfrentarán a Colombia (este sábado  a las 23.00 en Eurosport2) y a Canadá (el miércoles 21 a las 18.00 en Eurosport1). “Los equipos asiáticos junto con Alemania son los que más potencial tienen ahora mismo”, analiza. ¿Cómo es la futbolista española? “Técnicamente buena, estamos a nivel top de Europa. Tácticamente están mucho mejor colocadas respecto a mi época”, contesta. “Han ganado desparpajo y, además, tienen cuerpos atléticos, se cuidan mucho más y es importante”.

Toña, que en su día dejó el fútbol por la enfermedad de su marido [llevaba diez años como internacional], dice que nunca pensó en ser entrenadora. “Pensaba más en ser árbitro, lo otro no me llamaba tanto. Recuerdo que Nacho Quereda, el seleccionador, nos decía: ‘Chavalas, si lo dejáis, vuestro futuro puede estar en el arbitraje’. Me lo llegué a plantear”, cuenta. Lo descartó, finalmente, por complicado. ¿Se siente un bicho raro por ser la única seleccionadora en la federación? “No, me siento una privilegiada. Simplemente me considero alguien que ha abierto un camino para otras chicas que quieran y puedan estar aquí. Incluso me gustaría ver entrenadoras dirigiendo equipos masculinos. ¿Por qué no? Están formadas para entrenar a futbolistas sin distinguir el género”, concluye.

Carlsen no muerde tras conocer secretos de Caruana


Un vídeo de apariencia inocente publicado en Internet puede convertirse en veneno letal para Fabiano Caruana en el duelo por el título mundial que disputa en Londres frente al campeón, el noruego Magnus Carlsen, porque contiene información clave sobre la preparación secreta del estadounidense. Tras conocer la filtración, Carlsen jugó este martes sin garra la cuarta partida de las doce previstas, a pesar de que tenía la iniciativa de las piezas blancas. No hay una explicación clara de esa actitud. El marcador está igualado (2-2).

El campeón intentó escabullirse cuando se le preguntó por el vídeo, publicado por la mañana y retirado a las pocas horas: “Lo veré esta noche”, fue su primera respuesta. Ante la insistencia de los periodistas, reconoció: “Estoy enterado de su existencia, pero no de los detalles”. Caruana se negó a responder sobre este asunto.

El video muestra imágenes de Caruana y su equipo de analistas -el uzbeko Rustam Kasimyánov, el cubano Leinier Domínguez, el rumano Cristian Chirila y el estadounidense Alejandro Ramírez- durante su concentración en la lujosa casa de campo del mecenas Rex Sinquefield en el estado de Misuri (EEUU). Todo parece muy inocente hasta que, de pronto, se ven imágenes de Caruana en una sesión de entrenamiento, analizando varias posiciones, y, sobre todo, una captura de pantalla de ordenador con la lista de buena parte del repertorio de aperturas y defensas (formas de comenzar una partida) que ha preparado para este Mundial de Londres. Eso es precisamente el mayor secreto que un ajedrecista puede tener antes de un duelo por el título mundial. Lo más probable es que los responsables del video y de su publicación no tengan ni idea de ajedrez.

Una imagen del vídeo filtrado: en la parte superior hay una lista de aperturas y defensas incluidas en la preparación de Caruana
Una imagen del vídeo filtrado: en la parte superior hay una lista de aperturas y defensas incluidas en la preparación de Caruana

Muy pocas horas después de la filtración, Carlsen mantuvo una actitud muy extraña en la cuarta partida. Aceptó meterse en una variante de la Apertura Inglesa a sabiendas de que Caruana la había jugado tres veces; lo normal en una situación así es que el noruego hubiera preparado una idea incisiva que sorprendiera a su rival. Pero en lugar de ello jugó pasivamente, sin correr riesgo alguno. Para eso habría sido más lógico jugar una apertura muy inusual, como Carlsen ha hecho tantas veces, con el fin de sacar a su rival de los caminos más conocidos y obligarle a pensar por sí mismo desde el principio y no hacer de memoria los diez o quince primeros movimientos.

En la sala había dos interpretaciones contrapuestas. Los periodistas noruegos no descartaron que, de acuerdo con los principios morales que imperan en Escandinavia, Carlsen no quisiera hacer sangre en una situación claramente injusta para su rival, a pesar de que, en condiciones normales, el campeón es una bestia salvaje de la competición y admite que disfruta cuando sus adversarios sufren. La otra interpretación es mucho menos filosófica, y se resume en estas palabras del veterano gran maestro australiano Ian Rogers: “Carlsen ha decidido ganar tiempo, no correr ningún riesgo hoy, para que su equipo de analistas pueda trabajar profundamente durante el descanso de mañana [por el miércoles] para aprovechar esa información tan valiosa”.

Las consecuencias de lo ocurrido pueden ser muy graves, porque prácticamente obligan a Caruana a olvidarse de gran parte de lo que ha preparado durante meses y a improvisar un nuevo repertorio de aperturas y defensas para las ocho partidas restantes. Y además puede haber secuelas psicológicas importantes, para él y su equipo.

La filtración de información secreta en los Mundiales de ajedrez tuvo su apogeo durante el tercer duelo Kaspárov-Kárpov, en 1986 (Londres y Leningrado). Kaspárov expulsó de su equipo en diferentes momentos a tres de sus analistas (Timoschenko, Vladimírov y Dorfman) tras acusarlos de pasar material escrito muy confidencial a personas cercanas a Kárpov. Pero en este caso no parece haber traición alguna, sino ignorancia sobre los aspectos técnicos del ajedrez y falta de rigor en el control de la información.

Solari recupera la metodología de Zidane


El primer día que Santiago Solari cruzó la puerta del vestuario del primer equipo del Real Madrid su figura no fue visualizada por sus integrantes como la de un elemento extraño. El argentino, confirmado este martes como entrenador madridista hasta 2021, era un personaje al que se le podía considerar como un conocido entre la plantilla, especialmente por el grupo de jugadores que se ejercita habitualmente en Valdebebas durante los parones de selecciones. Esas semanas, algunos de sus actuales pupilos ya se entrenaron a sus órdenes a tiempo parcial e incluso completo, en las jornadas que también se ausentaba Zinedine Zidane.

Su reciente llegada al ecosistema del primer equipo ha provocado una sensación similar a la que generó la del francés en 2016. Aunque los jugadores insisten en que estaban comprometidos con la idea de Julen Lopetegui, Solari ha recuperado algunos de los hábitos que más ponderaban de Zidane y que se alejan en cierta medida de la figura del vasco, un entrenador más estratega. Dicen fuentes del vestuario que mantienen ciertas semejanzas en el fondo y en la forma. Argumentan que, con el argentino, al igual que sucedía con el francés, no se ven obligados a tener que descifrar continuamente, como en ocasiones les ocurría con Rafa Benítez o el propio Lopetegui. A Solari le observan como un exjugador que no hace mucho tiempo tenía que afrontar situaciones similares a las que atraviesan ellos ahora y apuntan que existe un alto grado de reciprocidad entre todas las partes: ellos ven cómo el rosarino les comprende con facilidad al mismo tiempo el grupo no tiene problemas para entenderle a él.

Su método futbolístico y de trabajo se encuentra en el abanico de semejanzas observadas por los jugadores. El libreto que defiende Solari se acerca más al del francés que al que trató de inculcar Lopetegui. Los futbolistas que han coincidido con ellos, ya sea en el filial o en el primer equipo, apuntan que, al contrario que el vasco y en concordancia con Zizou, Solari no hace tanto énfasis en la estrategia ni en la preparación de los partidos. En la plantilla señalan que, hasta el momento, la planificación ha estado basada en charlas breves, nunca superiores al cuarto de hora, en las que el técnico se centraba en dar algunas instrucciones y en advertir de los peligros, las virtudes y el esquema del rival de turno.

La percepción de la plantilla se extiende también al ámbito comunicativo. La regularidad de los mensajes y órdenes que han visto dar a Solari estas dos semanas es menor a la que planteaba Lopetegui. El argentino no es el tipo de entrenador propenso a dar instrucciones permanentemente. Cuentan jugadores de la cantera que es bastante conciso en sus indicaciones y que no suele abrumar con explicaciones ni interrumpir con regularidad las sesiones para corregir defectos o advertir de errores.

En la pizarra, ya ha dejado intuir conceptos que aplicó en el Castilla. El principal, que su sistema de juego predilecto es el 4-2-3-1, y que en algunos puestos exige unas cualidades y funciones específicas. Los laterales, por ejemplo, tienen que ser profundos en ataque, por eso no tuvo dudas en colocar a Reguilón en lugar de recurrir a Nacho. En el medio, escolta la figura del mediapunta con dos pivotes a los que les pide guardar la posición y aplicarse en las coberturas y las labores defensivas; y arriba, no le incordia no contar con la figura de un nueve puro, pero sí prioriza la de dos extremos con desborde y desequilibro. Hasta el momento, ha recolocado a Bale en la izquierda y ha priorizado a Lucas en la derecha por delante de Asensio o Isco, su decisión más comprometida junto con la de apartar a Keylor Navas de la Champions.

Empleado aplicado

La impresión que tienen de Solari en la primera plantilla coincide en ciertos puntos con la radiografía personal que realizan de él algunos de los jóvenes que estuvieron bajos sus órdenes en la cantera. Le describen como un hombre de humor algo impredecible, pero tranquilo y correcto en el trato. Aseguran que es un tipo reservado, incluso tímido, que habituaba a intercalar repentinamente la cercanía con la frialdad en la convivencia del día a día. En el trabajo le observaban como un empleado aplicado. Habitualmente se hacía evidente que obedecía órdenes de los directivos del club y de Zidane.

Apuntan también que tiene una marcada vocación formativa y no esconden que hasta el final de la pasada temporada tuvieron serias dudas de que fuera a continuar al frente del Castilla. Una parte del grupo que componían las plantillas del filial y el primer juvenil tampoco ocultan en privado su predilección por Guti, entrenador del División de Honor hasta este verano y el único hombre que alteró el ánimo siempre templado de Solari.

Los movimientos que realizó el canterano madridista entre enero y mayo, cuando se atribuía la condición de próximo entrenador del Castilla, provocaron la indignación del argentino. Poco después, se quedó perplejo cuando vio a su excompañero anunciar en la televisión que dejaría el Madrid si no le daban el banquillo del Castilla. Ninguno de los dos intuía entonces que el elegido por los dirigentes para el filial tardaría solo tres meses en promocionar al primer equipo.

La suerte fue para Solari, cuya llegada, a la espera de soluciones tácticas y designación de roles, se aprecia como un déjà vu del aterrizaje de Zidane.

Ramos y tres más


Luis Enrique presentará su cuarta reestructuración de la defensa de España este jueves, en Zagreb, en el cuarto partido oficial que dirige como seleccionador, y el más decisivo. El último encuentro de la fase de Grupos de la Liga de Naciones determinará la clasificación para la final a cuatro. La máxima exigencia, sin embargo, contrasta con la falta de acoplamiento de la línea más sensible, sometida a las lesiones, la regeneración y la experimentación inherente al espíritu aventurero del entrenador. La derrota ante Inglaterra en la última fecha arroja incertidumbre sobre los cimientos del equipo sin que De Gea pudiera hacer una sola parada. Le tiraron tres y le metieron tres (2-3).

Descartado Nacho como pareja de Ramos por primera vez desde septiembre, ahora Luis Enrique aborda el extraño deber de desvelar la nueva pareja del capitán, el lateral izquierdo y también el derecho. Menos Ramos, convertido contra los pronósticos en gran cómplice del seleccionador, el resto son meritorios. Todo un síntoma de inestabilidad en una línea cuya eficiencia depende de la compenetración.

Los descartes de Marcos Alonso, Nacho, Bartra, y Carvajal por lesión, abren el abanico a dos potenciales debutantes, los centrales Mario Hermoso y Diego Llorente. La impactante temporada que completa Hermoso en el Espanyol, con solo 23 años, y la solvencia de Llorente en la Real con 25, animan a Luis Enrique a comenzar a probarlos pensando en la Eurocopa de 2020.

“Hay jóvenes que aparecen”, dice el técnico, “y tengo ganas de verlos competir con la selección. A ver por dónde van los tiros”.

El técnico recela de la idea de sobrecargar la lista con jugadores que ronden los 30 años. Entiende que las probabilidades de los treintañeros de llegar a 2020 en plenitud física se reducirán y prefiere minimizar riesgos. Este es uno de los argumentos que le han llevado a buscar alternativas a Jordi Alba, que, si bien es el lateral zurdo más cualificado de los disponibles, cumplirá 30 en marzo.

Luis Enrique lleva empleados diez defensas en los cinco partidos que ha dirigido, solo dos menos que Julen Lopetegui en los dos años precedentes, y cuatro más que Vicente del Bosque en el ciclo que fue del Mundial de Brasil a la Eurocopa de 2016. Con una diferencia capital: la renuncia de Gerard Piqué a la selección ha dejado un vacío imposible de cubrir a corto plazo.

El paso del tiempo desmontó la que para muchos directores deportivos ha sido la línea de cuatro más completa que existía para llevar la iniciativa y defender en campo contrario. El Mundial de Rusia representó la última ocasión de explotar una de las maravillas más singulares que ha producido el fútbol español. Después de un lustro de estabilidad, cuando la retaguardia de La Roja se recitaba de memoria en todo el mundo —Carvajal, Piqué, Ramos y Alba— el técnico asturiano ha emprendido un proceso de experimentación y regeneración. La lesión de Dani Carvajal, roto desde hace un mes y fuera de dos convocatorias, ha contribuido a la búsqueda.

Al cabo de tres partidos oficiales y uno amistoso las apuestas de Luis Enrique comienzan a perfilarse. Su portero es De Gea, su primer defensa es Ramos; sus volantes son Busquets, Thiago y Saúl; y sus atacantes son Aspas y Rodrigo. De todas las líneas la menos definida es la defensa. De todos los jugadores, el más fijo parece Ramos. Paradójicamente, el hombre del que se dijo que Luis Rubiales, el presidente de la federación, había señalado para relevar cuando fichó a Luis Enrique.

Hoy la defensa de España es una obra en construcción con Ramos al frente de los andamios. Para mandar atrás, para cabecear los balones parados, para lanzar las faltas y los penaltis. Ramos, con tres goles, es el goleador del ciclo de Luis Enrique.

Cardoso se estrena en el Celta con una pifia y halagos a Mourinho


En la era del escrutinio rápido a través de las redes sociales, el fútbol no es ajeno al entreguismo a la anécdota y el chascarrillo. En ese entorno proclive al meme y la viralidad, el portugués Miguel Cardoso (Trofa, 1972) irrumpió con firmeza durante su presentación como entrenador del Celta. El hombre se había puesto de punta en blanco para salvar con nota una de las cimas de su naciente carrera como primer entrenador, apareció como un pincel ante los micrófonos en la flamante nueva sede social del club y quiso ser agradecido. Pero pifió. Quiso darle las gracias al presidente del club y al director deportivo por creer en su equipo de trabajo… y aludió al Real Club Deportivo. Rectificó de inmediato, pero para según que cosas ya era tarde.

El video con el lapsus empezó a correr como la pólvora y minutos después ya estaba en los teléfonos móviles de media Galicia, que es la tierra donde se inventó la retranca. La parranda se amplificó porque, en el comunicado que anunciaba la contratación de Cardoso, el Celta daba cuenta de un currículum que omitía su estancia hace casi seis años en el eterno rival como auxiliar de Domingos Paciencia, un efímero y poco exitoso paso porque apenas cumplieron un mes de trabajo con un triunfo en seis jornadas antes de poner pies en polvorosa. “Mi camino tuvo muchas paradas y la de A Coruña fue pequeña. Aquí lo quiero hacer muy bien y estoy tranquilo por eso”, razonó Cardoso.

Más allá de las rivalidades y de los lapsus, Cardoso asume una responsabilidad inopinada. Llega a LaLiga con 46 años de edad para sustituir a Antonio Mohamed y tras una trayectoria de poco más de una temporada como primer entrenador. Se trata de un antiguo profesor de educación física en institutos que se forjó como técnico en el fútbol base del Oporto durante nueve años. Allí creció a la vera de técnicos como Carlos Carvalhal o Domingos Paciencia para los que trabajó de auxiliar, próximo a André Villa-Boas y con una referencia clara con la que compartió espacio en O Dragao. “Mourinho ha marcado un espacio para los entrenadores portugueses en el fútbol europeo y es una referencia. Fue un privilegio trabajar con él”, explicó durante su presentación en Vigo.

Cardoso obtuvo la mejor nota entre los técnicos que se formaron en su promoción y tiene fama de docente y teórico erudito. Pero casi siempre fue torero de plata. Tras estar en la cuadrilla de Mourinho y Carvalhal, acudió con Domingos Paciencia a Coimbra, Braga, Deportivo y Sporting. Después aceptó una oferta de Paulo Fonseca, otro técnico de su camada, para irse al Shakhtar ucraniano, donde fue coordinador del fútbol base, entrenador de los sub21 y auxiliar del primer equipo. Hace poco más de un año decidió formar su propio equipo de trabajo para estrenarse en el Río Ave, el club con el que ya hace años que trazó diversas alianzas Gestifute, la agencia comandada por Jorge Mendes. Allí, en Vila do Conde, en el área metropolitana de Oporto, hizo historia Cardoso el pasado ejercicio con un quinto puesto final en la liga lusa y una histórica clasificación para la Europa League.

Esa lanzadera le llevó el pasado verano a la liga gala, al Nantes. Pero al abrir el mes de octubre le destituyeron tras ganar apenas un partido en ocho jornadas. El equipo estaba penúltimo y ahora está en mitad de la tabla. No hubo conexión con los jugadores, a los que desagradaba que gestionase incluso su relación con los medios de comunicación. En su adiós acudió a las redes sociales, tomó prestada una frase de Albert Camus, y dejó un mensaje que no semejó autocrítico: “En medio del invierno, descubrí en mí un verano invencible”. En Vigo ya advierte sobre su día a día: “No me gusta estar siempre en la prensa. No tengo problema en hablar de fútbol, pero no voy a dar entrevistas. Los entrenamientos necesitan tranquilidad y hay que buscar una privacidad”.

El estreno de Cardoso en Vigo se sustanció con una pifia, un entrenamiento y una presentación en la que resumió su ideario a través de un recopilatorio de lugares comunes y una fotografía del portugués fetén que se conoce en el sur de Galicia: “Vigo está a una hora de mi casa. De pequeño venía de compras con mis padres y de mayor de copas. Me gusta el fútbol de control, una organización fuerte, que no nos sorprendan a la contra, achiquemos espacios, presionemos arriba y tras pérdida, tengamos capacidad para ganar duelos e imponer un ritmo alto de juego”. En el Río Ave propuso un estilo combinativo revestido en un 4-2-3-1 y le precede fama de trabajar a conciencia los conceptos defensivos, histórica tara del Celta en las últimas temporadas. Llega a un equipo que es el tercero más realizador del campeonato y el tercero más goleado, que está cuatro puntos sobre el descenso, pero en el que desde los despachos se mira hacia Europa. “Estoy ante el proyecto más importante de mi carrera”, asume Cardoso.

España empata en Alemania y cierra 2018 sin derrotas


España demostró en Erfurt que sabe competir muy bien y que sabe jugar muy bien al fútbol. Le plantó cara a Alemania, segunda en el ranking FIFA en el último partido –amistoso- de 2018. Sólo le faltó instinto asesino delante de la portería para poder derrotar a la selección alemana. No lo tuvo en los tres mano a mano con la guardameta Frohms y desperdició las ocasiones más claras de gol. En la primera parte Amanda Sampedro tardó demasiado en chutar; en la segunda Nahikari pecó de generosidad. En vez de rematar, buscó a Mariona; el pase se perdió en la defensa rival.  Patri Guijarro también lo intentó cuando faltaban diez minutos para el final del encuentro: sin espacio picó el balón, pero lo desvió una vez más la portera alemana.

Hubo más ocasiones para España: como la gran falta lanzada por Amanda Sampedro en el minuto 18 que no entró porque Frohms se estiró como un chicle. O como el disparo, de nuevo de Nahikari, en el minuto 83, que se marchó fuera por muy poco. El de esta tarde (0-0) era el último partido de 2018 para la selección española que termina el año sin derrotas y que espera ahora, en el sorteo del 8 de diciembre, sus rivales en el Mundial de Francia que empieza el 7 de junio.

Ritmo y circulación pedía Jorge Vilda, el seleccionador, desgañitándose desde la zona técnica. Lo tuvo España en la primera parte y también en la segunda (que arrancó con un gran remata de Mariona), después de frenar la aceleración de Alemania. Las germanas, que en la primera parte sólo habían creado peligro a balón parado, se plantaron en el área de España una y otra vez durante los diez primeros minutos del segundo tiempo. Hasta entonces, la selección de Vilda había defendido con las líneas muy juntas y tirando muy bien el fuera de juego. Fue un fogonazo –que volvió a soltar chispas en los últimos ocho minutos de partido- porque España consiguió recuperar el balón y el control del partido. Demostró valentía contra una de las potencias del fútbol mundial.

Igual que en el amistoso contra Polonia del pasado jueves, Vilda movió ficha entre la primera y la segunda parte. Salió con: Lola Guerrero; Torrejón, Pereira, Mapi, Corredera; Guijarro, Meseguer, Losada; Amanda Sampedro, Mariona Caldentey y Putellas. Cambió de guardameta en el descanso (Sandra Paños) y sustituyó a Vicky Losada (por Sánchez Falcón) y Amanda Sampedro (por Nahikari) en el minuto 58; a Torrejón (por Celia Jiménez) en el 77 y a Mariona (por Lucía García) en el 85.

La renuncia de Rubiales a la FIFA y su guerra contra el CSD


El fútbol español no tendrá ningún representante en el Consejo de la FIFA, al menos, durante los dos próximos años. La decisión del presidente de la Federación Español de Fútbol (FEF), Luis Rubiales, de no presentarse a litigar las dos plazas a las que tiene derecho la UEFA dentro del citado comité ha dejado sin representación al fútbol español en el gran órgano de la dirección de la FIFA después 20 años. Rubiales ha renunciado al puesto, pero no al del Comité Ejecutivo de la UEFA, al que tiene más fácil acceder. Para ello, solo tiene que esperar a que en el próximo mes de mayo Alexander Ceferin salga reelegido presidente del fútbol europeo —es candidato único—, y nombre a su nuevo comité, ya sin Juan Luis Larrea, que ocupa ahora el sillón por haber presidido la federación.

De haber batallado por el puesto en la FIFA, Rubiales habría tenido que dilucidarlo con el portugués Fernando Gomes y con el chipriota Georgios Koumas. El primero es un peso pesado de UEFA, es vicepresidente. El segundo, tiene la máxima confianza de Ceferin, y el Consejo de la FIFA es uno esos lugares de dirección donde las sillas están más que contadas y asignadas. “Como llevamos cinco o seis meses en el cargo se ha entendido que había que llegar a las instituciones internacionales de forma escalonada. Primero optar a la UEFA y posteriormente a la FIFA”, explican desde la FEF.

La opción de Rubiales de no intentar formar parte del Consejo de la FIFA le ha llegado en medio de tiempos convulsos y jurídicos que vuelven a azotar a la federación. El traslado del Consejo Superior de Deportes al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) instando a que este organismo abra expediente a 16 presidentes de federaciones territoriales por vulnerar la neutralidad en el pasado proceso electoral ha encendido a Rubiales. Media docena de los 16 barones metidos en dicho proceso por firmar una carta a favor de Ángel María Villar forman parte de su directiva. Todos ellos, en mayor o menor medida, son responsables de que la Mutualidad del fútbol aficionado haya sido intervenida recientemente por la Dirección General de Seguros por graves irregularidades contables en la gestión del dinero obtenido de las licencias que pagan los jugadores y los clubes amateurs, desde los benjamines hasta los mayores.

El posible descabezamiento del fútbol autonómico, se considera falta muy grave la vulneración de la neutralidad y esto mismo le costó a Villar formalmente el puesto cuando se negaba a dimitir tras haber sido ya encarcelado, ha soliviantado a Rubiales. El presidente tuvo la semana pasada un duro enfrentamiento con María José Rienda en la sede del CSD. Según distintas fuentes, el presidente del fútbol español se dirigió a la secretaria de Estado para el Deporte en tono elevado y amenazó con querellas. A la cita con Rienda acudió Rubiales con dos se sus arietes jurídicos, su director general Andreu Camps, y el asesor externo Tomás González Cueto, ambos ex miembros del TAD. Como tales, Camps se negó a abrir expediente y la correspondiente investigación a Villar por las supuestas ayudas federativas al Marino y al Recreativo, algo que luego sí hizo la fiscalía anticorrupción. González Cueto, por su parte, tuvo que abstenerse de la extraña votación porque para el despacho en el que trabajaba colaboraba Gilberto Pérez del Blanco, el abogado contratado por Villar, tal y como desveló este periódico.

Cuando Rubiales abandonó la sede del CSD, más de un funcionario se echó las manos a la cabeza por los modales del presidente federativo. “Al CSD han seguido entrando denuncias y como administración tenemos una responsabilidad por lo que se ha procedido a dar curso al TAD para que se pronuncie. Desde el CSD se ha hecho lo que tiene que hacer. El hecho de no actuar también tiene responsabilidades”, defiende Rienda. El lunes, en Mallorca, Rubiales siguió a la carga contra el CSD y contra Rienda, a la que acusó de ralentizar los procesos que pueda tener pendientes LaLiga con la administración deportiva y acelerar los de la federación. “No está bien asesorada, no le están diciendo la verdad. Si sigue por este camino va a haber una situación de incomodidad y seguramente una respuesta. Parece que ella quiere esperar a las decisiones cuando afectan a LaLiga, pero con los entes federativos parece que no quiere esperar y prefiere actuar”, advirtió y respondió Rubiales.

La posible incoación de expediente a los barones se ha sumado al terremoto que supuso la detención de Andrés Subies, vicepresidente económico elegido por Rubiales y hombre clave en su elección. Aunque salió en libertad sin medidas cautelares, Subies está imputado por un presunto desvío de fondos federativos en su propio beneficio. Apelando a la presunción de inocencia, igual que con los seis presidentes de territoriales investigados en la Operación Soule que también le apoyaron en su elección, Rubiales ha mantenido en el cargo a Subies. El lodo que aún permanece de la operación que acabó con los 29 años de la era Villar sigue poniendo bajo sospecha todo en la Federación. De haber apartado temporalmente a Subies, hasta que se aclare el asunto, Rubiales habría dado un impulso a esa regeneración institucional que dice encabezar. Pero también podría haber abierto su propia puerta de salida de la federación si por sus cuentas pendientes en los tribunales acaba imputado por el también supuesto desvío de fondos cuando presidía el sindicato de futbolistas (AFE).

Libertad con cargos para los tres detenidos tras la batalla campal entre ultras del Hércules y el Castellón


La jueza María Luisa Carrascosa ha decretado la libertad provisional de los tres jóvenes que fueron detenidos el pasado domingo tras la batalla campal entre aficionados ultra del Hércules CF y el CD Castellón, según han informado fuentes jurídicas. Los detenidos, un aficionado del club alicantino y otros dos del equipo castellonense de entre 27 y 36 años, serán investigados por delitos de riña tumultuaria y lesiones.

El primero de ellos ha negado su participación en la pelea y ha señalado que únicamente pasaba por la zona cuando resultó agredido. Aunque ha admitido que es abonado de la entidad herculana y asiste a los partidos que el club blanquiazul disputa como local. “A él se lo encontró la policía inconsciente en el suelo y se lo tuvo que llevar una ambulancia”, ha explicado su abogada. El sospechoso, que presenta varios puntos de sutura por las heridas recibidas, no ha querido hacer declaraciones a la prensa.

Por su parte, los dos arrestados del CD Castellón, han abandonado el Palacio de Justicia de Alicante encapuchados, tras negarse a prestar declaración ante la magistrada y tratar de sortear a los periodistas. Tanto ellos como el otro detenido han sido reconocidos a lo largo de la mañana por especialistas forenses.

Mientras tanto, la policía sigue investigando si los dos bandos quedaron previamente en las redes sociales para pelearse y si tras ese enfrentamiento subyacen motivos ideológicos. Al parecer, los vándalos estaban adscritos a grupos ultra de signos opuestos: la Barricada Albinegra, por parte del Castellón, de extrema izquierda, y Curva Sur, vinculada a la extrema derecha.

El altercado, en el que participaron unas 60 personas de entre 20 y 40 años, se desencadenó sobre las tres de la tarde del domingo, antes del partido, en los alrededores del estadio Rico Pérez, y se saldó con tres detenidos y siete heridos, de los que tres tuvieron que ser hospitalizados.

Una pareja de la Policía Local de Alicante que se encontraba en la zona atendiendo un accidente de tráfico llegó a efectuar hasta 16 disparos para disolver la turba. “Venían hacia nosotros y tuvimos que replegarnos porque temíamos por nuestra integridad”, relató este lunes, durante una rueda de prensa, uno de esos agentes, Alejandro Ribeiro. “Se notaba que habían quedado por las redes sociales y exhibían una violencia muy notoria. A uno le estaban pateando la cabeza en el suelo”.

Los ultras iban armados con bastones de madera, bengalas, protectores dentales y vestían de forma similar: con pasamontañas, capuchas y ropas de color oscuro, especialmente los aficionados provenientes de Castellón.

“No es habitual que decenas de personas de ambas aficiones se encuentren armados con palos tres horas antes de un encuentro de fútbol que no se disputaba desde hacía diez años y que no había sido declarado de alto riesgo porque no había antecedentes en ese sentido”, señala el concejal de Seguridad, José Ramón González. El edil está convencido de que los implicados habían utilizado “las redes sociales para encontrarse” porque estaban “preparados para la lucha”.

La investigación judicial podría conllevar en las próximas semanas más imputaciones, pues la Policía Nacional y la Policía Local llegaron a identificar a otras 55 personas implicadas, 30 de ellas aficionadas del Castellón y otras 25 del Hércules. Independientemente de las acusaciones penales, la Comisión Nacional Antiviolencia podría acabar imponiéndoles multas de hasta 3.000 euros y la prohibición de acceso a recintos deportivos.

Movistar renuncia a los derechos de MotoGP, que a partir del 2019 se verá en DAZN


Recuerden este nombre: DAZN. No es fácil de pronunciar, pero sonará mucho a partir de ahora. DAZN es un servicio de televisión en streaming o por internet, bajo demanda y en directo de contenidos deportivos. Y ha comprado los derechos de emisión del Mundial de MotoGP. Si el paso de abierto a televisión de pago ya supuso un gran salto para los telespectadores españoles, este implica una nueva manera de ver las carreras en España. DAZN es una plataforma de televisión como Netflix, mucho más asentada y popular en hogares españoles, y ofrecerá el Mundial de motociclismo previo pago de una cuota anual “muy asequible”, dicen los organizadores, que no han querido informar todavía del precio pero que aseguran que estará al alcance de todos los bolsillos. Ahora mismo, un abonado de DAZN en Estados Unidos paga 9,99 dólares al mes, esto es menos de nueve euros.

El cambio se ha producido después de que Movistar TV, que irrumpió en el Mundial en el año 2014 –aunque durante los primeros años Telecinco todavía ofreció algunas carreras en directo–, no renovara los derechos de televisión para los próximos años. En su lugar, Dorna, la empresa organizadora del campeonato, ha llegado a un acuerdo por cuatro años con DAZN (hasta 2022), que ofrecerá en directo todas las sesiones libres y carreras de las tres categorías del Mundial (MotoGP, Moto2 y Moto3), así como las conferencias de prensa oficiales y cualquier actividad relevante que suceda en los circuitos. Además, también ofrecerá las llamadas carreras de soporte, como la Asian Talent Cup o la Red Bull Rookies Cup. Y, por supuesto, el nuevo campeonato de MotoE, el Mundial de motos eléctricas que comenzará el año próximo.

La llegada de DAZN a España –el servicio funciona ya en Alemania, Austria, Suiza o Japón, donde empezó en agosto del 2016; y también en Canadá, Italia y Estados Unidos, donde se ha implantado más recientemente– no necesariamente implica que las carreras de motos desaparezcan de las otras televisiones de los hogares españoles. Según informa la propia plataforma digital en un comunicado, “parte de la cobertura en vivo y los destacados se pondrán a disposición de la televisión en abierto”. De hecho, es probable que esos contenidos que ellos emitan (o parte de los mismos) puedan seguir viéndose en MovistarTV o cualquier otra televisión TDT o por internet en España, si llegan a un acuerdo con la nueva propietaria de los derechos televisivos. En Italia, por ejemplo, DAZN tiene un acuerdo con Sky TV.

DAZN está en expansión en el mercado europeo y busca nuevas audiencias. Ahora la televisión puede verse en Smart TV, televisiones con acceso a internet, en móviles smartphones, tabletas, videoconsolas y ordenadores. Y en España lo hará con alguna de las principales voces que han estado delante de las cámaras en los circuitos del Mundial los últimos años. No todo el equipo de Movistar MotoGP seguirá, pero la nueva emisora de MotoGP integrará a muchos de ellos. Eso sí, los contenidos y las horas de directo no serán tantas a como estaban acostumbrados los abonados de Movistar, que ofrecía ocho horas de televisión los domingos de carreras y una ingente cantidad de contenidos y conexiones en directo desde los circuitos.

MotoGP, cuyo último gran premio se celebra este fin de semana en el circuito de Cheste, será el contenido driver, la carta de presentación con la que DAZN se presentará en España, pero no el único. La plataforma, con sede en Reino Unido y dedicada a la producción, retransmisión y distribución de contenido deportivo, ha adquirido también en exclusiva los derechos de la Premier League en España desde la próxima temporada y hasta la 2021/2022. Hasta este curso la Premier podía seguirse también a través de Movistar TV.

Lucas Nogueira: “No soy un monstruo”


El relato de Lucas Nogueira demuestra que, en el deporte de élite, las fronteras entre el cielo, el limbo y el purgatorio son líneas muy finas. El pívot brasileño, de 26 años y 2,13m, lucha estos días en el Fuenlabrada por dejar atrás su particular infierno para recuperar la prometedora senda que perdió por una vida disoluta. Sus ocho puntos no inmutaron al Real Madrid (80-95) pero fueron otro paso en su rearme.

Pregunta. ¿De dónde viene Lucas Nogueira?

Respuesta. Fui entregado en adopción con 20 días de vida. Llegué a una familia acomodada y tuve una infancia feliz. Tengo un hermano y una hermana 20 años mayores que yo que me acogieron como un hermano de sangre. Tuve más privilegios que ellos porque mi padre en aquella época era empleado de banca y tenía mucho dinero.

P. A priori, en Brasil, todos los niños sueñan con ser futbolistas.

R. Sí. Yo jugué de delantero y de portero. Tenía mucho talento para el fútbol, pero crecí tanto que, cuando tenía 14 años, me ofrecieron jugar al baloncesto. Mi padre gastó mucho tiempo y dinero para que triunfara en el fútbol. Si no hubiera llegado a nada en el deporte se habría frustrado muchísimo.

P. Empezó con 14 años y con 16 ya se lanzó a venir a Europa, al Estudiantes.

R. Nunca imaginé que todo fuera tan rodado. El primer año en España lo pasé muy mal porque me vine solo y fue un cambio muy grande, pero después todo comenzó a encajar. Muy pronto comenzó a seguirme la NBA. Hay muchos que juegan toda la vida y esa oportunidad no les llega nunca.

P. ¿El horizonte siempre fue la NBA?

R. Sí. A los 18 años vi claramente que podía llegar a la NBA. Lo noté en los torneos que jugué con la selección brasileña en EE UU. Sabía que venían a verme ojeadores a España, pero quería probarme contra los estadounidenses. Vi que tenía cualidades de sobra. En 2012 me borré del draft, pero al año siguiente salí elegido en el puesto 16 y me fui feliz y decidido.

Lucas Nogueira, en el Fernando Martín de Fuenlabrada
Lucas Nogueira, en el Fernando Martín de Fuenlabrada

P. ¿No tuvo vértigo?

R. No tenía ni miedos ni dudas, los empecé a tener después, cuando estaba allí y comencé a no jugar. Llegué como mejor defensor de la liga española, con unas sensaciones buenísimas, pero el banquillo me fue matando. Pasé cuatro años dificilísimos.

P. ¿Qué es lo que no se cuenta de la NBA?

R. Es una liga durísima. Hay 420 puestos de trabajo para 8 millones de jugadores. Cada día hay que luchar por el puesto y cada verano llegan 60 nuevos. Es muy difícil mantenerse y hay que aprovechar cualquier mínima oportunidad. Es un entorno hostil e individualista en el que te tienes que defender solo. Pero ese no fue mi problema. Mis males no estuvieron en la pista sino fuera. Si tengo la oportunidad de volver haré todo de forma muy distinta.

P. ¿En qué se equivocó?

R. Siete años después aun me persigue la fama que se creó de mí en España. La gente juzga sin saber y si hoy no tengo trabajo en la NBA no es por cuestiones técnicas, sino por la vida extradeportiva que tuve en Estudiantes. Esa fama fue conmigo hasta la NBA. A mí, además, no me gusta mentir y la sinceridad me ha costado muchos millones de dólares. Ojalá pueda volver a andar el camino porque he cambiado radicalmente, sobre todo después del nacimiento de mi hija.

P. ¿Qué pasó en aquellos años?

R. Salía de fiesta como un loco y bebía. Nada que no haría cualquier joven con dinero. Me fui muy joven de Brasil. Venía de una familia muy conservadora; mis padres no me dejaban ni salir de casa. De pronto, me vi en Madrid solo y cobrando 2.000 o 3.000 euros al mes. Me lancé a la fiesta. Quería experimentar mundo. No le puedo echar la culpa a nadie. No soy un hipócrita. Disfruté mucho y lo pagué después. Fue mi aprendizaje. Me dejé deslumbrar y me di cuenta tarde de que, en el momento en el que empiezas a cobrar por esto, ser joven deja de ser una excusa y tienes que responder como un profesional.

Lucas Nogueira, en el Fernando Martín de Fuenlabrada
Lucas Nogueira, en el Fernando Martín de Fuenlabrada

P. ¿Qué hubiera sido sin eso?

R. Vengo al Fuenlabrada a intentar descubrir quién soy, a acercarme al jugador que fui. Perdí toda la confianza y la felicidad por el camino. El reto es ayudar a mi equipo pero, sobre todo, demostrar a la gente que no soy el monstruo que piensan. Estoy trabajando mucho el aspecto psicológico con José Manuel Beirán.

P. ¿Cómo es su vida ahora?

R. Muy tranquila. Vivo en Majadahonda, vengo a entrenar por las mañanas, luego como y me echo tres o cuatro horas de siesta. Voy bastante al cine, me gustan las películas de miedo y acción. Esa tranquilidad me ayuda a rearmarme espiritualmente. Ahora todo lo que hago lo hago pensando en mi hija. Ya no gasto dinero saliendo, intento ahorrarlo para ella. Estoy divorciado y ella vive con su madre en Florida, la veo en verano. Esta semana cumple dos años.

P. Y, en lo deportivo, ¿está a tiempo de ser importante?

R.Ojalá. Yo pienso que soy joven para la vida pero no sé si tanto para el baloncesto. El gran reto es regresar a la NBA. No completé mi misión y sé que encajo allí. Ya no hay pívots como Hakeem Olajuwon, Charles Barkley y Shaquille O’Neal. Cada día estoy mejor, pero me frustra no ser la bestia que era de joven. Tengo siete años y 20 kilos más que en la etapa de Estudiantes. Tengo que aprovechar mis condiciones de ahora y mi experiencia. De momento, valoro el momento y voy paso a paso. No sé qué será de mí en un año.

P. ¿Le ayuda estar en un vestuario con veteranos con mucho mundo que han superado incluso guerras como Eyenga y Popovic?

R. En Brasil también tenemos una guerra con 60.000 muertes al año. No es una guerra declarada, pero no hay ningún sitio en el que muera tanta gente. La falta de seguridad y la corrupción han hundido al país. Tener a 20 millones de personas sin trabajo es insostenible. Por eso Bolsonaro tuvo 50 millones de votos. El gobierno anterior era muy corrupto.

P. ¿Quiénes son sus ídolos?

R. En la vida, Jesucristo y mi hermano. En el deporte, Kobe Bryant y Federer. Jesucristo regaló su vida por mí; mi hermano es mi espejo y confesor; Kobe es un modelo de trabajo y ambición y Federer de talento y elegancia.

P. ¿Qué vendrá después del baloncesto?

R. La música. Me apasiona el rock. En Toronto tocaba y cantaba en un grupo. Ahora voy a volver a dar clases de bajo y guitarra.

Carlsen frustra a Caruana


Una partida sosa en apariencia puede ser sustancial en un duelo por el Campeonato del Mundo, como el que Magnus Carlsen y Fabiano Caruana disputan en Londres. La 3ª de las 12 previstas terminó en tablas este lunes después de cuatro horas sin mucha historia en el tablero pero con frustración para el estadounidense, incapaz, por 2ª vez, de lograr ventaja alguna con las piezas blancas. El noruego tendrá la iniciativa el martes en la 4ª con el marcador igualado (1-5-1,5).

“Estoy dispuesto a exprimir hasta la última gota de las piedras”, había advertido Carlsen el viernes, sentado junto a Caruana en la conferencia de prensa posterior al primer asalto, en el que tuvo una gran ventaja pero no logró convertirla en victoria tras siete horas de lucha. Aunque la frase, que recuerda a Anatoli Kárpov, sirve para aumentar la tensión psicológica, no sorprende: es justo así, torturando a sus rivales durante horas a partir de posiciones muy equilibradas, como el campeón gana muchas de sus partidas a lo largo del año.

En esta no llegó a tanto porque su ventaja era microscópica, demasiado pequeña para provocar el error de un rival tan fuerte como Caruana, número dos del mundo. Pero Carlsen se apuntó un tanto en el imaginario marcador psicológico: al igual que el viernes, no tuvo problema alguno para salir de la apertura en una posición cómoda con las piezas negras, a pesar de que el inicio de la partida es precisamente uno de los puntos fuertes del aspirante.

Antes de la partida, el diseñador argentino-británico Daniel Weil, creador de las piezas con las que se disputa este duelo, presentó en la sala de prensa otro invento suyo: un programa informático que produce cierta música según el tipo de jugada que se hace en el tablero. La idea podría tener mucho éxito si Weil lograse que las combinaciones más brillantes fueran asociadas por la máquina con la Novena de Beethoven u otras obras maestras. Pero la 3ª partida de este Mundial recuerda más bien a esas piezas raras de la música de cámara, aburridas para un aficionado normal, aunque interesantes para los entendidos.

Sitapha Savané: “España necesita a África más que África a España”


Planificó de forma tan meticulosa la retirada de las pistas de baloncesto que en su agenda no dejó ningún resquicio a la nostalgia. Sitapha Savané (Dakar, Senegal, 1978) lo tenía claro: “Alguien que está en la mitad de su vida no puede quedarse pensando que lo mejor quedó atrás”. Después de tres lustros jugando en la ACB, con 488 partidos, 2.015 rebotes y 499 tapones en su hoja de servicios, el pasado verano colgó la camiseta de tirantes y se lanzó a desarrollar sus “otras pasiones”.

Actualmente, cursa el máster Executive MBA en la ESCP Europe Business School para impulsar su vocación empresarial y política; colabora con su hermano en un negocio familiar que promueve el intercambio comercial entre Europa y África y ejerce de comentarista en Movistar+ para los partidos de la Liga Endesa y la Euroliga. “El deporte de élite te mete en una burbuja. Te lo ponen todo muy fácil y casi te empujan a mirar para otro lado. Pero mi voluntad siempre ha sido la de impactar sobre mi mundo”, explica el histórico pívot.

Savané, en su etapa en el Gran Canaria
Savané, en su etapa en el Gran Canaria

El hijo de Landing (político y exministro senegalés) y Marie Angélique (activista feminista y alta funcionaria de la ONU), integró desde niño el compromiso ideológico, la importancia de viajar y el valor de debatir. Creció ejerciendo de “mitinero” en su pandilla y quedó marcado por la persecución que llevó a su padre a la cárcel. Su estirón, a los 14 años, coincidió con el encantamiento por el dream team de Barcelona 92 y su marcha a Estados Unidos para estudiar Económicas, con una beca avalada por Jimmy Carter, le llevó a abrazar definitivamente el baloncesto. No se aventuró a probar en la NBA, pero tuvo una carrera sólida y longeva en España. Jugó un año en Menorca, tres en Tenerife, nueve en Gran Canaria, dos en Badalona y los dos últimos en Madrid con el Estudiantes. “A muchos les deja el baloncesto. Hay mucho vértigo a la retirada. Yo pude elegir cuando dejarlo”. Finalizado el trayecto, confiesa que se ve más como ministro que como entrenador.

“Seule la lutte libére” (sólo la lucha libera), reza el lema de su twitter, reducto de opiniones comprometidas y polémicas. “Estamos en un mundo difícil de analizar y más difícil aún de predecir”, apunta. “En España teníamos la suerte de que no había ningún partido de extrema derecha con representación. Ahora ya están ahí. Y cuando se atacan valores fundamentales no vale ponerse de perfil. O te posicionas en contra o lo estás facilitando”, señala el exjugador hispano-senegalés.

“El deporte de élite te mete en una burbuja. Pero mi voluntad siempre ha sido la de impactar sobre mi mundo”

“Ahora busco mi posición en el mundo y me apasiona el emprendimiento social. Es la tercera vía entre la política y la empresa”, analiza antes de hilvanar un discurso que incumbe a sus dos países. “En España las únicas noticias que llegan de África son guerra, hambre, pobreza, inmigración ilegal, y algún safari. Hay que educar a la gente para que vean las oportunidades que hay allí”, recalca. “A medio plazo España necesita a África más que África a España. Estamos pegados y la colaboración debería de ser obvia, en un negocio win-win, sin limosnas ni mentalidad colonialista. Habría que pensar en los millones de personas que están al otro lado y necesitan muchísimas cosas que España puede proveer o desarrollar”, plantea. “Mientras, el PP habla de la invasión de millones de inmigrantes. A mí, como español, me preocupan mucho más los millones que nos roban. Aunque, como hijo de político, no caigo en el ‘todos son iguales”.

Savané, con el equipo de Movistar+ integrado por David Carnicero, Amaya Valdemoro, Milena Marín y Lucio Angulo.
Savané, con el equipo de Movistar+ integrado por David Carnicero, Amaya Valdemoro, Milena Marín y Lucio Angulo.

Padre de un niño de cinco años, Savané está afincado en Bilbao, ciudad natal de su mujer —“ellas no tienen que seguirnos siempre. Ahora me tocaba a mí”—, y también tiene apuntado el reto de aprender euskera. No lo necesita en su faceta de comentarista. “Soy el único negro en la televisión española, o uno de los pocos. Hay muy pocos afrodescendientes que alcancen visibilidad”, advierte. “Eso es lo que ven los niños”, lamenta, convencido de que la educación es “el único camino para la salvación de este mundo”.

“El racismo siempre va acompañado de ignorancia y de clasismo. En el año 2000, cuando llegué a España, iba por la calle y gente que no conocía de nada me tocaba el pelo como si fuera un perro. Se ha mejorado en cuestión de ignorancia, pero el clasismo sigue vigente. La imagen que ha quedado de los africanos es la del chico vendiendo bolsos falsos en la calle”, sentencia.

Durante el último tramo de su carrera sacó lustre a todas las facetas de la capitanía. “Ejercí casi de mánager y consejero, sobre todo con los jóvenes. Para advertirles de que esto es muy largo. No conviene venirse arriba cuando estás bien ni hundirte cuando algo va mal. Yo me rompí el Aquiles, sufrí una parálisis facial, me dieron por retirado mil veces, pero pude resurgir y jugar hasta los 40”. En su lista de elogios aparecen Llull, Navarro, Pau… “Me encanta la gente que empieza muy abajo, llega muy arriba y no cambia por el camino”.

Savané comienza su segunda carrera. “Siendo negro y alto, hace mucho que aprendí que no podía esconderme. Siempre he estado conectado al mundo. Desde la posición que tenga quiero seguir impactando”.

Sin Kosovo no hay evento deportivo en España


España es, junto a Grecia, el único gran país europeo que no reconoce a Kosovo, el país balcánico que autoproclamó su independencia en 2008. Esta medida puede que sea necesaria para tratar el problema catalán pero pone en peligro su peso y prestigio en el movimiento deportivo internacional, y la posibilidad de organizar unos Juegos Olímpicos o un Mundial de fútbol.

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha advertido de que ha escrito una carta que enviará el jueves próximo a todas las federaciones internacionales para pedirles que no concedan a España la organización de ninguna competición internacional de ningún deporte si no se garantiza que los deportistas kosovares puedan participar con su himno y bandera. La amenaza olímpica, verbalizada inicialmente en unas declaraciones de Pere Miró, subdirector general del COI, a la web insidethegames.biz,se produce justamente la víspera de la presentación en el Consejo Superior de Deportes (CSD) de la oficina de estrategia internacional, que pretende “potenciar, desarrollar y promover la organización de grandes eventos internacionales en España”.

“En esta situación, es imposible que España pueda organizar nada”, señala Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE) después de una semana marcada por los problemas que sufrió la delegación kosovar en los campeonatos del mundo de kárate disputados en Madrid. Los karatecas del pequeño país balcánico pudieron participar, pero no se les permitió usar su bandera ni su himno. Ni siquiera el nombre de su nación podía figurar en los chándales, marcados solamente con las siglas KKF (Kosovo Karate Federation) ni en los marcadores de resultados, donde se les identificaba con las siglas WKF5 (World Karate Federation).

El COI, así como la gran mayoría de federaciones internacionales, admitió a Kosovo en 2014.

“Es el acuerdo de compromiso al que se llegó”, dice Blanco, quien recuerda que es un paso atrás respecto a lo logrado para garantizar la participación de kosovares en los recientes Juegos Mediterráneos de Tarragona. Los deportistas pudieron entrar en España con sus pasaportes y desfilaron bajo la bandera del comité olímpico de Kosovo. “Todos se acogieron a la carta olímpica, cuya validez contempló el Gobierno español”. Un acuerdo similar permitió a Kosovo participar en los Juegos de Río 2016. Brasil es otro de los países que no reconoce a la república balcánica.

“En todos los países del mundo, salvo en España, los kosovares compiten sin problema, con los mismos derechos y garantías que los demás deportistas”, añade el presidente olímpico español, quien precisa que ni el COI ni las federaciones cuestionan la política española ni entran a valorarla. “Tenemos que respetar las leyes y las decisiones del Gobierno, por supuesto, pero también las de las federaciones y el COI. El deporte no puede admitir que en una competición puedan estar todos salvo Kosovo”.

Blanco admite que el movimiento olímpico está hablando del problema con el Gobierno español.

El Ministerio de Exteriores asegura no tener constancia oficial de que el COI vaya a cambiar su postura respecto a la participación de deportistas de Kosovo en eventos organizados en Estados que no reconocen su independencia. Un portavoz de la Oficina de Información Diplomática (OID) explicó que en dichos Estados se permite la participación de los deportistas bajo la bandera del Comité Olímpico de Kosovo, no de Kosovo como entidad estatal, y se les facilita la concesión de visados.

Según dicho portavoz, estaba previsto en el reciente Mundial de kárate el izado de la bandera kosovar y que sonara el himno de dicho territorio en el caso de que alguno de sus deportistas hubiese ganado una medalla de oro, lo que no sucedió. “Ésa era la fórmula para respetar, por un lado, la carta olímpica y, por otro, nuestra posición jurídica de evitar cualquier acto de reconocimiento”, concluyó el mismo portavoz.

Por otro lado, fuentes gubernamentales expresaron su sorpresa ante la posibilidad de que el COI se plantee no adjudicar eventos internacionales en países que no reconocen a Kosovo, como Rusia, China o Brasil, y pusieron en tela de juicio las declaraciones del subdirector general del organismo, el catalán Pere Miró.

El Madrid da cuerda a Solari


La federación española de fútbol informó este lunes por la mañana de que había emitido la licencia de Santiago Solari como primer entrenador del Real Madrid, trámite que requiere la formalización de un contrato específico. El procedimiento puso término a la interinidad del hasta ahora técnico del Castilla, cuyo nombramiento con carácter “provisional” se publicó el 29 de octubre mediante el mismo comunicado que anunció la destitución de su predecesor, Julen Lopetegui. Esta vez el club no confirmó oficailmente la nueva contratación.

El artículo 160 del reglamento de la federación dispone que los entrenadores no pueden ocupar banquillos de forma interina por un tiempo superior a 15 días. Exactamente el plazo que se cumplió este lunes contando a partir del 29. Puro curso burocrático para determinar el ascenso de un entrenador que se cuida de no destacar por encima del orden institucional. Un técnico que no emite las señales de ambición propias de su gremio cuando se sienta en un banquillo tan codiciado. Como señaló un empleado del club la semana pasada, Solari es el primer técnico que sube al primer equipo sin que la entidad tenga la sensación de estar mejorando su situación.

La cúpula directiva del Madrid desplegó toda su red de informadores para examinar a Solari en los últimos días. No faltaron los escépticos. En su contra operaba una evidencia certificada por todas las fuentes: los jugadores le perciben como el brazo armado del presidente, Florentino Pérez, alguien capaz de postergar a Isco o Modric para dar minutos a Vinicius o Ceballos de acuerdo con los despachos donde se define la estrategia deportiva.

En su favor pesa la percepción general en la plantilla de que se trata de un hombre gentil y dialogante. No es alguien en quien los futbolistas perciban un jefe autoritario y vanidoso capaz de maldades con tal de labrarse una reputación. Lo aseguran los asesores presidenciales. Florentino Pérez sabe que el mayor aval de Solari es el miedo que tiene la plantilla a que Antonio Conte o —peor aún— José Mourinho se metan en el camerino. Ese miedo puede traducirse en energía competitiva. Pero no es suficiente. Los dirigentes han tenido la certeza de que cualquier solución será la menos mala. Hasta que no se selló el triunfo ante el Celta (2-4), el domingo por la noche, el presidente no dio la última palabra al ascenso. Según fuentes del Bernabéu, el contrato previsto la semana pasada le asegura esta temporada y dos más por unos cuatro millones de euros netos cada una.

A Solari, lo repiten en el club, solo le preocupa permanecer al servicio del Madrid, da igual en qué puesto. Desde 2013 se encontró cómodo trabajando en las categorías inferiores y los ejecutivos del club, con José Ángel Sánchez a la cabeza, no tardaron en descubrir un filón en sus dotes administrativas. Fue capaz de alinear un delantero chino inscrito en su equipo por razones comerciales sin provocar un escándalo; rescató de la sombra a Odegaard —marginado por Zidane— y lo adiestró para devolverlo a la competición y al mercado; y garantizó la capitanía de Enzo Zidane y la titularidad de Luca Zidane contra la opinión de algunos de sus compañeros.

Con Solari a cargo del Castilla, la familia Zidane vivió dos años sin los sobresaltos de épocas pasadas, cuando el entrenador de turno hacía lo que le daba la gana. Controlado el frente doméstico, Zidane pudo entregarse tranquilo a entrenar. El saldo fue de una Liga y tres Champions.

Los dirigentes tomaron nota de la labor de saneamiento. El Castilla sirvió de amortiguador. Situaciones que habrían desintegrado la convivencia con otro entrenador, con Solari al frente se volvieron soportables. El equipo fue el 11º clasificado del Grupo 2 en la temporada 2016-17 y el 8º en la temporada 2017-18. Con él, el Castilla nunca disputó un playoff de ascenso a Segunda pero preservó el clima imprescindible para asegurar la formación de los jugadores en circunstancias que no siempre lo propiciaron.

Ahora le ascienden sin pompa de entrenador. Un lunes de otoño en horario de oficina, sin liturgia de palco ni acompañamiento de autoridades legitimadoras, la contratación rebaja significación y su trascendencia no pasa del mero papeleo.

Silva y Silva, sociedad ilimitada


Aunque la realidad se empeña en lo contrario, persisten los prejuicios contra la pequeñez en el fútbol, sometido desde sus inicios a una evolución atlética que debería conspirar contra los chiquitos y menudos. Contra la ligereza, en general. Es un mantra que se escucha desde tiempo inmemorial y que, lejos de concretarse, se estrella contra la evidencia de los Pelé, Maradona y Messi, jugadores de escasos centímetros pero de estatura mítica en el fútbol. Son más regla que excepción, y de eso se sabe bastante en España, cuya edad de oro ha coincidido con una fascinante generación de genios en pequeño formato, desde Xavi hasta Iniesta, pasando por Cazorla y David Silva, último y maravilloso mohicano de aquel cartel irrepetible.

David Silva fue el mejor del partido en el duelo de Manchester, donde el City borró del mapa al United con una mezcla perfecta de inteligencia, creatividad y convicción. La distancia entre los dos equipos fue enorme, pero se volvió sideral en los últimos 20 minutos, cuando el United se situó a un gol del empate. Lejos de sentirlo como una amenaza, el Manchester City destruyó a su rival con un despliegue exquisito de fútbol, clausurado con la sinfonía que precedió al gol de Gundogan: 44 pases y 113 segundos con el balón entre los pies de los 10 futbolistas que participaron en la jugada.

Un minuto después, David Silva fue sustituido por el juvenil Phil Foden, otro bajito prometedor, en medio de una atronadora ovación. Nunca ha sido el más mediático del equipo, pero sí el más apreciado por la hinchada. Hace algunos años, en una encuesta entre los aficionados, fue elegido mejor futbolista en la historia del City, por delante de Colin Bell —espléndido centrocampista de los años 60 y 70— Agüero y Yayá Touré. Con 32 años, liberado de sus esfuerzos con la selección y de las angustias que atravesó durante meses, David Silva está produciendo la mejor temporada de su vida, con una influencia que también alcanza el área. Llega más y marca más goles que nunca.

Otro Silva, igual de pequeño, zurdo y brillante, destacó en la victoria del City. Un año después de llegar al equipo de Pep Guardiola, Bernardo Silva es mucho más que el hábil pero inconsistente extremo procedente del Mónaco. Su caso representa la importancia del aprendizaje, la inteligencia y la voluntad competitiva. El discontinuo extremo de la temporada anterior se ha transformado en un formidable centrocampista. Su impacto es tan grande que ha evitado la nostalgia por el lesionado Kevin De Bruyne, bandera del equipo en los dos últimos años.

Bernardo y David Silva son los dos vértices del triángulo que completa Fernandinho en el medio campo. Apenas llegan al 1,70. En un mundo tópico, serían víctimas de todos los prejuicios que definen a la Premier League: los tackles, el vigor físico, el juego aéreo, la fricción rotunda, el pelotazo, el frío, la lluvia y el viento. Es decir, la tradicional noche de enero en el campo del Stoke City o un domingo cualquiera frente al escuadrón de tallos que dirige Jose Mourinho.

Lejos de salir aniquilados en Inglaterra, los dos Silva representan mejor que nadie la singular revolución que Pep Guardiola ha trasladado a la Premier League. Juegan como los ángeles y combaten sin desmayo, dos pequeños gigantes que imponen su ley en el campo y evitan los topicazos que tanto pesan sobre el fútbol. Sólo existía un problema: había que atreverse a juntarlos. Se atrevió el mismo entrenador que definió una época con Iniesta y Xavi. Ahora son David y Bernardo Silva. Alrededor de estos diminutos jugadorazos, un equipo está dispuesto a marcar una época en Inglaterra.

El Barcelona, un líder que hace agua


Es el líder de LaLiga, está en octavos de la Champions cuando faltan dos jornadas para acabar la liguilla y no tiembla en la Copa. Pero este Barça es contradictorio. En 12 jornadas ligueras ha recogido el balón de su portería en 18 ocasiones, solo unas pocas veces menos que el Levante y el Celta, además del Athletic, Rayo y Huesca, que pelean por no descender. Los 18 tantos encajados suponen, también, una marca negativa en la historia desde la temporada 1964-65, cuando César Rodríguez primero y después Vicenç Sasot dirigieron a un conjunto en el que el meta Sadurní encajó 21 tantos en dichas jornadas. De eso hace 54 años, por más que en el curso 1974-75, el conjunto de Rinus Michels, también recibiera 18 dianas como este Barça.

La paradoja azulgrana la ejemplifica Ter Stegen, que a pesar de la pifia que cometió este fin de semana ante el Betis, cuando se le escurrió de los guantes y a la red un balón dócil chutado por Lo Celso, está siendo uno de los mejores. Así lo reconoce el Camp Nou cada ocasión que puede con su cántico personalizado. Pero ni con esas puede cerrar el boquete el Barcelona, que hace aguas por definición y que si es líder es porque desde la temporada 2001 el primer clasificado, entonces el Valencia y el Dépor, no tenía tan pocos puntos (24) a estas alturas.

Indigestión de centros. Con una defensa mixta en las jugadas a balón parado, el Barça apenas sufre cuando está atornillado en su área y recibe faltas o córners, pues solo ha recibido dos tantos en esa suerte. Pero al equipo le pilla una fuerte indigestión cuando tiene que correr hacia atrás y, sobre todo, cuando recibe centros laterales. Así, 13 de los 18 tantos encajados (72%) son después de un centro (en tres ocasiones le ganaron la espalda a Sergi Roberto y en una a Semedo, por ninguna a Alba). La tardanza de los medios en el repliegue, la escasa iniciativa a despegarse de los palos en este tipo de jugadas del portero y la poca contundencia de los centrales en el juego aéreo —sobre todo Lenglet— son una mala mezcla. Tesis que valida otro dato: casi la mitad de los goles (45%) que ha recibido el equipo se han producido con un remate en el área chica y una tercera parte del total (66%) se produjeron con un solo toque en la ejecución.

El problema de la manta. La frase la acuñó el brasileño Elba de Pádua, conocido como Tim, técnico de San Lorenzo en la década de los 60: “El fútbol es como una manta corta; si te tapas la cabeza, te destapas los pies. Y si te cubres los pies, te destapas la cabeza”. Según los intérpretes del Barça, esta es la principal causa de los males defensivos. “No podemos ser el equipo que menos encaja porque hacemos un fútbol muy ofensivo y eso va ligado”, dijo Piqué tras caer ante el Betis por 3-4. “Cuando nos robaban el balón, en ese cuatro contra cuatro, nos pillaban desprevenidos”, amplió Valverde.

Sucede que la aseveración del vestuario, capaz de marcar 34 goles en 12 duelos, no se corresponde con la realidad porque el Barça siempre jugó al abordaje. Así, por un lado, el equipo también festejó tantos sin parar en los últimos siete años (33 en la 2017-18 y, en orden descendiente: 32, 29, 30, 34, 39 y 38), pero los goles encajados siempre fueron menos: 4, 13, 12, 6, 7, 15 y 6. Y, por el otro lado, tampoco recibe en este curso más disparos a puerta (120) que en ejercicios pasados. A estas alturas del torneo, el Barça del año anterior sufrió 134 remates, por los 127 de la campaña 2015-16. La diferencia, sin embargo, estriba en los que van a puerta porque ahora suma 52 por los 38 y 48 de las temporadas comparadas.

Lo que sí es cierto es que un efecto lateral de la manta mal puesta son la cantidad de contras que recibe el Barça, seguramente porque Messi se hace el longuis a la hora de lanzar la presión del mismo modo que a Coutinho, Dembélé y Malcom les cuesta horrores jugar sin la pelota. No resulta extraño, entonces, que la mitad de los goles que ha encajado el Barça en esta temporada sean de esta guisa. “Nos han llegado bastante sueltos”, lamentó Valverde tras el duelo ante el Betis. “Cuando ataquemos, debemos estar todos atentos para presionar todos juntos si perdemos el balón”, se sumó Piqué.

Rachas para el olvido. Con estos desajustes defensivos, el Barça suma 10 encuentros seguidos recibiendo goles, una racha que recuerda al anterior desaguisado, entonces con Van Gaal en el banquillo en el curso 1997-98, que se cifró en 15 duelos. La derrota que le infligió el Betis, además, cortó una racha de 42 duelos consecutivos sin perder en el Camp Nou (34 triunfos y ocho empates), que databa desde septiembre de 2016, cuando el equipo de Luis Enrique cayó por 1-2 ante el Alavés. “No pueden venir aquí y meternos cuatro goles. Si queremos ganar el título tenemos que mejorar mucho”, reflexionó en voz alta Arturo Vidal.

No solo eso, puesto que este Barça ha caído con rivales menores como el Leganés y concedido empates frente al Girona o el Athletic, que está en la cuerda floja de Primera, además de absorber goles del Huesca (2) y el Rayo (2), en la zona de quema. “Igual la tensión es diferente cuando juegas contra el Madrid o un grande”, expuso Sergi Roberto antes de medirse al Inter en la Champions. Aunque matizó: “Pero para ganar una Liga tienes que ganar todos los partidos”. Algo que les será más fácil si no encajan tanto.

Insultos desde la grada a Pau y al Espanyol

Durante el partido ante el Betis se escucharon repetidos insultos hacia el Espanyol desde la grada de animación. Con Pau López —exportero blanquiazul que juega ahora de verdiblanco— como excusa, se escucharon diferentes cánticos reprobatorios que LaLiga denunciará para que le apliquen la sanción. “Perico, recuerda, que eres una mierda” o “Estoy hasta los huevos del puto Espanyol” fueron algunos de los cánticos. También se insultó al colegiado y a varios jugadores, por lo que se supone que la multa engordará.

Junior, el niño al que no le gustaba el fútbol


Rafael Gordillo, uno de los mejores laterales zurdos del fútbol español, es parco a la hora de analizar a Junior Firpo (Santo Domingo; 22 años). El director de Relaciones Institucionales del Betis, que ganó cinco Ligas con el Madrid y es uno de los emblemas del club andaluz, no desea meterle mucha presión. Por su cargo y por responsabilidad. “Es un chaval joven con mucho que aprender todavía, pero tiene un enorme potencial. Yo veo que cada vez se está superando más”, afirma Gordillo a este diario. “Creo que si sigue trabajando así puede llegar a ser uno de los mejores laterales de nuestro fútbol”, añade un futbolista con dos Mundiales y tres Eurocopas disputadas a sus espaldas en la posición en la que juega Junior, uno de los mejores jugadores en el gran triunfo del Betis ante el Barcelona y en el Camp Nou.

A Junior la vida le ha cambiado en apenas nueve meses. Debutó con el primer equipo bético en febrero del año pasado en un duelo ante el Deportivo (0-1). Lleva 25 partidos en Primera División de la mano de Quique Setién, el entrenador que apostó por él y que vio en sus condiciones al lateral largo que necesitaba cuando cambió de sistema en el Betis a mediados del pasado ejercicio. El club bético siempre apostó por un futbolista que llegó al club andaluz en 2014 en edad juvenil. Los ojeadores lo ficharon del Puerto Malagueño, donde había llegado después de formarse en el Atlético Benamiel, de Benalmádena (Málaga), curiosamente el mismo club en el que empezó a dar sus primeras patadas a un balón el madridista Isco.

A la Costa del Sol emigraron los padres de Junior cuando el ahora futbolista del Betis tenía seis años. Ambos trabajaban de camareros en un hotel. A Junior no le gustaba jugar al fútbol de niño, puesto que la cultura deportiva en la República Dominicana estaba más relacionada con el béisbol y el baloncesto. Era un crío muy tímido y sus padres decidieron, aconsejados por unos amigos, que jugara al fútbol para integrarse en la sociedad andaluza. Su domicilio estaba cerca del campo del Atlético Benamiel y allí se apuntó. Los primeros años lo pasó fatal, hasta el punto de que lloraba porque ese deporte no le gustaba y tenía problemas de adaptación. Luego fue creciendo.

Junior se fue asentando en el Atlético Benamiel y más tarde dio el salto al Puerto Malagueño, club de la capital de la Costa del Sol, Málaga, ya de juvenil. Todo este recorrido lo hizo al lado de su amigo y compañero Francis, ahora también en el Betis, que al final se hizo con los servicios de ambos antes que clubes como el Granada o el Málaga. Los técnicos verdiblancos quedaron impresionados por sus cualidades físicas. Junior pasó de jugar de delantero a asentarse en el lateral porque le costaba regatear en estático. José Juan, entrenador del filial bético, fue consciente de que tenía a sus órdenes a un diamante en bruto. Lo pulió para que, pese a jugar atrás, subiera al ataque constantemente.

A Setién siempre le gustó. De hecho, se lo llevó a la pretemporada el verano de 2017, pero Junior se rompió disparando a puerta. Se precipitó en la recuperación y no fue hasta febrero de 2018 cuando pudo debutar en el primer equipo después de la peor experiencia de su vida deportiva. Junior recaía una y otra vez de su lesión, lo que le provocó algunos problemas de ansiedad hasta que logró recuperarse gracias al apoyo de los técnicos y su familia. Setién lo esperó. Y el Betis lo renovó en agosto hasta 2023 con una cláusula de 50 millones de euros y ahora es uno de los activos más importantes de la entidad.

“Es un futbolista con una proyección enorme. A mí me gusta por sus condiciones físicas y creo que tiene la posibilidad de aprender y progresar mucho”, afirma Luis Fernández, cántabro como Setién y lateral zurdo del Betis desde 1996 a 2006. Diez temporadas en verdiblanco después de formarse en la Gimnástica de Torrelavega y el Racing. Campeón de Copa con el Betis en 2005. “En el Camp Nou hizo un partidazo. Creo que el sistema de Setién le beneficia porque los laterales se acaban convirtiendo en extremos. Ocupa los espacios bien y siempre llega en segunda línea. No me extraña que haga goles”, añade Luis Fernández.

Y tanto. Con solo 25 partidos en Primera, Junior ha hecho cuatro goles. Dos ya en esta temporada de forma consecutiva (Celta y Barcelona) y dos en la anterior (Espanyol y Las Palmas). Son los mismos que ha anotado en LaLiga Marcelo y uno más que Jordi Alba. Internacional sub-21 en una ocasión, en el pasado mes de septiembre con Albania, Junior ha disputado también algunos partidos de central. “Es una posición a la que se puede adaptar porque es joven y está en pleno proceso de aprendizaje. Cualidades tiene”, añade Luis Fernández.

“Siempre fuimos fieles a nosotros mismos y siempre creímos”, afirmó Junior después del buen triunfo del Betis en el Camp Nou. Asentado como profesional, ya queda muy lejos su tristeza cuando jugaba al fútbol después de llegar de la República Dominicana, donde todavía permanecen sus abuelos. Buena parte del resto de su familia ya se ha trasladado a España. En su país ya ha pasado a la historia por ser el primer jugador nacido en la República Dominicana en hacer un gol en LaLiga Santander.

Messi: “LaLiga está más competitiva que nunca”


“¡Vendame que sigo! ¡Vendame que sigo!”, le pidió Lionel Messi al médico del Barcelona que lo atendía a orillas del Camp Nou. Era el 20 de octubre y el argentino acababa de chocar con el Mudo Vázquez en el partido ante el Sevilla. Llamó tanto la atención la aparatosa caída como las quejas del 10. “Leo nunca se pone a dar vueltas en el suelo. Sabíamos que le dolía en serio, por eso nos sorprendió cuando le pedía al médico que lo vendara”, explica unos de los futbolistas azulgrana que escuchó el pedido de La Pulga. El galeno, finalmente, vendó a Messi. Fue en vano, el dolor era más fuerte que la entusiasmo del 10. “Fractura en el radio del brazo derecho. Tres semanas de baja”, anunció al día siguiente el Barcelona.

La espera desespera a Messi. “La aguantó muy bien”, cuentan desde el entorno del 10. Se dejaba ver el rosarino por la Ciudad Deportiva del Barcelona, también en el Camp Nou. No estaba solo en la grada del estadio azulgrana; el clásico lo vio junto a su hijo mayor, Thiago. “Me sorprendió porque lo vive y lo entiende. Me hacía preguntas sensatas y buenas, sobre el juego, sobre las situaciones que iban pasando. Nunca lo había vivido con él y fue algo muy lindo”, contó el capitán del Barcelona. De hecho, solo se perdió el encuentro ante el Rayo en Vallecas y frente a La Cultural en León. Hasta viajó con el grupo y sin el alta médica a Milán el martes de la semana pasada. “Hemos preferido no correr riegos con Leo”, explicó Valverde, tras dejar a Messi en la grada en San Siro.

Y, tres semanas después, Messi volvió al Camp Nou. “Por suerte me encontré bien. Al principio con un poquito de miedo porque no había tenido mucho contacto, pero a medida que fue pasando el partido me fui soltando un poco más. Tenía ganas de estar dentro de la cancha”, explicó el 10 en la gala de Marca, donde recibió el premio Pichichi por sus 34 goles en 36 partidos en la temporada 2017-2018. Además, el rosarino se llevó el Alfredo Di Stéfano, galardón al mejor jugador la última Liga.

Ganador de cinco Pichichis (está a uno de Telmo Zarra, el argentino persigue su décima liga. Aunque líder, no lo tendrá fácil el Barcelona. “Es bueno, está más competitiva que nunca y cualquiera le gana a cualquiera. Eso es bueno para LaLiga, para el espectador y ojalá que siga así bastante tiempo”, deseó LaPulga. No fue el único premiado de la tarde. Iago Aspas se llevó el Zarra (mejor goleador español), Oblak, el Zamora (portero menos batido); y Marcelino, el Miguel Muñoz (entrenador). Rubi, hoy en el Espanyol, se consagró como el mejor entrenador de Segunda, después de ascender al Huesca.

Solari ya es oficialmente entrenador del primer equipo del Real Madrid


Santiago Solari ya es oficialmente entrenador del primer equipo del Real Madrid. Lo confirmó la federación española de fútbol (RFEF) esta mañana, cuando inscribió el contrato remitido por el club y regularizó la licencia de primer entrenador. Cuatro victorias, con 15 goles a favor por solo dos en contra, el mejor estreno de un entrenador del Real Madrid en los 116 años de historia del club, son los datos que han abierto las puertas del banquillo blanco a Solari.

La confirmación del argentino al frente del primer equipo zanja, por ahora, la crisis abierta en el Madrid por los malos resultados cosechados por el anterior entrenador, Julen Lopetegui, destituido tras dejar al equipo noveno en Liga después de caer con estrépito en el Camp Nou por 5-1. La salida del técnico vasco disparó los rumores sobre el nuevo inquilino del banquillo: nombres como los de Antonio Conte y Roberto Martínez comenzaron a desfilar inmediatamente por las oficinas del club.

El entrenador de Rosario, buen conocedor de la casa tras jugar en el Real Madrid de comienzos de siglo XXI (en el que, al igual de lo que ha sucedido en el banquillo, entraba muchas veces sustituyendo a Zidane), se ha revelado durante estos 15 días como un gestor eficaz al conseguir apagar algunos de los fuegos que tenían descontenta a la directiva del Real Madrid.

Solari ha dado minutos a Vinicius, descartado repetidamente por Lopetegui, y galones a Odriozola, que ha respondido con energía a la ausencia de Carvajal. Pero la decisión más importante del técnico hasta ahora ha sido zanjar el debate en la portería al otorgar la titularidad absoluta a Courtois, principal fichaje del pasado verano, que ha disputado los partidos de Liga y los de Champions, tal y como pretendía el presidente Florentino Pérez. Con Lopetegui era Keylor Navas el encargado de defender la portería en la máxima competición continental. 

El técnico ha obrado en consonancia con su pensamiento. En 2013, en plena efervescencia del debate acerca de la suplencia de Casillas por Diego López en el último año de Mourinho en el Real Madrid, Solari escribió lo siguiente en EL PAÍS: “Dije que soy partidario de la continuidad en un puesto tan delicado pero que, una vez decidido un cambio, creo conveniente sostenerlo hasta el final”. Todo apunta a que, salvo lesión, la titularidad de Courtois es ya inamovible.

Nacho, de baja dos meses por lesión, se perderá el Mundial de Clubes


El ‘Idec Sport’ de Francis Joyon se proclama vencedor de la Ruta del Ron con un nuevo récord


El máxi trimarán Idec Sport de Francis Joyon (62 años) se proclamó esta madrugada vencedor en la clase ULTIME de la undécima edición de la Ruta del Ron 2018 -la mítica regata en solitario entre de Saint Malo (Francia) y Pointe-à-Pitre (Guadalupe)- en un final emocionante y con un tiempo de 7 días, 14 horas, 21 minutos y 47 segundos, nuevo récord de la prueba.

Con vientos ligeros y el calor húmedo de la noche caribeña, el Idec Sport cruzaba la línea de meta las 23 horas, 21 minutos y 47 segundos (hora local) -las 4.21 de esta madrugada hora española- con solo 7 minutos y 8 segundos por delante del Macif de François Gabart (35 años).

Nuevo récord

El tiempo del Idec Sport,7 días, 14 horas, 21 minutos y 47 segundos, superó en 46 minutos y 45 segundos el récord establecido por Loïck Peyron en 2014. Joyon realizó este registro sobre un recorrido teórico de 3.542 millas (6.563 km) y una distancia real recorrida de 4.367 millas (8.092 km) a un promedio de 23.95 nudos (44,38 km/h).

Después de siete intentos, el veterano navegante francés estaba encantado de haber ganado la regata. “El ron de Guadalupe es un símbolo de la Ruta del Ron, ¡qué sabor! Después de tantos intentos, el sabor es mejor por eso”, dijo mientras celebraba el triunfo a bordo del maxi trimarán.

Joyon ya demostró el poder de su barco cuando el 26 de enero de 2017, con una tripulación reducida de cinco hombres, entre los que estaba el español Álex Pella, batía el récord del Trofeo Jules Verne (vuelta al mundo) con 40 días, 23 horas, 30 minutos y 30 segundos.

Gran duelo final

Si el final de la primera edición en 1978 fue emocionante, cuando el Olympus del canadiense Mike Birch ganó por 98 segundos, el desenlace de la edición del 40 aniversario de la prueba no ha sido menos. Las últimas millas antes de cruzar la línea de meta han proporcionado un extraordinario duelo entre Gabart y Joyon. A medida que los dos maxi trimaranes se acercaban a la línea de meta, el joven Gabart vio como desaparecía la ventaja de 160 millas que llegó a tener en el Atlántico.

El Macif de François Gabart -vencedor de la clase IMOCA en 2014-­, que lideró la regata casi desde su inicio vio como se le escapaba la victoria en un suspiro, Penalizado por problemas en la vela mayor, en su foil de estribor y en un timón debido a las tres depresiones que sacudieron duramente a la flota en los primeros días de competición, el Macif nunca pudo desarrollar todo su potencial.

A 30 millas (55 km) de la meta, con apenas viento, el Macif de Gabart se mantenía aún líder, pero el Idec Sport neutralizo su desventaja en un final impresionante, en la clase ULTIME, de la mítica regata oceánica en solitario que se lleva a cabo cada cuatro años y comenzó el domingo pasado en Saint Malo, en Bretaña, con 123 barcos repartidos en seis clases.

Resto de la flota

Por detrás de los veloces trimaranes, en el corazón del Atlántico, se encuentra el Hugo Boss del británico Alex Thomson. que continúa fortaleciendo su posición en el frente de la flota IMOCA con 90 millas (167 km) de ventaja sobre el SMA de Paul Meilhat, aunque acaban de cubrir el ecuador del recorrido y están a 1.700 millas (3.150 km) de la meta.

Las fechas clave

Pointe-à-Pitre

Sábado 10 noviembre: llegada prevista de Ultime

Martes 13 noviembre: llegada prevista de Multi50

Jueves 15 noviembre: llegada prevista de IMOCA

Lunes 19 noviembre: llegada prevista de Clase40 y Rhum multi

Jueves 20 noviembre: llegada prevista de Mono Rhum mono

Domingo 2 diciembre a las 1400. Clausura de la Route du Rhum line-Destination Guadeloupe

En los Multi50, la ventaja del Réauté Chocolat de Armel Tripon sobre el Arsep de Thibaut Vauchel es de 290 millas (537 km).

A 400 millas (750 km) al noroeste de las Canarias, el Veedol de Yoann Richomme está 75 millas (140 km) por delante del Imerys del inglés Phil Sharp en la Class40 y que, con 53 competidores en la salida ya ha tenido 4 abandonos y hay otros siete barcos parados en diferentes puertos, aunque la mejoría del tiempo está haciendo que se vayan incorporando de nuevo a la carrera.

En los Multicascos Rhum, el Olmix de Pierre Antoine, lleva 520 millas (963 km) de ventaja sobre el Ecole Diagonale de Jean François Lilti y em los Monocascos Rhum, el Cafe Joyeux de Sidney Gavinet, a 300 millas (550 km) al noroeste de las Canarias, aventaja en 300 millas (550 km) al Alcatrazid de Sébastien Destremau.

 

 

Guido Lombardi reveló que no renunció tras indulto por mostrarle "lealtad a PPK"


El congresista no agrupado Guido Lombardi afirmó esta noche que no dejó la bancada de Peruanos por el Kambio cuando el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) indultó a Alberto Fujimori porque “decidió mostrarle lealtad” al otrora jefe del Estado.

“No me fui [cuando renunciaron Zeballos, De Belaunde y Costa] porque en ese momento yo sentí que había que darle respaldo y mostrarle lealtad al presidente Kuczynski, y es lo que quise hacer como un gesto quedándome en la bancada”, sostuvo en una entrevista con Cuarto Poder.

Lombardi remarcó que su alejamiento la bancada oficialista se da por “una acumulación de temas” en torno a la conducción de la misma. Reveló, en ese sentido, que los legisladores se ausentaban de las reuniones de bancada y afirmó que nunca se pudieron tomar “posiciones coherentes”.

“Creo que mi renuncia ha sido una acumulación de temas. He buscado que la bancada tenga posiciones coherentes tomadas luego de un debate interno desde hace muchos meses, y no se ha podido. No se ha podido porque algunos simplemente no van nunca a las reuniones de bancada y no hay ninguna decisión de aplicar un reglamento”, señaló.

APOYO A MARTÍN VIZCARRA 

El parlamentario indicó que seguirá apoyando desde su curul al presidente Martín Vizcarra y al programa por el que este fue elegido.

“Voy a seguir apoyando al presidente, me parece que los temas que ha llevado adelante el presidente Vizcarra, que tiene que ver con el programa por el que fue elegido Peruanos por el Kambio, es uno que hay que seguir empujando”, manifestó.

Al ser consultado sobre lo ocurrido en el Congreso esta semana, Lombardi dijo creer que esta “ha sido particularmente difícil”, por los insultos en el pleno durante la discusión del informe final de la Comisión Lava Jato.

Lamentó, en sea línea, que se haya omitido del mismo al ex presidente Alan García y precisó que el voto de Mercedes Aráoz con respecto a dicho informe no fue razón para su renuncia.

“Esta ha sido una semana particularmente difícil, pletórica de insultos, de desentendimientos, de desencuentros y a la vez, hemos podido debatir un trabajo extenso realizado por la Comisión Lava Jato […] Creo que hay algunos aportes, pero lo que me parece una falla gravísima del informe es no haber incluido a Alan García, en cuyo Gobierno se realizó el mayor número de obras por un monto mayor”, declaró.

“Mi renuncia no tuvo nada que ver con el voto de Mercedes Araoz, porque en ese momento mi decisión ya estaba tomada y mi carta redactada, y ya estaba conversada con el presidente”, detalló.