Vilda: “¿La baja de Marozsan? Yo jugué con un dedo roto”


Jorge Vilda compareció en la sala de prensa del estadio de Valenciennes, donde este miércoles se medirá a Alemania (18:00, GOL) algo más de media hora después de que la seleccionadora rival confirmara la baja por lesión de Dzsenifer Marozsan. La centrocampista de 27 años del Lyon es la mejor jugadora de Alemania y una de las mejores del mundo. Se rompió un dedo del pie en el encuentro contra China y se perderá lo que resta de primera fase. “Es insustituible. Tendremos que compensar su ausencia de alguna manera y adaptarnos nuestro estilo de juego a su baja”, explicó Martina Voss-Tecklenburg. Es como si al Madrid le quitaran a Modric o al Barça, Messi.

¿Qué cambia para España con la ausencia de Marozsan?, le preguntó un periodista alemán a Jorge Vilda. “Algo hemos oído sobre su lesión, sí, pero no sé si hay un comunicado oficial o son rumores. Yo mismo he podido jugar con un dedo roto… infiltrado. Mañana nos esperaremos a una Alemania con las mejores”, contestó el seleccionador. Se le hizo notar que Voss-Tecklenburg acababa de confirmar que la centrocampista alemana es baja por un dedo roto. “Pues yo confirmo que con un dedo se puede jugar al fútbol…”, dijo.

No quiso desvelar si va a haber cambios con respecto al partido contra Sudáfrica. En el debut del sábado la entrada de Lucía García, Aitana Bonmatí y Nahikari García cambió el encuentro e hizo que España remontara y se llevara los tres puntos. “Lo vamos a decidir esta tarde después del entrenamiento. Nuestra filosofía no va a cambiar. Sí puedo decir que la mejor versión de España está por verse todavía”, afirmó el técnico que en noviembre se midió a Alemania en un amistoso que terminó 0-0. “Esa fue la vez que hemos estado más cerca de ganarle a Alemania. Le jugamos de tú a tú, fuimos valientes… parece mentira que acabara 0-0 con todas las ocasiones que hubo; nadie supo aprovecharlas”, analizó.

“Nos enfrentamos a un equipo favorito para ganar el Mundial; si conseguimos ganar a Alemania sería historia y hemos venido aquí a hacer historia”, subrayó Vilda. Después del partido contra Sudáfrica dijo que su equipo pagó las expectativas y el revuelo que se generó en España alrededor de este Mundial; tres días después aseguró que el equipo ha venido a Francia para hacer historia. El duelo llenará, por cierto, el estadio de Valenciennes. Tiene capacidad para 22.600 espectadores y han sido vendidas ya 21.000 entradas.

Amanda Sampedro, tercera capitana del equipo, estaba este martes sentada al lado de Vilda y de Marta Torrejón en la rueda de prensa. Le preguntaron a la jugadora del Atlético, que contra Sudáfrica fue sustituida en el descanso, si tiene una espinita clavada. “En ese partido faltó claridad y acierto delante de la portería, había que meter más profundidad y velocidad y poner un perfil diferente… se hizo, era lo que necesitábamos en ese momento. El Mundial es muy largo, venimos a aportar. Cuando se necesite el perfil de Amanda o tirar de Amanda, yo estoy aquí dispuesta a aportar”, respondió. Marta Torrejón, por su parte, comentó que visualiza un partido muy duro. “Tenemos que estar muy concentrada, seguras, tranquilas para plantarles cara y sacar un buen resultado”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


“Es una victoria increíble y al mismo tiempo una pérdida horrible”


Ni los Warriors ni los Raptors pudieron sustraerse al varapalo emocional que supuso la lesión en el tendón de Aquiles que sufrió Kevin Durant. La victoria de Golden State es de las que definen la calidad y la dureza competitiva de un equipo. Respondió de la mejor manera cuando estaba contra las cuerdas y a pesar de la desgracia de uno de sus pilares. “Es muy duro lo que le ha sucedido a Kevin”, dijo Steve Kerr. “La vida es más importante que un partido de baloncesto. Nos ha dado todo lo que tenía y se ha sacrificado por nosotros. Me siento mal por él. Es una victoria increíble y al mismo tiempo una pérdida horrible”, sentenció el entrenador de los Warriors. “Kevin estaba jugando muy bien. Su lesión ha sido un verdadero shock. Les doy todo el crédito a nuestros muchachos que han seguido peleando y se han superado”.

Elogió la exhibición de Stephen Curry y Klay Thompson: “Son unos competidores increíbles, grandes tiradores. Mark Jackson (exentrenador de los Warriors) lo dijo hace años: es la mejor pareja de tiradores de todos los tiempos. Pero tal vez lo que la gente no sabe es cuán competitivos son, y eso es lo que han demostrado esta noche”.

Kevin Durant envió un mensaje a través de Instagram: “Me duele profundamente el alma ahora mismo. No puedo mentir, pero ver a mis hermanos cómo han ganado ha sido como si me tomara un vaso de tequila. Me ha dado nueva vida”.

Nick Nurse, el entrenador de los Raptors, fue cuestionado por pedir tiempo muerto en un momento en que su equipo estaba en racha y por una última jugada en la que Kawhi Leonard no tuvo opción de lanzar y el balón tampoco llegó en las mejores buenas condiciones a Kyle Lowry. “Simplemente dejé que el equipo jugara. Kawhi ha cedido el balón porque no tenía opción y al final he pensado que ese triple desde la esquina de Lowry iba a ser un muy buen tiro. Confiaba en que íbamos a tomar las decisiones correctas y tener una buena oportunidad. Tengo mucha fe en esos chicos”.

Marc Gasol habló sobre la necesidad de corregir algunos errores defensivos. “Vamos a seguir en la pelea sin importar el marcador. Debemos hacer un mejor trabajo comunicando defensivamente. Tenemos que repasar el vídeo y ver lo que hemos hecho bien y lo que podemos mejorar. Ellos han hecho un gran trabajo moviendo en el valón y encontrando a los jugadores desmarcados”.

“La derrota ha sido dura”, admitió Serge Ibaka. “Hemos estado cerca de conseguir el triunfo. Ahora debemos mirar el vídeo y aprender de nuestros errores para hacerlo mejor en el próximo partido. Tenemos confianza en que podemos ganarles otra vez, no importa que sea en Oakland”. Allí, junto a San Francisco, se disputará el sexto partido de una final que sigue bajo el dominio de los Raptors, pero que ha añadido nuevas opciones al equipo que ha ganado tres títulos en los últimos cuatro años.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Hazard recupera la lógica de Florentino


Si Hazard es lo que parece, y no hay dudas al respecto, el Real Madrid ha adquirido a uno de los cinco mejores futbolistas del mundo, escala que incluye a Messi, Cristiano Ronaldo, Mbappé y Neymar. Tanto Messi como Cristiano están bien entrados en la treintena. Mbappé ha irrumpido como el sucesor de los dos fenómenos, pero su precio es disuasorio por ahora y empieza a confundirse como jugador. Nacido para el gol, le ha dado un ataque de estratega y quiere jugar cada vez más lejos del área. A Neymar, heredero in pectore de Messi cuando fichó por el Barça, le crecen los problemas como si fuera un campo de margaritas.

El fichaje de Hazard por el Madrid se inscribe de pleno en la lógica que aplicó Florentino Pérez desde su llegada a la presidencia, conducta que repentinamente olvida más o menos cada cuatro años. En su primera etapa contrató a Figo, Zidane y Ronaldo Nazario, las tres grandes estrellas del momento. Se extravió cuando los intereses comerciales se impusieron a los deportivos. En 2003 eligió a Beckham en lugar de Ronaldinho, con pésimas consecuencias.

La segunda trayectoria comenzó en 2009 con la contratación de Cristiano Ronaldo y Kaká, junto a Messi los dos grandes futbolistas de aquel momento, y la adquisición de varios de los jóvenes más prometedores: Benzema, Özil y Di María. Como en su primera época, Florentino Pérez giró sobre sus pasos. Desde 2014 apenas se han embarcado jugadores relevantes en el Madrid, donde la apuesta por los jóvenes españoles ha fracasado. La consecuencia ha sido un equipo revenido, sin atractivo para una afición cansada de verlo. Más o menos como la edición de 2006.

Como entonces, Florentino Pérez vuelve sobre sus pasos, ahora obligado por el desánimo que provoca el equipo. En marzo estaba fuera de todas las competiciones. Con Hazard se asegura un jugador diferente, contrastado en la Premier League y en la selección belga —probablemente fue el mejor del Mundial 2018—, con unas características que deberían entusiasmar al madridismo. Es un jugador que añade peligro a cada una de sus intervenciones, a través del pase, las paredes, la conducción o el regate. Rara vez elige mal y muchas veces corta la respiración del público y los rivales con recursos imprevistos y brillantes.

Hazard está hecho a la medida del Real Madrid, donde debería completar su progresión como jugador y alcanzar una magnitud superior. De eso se ocupa el Madrid mejor que ningún otro club del mundo. Ha sido la estrella de un Chelsea donde no siempre ha disfrutado. Con Mourinho se sintió comprimido y en los dos últimos años ha dado la impresión de pensar más en el futuro que en el Chelsea. Para un futbolista tan expresivo en el juego, el Real Madrid es el lugar perfecto. Nunca ha sido, y difícilmente lo será, un equipo hermético, ni metódico.

Se discute en los medios el montante de la operación, alrededor de 120 millones con los extras de costumbre. Parece una cifra elevada para un jugador al que le faltaba un año para liberarse del contrato con el Chelsea, pero el Real Madrid le necesitaba aquí y ahora. No estaba en condiciones de esperar más, ni de someterse a una nerviosa puja con sus grandes rivales en el mercado: Barça, Manchester United, Manchester City, PSG…

Su llegada confirma la singular posición del Real Madrid en el escenario del fútbol. En un momento de apogeo inglés, con su boyante Premier y dos campeones en Europa, el mejor futbolista de su campeonato lo abandona para jugar en un equipo que este año no ha ganado nada. Es la magnética particularidad del prestigio máximo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Djokovic nos dio una alegría


No nos engañemos. La eliminación de Novak Djokovic en esta última edición de Roland Garros por parte de Dominic Thiem en las semifinales nos dio una pequeña alegría. Y no es porque el tenis del austriaco dé menos miedo que el del serbio, sino porque una derrota con Novak hubiera sido más dolorosa para Rafael. Las razones, creo que son evidentes. Novak le está pisando los talones a mi sobrino, por lo tanto, el hecho de que aquel se acerque a este, o de que este se le aleje del otro, es evidente que tiene suma importancia para ambos.

Por otra parte, Dominic, y así lo manifestó mi sobrino en la pista, es un chaval por el que es muy fácil sentir aprecio. Tanto él como su familia hacen gala siempre de gran normalidad y educación. Rafael dijo exactamente que son buena gente, por lo tanto, el día que el joven austríaco levante el trofeo, y así lo manifesté ya el año pasado, nos alegraremos por él.

El del domingo fue un partido de gran intensidad, entre dos especialistas clásicos de pista de tierra. Desde mi posición, en los primeros juegos, tuve la sensación de que a pesar de que mi sobrino estaba dominando, sus golpes no eran lo suficientemente potentes como para desbancar a Dominic. Nuestros peores temores se hicieron realidad en el quinto juego del partido, cuando el austriaco rompió el servicio de Rafael. Mi sobrino es el número uno de la ATP recuperando el servicio perdido en el juego inmediatamente posterior. Este es, a mi entender, un dato fehaciente de su fortaleza mental.

Y este fue el primer momento clave del partido. Este hecho descentró un poco a Dominic y dio alas a Rafael para rematar este primer set. Nosotros temíamos que el partido se alargara debido a la juventud y potencia de nuestro contrincante. Es por esto que anotar el primer set nos dio la relativa tranquilidad, para no tener que ir remontando y prolongando el enfrentamiento en nuestro detrimento.

Y el segundo momento clave del partido, en mi opinión, fue cuando después de perder el segundo set, Rafael pidió permiso para ir al baño. Según me contó después del partido, aprovechó este pequeño momento para recapacitar, para pensar con cierta tranquilidad qué era lo que estaba yendo mal. Cuando regresó para abrir la tercera manga, había elaborado una idea clara de intercambiar golpes potentes y de imprimir más altura, con lo cual pudo anular, en cierta medida, la potencia de su oponente y pudo entrar en la pista para hacer golpes ganadores. A partir de este momento, su juego recuperó el orden que había perdido en el segundo set y pudo encauzarlo hacia los derroteros que a él le convenían. Dominic se sintió desarbolado y encajó un doble 6-1 en el tercer y cuarto set y, con esto, perdió la oportunidad de levantar el Grand Slam parisino que engrosó por decimosegunda vez el palmarés de Rafael.

Yo creo que hoy día, cuando se estudian tanto las estadísticas y los datos de que se disponen en los momentos previos al partido, se deja de observar el componente mental, un factor incontrolable que, en muchas ocasiones, es el que determina la victoria. En este aspecto, mi sobrino fue superior a Dominic.

Hoy toca el regreso a casa y empezar a pensar en el próximo objetivo, que como viene siendo costumbre también, representa tanto como Roland Garros, la solera y el prestigio de nuestro deporte. Hoy toca ya empezar a pensar en Wimbledon.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Cambio de guardia en la portería


Entre las expectativas que generaba el encuentro ante Suecia estaba si se produciría el cambio de guardia en la portería. Ya en la anterior convocatoria, cuando De Gea fue alineado ante Noruega (2-1) en Mestalla y Kepa en Malta (0-2), se empezó a vislumbrar que el delicado paso de cambiar de portero se estaba fraguando. Indiscutible para Lopetegui y hasta ayer para Luis Enrique y su cuerpo técnico, De Gea asistió con cara de póker a su suplencia. “Kepa ha hecho un final de temporada increíble, ha quedado campeón de la Liga Europa. Intentamos aprovechar los momentos de forma”, explicó Robert Moreno, que cuenta por victorias, tres, su interinidad forzosa y deseó, antes de continuar con la explicación del sorpassoen la portería, “que esta sea la última vez que tengo que estar aquí”. “En estos momentos creíamos que Kepa tenía unas condiciones óptimas y un buen estado anímico. Solo le han tirado una vez a puerta, pero ha estado bien en el juego con los pies. Para mí la decisión no ha sido un marrón, esto es fútbol y hay que tomar responsabilidades”, explicó Moreno.

“A priori”, prosiguió el segundo de Luis Enrique, “viendo su rendimiento de la temporada, ya se podía intuir que Kepa podía jugar los dos partidos, pero había que verlo durante la semana y tener la información que te dan los entrenamientos. El viernes, antes del partido con las Islas Feroe, y después, Luis Enrique y yo hablamos y se decidió mantenerlo”. No quiso Moreno ser rotundo en cuanto si a la decisión es definitiva, pero a los partidos de septiembre en Rumania y ante las Islas Feroe, en Gijón, Kepa llegará con la condición de titular.

Ya metido en el análisis del partido, Moreno expresó su satisfacción porque el plan, más allá de terminar de concretarlo con goles, fue el previsto. “Hemos dominado, todo lo que habíamos preparado ha salido. Hemos podido frenar todo su juego en largo, que ha sido el único utilizado. Con el balón hemos tenido posesiones largas sin correr riesgos de contragolpe. Nos han tirado una vez a puerta. Cuando tienes un equipo cerrado, con tanta densidad de jugadores en su área, lo que había que hacer era desgastarlos, mover el balón rápido. Los goles han llegado al final, pero lo importante es que lleguen”.

Fabián y Oyarzabal

También se refirió Moreno a la titularidad de Fabián y las expectativas de futuro que les genera Oyarzábal, que marcó con una fina rosca esquinada. “Fabián no es una sorpresa, ya dije que había hecho una gran temporada en Italia. Mikel es un jugador especial porque tiene gol, ha hecho bastantes con la Real. No se cansa de correr, a nivel de juego nos da todo lo que nos gusta, pero además ha tenido un par de carreras hacia atrás para ayudar a Fabián”.

El capitán Sergio Ramos realizó un análisis en la misma dirección: “La primera parte nos ha costado entrar, pero en la segunda parte intentamos penetrar y al final ha llegado el gol. Un pasito que nos acerca a la Eurocopa. Contentos también por el trabajo defensivo que nos ha permitido dejar la portería a cero”.

Sobre dejar lanzar el penalti a Morata, Ramos explicó: “El delantero vive del gol y Morata es un killer. Después de marcar el primero, qué mejor que dejar a un compañero para que coja confianza”. Ramos tuvo un recuerdo para Luis Enrique: “Qué mejor manera que brindarle una victoria a nuestro seleccionador. Estos seis puntos eran importantísimos, y ojalá después de las vacaciones vuelva todo a la normalidad”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El Real Madrid alcanza su octava final de Liga consecutiva


El Real Madrid se impuso al Valencia por la vía rápida (3-0) y se clasificó para su octava final de Liga consecutiva. Los blancos, que entre 2000 y 2011 sumaron cuatro presencias en 12 años, no faltan a la cita por el título desde que Laso está en el banquillo. Será la 24ª final sobre 32 posibles en esta era entre todas las competiciones. “Creo que somos el único equipo de Europa que va a jugar las cuatro finales de la temporada, Supercopa, Copa, Final Four y Liga”, apuntó el entrenador madridista tras la contienda. “Eso habla muy bien del trabajo del equipo. Nos lo merecemos. Decían que íbamos a sufrir este año sin Doncic. Yo sufro todos los años, este también, pero aquí estamos”, reflexionó Laso antes de hablar de una hipotética final con el Barça. “¿Si les tenemos ganas? No especialmente. Nos preparamos igual que ante todos los equipos”, remató.

Rumbo a la final en la que los blancos buscarán su quinto título liguero en este ciclo, Campazzo, Rudy y Randolph se encargaron de rendir a un Valencia orgulloso al que no le alcanzaron ni las fuerzas ni la mentalidad para alargar la serie. Sorprendió Ponsarnau colocando a Doornekamp como tres en un quinteto asimétrico que esprintó en la puesta en escena. Pero la efervescencia taronja quedó rebajada rápidamente por el acierto madridista desde el 6,75 (4 de 5 en triples en los primeros seis minutos). Superado el tramo de tanteo, Campazzo se hizo con los tiempos del juego, Taylor se multiplicó en la intendencia y el Madrid comenzó a sentirse cómodo. Aun así, los locales salvaron el primer acto con la productiva aparición de Tobey (19-20, m. 10).

“Jugamos en casa”, se recordaban los valencianistas en cada tiempo muerto como estribillo motivacional. Y la pareja Van Rossom-San Emeterio tiró de galones para marcar territorio con varias vueltas de tuerca en defensa y paladas de intensidad a pista completa. Los locales apretaron la mandíbula mientras el Madrid buscaba la mezcla de su segunda batería y, con Will Thomas como artillero, armaron un parcial de 11-2 (34-28, m. 16).

Se rearmaron los blancos gracias a la brega de Ayón y al anticipado regreso de Campazzo tras la segunda falta de Llull. Pero el dominio de Tobey y Dubljevic en la pintura permitió al Valencia marcharse al descanso con una mínima renta (38-35, m. 20). “Estamos bien, pero tenemos que meter una marcha más. No hay dolor. Hay que morir con las botas puestas”, resumió en el entreacto el tocado San Emeterio, mezclando su parte médico con el sentir general en La Fonteta. “Están siendo más agresivos y en los uno contra uno no estamos haciendo ni faltas”, censuró Laso.

Mejoró la aplicación madridista en la reanudación, llegó el tercer triple de Rudy y el primero de Campazzo, con adicional incluido, y los blancos enderezaron su figura. Dubljevic y Doornekamp contuvieron la embestida del Madrid a pecho descubierto y el duelo subió de revoluciones hasta niveles estratosféricos. Llegaron una técnica a Doornekamp y otra a Tavares, ambas por dedicatorias improcedentes. Del vibrante intercambio de golpes salió tres puntos arriba el conjunto de Laso, a pesar de los 19 puntos —con un 5 de 6 en triples— que para entonces lucían en la estadística de Dubljevic (60-63, m. 30).

A pesar del brío defensivo del Valencia, el Madrid se desató hasta los 28 puntos en el tercer cuarto y se presentó en la recta de meta dinámico y afinado. Sin embargo, los blancos no lograron estirar su renta más allá de la media docena, la misma ventaja con la que obligaron a Ponsarnau a pedir tiempo muerto en pleno desenlace (64-70, m. 35). Exprimió el Valencia su umbral de resistencia, pero comenzaron a flaquearle el tacto y la lucidez. Sin Tavares ni Campazzo, Carroll y Reyes defendieron el colchón madridista. Pero Van Rossom firmó el último reenganche local (78-79, m. 38).

A Will Thomas se le escaparon dos rebotes cruciales y, con el doble motor Campazzo-Llull, el Madrid gestionó la resolución del tercer y definitivo asalto de la serie. El Valencia se marcha de vacaciones con la Eurocup y el billete para la Euroliga en su haber. El Madrid se clasifica para su octava final de Liga consecutiva. El capitán taronja, Rafa Martínez, llorando como un niño, recibió la ovación de La Fonteta en su despedida del club. “Son etapas que llegan a su fin y me voy contento de haber ayudado al club a crecer y de que la gente tenga un buen recuerdo de mí”, resumió emocionado el protagonista. “Ha sido una experiencia de vida. Quiero jugar un año más y voy hacer lo posible por conseguirlo”, cerró.

El Real Madrid alcanza su octava final de Liga consecutiva

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


España – Suecia en directo, la clasificación para la Eurocopa 2020 en vivo


Minuto y evento Comentario




13′

¡¡¡QUÉ PARADÓN DE ROBIN OLSEN!!! ¡¡¡Menuda manopla para evitar el primer gol de España!! No se le caen los anillos a Fabián Ruiz, que se anima con el disparo colocado desde la frontal buscando la escuadra. 






12′

Rodrigo Moreno incurre en fuera de juego. El delantero del Valencia se mete entre centrales para buscar el centro que ponía Carvajal al área.






11′

No realiza Suecia una presión demasiada alta. Sitúa su primera línea a la altura del centro del campo, persiguiendo los pasos que da Dani Parejo y Sergio Busquets.






10′

Acalorada discusión entre el seleccionador Jan Olof Andersson y el cuarto árbitro, al que le reclama con fervor una acción. Media en el debate William Collum, que pide orden.






9′

Rodrigo Moreno no se entiende con Marco Asensio. El punta juega de espaldas y quiso apoyarse con el pecho ante la llegada del futbolista merengue desde atrás.






8′

¡¡¡NO LLEGA SERGIO RAMOS!!! ¡¡Uuuuuuy qué peligro!! El saque de esquina botado por España es repelido por la zaga y es Jordi Alba el que da continuidad a la jugada con un centro envenenado al área pequeña, entre el portero y la defensa. No llega por escasos centímetros el de Camas para conectar el cabezazo.






7′

¡¡Córner para España!! Carvajal se proyecta en ataque y acaba sacando un centro al área pequeña que despeja fuera Filip Helander.






6′

Isco muestra ganas. Tras una mala temporada, el de Arroyo de la Miel quiere recordar su calidad en la selección nacional, donde tiene la total confianza del cuerpo técnico.






5′

¡¡Primera llegada con peligro para Suecia!! El juego directo ha generado el acercamiento de los nórdicos a la portería de Kepa. Quaison se posiciona frente a Sergio Ramos e intenta un disparo que sale mordido. Había pitado previamente fuera de juego el colegiado escocés.






4′

Ahora se anima Suecia a dominar el partido desde el control del balón. Le dura poco, con Olsen buscando en largo a Berg.






3′

Tanto Fabián como Parejo se ponen a la altura de Busquets, que hoy no se incrustra entre los centrales. La libertad de movimientos es para Isco y Asensio, que se desempeñan respectivamente por los costados izquierdo y derecho del terreno de juego.






2′

Posesiones largas del conjunto dirigido por Luis Enrique. España toma el mando y bascula de banda a banda mientras toca para crear algún hueco en el entramado defensivo de Suecia.






1′

Primera llegada del combinado español al área defendida por Robin Olsen. Asensio combina con Isco, que le tira la pared para que ingrese dentro del área. Se le escapa al mallorquín.






¡¡¡¡ARRANCA EL PARTIDO EN EL BERNABÉU!!!! ¡¡Es España la selección que ha puesto el balón en juego!!






¡Ya tenemos a los dos equipos sobre el césped! ¡Esto está a punto de arrancar! ¿Os lo vais a perder?






El colegiado escocés William Collum, internacional FIFA desde el año 2006, es el encargado de impartir justicia, asistido en las bandas por sus compatriotas David McGeachie y por Graeme Stewart, con Nicolas Walsh como cuarto árbitro. Arbitró a España en el empate contra Alemania (1-1) en un amistoso de marzo de 2018 y también en la derrota contra Holanda (2-0) en marzo de 2015.






Los focos también se centran sobre la figura de Robin Quaison, uno de los jugadores de Suecia que tiene el rifle cargado. El jugador del Mainz 05, autor de siete dianas en 28 encuentros de Bundesliga esta temporada, es el hombre de los goles decisivos para Suecia en esta clasificación para la Europa. Marcó el primer gol en la victoria contra Rumanía, hizo el que parecía el 2-3 definitivo en el empate contra Noruega (3-3 con un gol de Kamara en el 96′) y también fue el encargado de abrir la lata en el triunfo contra Malta en la última jornada.






La principal amenaza que presenta Jan Olof Andersson esta noche es la titularidad de Viktor Claesson, que se presenta en Madrid en un excelente estado de forma. El futbolista del Krasnodar ruso ha visto la portería rival en cada uno de los tres partidos correspondientes a la clasificación para la Eurocopa 2020. Como internacional sueco ha marcado tantos goles (3) en sus tres últimos partidos como en sus anteriores 32 internacionalidades con la Absoluta de su país.






Desde la llegada de Luis Enrique al banquillo, Sergio Ramos se siente el líder de esta selección. Y lo demuestra aportando su granito de arena también en ataque. El andaluz ha marcado en seis de sus últimos siete partidos disputados con España, quedándose solo sin ver portería en el duelo contra Malta. Ningún internacional español supera su cifra goleadora con el asturiano como seleccionador (seis, tres más que Rodrigo Moreno y Paco Alcácer).






Tras perderse los dos últimos meses de competición con el Real Madrid por una lesión, Sergio Ramos acumula 165 internacionalidades tras jugar contra Islas Feroe y ser titular hoy en el Santiago Bernabéu. El de Camas está rozando el récord histórico, en posesión de un Iker Casillas que destaca todavía por ser el jugador que más veces se ha enfundado la elástica roja (167).






El combinado español acumula 33 encuentros consecutivos marcando, lo que representa la mejor racha histórica de la selección, por delante de los 20 que enlazó entre enero de 1947 y junio de 1951. Durante este periodo (22V – 8E – 3D) ha marcado 93 dianas. Ningún rival la deja a cero desde que lo consiguiese Italia en los octavos de final de la Eurocopa de 2016, un 2-0 con goles de de Chiellini y Pellè que supuso el adiós definitivo de Vicente del Bosque como seleccionador y el inicio del breve periplo de Lopetegui.






Como local, España ha ganado cada uno de los últimos 18 partidos de clasificación para una Eurocopa. La última derrota data de junio de 2003, con un tropiezo ante Grecia en La Romareda (0-1, con gol de Stylianos Giannakopoulos) y con Iñaki Sáez a los mandos.






La selección española de fútbol ha logrado la victoria en 24 de los últimos 25 partidos correspondientes a la clasificación para la Eurocopa. La única mancha en este casi inmaculado historial se encuentra en el pinchazo contra Eslovaquia (2-1 en Zilina, con Vicente del Bosque como seleccionador) en octubre del año 2014.






El último rival que derrotó a España en el Santiago Bernabéu fue la Inglaterra de Bobby Robson, allá por el año 1987. En ese encuentro brilló Gary Lineker, marcando cuatro dianas que invalidaron los goles de Emilio Butragueño y Ramón Vázquez.






Ninguno de los últimos ocho países a los que se ha enfrentado España en el Santiago Bernabéu han podido ganar. Cuenta sus enfrentamientos por victorias (7V – 1E) tras medir las fuerzas contra Italia (3-0 en 2017), Colombia (1-0 en 2011), Turquía (1-0 en 2009), Suecia (3-0 en 2007), Dinamarca (2-1 en 2007), Inglaterra (1-0 en 2004), Israel (2-0 en el 2000) y Escocia (0-0 en el 2000).






La selección nacional no jugaba en el Santiago Bernabéu desde septiembre del año 2017, momento en el que venció a Italia (3-0) en el decisivo partido de clasificación para el Mundial de Rusia.






Desde la eliminación en el Mundial de Rusia contra la anfitriona a través de la tanda de penaltis, los dos únicos países que saben lo que es ganar a la España de Luis Enrique son Inglaterra (2-3) y Croacia (3-2), ambos en la UEFA Nations League. El periodo del seleccionador asturiano se resume en siete triunfos y dos derrotas, marcando 25 dianas y encajando tan solo 10. 






Bajo la condición de equipo local, España no pierde contra Suecia desde el amistoso disputado en El Helmántico en junio de 1988. Los de Miguel Muñoz se adelantaron en el marcador con un gol de Emilio Butragueño pero los suecos Nilsson, Hysen y Magnusson acertaron en batir a Andoni Zubizarreta para llevarse la victoria.






La última Suecia que logró ganar a España (2-0 en el Estadio Rasunda, en octubre del año 2006) estaba dirigida por el seleccionador Lars Lagerback y compuesta por jugadores como Melberg, Elmander, Wilhelmsson, Ljungberg, Kallstrom o Allback. Los suecos ahondaron en la herida de una España en crisis, poniendo muy cuesta arriba la clasificación para la Eurocopa 2008 y dejando a Luis Aragonés en la cuerda floja.






La selección española ha logrado vencer en las dos últimas ocasiones que se ha enfrentado al país escandinavo. Además del mencionado triunfo en aquella histórica Eurocopa 2008, España obtuvo la victoria con autoridad (3-0, con goles de Capdevila, Andrés Iniesta y Sergio Ramos) en la fase de grupos para la clasificación a la Eurocopa de Austria y Suiza. Aquel triunfo en noviembre de 2007 se celebró precisamente también en el Santiago Bernabéu.






Hace ya una década de la última vez que España se enfrentó a Suecia. Fue en junio de 2008, durante la disputa de la Eurocopa de Austria y Suiza. Ambos combinados nacionales quedaron encuadrados en el Grupo D y la histórica selección dirigida por Luis Aragonés venció por la mínima (1-2 en Innsbruck) gracias a un gol de David Villa en el descuento.






En ese sentido, Suecia persigue la estela de España, a la que tiene a tan solo dos puntos de distancia en la fase de grupos. En su corto camino para certificar su presencia en la Eurocopa de 2020, la selección entrenada por Andersson logró sacar los tres puntos contra Rumanía (2-1 en Solna) pero tropezó contra Noruega en Oslo (3-3) gracias a un gol de Kamara en el 96′. Antes de visitar el Bernabéu, le endosó un 3-0 a Malta en Solna.






El combinado dirigido por Luis Enrique llega a esta cita tras vencer a Noruega (2-1 en Mestalla), a Malta (0-2 en el Estadio Nacional Ta ‘Qali) y a Islas Feroe (1-4 en el Estadio Tórsvøllur). Lidera sin titubeos su grupo con pleno de triunfos.






Sin Lindelöf ni Granqvist, sus dos centrales titulares, Suecia rehace el puzzle colocando a Pontus Jansson y a Filip Helander. Marcus Berg y Robin Quaison serán la punta de lanza de un combinado con mucho talento en el centro del campo. Guidetti, que compite en LaLiga, esperará su oportunidad en el banquillo.






Kepa se mantiene bajo palos, ganándole el pulso por la portería a David de Gea. Las principales novedades son las titularidades de Dani Parejo y de Fabián Ruiz, que tuvo sus primeros minutos como internacional absoluto contra las Islas Feroe. Por lo demás, Luis Enrique recupera a los más habituales, con Íñigo Martínez como pareja de centrales con Ramos, con Busquets recuperando la batuta en la sala de mandos y con Rodrigo como referencia ofensiva, escudado por los madridistas Isco y Asensio.






Por su parte, Jan Olof Andersson sale con los siguientes once jugadores (4-4-2): Robin Olsen – Mikael Lustig, Pontus Jansson, Helander, Augustinsson – Claesson, Larsson, Ekdal, Forsberg – Quaison y Berg.






¡¡Ya tenemos los onces iniciales confirmados!! Ante la ausencia de Luis Enrique por motivos personales, su ayudante Robert Moreno pone en liza la siguiente alineación (4-3-3): Kepa Arrizabalaga – Dani Carvajal, Sergio Ramos, Íñigo Martínez, Jordi Alba – Dani Parejo, Sergio Busquets, Fabián Ruiz – Marco Asensio, Rodrigo Moreno e Isco Alarcón.






El Estadio Santiago Bernabéu es el escenario que recibirá la visita de Suecia. Por su parte, España buscará los tres puntos para tomar más ventaja en el Grupo F de la clasificación para la Euro 2020, el cual lidera con nueve puntos por los siete de los nórdicos.






¡Muy buenas noches a todos! Sean bienvenidos a la retransmisión de este partido entre la Selección Española de Fútbol (9º en el Ranking FIFA) y la selección de fútbol de Suecia (14º en el Ranking FIFA), correspondiente a los partidos clasificatorios para la Eurocopa 2020. ¡Comenzamos con la previa del encuentro (20:45h)!

España deja atrás sus miedos


Nubes negras, mochila, losa, presión… son las palabras que el sábado por la tarde utilizaron las jugadoras de la selección y Jorge Vilda después del triunfo contra Sudáfrica, el primero de España en un Mundial. La remontada (3-1) costó muchísimo, pero ha colocado a La Roja como líder provisional del grupo B. El seleccionador está convencido de que, superado ese primer escollo, España se ha liberado y empezará a crecer y a jugar más cómoda.

El que disputó la selección contra Sudáfrica fue tan sólo su cuarto partido en un Mundial. De Canadá 2015 se fue sin conocer la victoria. En esa cita había cuatro medios de comunicación españoles cubriendo la información de la selección. En la Eurocopa de Holanda de 2017 viajaron seis. En Francia hay 22. El crecimiento ha sido proporcional al del fútbol femenino en España y en la selección, que ha empezado a cosechar éxitos en todas las categorías inferiores. Que eso se traduzca en un triunfo de la absoluta no es nada automático. Es más, España está bastante por debajo de las favoritas para hacerse con el título en Francia. Una fase inmaculada de clasificación no lleva necesariamente a estar entre las candidatas.

“Esa losa de tener que ganar el primer partido en un Mundial te hace mella y no nos ha dejado ser nosotros mismos. Nos hemos quitado una mochila de presión importante, por todas las expectativas y el revuelo que hay montado en España que es nuevo para nosotros y es lo que nos ha afectado”, reflexionaba Vilda el sábado después del partido. La Roja quedó noqueada después del gol de Sudáfrica. Perdió lucidez, confianza en sí misma, empezó a perder duelos, a fallar pases sencillos. “Por eso hablaba de nubes negras. Porque cuando nos metieron ese gol empezaron a venirnos a la cabeza miedos y situaciones vividas en el pasado”, explicó ayer Marta Corredera, justo antes de desplazarse a Valenciennes para el segundo partido (el miércoles contra Alemania). Se refería la lateral del Levante a los fantasmas de Canadá 2015, donde España cayó en la fase de grupos.

Se refería también a los fantasmas de la falta de gol. Sólo dos marcó España en la pasada Eurocopa, ambos en el primer partido de los tres de la fase de grupos. También allí cayó eliminada en primera ronda. Esa falta de gol es lo que han intentado corregir las jugadoras, buscando más verticalidad para crear más ocasiones. No se vio el sábado hasta el empate. De ahí el peso de la mochila. Para trabajar (también) esos miedos, la selección ha fichado y viajado con psicólogo, el exportero Javier López Vallejo. “Hemos hecho dinámicas grupales con Javi en las que hemos ido exponiendo nuestros miedos y cómo afrontarlos. Ha funcionado porque en la segunda parte se vio la reacción. Lo que le faltaba al equipo era creérselo, nos dimos cuenta de que si somos nosotras, las cosas salen”, analiza Corredera.

“El gol de Kgatlana, un jarro de agua fría, nos hizo dudar”, corrobora Alexia Putellas que dice que la presión se debe a un cúmulo de cosas. “Era el primer partido contra un equipo con el que a priori tienes que ganar y más siendo el primer encuentro. Si el rival hubiera sido uno de los favoritos al título, no estaríamos hablando de esa presión… Somos profesionales y tenemos que lidiar con eso”, añade antes de detallar en qué consisten las sesiones grupales con el psicólogo.

“Nos pone en lo positivo pero también en lo negativo. Nos hace ver que tienes que aceptar cosas que no están previstas en el guión, como el gol de ellas, por ejemplo. Te hace ponerte en una situación límite en la que te marcan cuatro goles en los primeros 15 minutos… eso no implica que dejes de luchar, competir y que des la espalda al partido”, explica la futbolista del Barça. Consiguió hacerlo España con los penaltis de Jenni pero también con tres jóvenes que no estuvieron en Canadá y que entraron, sin que les pesara la presión, en la segunda parte: Lucía García, Nahikari García y Aitana Bonmatí.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Suecia espera a Isak como el nuevo Ibrahimovic


Suecia salió del Mundial de Rusia como una de las selecciones revelación. Verdugo de Alemania en la primera fase, Inglaterra la echó en cuartos de final. El seleccionador Jan Andersson salió de la cita incrustado en el grupo de seleccionadores triunfadores que visualizaron las necesidades primordiales en un torneo corto: una estructura defensiva muy ordenada y el contragolpe y el balón parado como armas ofensivas.

Un año después y también bajo la tutela de Andersson, el fútbol sueco vive una corriente de optimismo ofensivo que presiona al seleccionador. La explosión goleadora de Alexander Isak (19 años), por el que se interesa la Real Sociedad, es la razón de esa esperanza de aunar al rigor defensivo un mayor poderío goleador. Bautizado como el Ibrahimovic negro por sus elegantes movimientos y su técnica pese a su altura, 1,90 metros, Isak se ha revalorizado en el Willem II con los 19 goles que ha logrado.

Cedido al club holandés por el Borussia Dortmund, contra Malta, el pasado viernes, hizo su primer gol en partido oficial con Suecia a los 10 minutos de entrar en el terreno de juego. La prensa sueca, que está expectante por ver su rendimiento en una cita de altura, reclama su titularidad esta noche en el Bernabéu por delante del veterano Marcus Berg.

Desde sus tiempos en el Solna, sueco, Isak ha sido seguido por los grandes clubes del fútbol europeo. Antes de decidir su traslado a Dortmund, estuvo en Madrid conociendo las instalaciones de Valdebebas. Durante un tiempo, su futuro se ligó al Real Madrid. Los ocho millones de euros que pagó el Borussia Dortmund en enero 2017, cuando tenía 17 años, volvieron a desatar las comparaciones con Ibrahimovic, que se marchó al Ajax con un año menos por seis millones de euros.

La otra esperanza goleadora de los suecos se centra en Quaison (Mainz 05), delantero que ha marcado en sus últimos tres partidos con la selección. Andersson no ha confirmado la pareja atacante contra España, aunque parece más preocupado por la defensa que por el ataque. Las ausencias por lesión de sus dos centrales titulares Granqvist y Linderoth rebajan la eficacia de su sistema defensivo con Helander y Jansson en el eje de la zaga.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El silencio del ‘delantero’ Isco


Isco, durante el encuentro Islas Feroe-España del pasado viernes. En vídeo, declaraciones de Robert Moreno, segundo del seleccionador Luis Enrique, sobre el jugador.

Junto a la llamada de Santi Cazorla para estos dos partidos de clasificación para la Eurocopa 2020, el del pasado viernes en las Islas Feroe (1-4) y el de este lunes ante Suecia (20.45, TVE-1), el regreso de Isco fue la otra novedad relevante de la lista de convocados. Sin comparecencias ante la prensa en lo que va de concentración, el silencio y la discreción rodean la figura del jugador. Desde la concentración de España describen su vuelta con normalidad y observan a un futbolista tranquilo y callado. Aislado de lo que ha sido su temporada y de lo que le puede deparar el futuro en el Real Madrid. “Se le ha visto centrado, sabe de qué va esto”, relatan en la federación.

La selección siempre ha sido un refugio para Isco frente a la montaña rusa que describe su trayectoria en el club de Concha Espina. Su ausencia de la convocatoria de marzo, en la que La Roja se midió a Noruega (2-1) y Malta (0-2), coincidió con su momento más delicado en sus cinco temporadas en el Madrid. Su negativa a subirse al autobús de su equipo cuando tuvo conocimiento de que no estaba en la lista de convocados para el partido de vuelta contra el Ajax y sus reticencias a asistir a la charla técnica le pusieron en el disparadero. Las varias insinuaciones de Santiago Solari sobre su trabajo diario tuvieron dos semanas después un hilo conductor en las palabras de Luis Enrique cuando anunció la lista en la que por primera vez desde que asumió el cargo no citaba al malagueño. A una pregunta que no era directa sobre la ausencia de Isco, el seleccionador respondió: “Sé de sobra cómo entrenan los jugadores, tengo fuentes suficientes para saber cómo se comportan los jugadores en su día a día”.

Las interpretaciones a aquellas palabras que señalaban como destinatario a Isco fueron secundadas en los despachos de la Ciudad del Fútbol. “No es el momento ideal para llamarlo” argumentaban en la federación. La respuesta de Isco, de 27 años, a su caída de la convocatoria destiló un punto de autocrítica y de autoayuda: “Lucha por tu oportunidad”, escribió en las redes sociales. Para entonces, la destitución de Solari y la llegada de Zinedine Zidane ya le descubrían un panorama más alentador. Con minutos de juego, Luis Enrique y su cuerpo técnico no han dudado en reengancharle. Isco y Marco Asensio son los dos jugadores en los que el cuerpo técnico de la selección ven con más capacidad de desequilibro. Los catalogan de jugadores “diferenciales”, destinados a darle el brillo eficaz que aportaban Silva e Iniesta. En el 4-3-3, Isco se desenvuelve como falso extremo izquierdo. “Isco es delantero”, respondió Robert Moreno cuando fue cuestionado por la sequía de los delanteros al término del partido contra las Islas Feroe. La afirmación sonó a novedosa desde el punto de vista del clasicismo, que cataloga al malagueño como un mediapunta. “No sé si en Suecia jugaría, pero para nuestro estilo es ideal porque juega muy bien entrelínas, encara, se gira y sabe finalizar. Si no fuera español habría que nacionalizarlo”, le defendió este domingo Moreno.

 

Pieza angular

En Torshvan, partió del rincón izquierdo, pero se desenvolvió con libertad por todo el frente de ataque en labores de enganche. La misma tarea y el mismo radio de acción que ha desempeñado desde que Luis Enrique es seleccionador. Sin embargo, bajo la dirección del asturiano, Isco se involucra menos en las zonas de iniciación de lo que lo hizo en el Mundial 2018, en el que abarcó más espacio y más balón. Isco se presentó en Rusia como la gran pieza que debía sustentar el juego ofensivo de la selección. La destitución de Julen Lopetegui no varió su rol. Fernando Hierro también le concedió todos los galones para acaparar la pelota. Las estadísticas son reveladoras. En la cita mundialista, contra Portugal dio 94 pases, contra Irán, 105; contra Marruecos, 98; y contra Rusia, 147, incluida la prórroga. Con Luis Enrique no ha pasado de los 76 pases que dio el viernes en las Islas Feroe, la mayoría alejado de las zonas de iniciación.

Se le vio tan pendiente de jugar entre líneas por el medio como de llegar al área por el lado contrario de la jugada. Ahí gestó su gol, una fina rosca que se coló tras dar en el palo y en el meta. Antes le dio a Ramos el primer gol con un centro desde la derecha y colaboró en el segundo conectando con Aspas antes de que este asistiera a Navas. Cuando fue sustituido salió al trote y en silencio fue chocando manos en el banquillo. El mismo silencio que ha envuelto su regreso a la selección.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


La pianista de La Roja


Marional Caldentey, jugadora de la selección española de fútbol femenino. RFEF

Dice Mariona Caldentey, delantera de la selección española de fútbol, que siempre que ve un piano le entran ganas de tocarlo. “Aunque no sepa mucho”. Pero sí sabe. Sus compañeras en el Mundial absoluto que ahora se disputa en Francia dan fe de ello. No han parado de colgar vídeos en Instagram estos días mientras Mariona tocaba bandas sonoras, una de sus especialidades, en el enorme piano que había en el bar de Le Barriere, el hotel de concentración de España. “Nada, nada, no es nada, tampoco soy tan buena”, se ruboriza la delantera mallorquina de 23 años en el campo de entrenamiento de Deauville, cuando habla con EL PAÍS sobre esa pasión escondida. “Me enseñó mi abuela María”, cuenta. “Es por eso que tocar me recuerda a mi casa, a mi familia, a mi infancia. Cuando era pequeña iba a comer todos los días a su casa y mientras me preparaba la comida me enseñaba cuatro cosas. Yo estaba todo el rato intentando copiarla, imitarla y aprender. Le hubiese gustado que algunos de sus nietos se dedicase a la música…”, dice. Los vídeos de sus actuaciones le llegan casi en directo por whatsapp. Una manera de hacerla feliz.

Mariona, mallorquina de Felanitx, es la alegría y la felicidad del vestuario. Siempre está riéndose o sonriendo, en el campo, por los pasillos del hotel, apoyada a las vallas mientras firma autógrafos, en la sala de prensa, de camino al bus, ante los periodistas aunque charle con ellos por primera vez. Su actitud positiva es contagiosa. ¿Siempre es así de feliz? Suelta una de sus carcajadas antes de contestar. “Es que no puedes hacer otra cosa que estar feliz. Estar aquí [en Francia], poder vivir un Mundial absoluto, estar rodeada de esta gente y con este ambiente… es para ser feliz. Tienes que disfrutarlo porque no sabemos si esto va a volver a pasar… Hay que aprovecharlo, joer, porque somos la envidia de mucha gente; también el espejo de otra mucha. Hay que vivirlo con naturalidad”, responde.

Mariona, una de las jugadoras más versátiles de la plantilla —puede jugar de extremo en las dos bandas, punta e incluso de interior— es joven, pero extremadamente madura. En noviembre perdió a su padre, Miguel Ángel, la persona que le inculcó la pasión por el fútbol, la que se hacía 50 minutos diarios de ida y 50 de vuelta para llevarla en coche a entrenar al Collerense y la que la traía de vuelta a casa cuando ya eran casi las doce de la noche. “Era un pilar en mi vida. Me enseñó la pasión por el fútbol, la que llevo dentro. Él podía estar viendo cinco partidos seguidos sin problema. Echo de menos salir de los partidos y no poder intercambiar opiniones con él, escuchar sus comentarios… A mi madre le gusta el fútbol, pero no lo ha jugado y no lo entiende tanto. Ahora ese papel lo intenta hacer mi hermano mayor”, cuenta la futbolista del Barcelona, que habla con esa serenidad de una pérdida tan importante. “Tengo mis momentos, claro. Pero hay que seguir adelante aunque suene duro decirlo. Jugar al fútbol, volver a sus rutinas, me ayudó a normalizarlo y a estar bien”, comenta.

Mariona, que estudia INEF, creció en la Unión Deportiva Collerense, el mismo equipo que formó a otras dos internacionales de este Mundial, Patri Guijarro y Virginia Torrecilla. ¿Qué os daban de comer allí para que hayáis llegado las tres a la selección? “La ventaja que teníamos en el Colle es que era un equipo de barrio que tenía los recursos que tenía y al no poder invertir tanto dinero o fichar gente de fuera, tenía que explotar el talento de casa… y con 15 años poder disputar todos los minutos de todos los partidos en Primera, nos dio ventaja. La gente a eso quizás llegue más tarde”, responde. El Barça la fichó con 18. Ahí también empezó a ocupar todas las posiciones de ataque y a mostrar su polivalencia. “A veces Jorge [Vilda, el seleccionador] dice: ‘Nos colocamos por posiciones naturales y yo pienso: ‘¿bueno y dónde me pongo yo?”, comenta soltando una carcajada. Ella se pone en todos los sitios que necesite el equipo con la misma naturalidad que delante del piano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Golpe de efecto a la carrera histórica


Baja París la persiana hasta el próximo año y el tenis sube otra. Duodécimo triunfo de Rafael Nadal, y al aficionado contempla un nuevo paisaje sin fronteras. Se competía estas dos semanas en el Bois de Boulogne por el cetro francés, pero no es ningún secreto: cada bocado que dan últimamente el español (18 majors), Roger Federer (20) y Novak Djokovic (15) trasciende al escenario de turno, porque ahora lo que está en juego es la historia pura y dura. Ser, sencillamente, el tenista más laureado de todos los tiempos. Tiene, pues, un significado mayúsculo este último mordisco de Nadal, puesto que Federer ya siente su aliento en el cogote y Nole ha pinchado cuando tenía una oportunidad de oro para asestar una estocada brutal.

“Este torneo era crucial para Nadal”, analiza para EL PAÍS Mats Wilander, en su día número uno y ganador de siete Grand Slams. “El haber ganado aquí le permite extender el sueño. Es un triunfo de alto valor estratégico, porque ahora él podrá competir en Londres o Nueva York creyendo que puede ganarlos”, continúa el sueco; “en el caso de Federer, si hay demasiado tiempo entre tu último éxito y el siguiente, por ejemplo dos años, empiezas a dejar de creer. Creo que Roger todavía cree, sobre todo en Wimbledon, pero el tiempo te hace ese recuerdo más y más débil. Y si hubiera ganado Novak, de repente podría haber conseguido varios consecutivos…”.

Conforme avanza el tiempo y los tres son cada vez más veteranos, el simbolismo de cada triunfo se multiplica por cinco. Ya no es solo que Nadal (33 años) pueda ganar en París, el suizo (38 en agosto) en su jardín de Londres o el de Belgrado (32) en el cemento. Cada laurel vale oro. Todos se han quitado las caretas. Nadal, condicionado por su cuerpo, ya interviene descaradamente a la carta, como lo lleva haciendo Federer desde que se alió con Stefan Edberg en 2014; y Djokovic, a priori el que mayor proyección física ofrecería, también ha empezado a pensar exclusivamente en los majors, sin exigirse ni forzar en los torneos de menor rango.

En las cinco últimas temporadas, por plantear un baremo, Nadal ha conquistado cuatro grandes: Roland Garros 2017, 2018 y 2019, y el US Open 2018; el legendario Federer tres: Open de Australia 2017 y 2018, y Wimbledon 2017; y Djokovic ha ido enganchándose a la carrera con ocho trofeos en dicho periodo, tres en menos de un año después de un extraño viaje al limbo: Australia 2015, 2016 y 2019, Roland Garros 2016, Wimbledon 2015 y 2018, y US Open 2015 y 2018.

“No quiero pensar ahora en que Rafa está a dos títulos de Roger. Vamos a dejarles disfrutar un poco, han sido dos meses duros en la campaña de tierra y ya veremos qué pasa”, exponía Carlos Moyà. “Mi felicidad no depende de eso, si no haber disfrutado de una carrera muy larga y exitosa que me ha permitido vivir experiencias maravillosas. Ganar 12 veces aquí tiene un significado único”, prorrogaba Nadal. “No suelo pensar en eso, Si cuando termine mi carrera he sido capaz de ganar un par de Grand Slams más y estar más cerca de Roger, será increíble, y si no, también. Intentaré seguir disfrutando del tenis”, zanjaba.

Asesta Nadal un golpe de efecto a la carrera histórica por los grandes, cuando la situación así lo exigía. Tiene casi a tiro a Federer y rebaja el frenesí de Nole. El sueño del español no está lejos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Contra Alemania hay que atreverse


Lucía García marca el tercer gol de España a Sudáfrica. En vídeo, declaraciones de la jugadora Jenni Hermoso tras el partido.

¿Presionadas por ser el primer partido o confiadas de más por ser contra Sudáfrica? Esa era la pregunta que me hacía desde las gradas del Oceane Stade y probablemente también muchos de los más de 800.000 espectadores que lo siguieron por televisión (un 8,6 del share).Y es que la primera parte de España fue bastante plana y pobre. Salieron a lo de siempre, a lo que saben hacer muy bien, a jugar, a tener el balón y a atacar, pero lo hicieron sin velocidad, sin intensidad, sin movimiento y sin energía. Mostraban calidad en cada toque, en cada pase, pero sin verticalidad.

El medio del campo estaba cargado de jugadoras y eran las laterales, Marta Torrejón y Marta Corredera, las que se incorporaban a la posesión para dar amplitud e intentar generar espacios. Eso conllevaba el riesgo tras pérdida ya que los espacios eran enormes y se exponía a las centrales a uno contra uno o dos contra dos, o incluso a defender en inferioridad. Así llegó el 0-1 e incluso pudieron ser más, porque España estaba cada vez más imprecisa e impaciente, la salida de balón no era clara, no se superaban líneas y los desbordes tanto encarando como conduciendo eran inexistentes. Por suerte, se jugaba contra Sudáfrica, una selección muy limitada técnicamente. Si el rival fuese otro, hoy no estaríamos hablando de esta histórica primera victoria en un Mundial (en Canadá fueron dos derrotas y un empate).

La segunda parte empezó con otro ritmo, las españolas no estaban contentas con su rendimiento y sabían que era el momento de cambiar y apretar. La entrada de Aitana Bonmatí cambió el partido, aceleró el juego con seguridad en los pases, empujó al equipo en la presión tras pérdida, ganó duelos y mostró esa ambición que la caracteriza. Lucía García, la más joven del equipo, hizo lo suyo abriendo el campo, creando y buscando espacios, peleándose con su marca, que acabó expulsada después de cometer el penalti que ponía a España por delante.

Ya en los minutos finales entró Nahikari, otra de las que aporta cosas diferentes y seguro será importante en esta selección. Mención también para Jenni Hermoso, activa siempre pero frustrada e ineficiente durante gran parte del partido. Hizo lo esperado, marcar cuando España más lo necesitaba, en dos penaltis donde sí hay presión y no confianza. La madrileña no se puso nerviosa y le dio los tres puntos a nuestra selección.

Opiniones y exigencias a parte, ¡esta victoria es grandiosa! He de recordarles que este es sólo el segundo Mundial para España, la primera victoria, y siendo conscientes de que el primer partido en cualquier gran torneo nunca es fácil. La alarma sonó a tiempo y ahora España está despierta, corregirá errores, preparará los próximos partidos e irá a por ese pase a octavos. Confianza y positivismo, ambición y atrevimiento, y que no se dejen nada contra Alemania, porque de perder, perder sin reproches. Y ojo, que la gran potencia teutona parece que ya no lo es tanto, sufrió y mucho en su primer partido contra China y además tendrán la presión de ser favoritas.

España está muy viva en este Mundial de Francia que apenas comienza.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Dominic Thiem – Rafael Nadal en directo, la final de Roland Garros 2019 en vivo


Daniel Gómez

Para llegar a la final, Nadal se ha impuesto en la primera ronda a Hanfmann, en la segunda a Maden, en tercera a Goffin, en octavos a Londero, en cuartos a Nishikori y en semifinales a Federer. De todos ellos, solo Goffin ha sido capaz de arrebatarle un set al número dos del mundo.

 

Daniel Gómez

Rafael Nadal contra Thiem. Es decir, de nuevo en la Chatrier, por el título, el rey de la tierra batida y el sucesor que se postula una y otra vez, negado hasta ahora en el grandioso marco que más tarde o más temprano seguramente será suyo. Esta es la previa de Alejandro Ciriza. Foto de Reuters.

Daniel Gómez

Será la duodécima final de Nadal en Roland Garros. Y la jugará, precisamente, ante el mismo rival que derrotó el año pasado: el austriaco Dominic Thiem. En aquella ocasión, Nadal no dio apenas opciones a Thiem (6-4, 6-3 y 6-2), que este año buscará oponer una mayor resistencia.

Daniel Gómez

¡¡Muy buenas tardes a todos!! Bienvenidos a la retransmisión en directo de la final de Roland Garros. Solo queda una hora para que Rafa Nadal busca su duodécima victoria en el grande parisino ante el austriaco Dominic Thiem.

Vettel pone fin a su sequía con la ‘pole’ en Canadá


Cuando todavía no se ha completado un tercio del calendario, ya hay quien recomienda a Ferrari que abandone el desarrollo del monoplaza de este año, se reagrupe, aclare procedimientos por enésima vez y empiece a focalizarse en el proyecto del curso que viene, teóricamente el último de la era híbrida tal y como la conocemos. El demoledor arranque de Mercedes –cinco dobletes y seis victorias– puede romperse en Montreal, donde Sebastian Vettel saldrá este domingo (20.10, Movistar Fórmula 1) desde la pole position por primera vez este curso. De esta forma, el alemán pone fin a una sequía que se alargó durante 17 grandes premios, desde el de Alemania de la temporada pasada, la última vez en que el corredor de Heppenheim partió sin tráfico. La idea de Ferrari pasa por que las cosas terminen de forma distinta a aquella funesta prueba en la que Vettel se salió de la pista inexplicablemente cuando lideraba el pelotón.

A su lado comenzará Lewis Hamilton, que cometió un error en su segunda y última intentona de vuelta rápida, cuando disponía de la pole provisional, y que no pudo sacar tajada de la nueva especificación de motor que la marca de la estrella desplazó a Canadá. Charles Leclerc formará en la segunda fila de la parrilla mientras que Carlos Sainz saldrá el noveno.

“Estoy muy contento porque las últimas semanas han sido muy duras. Hoy el coche se comportó mucho mejor y esperemos poder seguir con esta misma inercia mañana”, convino Vettel, más cuestionado que nunca como punta de lanza de Ferrari, tanto por sus discretos resultados hasta la fecha –solo tres podios y ninguna victoria– como por la irrupción de Leclerc, siempre beneficiado por las decisiones de los estrategas del constructor de Il Cavallino Rampante.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El Deportivo se alista al play-off de ascenso


El último billete para el play-off de ascenso a Primera División lo sacó el Deportivo. Debió hacer cola y pareció que le adelantaban por la izquierda y por la derecha, pero llegó a la meta el equipo gallego, que tras una temporada convulsa en la que vieron la puerta de salida primero el entrenador y después toda su directiva se encontrará con una oportunidad de recuperar la categoría perdida hace un año. El equipo que preparó en las últimas nueve jornadas José Luis Martí se impuso sin brillo al descendido Córdoba (2-0) y ya no tuvo que mirar hacia otros escenarios. Hubiera podido perder porque sus perseguidores acabaron la liga sin puntuar. El Cádiz cayó en Gijón (1-0) y el Oviedo en Pamplona (1-0).

El Deportivo se cruzará en la primera eliminatoria por el ascenso con el Málaga, que superó en La Rosaleda al Elche (3-0) y acabó la campaña en tercera posición. El partido de ida se disputará el miércoles en Riazor y el sábado medirán fuerzas en el segundo acto. Puede haber prórroga, pero en caso de empate tras ella el Málaga sería el ganador por acabar el campeonato mejor clasificado. El otro cruce semifinal por el ascenso lo jugarán dos de las sorpresas de la liga, el inesperado Albacete y un equipo que hace un año jugaba en Segunda B, el Mallorca. La ida será en Son Moix el jueves y la sentencia en tierras manchegas el domingo. No hay tiempo para tentarse las vestiduras en este todo o nada, la eliminatoria final se jugará la siguiente semana y la noche de San Juan se conocerá el equipo que acompaña a Osasuna y Granada entre los grandes.

La jornada premió al Deportivo, que alcanzó la sexta plaza con un punto menos (68) de los que le sirvieron para ascender de forma directa hace cinco años. Superó al Cádiz, que cierra el ejercicio sin poder ganar en las siete últimas jornadas. Aún así llegó al epílogo con opciones. Pero dependía del tropiezo del Deportivo y para colmo se puso bien pronto en desventaja en su visita a Gijón con un gol de Méndez. Mientras tanto en Riazor se vivía un festival de nervios e imprecisiones. Sin que le sobrase fútbol el cuadro local quiso ganar al asalto y no con esgrima. Sufrió incluso por alguna acometida del tibio Córdoba.

Pero, tan reñido por la fortuna, en algunos pasajes de los últimos meses, el Deportivo le empieza a sonreir el azar. Hace dos jornadas le ganó al Mallorca de penalti en el último minuto del descuento, en Elche le bastó el empate para depender de sí mismo en la última jornada tras el inesperado tropiezo del Cádiz con el Extremadura. En la jornada final salió del atasco con un tanto de Borja Valle tras un rebote en el área. Fue la última jugada de la primera parte. Al poco de volver del descanso Pedro embocó un remate lejano por la escuadra y el Dépor se permitió el lujo de dosificar esfuerzos con la mirada en la batalla por el ascenso. Todo ocurrió ante la mirada en el palco de su nueva directiva, presidida por Paco Zas, un exjugador del club en los primeros ochenta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Recorrido por la historia del fútbol femenino




Historia de los Mundiales de Fútbol Femenino | EL PAÍS 




5 de junio
de 1894

La primera piedra

A finales de 1984, en la Inglaterra victoriana, se funda el primer equipo femenino de la historia. El British Ladies’ Football Club (BLFC) fue creado por una activista de los derechos de la mujer que se presentó bajo el pseudónimo de Nettie Honeyball, una práctica habitual utilizada para evitar posibles represalias.




6 de julio
de 1894

“Lo fundé con la determinación de mostrar al mundo que las mujeres no son las criaturas ornamentales e inútiles que los hombres creen. Espero con ansía el momento en el que las mujeres puedan sentarse en el Parlamento y tener voz en la dirección de los asuntos, especialmente en aquellos que más les conciernen”, declaró posteriormente Honeyball, que reclutó a las jugadoras con anuncios en la prensa




5 de junio
de 1895

El estreno del BLFC

El primer partido oficial de fútbol femenino se disputó el sábado 23 de marzo de 1985 en el barrio londinense de Crouch End, ante alrededor de 10.000 espectadores. Al no haber rivales, el BLFC, formado en su mayoría por mujeres de clase media-alta, se dividió en dos equipos, Norte y Sur. Finalmente, el conjunto del Norte, capitaneado por Honeyball, se impuso por 7-1.




5 de julio
de 1895

Críticas y giras por Reino Unido

“Nunca sabrán jugar al fútbol como hay que jugar. Y aunque fueran capaces de ello, este deporte siempre será inapropiado para su sexo”, se podía leer en el Bristol Mercury and Daily Post tras el primer partido. Una corriente de pensamiento que se extendió entre la opinión pública y la prensa de la época. Aún así, y a pesar de ese contexto, el BLFC comenzó una gira por Reino Unido que le llevó a disputar cerca de 200 partidos entre 1895 y 1897.




5 de junio
de 1897

División y desaparición del BLFC

Debido a discrepancias económicas, el BLFC se dividió en dos equipos a finales de 1895, en el que fue el principio del fin de un equipo que terminaría desapareciendo en 1897. Por un lado estaba la propia Nettie Honeyball, y por el otro Helen Mathews, una escocesa que había formado parte del club desde sus inicios. Las disputas a la hora de reclamar cuál de los dos equipos era el original acabaron pesando para que Lady Florence Dixie, que patrocinaba el equipo, retirara su apoyo, acercando una disolución que supuso la desaparición del fútbol femenino del mapa durante cerca de dos décadas.




5 de junio
de 1915

Women Footballers (1920)

El fútbol femenino resurge en las fábricas

La suspensión en 1915 de las competiciones masculinas por la I Guerra Mundial trajo de la mano el renacer del fútbol femenino en el norte de Inglaterra, su zona más industrial, aupado por las mujeres que se habían incorporado como mano de obra a las fábricas como consecuencia de la ausencia de los hombres desplazados a la guerra. El equipo de mayor éxito fue el Dick, Kerr Ladies Football Club, surgido en la fábrica de armamentos Dick, Kerr, localizada en Preston, y considerado con el paso del tiempo como el mejor equipo de la historia del fútbol femenino.




5 de julio
de 1915

Lily Parr, una auténtica estrella

Entre ese equipo llamado a marcar una época destacó por encima de todas Lily Parr, debutante con tan solo 14 años. Parr marcó cerca de 1.000 goles en más de tres décadas de carrera, según registra el Museo Nacional de fútbol en Inglaterra, de los que 43 fueron en la mencionada campaña de estreno. Se retiró con 46 años convertida en una leyenda.




5 de agosto
de 1915

Fallecida en 1978, Parr fue la primera futbolista mujer que entró en el Salón de la Fama del futbol inglés y, recientemente, se ha convertido también en la primera en tener una estatua en el Museo Nacional del fútbol inglés.




5 de junio
de 1920

Un récord que duró casi 100 años

El 26 de febrero de 1920 se estableció un récord de asistencia a un partido entre clubes de fútbol femenino que se mantuvo casi 100 años. 53.000 espectadores asistieron al duelo entre Dick, Kerr Ladies y el St. Helens Ladies que se disputó en el estadio del Everton, Goodison Park, y que ganaron las primeras por 4-0. Se estima que gracias al encuentro se recaudaron 3.115 libras, alrededor de 700.000 euros. Unos beneficios que se destinaron a un fondo de beneficencia para soldados heridos en la Guerra. Este mismo año, el Dick, Kerr disputó también los primeros partidos internacionales de los que se tiene constancia, ante un combinado francés. Foto: Getty




5 de junio
de 1921

Prohibición de la FA

Menos de un año después de alcanzar el récord, la Federación Inglesa prohibió el fútbol femenino aduciendo que su práctica era “inadecuada para mujeres”, y con el temor no reconocido de que afectara a la asistencia de espectadores del fútbol masculino. Además, negó a los clubes afiliados la posibilidad de prestar sus estadios, por lo que las mujeres se quedaron sin recintos preparados para disputar encuentros ante público. Foto: Getty.




5 de julio
de 1921

Dick Kerr's Ladies Football Aka Good Luck – Girls! (1922)

Travesía por el desierto

La decisión tomada por la FA sirvió de referencia para que diferentes países imitaran la prohibición de la práctica del fútbol entre las mujeres. Italia, Francia, Canadá… fueron algunos de los países que implantaron un veto al deporte femenino que afectó especialmente al balompié. Durante este tiempo, equipos como el Dick, Kerr siguieron jugando a escondidas, casi de forma clandestina y sin ningún tipo de estructura. El Dick Kerr lo hizo primero con su nombre original y, a partir de 1926, como Preston Ladies FC cuando la fábrica de armamento retiró el patrocinio. Incluso llegaron a realizar una gira por EE UU en la que se enfrentaron tanto a equipos masculinos como femeninos, demostrando un gran nivel de juego.




5 de junio
de 1970

Women soccer 1970 (15.07) Denmark – Italy – 2-0 World Cup Final (unofficial)

Volver a empezar en la década de los setenta

En 1970 se creó en Turín la Federación Internacional de Fútbol Femenino (FIFF), una organización no reconocida por la FIFA que se encargó de dar un nuevo impulso al fútbol femenino. Y el primer paso fue organizar un Mundial no oficial ni reconocido por la FIFA. Celebrado en Italia, participaron siete equipos por la retirada a última hora de Checoslovaquia, y fue conquistado por Dinamarca. Como curiosidad, en la final disputada ante Italia, las danesas tuvieron que jugar con camisetas del Milan ya que sus equipaciones se perdieron.




5 de julio
de 1970

Nace la primera selección española, aunque no es reconocida

Rafael Muga, un joven oficial administrativo, emprendedor y con visión para los negocios, organizó el primer partido de la selección española de fútbol. Se jugó en Murcia, contra Portugal. En él estuvo Conchi Amancio, la primera gran jugadora española, que ejerció de capitana y anotó tres goles. “Nos dimos cuenta del ostracismo y oscurantismo de los organismo oficiales, que intentaron impedir el partido”, recordaba en una entrevista la que fue jugadora de, entre otros equipos, el Arsenal. Ahí comenzó una relación que acabaría cristalizando en la primera selección española, aunque esta no fuera reconocida por la Federación hasta principios de los ochenta.




5 de junio
de 1971

Women's Football | British Pathé

50 años después de establecer un precedente que fue nefasto para el desarrollo del fútbol femenino, la Federación Inglesa retiró la prohibición, dejando para siempre la incógnita de qué habría ocurrido de no haber vetado su práctica durante tanto tiempo.




5 de julio
de 1971

1971 (05.09) Mexico – Denmark – 0-3 World Cup Final women (unofficial)

Segundo Mundial oficioso, ahora en México

Aprovechando el tirón del primer Mundial de Italia, La FIFF organizó otro Mundial oficioso en 1971. México, que el año anterior había organizado el Mundial masculino, fue el encargado de albergarlo.El evento fue un éxito absoluto de público, llegando a llenar el Estadio Azteca en varias ocasiones. Dinamarca revalidó su título de forma autoritaria al imponerse por 0-3 a la selección anfitriona en la final.




5 de junio
de 1980

La Federación Española de Fútbol acepta el fútbol femenino

En 1983 la Federación reconoció a la selección femenina. Hasta entonces hubo un vacío que llenaron con ilusión Muga, Conchi y otras futbolistas como Victoria o Isabel Puerta. Eso sí, las jugadoras que estuvieron en partidos hasta esa fecha siguen sin ser reconocidas como internacionales. Foto: AS.




5 de junio
de 1991

Estados Unidos campeón Copa Mundial Femenina FIFA 1991.

El primer Mundial oficial

China fue el país encargado de albergar el primer Mundial organizado por la FIFA. El propio país asiático consiguió la victoria en el duelo inaugural con una goleada ante Noruega (4-0). El mal inicio no fue impedimento para que las europeas acabaran llegando a la final, donde sucumbieron ante la gran dominadora del fútbol femenino, EE UU, en la final disputada en el Estadio de Tianhe, en Cantón, por 1-2. Como curiosidad, en aquella edición los partidos fueron disputados a 80 minutos, en lugar de los 90 habituales.




5 de junio
de 1995

Women's World Cup FINAL – Sweden 1995: Germany v. Norway

Noruega, el primer europeo que se proclama campeón del mundo

El Mundial de Suecia 1995 tenía doble premio. Jugadoras de las doce mejores selecciones del planeta se reunieron en busca de la victoria y de lograr la clasificación para el primer Torneo Olímpico de Fútbol femenino, el de Atlanta 1996. Noruega fue finalmente la vencedora, coronándose como la primera selección europea campeona del mundo tras derrotar a Alemania en la final.




5 de junio
de 1996

El COI incorpora el fútbol femenino como deporte olímpico

La introducción en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 supuso el espaldarazo definitivo para terminar de reafirmar la apuesta por el fútbol femenino, sobre todo en el país norteamericano. El torneo, que fue un éxito en las gradas y a nivel de repercusión, tuvo su apogeo en la final celebrada en el estadio de Stanford ante ante 76.489 espectadores. En ella, la selección estadounidense se colgó la medalla de oro tras derrotar a China. Foto: Getty.




5 de junio
de 1999

El Mundial de la confirmación

Después del éxito de los Juegos, Estados Unidos apostó, y ganó. Aunque en un principio, el plan era otro. La primera opción era organizar un torneo a menor escala, jugándose los partidos en pequeños recintos ubicados en la costa este. Pero el entusiasmo despertado en la afición en los Juegos de Atlanta hizo recapacitar a los organizadores, que escogieron unas sedes de mayores dimensiones. Y EE UU respondió, 1.194.215 espectadores (37.319 de media por partido) asistieron a un Mundial que ganó el anfitrión en la final disputada ante China en el estadio Rose Bowl. Un partido que estableció la plusmarca absoluta de asistencia a un partidos, con 90.185 espectadores. Foto: Getty




5 de junio
de 1999

Una imagen para la historia

En ese Mundial quedó para la posteridad una imagen. La emblemática celebración de la estadounidense Brandi Chastain al conquistar, en casa, el título en los penaltis ocupó las portadas de publicaciones como Newsweek, Sports Illustrated y Time Magazine. En el expositor del año 1999 del Museo del Fútbol Mundial de la FIFA luce una copia de aquel número del Newsweek. Foto: Cordon Press




5 de junio
de 2001

La UEFA crea la Champions femenina

El 23 de mayo de 2001, el comité ejecutivo de la UEFA acordó en París la creación de la Copa de la UEFA Femenina, que posteriormente llamó a denominarse Liga de Campeones Femenina de la UEFA. El objetivo era conseguir una mayor proyección al fútbol femenino y evitar la orfandad de una gran competición europea.




5 de agosto
de 2010

Marta es nombrada mejor jugadora del mundo cinco años seguidos

La que para muchos es la mejor jugadora de la historia, la brasileña Marta Vieira da Silva, dominó con puño de hierro el Fifa World Player entre 2005 y 2010, ganándolo en cinco ocasiones de forma consecutiva, un hito insólito hasta la fecha. Marta, actualmente en las filas del Orlando Pride de los Estados Unidos, dio la sorpresa ocho años después y se hizo con el premio The Best en 2018 por encima de la sueca Ada Harerberg. Foto: Reuters.




5 de junio
de 2011

El Olympique de Lyon gana su primera Copa de Europa

Desde 2011, el conjunto francés se ha asentado como el mejor equipo de Europa. Una máquina de ganar que está rompiendo todos los récords de hegemonía doméstica y europea año tras año. En 2019, contra el Barça se hizo con su cuarta Champions seguida, la sexta desde 2011. Foto: AFP.




5 de junio
de 2015

España debuta en un Mundial; EE UU conquista su tercera estrella

La eliminación a las primeras de cambio de España no pudo empañar el éxito sin precedentes que supuso lograr la clasificación por primera vez en la historia para un Mundial. España se despidió de Canadá, donde EE UU consiguió su tercer Mundial y se convirtió en el combinado más laureado, tras sumar un empate y dos derrotas, pero con la sensación de que lo mejor estaba por llegar. Foto: AFP.




5 de junio
de 2019

Ada Hegerberg gana la primera edición del Balón de Oro Femenino

En 2018, y por primera vez en la historia de la revista France Football, el galardón también tenía nombre femenino y la noruega Ada Hegerberg, del Lyon, fue la primera jugadora en ser proclamada mejor futbolista del mundo tras una temporada de ensueño en la que ganó hizo doblete, Liga y Champions, con el club francés. Hay que recordar que la noruega no estará en el Mundial debido a que no se han igualado las condiciones con las que la selección masculina de su país compite. Foto:Getty




5 de junio
de 2019

Récord de asistencia a un partido entre clubes

El Wanda Metropolitano acogió esta misma temporada un encuentro histórico para el fútbol femenino español. Fue en el Wanda Metropolitano, donde Atlético de Madrid y Barcelona se enfrentaron con el título de Liga en juego. 60.739 espectadores presenciaron el 17 de marzo la victoria de las culés por 2-0 gracias a los goles de Oshoala y Duggan, rompiendo un registro que había permanecido inamovible desde 99 años atrás, cuando en el Boxing Day (tradición inglesa por la cuál se disputan partidos de fútbol el 26 de diciembre) de 1920 se dieron cita 53.000 personas en Goodison Park (Liverpool) para presenciar el duelo entre el Dick, Kerr’s Ladies y el St. Helen’s Ladies. Foto: EFE.




5 de julio
de 2019

El Barcelona llega a la final de la Champions

El 29 de abril, el Barça derrotó al Bayern y se conviertió en el primer equipo español que se clasificaba para la final de la Champions, que posteriormente perdería ante el Olympique de Lyon. Aún así, la cota alcanzada por el Barça es un síntoma claro de un fútbol y un deporte femeninos que no paran de crecer. Especialmente significativos son también los triunfos logrados por las categorías inferiores de la selección. España es la actual campeona de Europa sub-19 y del mundo sub-17, y subcampeona del mundo sub-20, lo que augura un futuro más que esperanzador para el fútbol femenino nacional. Foto: AFP.

Nadal, ante el empuje del sucesor Thiem


Derribado Novak Djokovic, de morros con Roland Garros al entender que tanto él como Dominic Thiem, su verdugo ayer, han sido perjudicados por la organización del grande francés, el cartel de la final (15.00, DMAX y Eurosport) plantea el mismo escenario que hace un año: Rafael Nadal contra el austriaco. Es decir, de nuevo en la Chatrier, por el título, el rey de la tierra batida y el sucesor que se postula una y otra vez, negado hasta ahora en el grandioso marco que más tarde o más temprano seguramente será suyo.

Apunta el mallorquín a su duodécimo trofeo en París, habiendo completado el trazado hacia el gran día con el esmoquin prácticamente inmaculado. Llega Nadal con la inyección anímica de haber vencido a Roger Federer un par de días antes y con el inigualable aliciente de dar otro bocado a la historia: de elevar otra vez la Copa de los Mosqueteros, su cifra de grandes ascenderá a 18 y se situará a solo dos del suizo, poniendo más tierra de por medio con respecto a Djokovic (15).

“No lo sé, puedes preguntárselo a ellos”, respondía ayer el serbio con tono seco y señalando a los organizadores, al entender que hay un desequilibrio flagrante porque él enlazaba tres días consecutivos en la pista, un cuarto en el caso de haber alcanzado la final, mientras que Nadal asistirá a la cita de hoy habiendo intervenido únicamente el martes y el viernes. “El partido ha durado cuatro horas”, comentaba ayer el balear a la televisión francesa. “Pero se ha repartido en dos días [a raíz de la suspensión del viernes, por la lluvia], así que no creo que eso suponga una ventaja para mí”, rebajaba en sentido estratégico.

A mediodía, mientras Djokovic y Thiem se batían a cara de perro, Nadal intercambiaba bolas con Carlos Moyà en el entrenamiento, mientras su otro técnico, Francis Roig, iba informando puntualmente del transcurso de la semifinal, móvil en mano. “Es el más difícil que podía encontrarme en la final, le tengo máximo respeto”, exponía el de Manacor, sabiendo que en realidad decía una verdad a medias: sí, Thiem es duro de roer, pero había perdido de visto al ogro serbio. Su némesis, el hombre que más veces (7) le ha derrotado en arena.

Nadal, ante el empuje del sucesor Thiem

“Jugar contra Rafa en esta pista es el último desafío”, subrayaba ante los periodistas el austriaco, el siguiente en la lista con cuatro triunfos ante el balear en esta superficie. “Jugué muy bien contra él en Barcelona, hace unas semanas, así que voy a tratar de hacer lo mismo. Voy a intentar mantener las emociones positivas que tengo ahora mismo, después de este increíble día”, prolongaba tras apear al número uno; “contra alguien contra Nadal, es muy importante jugar con la creencia de que puedes ganarle. Esto es lo más importante. Para mí es un sueño conquistar aquí el título, pero al mismo tiempo no quiero presionarme demasiado a mí mismo”.

Poco antes, incidía en la magnitud del reto su preparador, el chileno Nicolás Massú. “Dominic entiende que juega contra el mejor jugador de la historia en esta superficie y uno de los mejores de este deporte, así que para él esto es un lindo incentivo. Ha mejorado mucho en lo mental”, le motivaba el técnico, con el que trabaja desde hace tres meses después de prescindir de su entrenador y mánager de toda la vida, el férreo Günter Bresnik. “Lo más importante es que se recupere bien físicamente”, continuaba Massú; “obviamente, si yo pudiera elegir pediría un día libre para estar en condiciones similares, pero a veces las cosas se van dando de distinta manera. Lamentablemente, nosotros no podemos hacer nada para retrasar un día la final”.

Nadal, ante el empuje del sucesor Thiem

Competirá Thiem por cuarto día seguido y con dos horas más en las piernas que su rival (15h 25m, frente a 13h 24m), “lleno de adrenalina” al haber fulminado a Djokovic. Sin embargo, la estadística pesa y mucho, porque en nunca ha podido con Nadal en una final (3-0) ni en el Bois de Boulogne (3-0). Educado deportivamente bajo una disciplina pseudo militar –estuvo en el ejército, cumpliendo el servicio obligatorio durante medio año, y Bresnik le preparaba cruzando ríos de agua helada con troncos a los hombros–, Thiem intentaba ayer abstraerse del condicionante físico.

“Me siento bien”, indicaba. “Afortunadamente no he tenido partidos muy largos antes de este. No estaré cansado, eso ya llegará tras el torneo. Estoy preparado para darlo todo”, excusando a Roland Garros de las controvertida decisión programática del viernes. “No es la primera vez que ocurre en el tenis ni será la última. Así es nuestro deporte. Estamos acostumbrados. A veces no sabemos cuándo vamos a jugar, así que todo está bien”, cerraba a las puertas de un casi-imposible: tumbar a Nadal en París. Hasta hoy, solo dos tenistas lo han hecho, Robin Soderling (2009) y Djokovic (2015).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Llull aprieta y el Madrid vuelve a ganar al Valencia


No suele haber dos partidos iguales en una serie de playoff y el segundo de la semifinal entre Real Madrid y Valencia, pese al resultado, no se pareció al primero. La amplia victoria blanca se originó en un arreeón furioso de Sergio Llull al final del segundo cuarto. El base balear encadenó tres triples seguidos para acabar con la revuelta del Valencia, que se había llegado a poner 13 arriba al comienzo del segundo periodo. Superado el susto, el Madrid puso la directa hacia el 2-0.

Salieron los de Laso algo confiados. El triunfo sin sudar del jueves provocó cierta relajación, que en los primeros minutos los blancos notaron para bien. El balón se movía con facilidad, Rudy se gustaba y Randolph las metía. En el Valencia Dubljevic no iba a permitir otra humillación y asumió la responsabilidad anotadora de su equipo. En unos minutos se pasó del 12-8 al 14-27, un parcial de 2-19 con siete puntos seguidos de San Emeterio que silenciaba el WiZink.

El Valencia lo metía todo y solo algún triple aislado de Thompkins aliviaba al Madrid. Hasta que Llull surgió para ser el Llull de siempre. Tres triples de los suyos, de los de no pararse a pensar, de los que no le entraron en la Final Four ante el CSKA, pero que este sábado aparecieron cuando más falta hacían a su equipo. La locura del base blanco volteó el partido en un santiamén: 42-36 al descanso y el Valencia preguntándose por qué.

Tras el descanso se siguió con la misma dinámica. El Madrid había entrado en ritmo y rápidamente el Valencia se dio cuenta de que no podía pararlo. Randolph, Taylor, Campazzo y Ayón se unieron en algún momento al flujo anotador y el marcador se disparó: 55-38. El atasco naranja era monumental y la única oportunidad de los de Ponsamau era endurecer el partido. Lo consiguió mínimamente bajo el liderazgo de Will Thomas poco antes del final del tercer cuarto (59-49), pero Campazzo subió las revoluciones y el Madrid volvió a poner tierra de por medio.

El último cuarto fue muy prescindible. El Valencia se había entregado por completo y ya solo tenía la mente en volver a casa y comenzar la remontada allí. El lunes la serie se mueve al Levante y el objetivo taronja es seguir con vida un día más. Por lo visto hasta ahora el Madrid maneja con solvencia y sabe que cuando quiere apretar es irresistible. Ahora mismo parece que está reservando sitio en la final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


España – Sudáfrica en directo, el Mundial de fútbol femenino de Francia 2019 en vivo


EL PAÍS

Última minuto del partido. Menos de 60 segundos para que España gane su primer partido en un Mundial.

EL PAÍS

Cinco minutos de descuento. 

EL PAÍS

Gran pase de Jennifer Hermoso de tacón para Lucía García, que casi se queda sola ante la portera sudafricana. Córner para España.

EL PAÍS

Tercer gol para España. Jugadón de Lucía García, que ha regateado a la portera sudafricana, Andile Dlamini, tras un buen pase en profundidad de Virginia Torrecilla para empujar el balón a portería vacía. Gran remontada de la selección después de una primera parte muy imprecisa y con pocas ocasiones.

https://twitter.com/SeFutbolFem/status/1137416811706818560

EL PAÍS

#MundialFemeninoEnGol —el canal que retransmite el partido— ya es trending topic en España. Recordamos que esta, de confirmarse, sería la primera victoria de España en un Mundial.

EL PAÍS

El segundo gol de penalti de España ha llegado en el minuto 83. Quedan ahora cinco minutos, pero es problable que la árbitra añada bastante tiempo de descuento por las interrupciones: ha habido dos penaltis y la colegiada ha tenido que usar el VAR para revisar una jugada, la del segundo penalti señalado a favor de la Roja.

EL PAÍS

Otro penalti para España. La árbitra ha revisado una entrada de Nothando Vilakazi sobre Lucía García en el área. Además le ha sacado la segunda amarilla y Sudáfrica se queda con un jugador menos. Posibilidad para la selección de remontar el partido.

https://twitter.com/SeFutbolFem/status/1137414778366955527

EL PAÍS

Mucha posesión ahora para España con la selección instalada en campo rival. Está moviendo la Roja el balón de lado a lado cerca del área de Sudáfrica. Hay córner ahora para España tras una buena jugada.

EL PAÍS

Fuera de juego de Lucía García en una ocasión clara para España que otra vez desbarataba Andile Dlamini.

EL PAÍS

Jennifer Hermoso golpea el balón en el lanzamiento de penalti que ha dado el empate a España en el minuto 70. La fotografía es de Phil Noble, de Reuters.

EL PAÍS

Ha logrado empatar el partido España en el minuto 70. Todavía tienen 20 minutos para tratar de remontar el encuentro y vencer a Sudáfrica.

EL PAÍS

Gol de Jenni Hermoso de penalti. La número 10 ha empatado el partido con un fantástico lanzamiento. Engañó a la portera sudafricana, Andile Dlamini, que se tiró a su izquierda pero el balón entró por el otro lado.

https://twitter.com/Gol/status/1137412306843852801

EL PAÍS

Córner para España que termina en saque de puerta. Remató el centro Irene Paredes, pero su cabezazo se fue desviado a la derecha de la portería de Sudáfrica.

EL PAÍS

Jennifer Hermoso prueba a Andile Dlamini desde fuera del área. Muy cómodo el disparo para la portera africana, que lo ha bloqueado sin dificultades. Ha bajado el ritmo un poco en estos últimos minutos España después de un gran inicio de segunda parte.

EL PAÍS

Centro bombeado de Jennifer Hermoso que se va fuera. No ha podido aprovechar la jugada a balón parado España. El partido entra ya en su última media hora.

EL PAÍS

Tarjeta amarilla para Nothando Vilakazi por una falta sobre Lucía García en un balón en largo. Es la primera amonestación del partido.

EL PAÍS

Otra llegada más de España. Cabezazo de Marta Torrejón que detiene Andile Dlamini sin problemas. Sigue creando peligro la selección. Buenos minutos tras la reanudación del juego.

EL PAÍS

Ha creado más peligro España en estos seis minutos que en toda la primera mitad. Aún queda mucho partido, veremos si la selección logra sacar un buen resultado ante Sudáfrica.

EL PAÍS

Saque de puerta para Sudáfrica. Pondrá el balón en juego Andile Dlamini, que ya lleva varias buenas paradas en este partido.

EL PAÍS

Buen inicio de España. Ocasión clara ahora de Jenni Hermoso, que se estralla en el larguero. Después, otra parada de Andile Dlamini evita el gol en el rechace. De todas formas, la selección española ha salido con otra actitud en esta segunda parte. 

https://twitter.com/Gol/status/1137406745658122240

EL PAÍS

Ya saltan las jugadoras al terreno de juego. Recoramos que, a priori, según los expertos, Sudáfrica es la selecciónn más débil del Grupo B. 

EL PAÍS

La jugadora de la selección española de fútbol, María León, disputa el balón con la de Sudáfrica, Ode Fulutudilu, durante el primer partido de ambas selecciones en la Copa del Mundo de Fútbol que disputan en el Stade Ocean de Le Havre, Francia. La fotografía es de Juan Carlos Cárdenas, de Efe.

EL PAÍS

España no ha podido en la primera parte con el equipo sudafricano. El conjunto dirigido por Jorge Vilda comenzó mejor pero acabó encajando un gol tras una genialidad de Kgatlana. La Roja apenas ha gozado de ocaisones para empatar, aunque Corredera estuvo a punto de lograrlo al filo del descanso.

EL PAÍS

Termina la primera parte del debut de España ante Sudáfrica en el Mundial.

EL PAÍS

Tres minutos de descuento para la primera mitad.

EL PAÍS

Jorge Vilda, seleccionador español, durante un momento de esta primera mitad entre España y Sudáfrica. La fotogafía es de Juan Carlos Cárdenas, de Efe.

EL PAÍS

Mapi León despeja el balón en el punto de penalti. Buena jugada de Sudáfrica, que ha vuelto a robar el balón en medio campo y ha contragolpeado muy rápido. Thembi Kgatlana daba el pase de la muerte para una de sus compañeras, pero llego Mapi León para despejar el balón.

EL PAÍS

Vuelve a robar Sudáfrica en el medio del campo. Muy claro el plan de la selección africana, que está defendiendo en su propio campo y contragolpeando muy rápido. Esta vez logró despejar el centro una de las defensas españolas.

EL PAÍS

No consigue España acabar de crear peligro. La selección se acerca al área, sobre todo por la banda izquierda, con Mariona, pero no termina de conseguir ocasiones claras.

EL PAÍS

Gol de Sudáfrica. Thembi Kgatlana ha adelantado a la selección africana en el minuto 25 en este partido del Grupo B entre las selecciones de España y Sudáfrica.

Les pedimos disculpas porque hemos tenido un pequeño problema con el directo. Recuperamos la narración del debut de España en el Mundial.

EL PAÍS

A falta de algo menos de dos horas para que de comienzo el partido, el combinado de Jorge Vilda se prepara para tratar de lograr la que sería la primera victoria mundialista de La Roja.

EL PAÍS

¡Buenas tardes a todos! Bienvenidos a la retransmisión del debut de España esta tarde ante Sudáfrica en el Mundial de Francia.


España vive al día


Sin seleccionador y sin un bloque definido, la selección española vive al día. El cortoplacismo predomina en La Roja en su intento de resolver la fase de la clasificación de la Eurocopa 2020. Hay una idea de juego clara e innegociable, pero aún no hay un espinazo definitivo sobre el que terminar de pulir y desarrollar la propuesta de jugar en campo contrario, de ejercer una presión alta y asumir el protagonismo de los partidos. Hay debate en la portería, no se consolida una pareja para Ramos, y tampoco los volantes que acompañan a Busquets parecen definidos. Arriba sigue sin definirse si el nueve es Morata o Rodrigo.

Esa sensación de poner el foco en el día a día aumenta con la ausencia de Luis Enrique por las causas de fuerza mayor que impiden su presencia. Si la solución en el trabajo diario fue instalar cámaras en Las Rozas para que el técnico asturiano, bien en directo, bien con grabaciones editadas, evaluara al grupo en los entrenamientos, en el encuentro de las Islas Feroe, el WhatsApp fue la herramienta con la que Luis Enrique intervino. “Ha sido a través de un grupo de mensajería de lo que veía. Me lo transmitían y hemos intentado hacer lo que él decía y lo que nosotros veíamos”, admitió Robert Moreno. La naturalidad y el convencimiento con el que explica los pormenores de la “anomalía normal” con la que definió el trance de colocarse al frente de la selección y las circunstancias propias del equipo han descubierto a un técnico con aplomo ante la prensa e incluso con salidas afiladas. También la incorporación a las últimas listas de Jesús Navas (34 años), Cazorla (34) y la treintena que ya alcanzan Parejo (30) y Iago Aspas (31) promueven la idea de esta España que lidia más con el presente que con el futuro. “Bendita madurez”, exhortó cuando se le preguntó por Cazorla y lo que supone repescar a un jugador de 34 años. “No pensamos en lo que pasará dentro de un año. Importa clasificarnos. Los años pasan y el rendimiento baja. Si no, Pelé y Maradona seguirían jugando”.

Desde las derrotas con Inglaterra (2-3) y Croacia (3-2) que impidieron a España estar en la final a cuatro de Liga de Naciones, las sensaciones transmitidas son las de un cuerpo técnico que se ve imposibilitado para mirar más allá de la clasificación. Todo parece ceñirse ahora al rendimiento puntual. “El tema del futuro, entendemos que preocupe, y que todo el mundo quiera tener la sensación de que estás construyendo algo, pero en una selección es difícil porque te juntas cinco veces al año. Entonces, lo que tenemos que ver son rendimiento”, defiende Moreno, antes de apostillar: “En la Eurocopa lo que importará será ese momento y ahí será cuando analizaremos cómo está la gente y contra quién nos enfrentaremos para decidir la lista”.

Parte del análisis del cuerpo técnico aún está enfocado en la aparición de esas sociedades y complicidades entre jugadores, tan vitales en el funcionamiento de cualquier equipo. En esta fase de clasificación lo más resaltable ha sido el dominio ofensivo de los laterales a partir de la creación de espacios y jugadas de dos contra uno. Jesús Navas y Jordi Alba fueron decisivos en la victoria ante Noruega. En Torshavn, de nuevo Navas, y esta vez Gayá por la izquierda, fueron los que más daño hicieron. “Lo que tenemos que ver son rendimientos, sinergias entre los jugadores”, apunta Moreno. El aquí y al ahora están muy presentes en sus respuestas. “Está todo abierto, las cosas que si dicen son en el momento, no podemos hipotecarnos de por vida con los jugadores, siempre cuando hablamos de un jugador estamos hablando de rendimiento en ese momento”, respondió al ser cuestionado sobre las palabras de Luis Enrique cuando aseguró que David de Gea “es y será mi portero”. La titularidad de Kepa en dos de los últimos cuatro partidos ha debilitado la rotundidad de aquella sentencia. “El objetivo es clasificarse para la Eurocopa”, concluye Moreno.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Raúl, Xavi, Xabi… Que llegue el futuro


Malísima final. Klopp encontró el gol antes de buscarlo y su equipo decidió cuidar lo que tenía. En cuanto al Tottenham, no encontró espacios para sorprender. La pelota daba tumbos o volaba, indecisa, hacia cualquier parte. Sorprendió que el Liverpool no buscara el segundo gol con su decisión característica. A los aficionados les gusta que se remate al rival herido para convertir, cuanto antes, el sufrimiento en fiesta. Cuentan que en el circo romano había leones que, cuando saciaban el primer hambre, se apartaban de la agonizante víctima para descansar un poco. El león se entretenía empujando al herido mortal con una pata o con el hocico ante la indignación del respetable, que no había ido hasta ahí para ver esa demostración de dejadez. El aficionado al fútbol aprendió a ser más paciente y calculador. Si el resultado compensa el sufrimiento, lo justifican todo y hasta se hacen los eruditos hablando de inteligencia táctica.

Lo nuevo como experiencia. La Champions, punta de lanza de la modernidad, nos cuenta que el fútbol ya es un juego de pobres para consumo de ricos. La gente corriente, que siempre se sintió dueña de este juego, pasó a la clandestinidad por el precio desorbitado de las entradas. Hoy es la televisión la que sostiene el sentido de pertenencia y la dimensión popular del fútbol. El espectáculo musical previo al partido fue una americanización algo intrusa, por esa pretensión de convertirlo todo en una experiencia. Hasta la espontánea modelo que saltó a exhibirse pareció coherente con el contexto. La final tuvo más novedades, como la foto inicial posada por las plantillas enteras, seguramente por consejo de algún gurú del coaching que quiso introducir un signo de humanización. También sorprendió la desaparición de la vuelta olímpica, rito obligatorio de todo campeón cuando la tradición todavía significaba algo. Todo muy interesante, salvo el bodrio de partido, que no estuvo a la altura de la carísima experiencia.

Lo nuevo como bendición. Las instalaciones de un gran club son un mundo de alta sofisticación. ciudades deportivas lujosas como hoteles de cinco estrellas donde los jugadores encuentran todas las facilidades para entrenar con la seriedad de altos ejecutivos. Ante este estado de cosas, un tipo de mi generación se pregunta: ¿dónde quedaron los campos como patatales? ¿Dónde las camisetas desteñidas y aquellos balones gastados por el tiempo? Por la fuerza de la nostalgia nos consolamos pensando que aquella precariedad daba lecciones de fortaleza técnica y moral que le hacía bien a la formación de los futbolistas. Hay algo de verdad, pero no nos engañemos. La revolución más grande y maravillosa que ha vivido el fútbol no se la debemos a ningún jugador genial ni a ningún entrenador revolucionario, sino a los jardineros. Lo que llamamos fútbol moderno sería imposible sin los campos impecables de estos días.

Que vienen, que vienen… Raúl, Xavi Hernández y Xabi Alonso han terminado el curso de entrenador. Por los tres ha corrido sangre de futbolista y también de estratega. Ahora toca demostrarlo desde el banquillo. Raúl es más alemán que brasileño en su gusto futbolístico, tiene una seriedad castellana, una inteligencia superior y conoce, como nadie, el punto G del madridismo. A Xavi no sé hasta dónde lo llevará el camino, pero sé perfectamente el camino que elegirá. Todo lo que dice llega hasta el fondo del estilo Barça, en el que cree tan religiosamente que lo veo apóstol de Guardiola, como Guardiola lo es de Cruyff. En cuanto a Xabi, es el más ecléctico de los tres porque su inteligencia asimiló enseñanzas de Benítez, Pellegrini, Mourinho o Guardiola entre otros, de manera que tiene una caja infinita de herramientas para elegir de acuerdo a su sensibilidad. Qué nostalgia ni nostalgia, de pronto me entraron ganas de que llegue el futuro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


Sudáfrica gana el partido por la igualdad


En el Mundial de la reivindicación, Sudáfrica ha tomado la delantera. Días antes de debutar en la cita francesa ante España (18.00; GOL), la Asociación de Fútbol de Sudáfrica (SAFA) dio a conocer la decisión de equiparar las primas de las selecciones masculina y femenina de fútbol para sus próximos torneos internacionales: el Mundial Femenino de Francia y la Copa de África.

“Esto es un paso hacia el cierre de la brecha salarial entre los hombres y las mujeres futbolistas en nuestro país. Es un día feliz para el fútbol sudafricano”, señaló Danny Jordaan, presidente de la SAFA, en un periódico local. “Es un éxito increíble. Hemos luchado mucho tiempo por conseguir la igualdad en el deporte”, añadió la capitana de la selección, la defensora central Janine Van Wyk. Cada jugadora cobrará cerca de 19.000 euros si Sudáfrica supera la primera fase, 40.000 si acceden a las semifinales y 56.000 si se alzan con la Copa del Mundo, los mismos premios que recibirán los hombres en la Copa de África por los mismos objetivos.

La decisión vuelve a poner de manifiesto un problema que no termina de solucionarse. Sin ir más lejos, el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, la selección de EE UU presentó una denuncia contra su federación por discriminación salarial, alegando que se les paga menos que a los jugadores del equipo masculino y se les da peores condiciones para jugar, entrenar y viajar.
Sudáfrica sigue la estela de selecciones como Dinamarca o Noruega, las primeras que igualaron los sueldos entre hombres y mujeres. Una medida que, sin embargo, no fue suficiente para evitar que la gran estrella noruega, la balón de oro Ada Hegerberg, renunciara a jugar el Mundial al seguir considerando que “las chicas no tienen las mismas oportunidades que los chicos”.

En el plano deportivo, Las Banyama Banyama dependerán, en gran medida, de la velocidad de sus delanteras para hacer daño a España. “Nos enfrentamos a un gran equipo, una selección africana que está muy bien trabajada. Las hemos analizado y las conocemos mucho. Tienen muchas fortalezas y jugadoras muy rápidas.Thembi Kgatlana puede ser la jugadora más rápida del torneo”, analizó el seleccionador español, Jorge Vilda, en la rueda de prensa previa al encuentro.
Sudáfrica, entrenada por la exjugadora Desiree Ellis, tiene un elenco de jugadoras con mentalidad ofensiva y con la experiencia adquirida jugando al fútbol fuera de su país. Uno de los principales puntos fuertes de Ellis desde que llegó al banquillo para sustituir a la entrenadora holandesa Vera Pauw es la adaptabilidad de sus sistema, gracias a la versatilidad que le otorgan sus extremas. Durante el tiempo que lleva en el cargo ha alternado hasta cinco sistemas diferentes en función del trascurso del juego.

Sin embargo, existe cierto temor en las filas sudafricanas antes de afrontar su partido inaugural contra España. Las Banyama Banyama no han sido capaces de ganar en lo que va de año. Desde que cayeron derrotadas en la final de la Copa de Naciones Africana Femenina, en diciembre de 2018, han sumado un pobre bagaje de seis derrotas y tres empates en nueve partidos. Y su última victoria ante un combinado no africano data de hace más de un año. Una dinámica que esperan cambiar en este Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.


El Barça se recrea con un pim, pam, pum ante el Zaragoza


Barcelona Lassa: Pangos (8), Pau Ribas (3), Claver (8), Singleton (8), Tomic (6) –equipo inicial-; Hanga (12), Blazic (3), Smits (5), Heurtel (8), Pustovyi (6), Oriola (9) y Kuric (25).

Tecnyconta Zaragoza: McCalebb (3), Okoye (5), Barreiro (9), Radovic (6), Justiz (4) –equipo inicial-; Martín (3), Berhanemeskel (8), Santana (4), Seibutis (9), Alocén (0), Fran Vázquez (6) y L. Williams (2).

Parciales: 26-14, 25-12, 24-11 y 26-22.

Árbitros: Conde, Perea y Rial. Señalaron faltas técnicas a Radovic y Oriola.

Palau Blaugrana. 5.679 espectadores. Primer partido de la semifinal de la Liga al mejor de cinco. El Barça domina por 1-0. El segundo, en el Palau, este domingo (21.00).