Orlando Ortega, bronce en los 110m vallas


Berlín se enfrió este viernes, presagio de que todo se pone serio, y el Estado Olímpico se tiñó de una pátina gris. Las nubes, que lo envolvían en un halo místico, anticipaban un trueno. Y sonó el disparo. Empezó su exhibición Shubenkov. Este año habían sido todos y él. Ellos detrás, en comparsa. Él, líder solitario mirando el horizonte de los 12 segundos sin nadie a derecha ni izquierda. Tras su vuelta en 2017 después de que fuera readmitido por la IAAF para competir como atleta neutral, Shubenkov quería recuperar todo lo que se había perdido, los Juegos Olímpicos de Río.

“Ganarlo todo estaría bien”, dijo en su segunda Diamond League del año, en Estocolmo. Ni siquiera veía a Orlando como rival, tan solo miraba de reojo a la bestia jamaicana, Omar McLeod. Llegaron los Mundiales de Londres y Orlando, lastrado por una ruptura muscular y su lesión mal curada en la rodilla, era séptimo, mientras Shubenkov seguía recuperando los sueños perdidos. Plata mundial, recibido como un héroe en Rusia. Le robaba el oro después a Orlando en la final de la Diamond League.

Hoy, el deseo del español era mayor. Después de un año marcado por las dudas, presionado por su propio anhelo de dominar las vallas, por batir su propio récord, los 12,94s de París en 2015, de acercarse al récord mundial. “Busco respuestas pero no las encuentro”, decía al ver que los 13 segundos se le habían convertido en un muro imposible de reventar. Decidió aislarse, reflexionar. “Llegué a apagar el teléfono, necesitaba reflexionar en soledad sobre el por qué estoy aquí”, confesaba redimido en el hotel de Berlín, antes de irse con su padre al Estadio Olímpico a realizar los últimos entrenamientos. “Recordé por qué salí de Cuba. Estoy aquí porque me gusta lo que hago y lo disfruto. Los entrenamientos son lo que me ha acabado de dar tranquilidad”, sonreía.

Orlando recordó cuál era su propósito. Lo decían sus gestos ya en semifinales, Orlando, como un toro, casi se pasa la mitad de las vallas, la adrenalina le movía sola el cuerpo, no se podía contener. Se golpeaba el pecho y su señal, el gesto de ok que siempre hace con los dedos cuando está bien, indicaba que todo estaba en paz en su interior. “Va por ti”, le dijo a su abuela, la velocista de la que heredó sus genes. “Sé que me está mirando allá donde esté”. Ganó su serie en 13,21s, por delante del británico Andrew Pozzi, qué caray… Que se enteren de quién ha venido hoy aquí.

Shubenkov ganó la suya, en 13,24, unas décimas más que Orlando, controlando no gastar de más mientras al segundo, un alemán, se le salían los ojos y se dejaba las tripas para conseguir la clasificación a la final. A Shubenkov que este año bajó tres veces de 13 segundos en menos de un mes, se le veía tranquilo pero no arrogante como semanas atrás, cuando bromeaba contando que su entrenador, al enterarse de que había corrido en 12,99s en Montreuil, le dijo: “pues podías haber ido más rápido…” Hoy se lo veía consciente de que tendría que sacar al tartán azul todo su perfeccionismo, su elegante pasaje de bravura, los finísimos movimientos con los que se desliza sobre las vallas.

En la final se enfrentaban el sonido de la potencia contra la fuerza desbocada de la motivación. En ese duelo creían todos en el estadio. Pero, como recordaba Orlando antes de este campeonato europeo, cada atleta tiene su mundo y después se encuentran en la pista. Hoy, el francés Pascal Martinot-Lagarde, quien menos esperaba proclamarse campeón de Europa en el estadio de Owens y Bolt, metió la cabeza, el cuello y las ganas milímetros imperceptibles por delante del trueno Shubenkov. Y lloró.

 

Las fieras del 4×400 masculino, en la final


El responsable del relevo masculino del 4×400, Toni Puig, ha hecho una apuesta arriesgada en la salida. Ha puesto el primero a Mark Ujakpor, contra la lógica que dicta que el primero y el último deben ser los más rápidos de un relevo: “Hemos decidido ir hoy de menos a más”, aclara Puig. Como la tensión que se vivió cuando Mark Ujapor entregó el testigo en séptimo lugar.

La lógica de que el primero tiene que ser el más rápido la explicaba el mismo Puig en Potsdam: “Es muy importante estar bien colocados en la primera posta y salir primeros del primer cambio cuando se toma la calle libre porque en caso de tener que remontar el esfuerzo se paga al final”.

Así fue. Una remontada hasta el final. Empezó Lucas Búa la progresión, cogió con facilidad la calle libre y entró en el último doscientos como si no hubiera mañana, como el guepardo que se lanza sobre su presa en el momento indicado. “He controlado que no viniera nadie por detrás para no quemarme en los primeros 200 metros y al final lo he dado todo.” La aceleración, el arma con la que el guepardo Búa cazó a dos países. Entraba quinto, pero de repente no vio a Darwin Echeverry: el primer momento inesperado del safari en el que se convirtió el 4×400. “Yo entré a la recta calculando que era cuarto o quinto y cuando miré solo estaba el belga, así que me he tenido que abrir para pasarle el testigo a Darwin”. Búa era quinto pero los jueces lo colocaron séptimo y eso desconcertó a Darwin Echeverry, que lo esperaba en la calle 5. “No entendía nada, de repente me dijeron que me colocara en la calle 7”, confirmaba Echeverry.

Para supuestos como estos se estuvieron preparando siete en Potsdam, a 34 grados, como fieras en el calor africano, ensayando varias maneras de trabajar la técnica, abordando dificultades, como matemáticos, haciendo resolución de problemas. “El 4×400 no es como el 4×100, donde todo es mecanizado. Aquí intentamos resolver y mecanizar los diferentes supuestos para conseguir que la ejecución técnica sea perfecta”, explicaba Toni Puig.

Uno de los más seguros en el cambio de testigo es Samuel García, pero en la selva las amenazas son constantes y Samuel se topó con un muro inesperado al arrancar en la última posta: el italiano Vladimir Aceti. Samuel se estampó contra él. Se le apareció un rinoceronte, parado allí de espaldas. Aceti acabó en el suelo y Samuel, hábil pantera, lo sorteó y siguió a lo suyo, a la caza, que solo quedaba una vuelta. Al preguntarle por el incidente en la zona mixta, el oasis donde las fieras se vuelven mansas y disfrutan del descanso, Samuel casi había borrado aquel recuerdo de su mente, tan concentrado estaba en ese último cuatrocientos. “¿Se cayó? Pues también podía haberse apartado, ¿no?”, respondía el canario, que no entendía muy bien qué hacía el italiano parado allá en el medio. Samuel hizo el trabajo decisivo, se merendó al holandés y entró tercero en meta. Suspiro en las gradas donde estaban en tensión los técnicos españoles, el equipo estaba clasificado por puestos. “En la contrarrecta iba muy seguro”, comenta Samuel. He visto que teníamos el cuarto puesto asegurado y me lancé a pasar al menos a uno intentando gastar la menor energía posible y cuando lo pasé no quise ir a por más. Quizás no hayamos corrido hoy como esperábamos pero estamos dentro y mañana será otra carrera”, cerraba Samu, tocado del isquio por el tropiezo con el rinoceronte y con el cansancio de tres carreras a cuestas.

No fue la carrera que esperaban, porque en Potsdam los siete del relevo habían ensayado para llegar los primeros a coger la calle libre y no meterse en los peligros de la selva. “Si haces bien ese cambio, sales limpio de él y no te metes en líos porque de otra manera puede que te tropieces con la gente, hay mucha oscuridad ahí… Si evitas eso, ganas unas décimas, te colocas, no tienes que remontar y vas a tu ritmo”, explicaba Puig.

Pero en la selva, si hay que remontar se remonta y el ritmo y el tiempo —3m 04s 65— lo marcaron hoy las circunstancias de la carrera. Clasificados por puestos, cumplido el objetivo, este viernes estarán peleando contra el resto de titanes en una final en la que, vaticina Samu, “hay siempre más toques y puede pasar de todo”.

Bélgica, Gran Bretaña y Polonia son los países que, según Puig, más pueden complicar las opciones de medalla de España. “Los polacos preparan el relevo con un cariño especial, y Bélgica, son los actuales campeones del mundo y tienen a los hermanos Borlée. Son rivales durísimos”.

En Google Maps comparte tu ubicación en tiempo real con este útil truco [VIDEO]


Este truco te podría salvarte la vida: imagina que estás en un lugar desconocido, quizá una ciudad nueva a la que acabas de llegar como turista, y necesitas compartir tu ubicación con alguien en tiempo real. ¿Cómo lo harías si no sabes dónde estás exactamente? Felizmente,   Google Maps contempla una aplicación  que te salvará el día.

Para hacer uso de esta herramienta, solo tienes que acceder a la aplicación de Google Map s de tu dispositivo móvil y desplegar el menú de opciones (las tres líneas horizontales ubicadas en la esquina superior izquierda) y seleccionar la opción ‘Comparte tu ubicación’.

A continuación, te aparecerá una solicitud de permiso: “Permite que tus amigos conozcan tu ubicación. Comparte tu ubicación en tiempo real con amigos y familiares. Ellos también pueden compartir su ubicación contigo”. Este mensaje solo saldrá la primera vez que intentas compartir tu ubicación.

Luego de aceptar el permiso, Google Maps ofrece algunas opciones para facilitar y especificar la información que piensas compartir, mediante el uso de un lápiz virtual para añadir anotaciones sobre tu ubicación, recortar el mapa o guardarlo.

Pero como lo que estamos buscando es compartirlo, simplemente accedes a la opción ‘Compartir’, en donde se desplegará una pantalla en la parte inferior para que elijas a través de qué medio deseas enviar tu ubicación: Facebook, Messenger, WhatsApp u otra plataforma de comunicación.

VIDEO | Comparte tu ubicación en tiempo real con Google Maps

(Perú21)

El Real Madrid cede a Theo Hernández a la Real Sociedad


El lateral izquierdo Theo Hernández ha firmado este viernes con la Real Sociedad, equipo con el que jugará cedido por el Real Madrid la próxima temporada. El jugador, que llegó el año pasado a Madrid por 26 millones, ha pasado reconocimiento médico por la mañana y ya viaja hacia Alemania, donde los txuri urdin jugarán este fin de semana sus dos últimos partidos de pretemporada. Esta es la tercera cesión que el club merengue hace este verano, tras la salida de Mateo Kovacic al Chelsea y de Achraf Hakimi al Borussia Dortmund.

El acuerdo entre ambos equipos establece que Theo jugará como cedido una temporada, hasta el 30 de junio de 2019, sin opción de compra, según ha informado el club donostiarra. Tras firmar, el galo se ha dirigido a Zubieta, donde sus nuevos compañeros se han ejercitado esta mañana, y, aunque no ha tenido tiempo de entrenarse con ellos, se ha incorporado a la expedición que viaja hacia Alemania para jugar mañana ante el Stuttgart y el domingo contra el Friburgo.

Theo se incorporó el verano pasado al Real Madrid procedente del Atlético, que a su vez lo había cedido al Deportivo Alavés en el curso 2016-2017. Las buenas sensaciones que dejó con el cuadro vasco en la final de la Copa del Rey le abrieron las puertas del Bernabéu el año pasado. Sin embargo, el pequeño de los hermanos Hernández no ha gozado de excesivas oportunidades de la mano de su compatriota Zinedine Zidane: jugó 23 partidos, 13 de ellos en liga. Su rendimiento estuvo por debajo de las expectativas.

La incorporación de Theo Hernández cubre una de las principales necesidades de la Real Sociedad, que tras la marcha de Yuri Berchiche al PSG no ha contado con un lateral izquierdo que ofrezca similares prestaciones. Se trata de la segunda incorporación de los txuri urdin en este mercado de verano, tras el centrocampista navarro Mikel Merino.

André Gomes y Yerry Mina dejan el Barça por el Everton


El centrocampista portugués André Gomes, llegado al Barcelona en julio de 2016 con unas expectativas enormes y por cuyo traspaso pagó 35 millones al Valencia, y el colombiano Yerry Mina, fichado de urgencia durante el pasado mercado invernal, recalarán en la Premier con el Everton. Ambos pasaron la revisión médica en un hospital de Barcelona, horas antes de que en Inglaterra se cerrara el plazo para los fichajes. Según el comunicado oficial del Barcelona, el club de la Premier paga 30,2 millones más 1,5 en variables por el traspaso de Yerry Mina y 2,2 millones por la cesión de André Gomes, además de hacerse cargo de su ficha anual.

André Gomes, que ha cumplido 25 años hace dos semanas, llegó al club azulgrana con muchas expectativas. Acababa de proclamarse campeón de la Eurocopa con Portugal y era pretendido, entre otros clubes, por la Juve y el Madrid. Había llegado al Valencia dos temporadas antes procedente del Benfica a cambio de 15 millones. En Mestalla disputó 75 partidos y marcó 8 goles. “Si lo hemos fichado es porque es un buen jugador que nos aportará, que también tiene que aprender y tiene un margen de proyección bastante importante”, afirmaron entonces desde la secretaría azulgrana. Sin embargo, su trayectoria con la camiseta azulgrana fue muy gris y el Camp Nou llegó a hacer patente su enfado con él silbándole en algunos partidos.

Tras uno de ellos, contra el Atlético, en marzo, confesó en una entrevista con la revista Panenka que no disfrutaba en el campo y que a veces no se atrevía ni siquiera a salir de casa. “No me siento bien en el campo no estoy disfrutando de lo que puedo hacer. Mis amigos dicen claramente que voy con el freno de mano puesto”, aseguraba. Ernesto Valverde, el vestuario y la directiva le dieron su apoyo. En abril, tras completar un gran partido contra el Leganés en el que fue muy aplaudido, manifestó: “Quiero estar aquí, compartir vestuario con los mejores jugadores del mundo, disfrutar con ellos y hacer disfrutar a los aficionados”.Pero ya no tenía la confianza del técnico y las expectativas se habían difuminado. Por eso vuela a Liverpool.

Yerry Mina (Guachené, Colombia; 23 años), antes de pisar el césped del Camp Nou, se desabrochó las botas y se sacó las medias para pasear por el tapete con los pies desnudos. Una extravagancia de lo más inusual en un fichaje del Barcelona, equipo universal donde todo movimiento se analiza con lupa. “Mi mamá es muy apegada a Dios y yo también”, reveló; “y un versículo del testamento explica: ‘Todo lugar donde pise la planta de vuestro pie será vuestro”. Se entendió la excentricidad como una nota de alegría que el jugador aderezó con algún que otro baile y que incluso con el paso de los días contagió a sus compañeros en el camerino como también lo hizo con la selección colombiana durante el Mundial, donde firmó tres goles y los festejó junto a sus compañeros bajo las notas de la ya popular salsa choke. Pero con la camiseta del Barça apenas danzó, suplente por definición, por lo que ahora abraza a la Premier y a Everton, que pagará unos 30 millones por el central tras imponerse en la subasta al Manchester Untided. Un negocio redondo en lo económico, por más que saliera rana en lo deportivo.

Hace dos cursos, el director deportivo Pep Segura –por entonces era el secretario técnico del fútbol formativo profesional-, observó que en el filial no había centrales con futuro y tampoco había juveniles que pujaran con fuerza por el puesto, por lo que decidió fichar fuera lo que, entendía, no se producía en La Masia. Lo encontró en Brasil. Quería zagueros de físico que tuvieran buena relación con el balón y por eso se decidió por Marlon (Fluminense), que llegó a préstamo con opción de compra por cinco millones, y por Mina, que se desempeñaba en el Palmeiras y que cifró el traspaso en nueve millones. El primero se fue al Barça B y tras un periodo de ostracismo, hasta el punto que desde el club le hicieron ver al técnico Gerard López que si no le daba la oportunidad nunca sabrían si valdría, se ganó la titularidad y cierto nombre en el fútbol porque lo fichó el Niza, de la Ligue 1 y ahora son varios los equipos que lo pretenden, toda vez que no tiene sitio con Valverde. Con el segundo, nada salió bien menos la venta, que es extraordinaria.

Una vez acordado el fichaje por el Barça, hace ya dos años, Yerry le pidió al club que le dejaran formarse en el Palmeiras antes que en el filial azulgrana. Petición que aceptó la entidad para sellar, en teoría para esta pretemporada, el traspaso en nueve millones. Pero todo se precipitó porque Mascherano decidió quitarse la camiseta del Barça en navidades, hastiado de dar con sus huesos en el banquillo por la eficiencia de Piqué y Umtiti. “El área deportiva –entonces encabezada por Robert Fernández- no valoró a más jugadores que a Yerry porque estaba muy contenta con el rendimiento de Vermaelen y señalaba que no era necesario un nuevo gasto para los cinco meses que restaban de competición”, desvelan desde las oficinas del Camp Nou. Por lo que el club desembolsó tres millones más y aceleró el viaje de Yerry al Barcelona. “¿Si ya estaba fichado, cómo se justificaría el gasto en otro central?”, persisten desde la ciudad deportiva. Y llegó el colombiano, por más que Valverde advirtiera que no le convencía.

No fueron vacías las palabras de Valverde porque cumplió con su amenaza, toda vez que Mina participó únicamente en seis encuentros (cinco de Liga; uno de Copa), repartidos en 377 minutos y con un gol frente al Villarreal que bailó con su habitual júbilo. Lo que no quita que el jugador se ganara el cariño del vestuario porque siempre puso buena cara al mal tiempo y trató de adaptarse a las costumbres del vestuario, como jugarse dinero contra Messi y Luis Suárez en lanzamientos de falta. “Cuando me di cuenta, me estaban quitando 50 euros todos los días”, reveló hace unas semanas el futbolista. Pero es en el apartado económico donde nunca perdió el jugador –el Everton le paga más de los 3,7 millones brutos que le daba el Barça- como tampoco lo ha hecho el Barça, que ha firmado el traspaso del futbolista por algo más de 30 millones. “Lo que demuestra que era un buen fichaje, aunque quizá no para lo que requería el Barça”, reivindican desde el club. Yerry y su salsa choke abrazan ahora a la Premier.

Detenido el exciclista Jan Ullrich por agredir a una prostituta


El exciclista alemán Jan Ullrich ha sido detenido este viernes de madrugada en un hotel de lujo de Fráncfort tras agredir a una prostituta, según ha informado la policía. El ganador del Tour de Francia en 1997 estaba “bajo los efectos del alcohol y de las drogas” en el momento de su arresto.

Ullrich supuestamente maltrató a la mujer después de haber mantenido relaciones sexuales con ella, según el diario Bild. Este es el segundo caso de agresión protagonizado por el excampeón alemán, ya que el pasado viernes fue detenido en Mallorca tras ser acusado de allanamiento de domicilio y amenazas al actor y director de cine Til Schweiger. En esta otra ocasión, Ullrich fue arrestado por agentes de la Policía Nacional tras haber saltado la valla de la casa del intérprete y presuntamente haberle amenazado, según informaron entonces fuentes de este cuerpo policial. El exdeportista y el actor son vecinos y residen este verano en dos viviendas de campo en la zona de Establiments, en el municipio de Palma.

El exciclista quedó en libertad al día siguiente, por decisión del juzgado de guardia de Palma de Mallorca encargado del caso. El juez dictó una orden de alejamiento de Schweiger. Después, según informan medios locales, abandonó Mallorca y regresó a Alemania para someterse a una terapia.

Ullrich es el único alemán que ha ganado un Tour de Francia, pero su carrera quedó salpicada por el escándalo de dopaje masivo revelado en la llamada Operación Puerto. Esta investigación de la Guardia Civil contra la clínica de sangre de Eufemiano Fuentes acabó con su carrera como ciclista —se retiró en 2006—.

¡Persecución bovina! Vacas ayudaron a Policía de Florida a capturar ladrona de autos [VIDEO]


Muchos usuarios de YouTube quedaron asombrados tras ver el video de una persecución policial ocurrida en el condado de Seminole, Florida (Estados Unidos). Tal como señalaron varios medios locales, esta acción contó con el inesperado ‘apoyo’ de unas vacas.

Todo empezó con un reporte que llegó a la Policía sobre el robo de un auto hecho por una mujer. Fue así que un grupo de agentes empezó su búsqueda para capturarla. El clip de YouTube, grabado desde un helicóptero, mostró cómo ella estrelló el vehículo cuando trataba de escapar.

Esto obligó a la delincuente a abandonar la unidad para seguir huyendo a pie. Sin darse cuenta, como se ve en YouTube, se internó en un terreno ocupado por varias vacas.

Los bovinos, al percatarse de su presencia, comenzaron a perseguirla de un lado a otro. En algunos tramos, según se muestra en YouTube, los animales se aproximaron a la fugitiva, asustándola.

“Parece que pueden atacarla. Continúen hacia el sudeste. Ya está bastante lejos en el campo. Si ven a un gran grupo de vacas, literalmente la están siguiendo y dando caza”, se le escucha mencionar al piloto de la nave en el clip de YouTube.

Al final, la mujer fue atrapada por las autoridades. En sus redes, la Policía indicó que las vacas prestaron una “gran asistencia” en la persecución más célebre de estos días en YouTube.

Nadal sufre para eliminar a Wawrinka y se cita con Cilic


El tenista español Rafa Nadal, número uno del mundo, ha logrado este viernes el pase a cuartos de final del torneo de Toronto (Canadá), sexto Masters 1.000 de la temporada, al vencer en un igualado duelo al suizo Stan Wawrinka por 7-5, 7-6(4). Su rival en la siguiente ronda será el croata Marin Cilic.

El de Manacor ha resistido a las embestidas del helvético, perdido en el puesto 195 del ranking ATP lastrado por los problemas de rodilla que le obligaron a someterse a dos operaciones hace un año. De hecho, Wawrinka ha dispuesto de una ventaja de 0-40 en el 4-4 del primer set que el español ha tenido que neutralizar.

Nadal ha desaprovechado también dos ocasiones de break y todo se ha encaminado hacia el tie-break. Luego, tras un tiempo de parón por lluvia, el español ha sellado el parcial al resto en el duodécimo juego, después de más de una hora de partido.

La segunda manga ha comenzado también de buena manera para la primera raqueta mundial, que se ha adelantado 2-0, aunque Wawrinka le ha devuelto el quiebre. El suizo ha encadenado entonces tres tiros ganadores de revés que han marcado su remontada de cuatro juegos consecutivos ganados, con saque para ganar en el 5-4.

No lo ha permitido Nadal, que ha roto su servicio y forzado una muerte súbita en la que le han bastado dos mini-breaks para poner fin al encuentro después de dos horas y ocho minutos de juego. Ahora, le espera en cuartos el croata Marin Cilic, que derrotó sin problemas al argentino Diego Schwartzman (6-3, 6-2). El cara a cara entre ambos está a favor del español (5-2).

“Fue un gran partido, es una victoria muy positiva contra un duro oponente, de quien me alegra que esté volviendo a jugar a un gran nivel de tenis. Hubo muy buena calidad de tenis esta noche. Estoy muy complacido con el resultado. Me ayuda en la confianza y estoy muy feliz de estar en cuartos de final”, ha señalado Nadal tras el partido.

Mientras, el serbio Novak Djokovic ha quedado eliminado después de verse sorprendido por el griego Stefanos Tsitsipas (6-3, 6-7(5), 6-3), de 19 años y que se dio a conocer en el panorama internacional al jugar ante el balear la pasada final del Barcelona Open Banc Sabadell – Trofeo Conde de Godó.

El milagro del empeño de Sergio Fernández en la final de 400m vallas


Hace apenas un mes y medio, Sergio Fernández era una duda, una duda tan enorme como su cuerpo alto y fuerte, pero menor que su voluntad, que pudo con todo. Un atleta que salía de una lesión grave, un isquio desgarrado, el músculo del velocista y el saltador, seis meses sin correr, un año, desde los Juegos de Río, sin sentirse en plenitud. “Intentaré hacer algo aún”, dice a finales de junio. “No sé, cualquier cosa para demostrarme que sigo siendo atleta, pero ya pienso en 2019…”

Un salto adelante, 12 entrenamientos de series de velocidad, cuatro carreras de 400m vallas, a cual mejor pese a la forma cogida con alfileres y un milagro. Dos años después de ganar una medalla de plata en Amsterdam que anunciaba ya su grandeza, Sergio Fernández vuelve a disputar la final de un Campeonato de Europa. “Estar aquí es un triunfo de mi empeño”, dice un día antes. “Si no me pongo pesado no llego a estar aquí”. En la final, por la calle 2, el triunfo fue el del talento, el milagro de su clase. Termina séptimo, lejos de los cracks que se disputan la primacía mundial, pero lo hace bajando de 49s, la barrera que superó por primera vez en Río (48,87s, récord de España). Todo un símbolo generado por dos centésimas (48,98s). Y, pese a eso, y tal es su carácter, Sergio Fernández mostró su frustración. “No estoy satisfecho. No he dado la talla. Estos son unos campeonatos y aquí se viene a ganar”, dijo. “El único consuelo es que he vuelto a correr. Y eso sí lo he disfrutado”.

Por delante, la victoria se la disputan el turco Yasmani Copello y el noruego Karsten Warholm, el campeón del mundo cuyo grito en la noche lluviosa de Londres hace un año se convirtió en la imagen más tangible de la sorpresa y la emoción insuperables. Ganó Warholm, de 22 años, quien por una centésima (47,64s) batió su anterior mejor marca, y el récord europeo sub 23. Es el año de los 400m vallas, el año de las revelaciones mundiales de Abderramán Samba, el mauritano de 22 años que corre por Qatar y que se ha convertido en el segundo atleta que baja de los 47s en la distancia (46,98s, lo que nunca logró el mito, Edwin Moses), y promete duelos únicos con el norteamericano Rai Benjamin (47,02s), de 21.

El fenómeno noruego Warholm (“un zumbado”, dicen de él los cuatrocentistas clásicos) se ha propuesto entrar en la pelea con ambos, no sin antes convertirse en el rey de los Europeos. En busca de un doblete insólito que ha obligado a trastocar todo el programa de Berlín, el viernes será uno de los principales rivales de Óscar Husillos en la final de 400m, su cuarto 400m en cuatro días. Llega con una mejor marca (44,87s) ligeramente inferior a los 44,73s del palentino, pero llega convencido de que tiene una misión. Y animado por su propia locura, que no le asusta.

La Premier llena las arcas de la Liga


Una ola de calor inusual ha generado un verano extraño en Inglaterra. Con las temperaturas ahora algo más cerca de lo habitual en tierras británicas, el mercado de fichajes de la Premier ha sufrido también una novedosa modificación, acorde a lo acontecido en lo climatológico, en un país que suele respetar mucho sus tradiciones. Solo para contrataciones, el mercado de fichajes de la Premier quedó cerrado ayer a las seis de la tarde hora española, justo un día antes del comienzo de la competición. Así lo decidieron los clubes ingleses en septiembre de 2017 para evitar las modificaciones en las plantillas con el curso ya iniciado. La propia FIFA dio el visto bueno a la novedosa variación. Lo que no ha cambiado, hasta el punto de convertirse en una constante, es el negocio que los clubes españoles han encontrado en la Premier League y su poderosa fuerza económica. Un verano más, la Liga española es la que más operaciones ha efectuado con la Premier de las grandes ligas europeas (19 entre compras y préstamos).

Con la operación del portero Kepa en la cúspide, tras abonar el Chelsea al Athletic la cláusula de rescisión de 80 millones de euros, la competición española ha vuelto ser la gran protagonista del mercado inglés. En un día de cierre frenético, el Barcelona vendió a Yerri Mina al Everton por 30 millones de euros y cedió a André Gomes también al equipo de Liverpool. En una escala menor, el bético Camarasa se iba cedido al Cardiff; Sergio Rico, portero del Sevilla, hacía lo propio con el Fulham y Montoya, del Valencia, fichaba por el Brighton. En días anteriores, el Bournemouth había regado de millones al Levante pagando la cláusula de rescisión del centrocampista colombiano Lerma (28 millones de euros). Incluso Godín pudo formar parte de este éxodo al estar decidido el Manchester United a pagar los 20 millones que valía su libertad y ofrecerle nueve millones de euros por tres temporadas.

El trasvase de dinero de la Premier a las arcas de los clubes españoles ronda los 208 millones de euros. El más beneficiado, sin duda, el Athletic, que recibe 80 por un portero de indudable futuro, pero con más partidos en la élite en Segunda División que en Primera.

Los datos dicen que Liga se ha convertido en el gran vivero de la Premier en la última década. Desde 2008, en siete de 10 mercados de verano, el fútbol español ha copado el mayor número de operaciones de traspaso de futbolistas. Robinho, Yaya Touré, David Silva, Agüero, Mata, De Gea, Cazorla, Özil, Soldado, Negredo, Jesús Navas, Di Maria, Alexis Sánchez, Diego Costa, Otamendi, Pedro, Mustafi, Morata y Laporte fueron los movimientos más importantes de esta gran pasarela que ha permitido a los clubes españoles ingresar en torno a 1.546 millones de euros, según datos de la web especializada transfermarkt.es.

El efecto del Mundial 2010

Curiosamente, el refuerzo de la Premier con jugadores de la Liga no ha alterado el dominio de los clubes españoles en Europa. Solo el Chelsea, en la última década (2012), ha sido capaz de ganar la Liga de Campeones, con cuatro triunfos del Madrid, tres del Barcelona, uno del Bayern y otro del Inter. “El triunfo de España en el Mundial de 2010 y la consolidación de un estilo de juego de toque muy atractivo llamaron la atención de los clubes ingleses”, afirma Kenneth Asquez, intermediario y agente de Gibraltar que lleva 20 años trabajando en ambos mercados y también el de Portugal. “España ofrece juventud, buenos jugadores y talento. Además, presenta unas buenas condiciones de comunicaciones, clima y cercanía para realizar tareas de seguimiento. Los ojeadores de los clubes ingleses prefieren viajar antes a España que a Croacia, por ejemplo, un país con un enorme talento en cuanto a jugadores pero que no llama la atención como España”, prosigue Asquez, que ha cerrado la operación de Lucas Pérez al West Ham.

“España ve en la Premier una especie de cash cow [producto muy rentable]”. Una especie de negocio continuado según palabras de Gary Neville, exfutbolista internacional inglés y entrenador del Valencia entre diciembre de 2015 y marzo de 2016. Una gallina de los huevos de oro muy rentable tanto para la aristocracia de la Liga como para equipos como el Sevilla, el Athletic Club o el Valencia, que han recibido una millonada de la Premier en los últimos años. Una tónica, por cierto, rota este verano por el Tottenham. El único club que no ha comprado ni vendido un jugador en Inglaterra desde 2003.

Cazorla: “Doy las gracias al Villarreal por haber sentido su apoyo y abrirme las puertas de nuevo”


Siete veranos atrás, Santi Cazorla se vio obligado a dejar el Villarreal por las deudas contraídas por el club de Roig tras temporadas de vino y rosas, de fichajes estelares como Riquelme y Forlán, de quedarse a las puertas de disputar una final de Champions. Por 20 millones de euros Fernando Roig, a su pesar, se deshizo de su futbolista franquicia que puso rumbo a Málaga y un año después a Londres para proseguir su carrera en el Arsenal durante los seis siguientes cursos, de los cuales, los dos últimos, los ha pasado prácticamente inéditos por una lesión menor que se complicó al entrar al quirófano y que derivó en una infección y una sucesión de intervenciones quirúrgicas, hasta ocho, que a punto estuvieron de dejarlo inválido.

Hoy Cazorla vuelve a sentirse futbolista y lo hace de nuevo en el club que le dio la oportunidad de terminar de formarse y convertirse en futbolista de élite. “Cuando me fui siempre supe que volvería”, desveló Cazorla en su nueva presentación en la que fue y es su casa, ante su gente, en el Estadio de La cerámica, antes El Madrigal, como le recordó Roig cuando tomó la palabra ante 4.500 aficionados que llenaron la tribuna baja del estadio amarillo para ver de nuevo de cerca el regreso del ídolo.

Vuelve la magia fue el lema de la puesta de escena de Cazorla con el mago Yunke como maestro de ceremonias, que hizo aparecer de la nada al centrocampista asturiano en una cápsula de cristal con un truco ilusionista. Casi dos años de trabajo en silencio, de amargura, de tratamientos, de dudas, lejos de la familia, para regresar a un terreno de juego, donde se siente feliz. “Solo por este momento ya ha valido la pena tanto sufrimiento”, se sinceró Cazorla en el atril frente a la tribuna de La Cerámica, con la presencia de sus dos hijos, emocionado. Emoción compartida por Roig que no pudo disimular su felicidad al ver de nuevo de amarillo a un jugador carismático, a una persona querida y admirada por todos. “Esta es la presentación más especial para mí”, reconoció el presidente. “Son muchas sensaciones y recuerdos. Ojalá siga haciendo cosas bonitas como hice en el pasado”, se sinceró Cazorla.

Desde que comenzó el calvario de las lesiones, el Villarreal siempre se interesó por su estado y, cuando Cazorla expresó su deseo de retomar su carrera, el club castellonense se puso a su entera disposición. Sin presión alguna, asumiendo el riesgo de que la ambición del internacional tan solo fuese una quimera, una utopía. “Doy las gracias al Villarreal, ya no solo por abrirme las puertas cuando tenía 18 años, sino por haber sentido su apoyo en estos momentos tan difíciles y abrirme las puertas de nuevo”, reiteró el doble campeón de Europa con la selección española.

La pretemporada a las órdenes de Calleja evidencian la recuperación y el nivel óptimo de Cazorla. Su calidad es innata. Un año atrás, un médico inglés le dijo al centrocampista asturiano que su objetivo debía ser intentar llevar una vida normal, que se olvidara del fútbol. Ante tales augurios pesimistas, Cazorla se rebeló contra infortunio, no se resignó. A sus 33 años se siente con fuerzas para seguir desplegando su dulce juego por los estadios de la Liga y de Europa. “Espero que se retire aquí dentro de unos años”, vaticinó Roig.

El camino ya está marcado para Cazorla, que entiende que aún le queda mucho por recorrer. A qué nivel regresa es una incógnita que el tiempo desvelará. “Tengo que disfrutar del momento. Pero soy exigente y quiero seguir mejorando. Aún tengo dolores y quiero quitarlos y estar mejor. Creo que puedo mejorar el nivel de cara el futuro”, entiende Cazorla, que no quiso olvidarse de los que le han ayudado a volver, entre ellos el doctor vitoriano Mikel Sánchez y a todo su equipo médico, así como al Alavés, que le cedió sus instalaciones. El fútbol está de enhorabuena. Cazorla está de vuelta.

La Premier busca quien responda al Manchester City


Hay quien alude a una pérdida de la esencia, a que ya no estamos ante aquel pasatiempo del pueblo, el deporte de caballeros jugador por villanos. Global y gigante como ninguna, la Premier League regresa tras rebajar en algo menos de 300 millones de euros el tope de gasto marcado el verano pasado en 1.615 millones. Puede haber influido que por primera vez el cierre del mercado de fichajes se haya fijado justo antes de que comience del campeonato y se eviten así las compras de urgencia tras malos resultados iniciales. Porque el dinero fluye y seguirá haciéndolo debido a que lo que no descienden son las cifras por las que se pactan los derechos de televisión. Y ahí llegan nuevos actores: Amazon, el gigante del comercio en línea, emitirá a partir de 2019 partidos de la competición. Mientras tanto rodará el balón con la expectativa de que lo haga con mayores emociones que la campaña anterior, cuando por primera vez un equipo, el Manchester City, llegó a los 100 puntos y logró una ventaja final de 19 sobre el segundo clasificado. En tres de las cuatro últimas temporadas los seis primeros de la tabla fueron los mismos, los dos equipos de Manchester, Liverpool, Tottenham, Arsenal y Chelsea. Y de nuevo no se atisban alternativas a esas alturas.

El favorito es el Manchester City porque no solo ofrece síntomas de madurez sino que apuesta por el valor de la continuidad mientras casi todos los rivales que le pueden discutir el título están en dudas o en obras. La superioridad con la que el City desmontó al Chelsea en la Community Shield alerta sobre el potencial de un equipo que no pudo contar, por ejemplo, con sus dos interiores titulares de la pasada campaña, David Silva y Kevin de Bruyne. “La actuación de Bernardo Silva fue una obra maestra. Es inteligente, listo, luchador, un competidor”, glosó Pep Guardiola, que también cuenta con la aportación de Phil Foden, emblema del emergente talento inglés. “Ya está listo para la Premier”, dice el técnico sobre el futbolista nacido en el año 2000. El City se ajusta y agrega nuevos engranajes sin necesidad de fichar más que a Riyad Mahrez, nada menos que el mejor jugador de la liga hace dos años. Y nadie duda de que, en la búsqueda incesante de la excelencia por parte de su entrenador, evolucionará todavía más.

Fichajes más costosos

El meta vasco Kepa Arrizabalaga lidera el listado de inversiones en fichajes de los equipos de la Premier League. Con todo, es la única de las transacciones de este verano que figura entre las diez primeras de la historia de la competición.

1. Kepa Arrizabalaga (Chelsea). 80 millones de euros

2. Mahrez (Manchester City). 67,8 millones de euros

3. Alisson (Liverpool). 62,5 millones de euros

4. Naby Keita (Liverpool). 60 millones de euros

5. Fred (Manchester United). 59 millones de euros

6. Jorginho (Chelsea). 57 millones de euros

7. Fabinho (Liverpool). 45 millones de euros

8. Richarlison (Everton). 39 millones de euros

9. Anderson (West Ham). 38 millones de euros

10. Yerry Mina (Everton). 30,2 millones de euros.

Deberá hacerlo el City por ejemplo para superar sus problemas cuando se enfrenta al Liverpool, que le derrotó tres veces la temporada pasada, dos de ellas en las semifinales de la Liga de Campeones. En Anfield apenas han festejado una Copa de la Liga en los últimos doce años y no ganan el torneo de la regularidad desde 1990. Creen que ha llegado el momento y por eso gastaron este verano 182 millones de euros en cuatro futbolistas que alimentan sus debilidades. La primera obviamente se identifica en la portería, donde llega Alisson, el titular de la selección brasileña. Fabinho y Keita le dan vigor en mediocampo a la presión que patrocina Jürgen Klopp, que buscó también en Shaqiri una alternativa a su lujoso trío de delanteros, Firmino, Salah y Mané, autores de 57 goles la pasada campaña. “Tenemos que lograr que todo encaje y lograr más continuidad. Hacer lo que hacemos en nuestros mejores días con mayor frecuencia”, demanda el estratega alemán. Sabe que tiene un antídoto contra el City, pero que el año pasado se quedó a 25 puntos de ellos porque tropezó en casa contra Burnley, West Bromwich o Stoke o perdió en Swansea.

Un escalón más atrás semeja el Manchester United, en plena tormenta veraniega por una pretemporada sin sus mejores piezas. Este viernes abre el campeonato en Old Trafford contra el Leicester (21 horas, televisado en España a través de Movistar Liga de Campeones) y a ese partido llegarán Pogba, Lingard, Fellaini y Young con apenas cuatro entrenamientos. No muchos más tienen Lukaku o el galo Martial, que además aún puede salir del equipo. Hay urgencias porque el United ha ganado la mitad de las 26 ediciones disputadas desde la fundación de la Premier League, pero lleva cinco ejercicios de abstinencia y en ese tiempo hizo un gasto en fichajes que frisa los 900 millones de euros. A Mourinho le han cerrado el grifo y apenas le llegaron este verano el centrocampista brasileño Fred y el novel lateral diestro luso Dalot. Quería al menos un central. Alderweireld, Maguire, Boateng, Godín… al final seguirá con lo que tiene, así que en los albores del campeonato Mourinho reivindica el valor de quedar segundo. “Los medios de comunicación transmiten que ser subcampeón es como haber descendido. Yo gané ocho ligas, tres veces la Premier, pero la temporada pasada fue de las mejores mías en como mejoré el fútbol de un equipo”, sostiene. Las apuestas le sitúan este año en la tercera plaza.

Aspirantes londinenses

Unai Emery saluda a Maurizio Sarri, entrenador del Chelsea, durante un partido de pretemporada. Getty Images

La respuesta londinense la enarbolan Tottenham, Arsenal y Chelsea mientras se aguarda el crecimiento del West Ham, al que llega Manuel Pellegrini para aportar método y cordura a su músculo financiero. Los Spurs rompieron su contención salarial con la renovación de Harry Kane, que firmó un compromiso por seis temporadas y dobló el estricto tope de 100.000 libras semanales que mantenía una entidad que estrenará estadio, un futurista coliseo que disparó costes más allá de los mil millones de euros, más del doble de lo previsto. Pochettino pidió valentía en el mercado, pero no le han encontrado refuerzos y deberá activar fondo de armario como el que le aportan Trippier, Sissoko, Lucas Moura o Llorente.

A Chelsea y Arsenal la temporada les llega en plena reconstrucción, con dos nuevos técnicos al mando y sin disputar Liga de Campeones. El italiano Sarri llega a Stamford Bridge con la primera idea de desmontar la zaga de tres centrales y construir más en mediocampo. Para ello se lleva consigo a Jorginho, un pretoriano de Nápoles, y agrega a Kovacic. Kanté es indiscutible y se atisban dificultades para que Fàbregas mantenga en el equipo el rol que tanto le costó ganar bajo el mando de Conte. Hay dudas respecto al gol y la aportación de Morata y Giroud al respecto. A la casa de los gunners llega Unai Emery para pilotar la transición después de un cuarto de siglo con Arsene Wenger a los mandos. Han reforzado la zaga, perpétuo problema y más con Koscielny de baja hasta año nuevo. Mesut Özil parte con galones y enfocado solo al equipo tras anunciar su retirada de la selección alemana. El estreno es exigente, con el City en el Emirates este domingo y una visita seis días después a casa del Chelsea.

El resto de equipos parten varios cuerpos por detrás. La mayoría no evitará mirar en algún momento hacia los puestos de retaguardia. Reforzado con diez nuevos futbolistas, debe emerger el West Ham si logra al fin hacerse a su nueva realidad en el estadio olímpico. Manuel Pellegrini le dará una vuelta al equipo con las incorporaciones de atacantes como Anderson, Yarmolenko o Lucas Pérez, el músculo del central senegalés Issa Diop y el redivivo talento del genial Jack Wilshere. Y sufrirá el Newcastle, yugulado en lo económico porque su propietario Mike Ashley no cierra la venta del equipo y tampoco invierte en él con determinación ante la creciente desesperanza de Rafa Benítez. El técnico madrileño iniciará su décima campaña en el fútbol inglés. Hace 14 años fue un pionero, el primer español en dirigir en esa liga. Ahora son cuatro los que lo hacen (Pep Guardiola, Unai Emery y Javi Gracia además de Benítez), tantos como ingleses. La Premier actual no tiene mucho que ver con la que echó a andar en 1992. Entonces apenas alistaba a 52 futbolistas que ni fuesen británicos irlandeses, entre ellos un único español, Nayim. Hoy son mayoría, en torno al 65 por ciento, los extranjeros y el país más representado es España, con 36 futbolistas. La Premier se ha convertido en un evento planetario, evoluciona, pero todavía guarda un punto de escepticismo ante ciertas cuestiones: este año no se aplicará el videoarbitraje. Los clubs prefieren que el sistema se siga mejorando antes de aplicarlo.

Martín Vizcarra recibe aplausos en su caminata y le gritan que "cierre el Congreso" [VIDEO]


Baño de popularidad. La ciudadanía le sonríe al presidente Martín Vizcarra tras su mensaje a la Nación del último 28 de julio, incluso incrementó 10 puntos de popularidad según la encuesta de Datum publicada por este diario. 

Esta tarde, el mandatario decidió ir a pie al Congreso para entregar tres proyectos de reforma política. En el camino, varios ciudadanos lo saludaron y aplaudieron, otros le gritaron a viva voz: “Cierre el Congreso”. 

En todo momento el mandatario sonreía y respondía el saludo de los transeúntes, junto al presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, quien lo acompañó hasta la sede del legislativo.  

Al llegar al Congreso, el mandatario y el primer ministro, César Villanueva, fue recibido por algunos congresistas oficialistas como Gilbert Violeta, Jorge Melendez y Mercedes Aráoz. Unos pasos más adelante, le dio la bienvenida Daniel Salaverry.

Martín Vizcarra recibió aplausos en su camino al Congreso. (Canal N)

Corta renta para el Sevilla


La competición oficial no permite ni un respiro. Ni aunque se trate de una previa de la Liga Europa. Ni aunque exista una distancia sideral entre el Sevilla y el Zalgiris. Eso hay que demostrarlo en el campo. El conjunto andaluz solo pudo derrotar por un gol al equipo lituano y ahora se jugará el pase a la siguiente ronda de la Liga Europa en Lituania el próximo jueves y en un campo de hierba artificial. El Sevilla no pudo encarrilar la eliminatoria porque falló una enormidad de goles y porque su entrenador, Pablo Machín, diseñó una alineación bastante rara, más pendiente de la final de la Supercopa de España que de la competición europea. En esta ocasión no hubo rastro del nuevo modelo de juego que el soriano quiere implantar en el Sevilla. Posiblemente porque con futbolistas como Nolito y Ganso eso es imposible.




3-4-2-1


1 goles

Gol



Cambio

Sale Ganso

Banega


Cambio

Sale Luis Muriel

Pejiño


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Mamadou Mbodj


Cambio

Sale Venelin Filipov

Liviu Antal


Cambio

Sale Domantas Simkus

Jeremy Manzorro


Cambio

Sale Serge Nyuiadzi

Saulius Mikoliunas


Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla

Simkovic



Zalgiris Vilnius

4-4-1-1

Después de un primer acto aceptable, el Sevilla realizó un segundo tiempo muy flojo, donde acusó una enorme falta de velocidad, intensidad y eficacia. Una segunda parte que invita a la reflexión por la escasez de fuerza de un equipo sin mordiente, bastante plano en ataque y con concesiones en defensa. Además, perdió el control en el centro del campo. El modesto Zalgiris gozó de una clarísima ocasión de Antal que Vaclik salvó bajo palos. No llegó el segundo tanto porque el Sevilla fue irreconocible, con un ritmo tan lento como preocupante, sin claridad de ideas para desmontar el básico entramado defensivo de un Zalgiris que sigue vivo en la eliminatoria y puede complicar mucho las cosas en el choque de vuelta.

Lo mejor del Sevilla llegó en la primera mitad, donde el conjunto andaluz pasó por encima del lituano en un primer tiempo de claro dominio. El meta Bartkus salvó a los suyos de una goleada. Sin embargo, bastó un minuto de desconexión para que llegaran los problemas. Fue al filo del descanso, cuando Simkovic y Ogana gozaron de dos claras ocasiones para hacer el empate a uno después de que Banega marcara un golazo de falta. Es la enseñanza del fútbol oficial, que penaliza el cúmulo de ocasiones erradas por los sevillistas. Antes, no había encarado mal su segunda previa europea el conjunto andaluz. Debutó Aleix Vidal, Amadou se movió bien y hasta Machín hizo el once inicial pensado en la final de la Supercopa de España del próximo domingo ante el Barcelona. El problema fue la ausencia de eficacia. Hubo ganas y juego, pero faltó definición. Ben Yedder y Nolito rozaron el gol en una gran cantidad de ocasiones, pero no lo encontraron. Incluso el colegiado no vio un claro penalti de Mbodj a los 20 minutos. El Zalgiris, un crisol de nacionalidades, con un juego sin maldad, no escapó de la calidad de Banega, que marcó después de un gran lanzamiento de falta.

El problema llegó luego. La desconexión apareció un minuto antes del descanso, con la citada doble ocasión de los lituanos. Más tarde, el Sevilla se paró, sin capacidad para jugar con ritmo, sin presión ni entrada por las bandas, con muchos jugadores apagados y sin conocerse bien en una alineación extraña de Machín. Lento y desesperante, el equipo llegó a levantar las iras de la afición para complicarse su futuro europeo cuando nadie lo esperaba. Falló la eficacia en la primera mitad salvo en el golazo de Banega y luego no hubo fútbol.

Bruno Hortelano se queda a un suspiro del podio en los 200 metros


Fue un rayo, un suspiro. Todo en poco más de 20s, los que devolvieron a Bruno Hortelano, embarcado en un viaje por los lugares en los que todos los anhelos se convierten en reales, a la dura tierra real. Pagó el precio de su ilusión desbordada.

Sale como un rayo de los tacos. En 147 milésimas, casi simultáneo al disparo, sale despedido como por un muelle sin límites y se pone a pleno régimen. Sale magnífico de la curva, del arco de ballesta tan amplio y azul en el Estadio Olímpico de Usain Bolt, un homenaje al mito, y en la recta ya no puede más. Mantiene el duelo con Ramil Guliyev, el rival, unos metros, y sucumbe. El tractor azerbaiyano ajustado en Turquía corre demoledor. No conoce los límites. Los obstáculos. Todo lo arrasa. Corre más rápido que en la final del Mundial en la que pudo con los mejores, con el fenomenal Van Niekerk, con el espléndido Makwala. Pero Hortelano, que conoce, que cree en él, en el poder ilimitado de la voluntad, le mantiene el pulso. Y el cuerpo dice basta.

Y el agotamiento, el ir más allá de lo que su corazón puede, de la velocidad con la que su sistema nervioso puede contraer sus músculos, le deja a merced del inglés Nethaneel Mitchell-Blake y del suizo Alex Wilson, que le alcanzan y también le devoran. Sin remordimientos. Son 10 metros en los que Hortelano, aún movido por un deseo no correspondido, es superado por ambos. Y aun así, se niega a rendirse. Su pecho cruza la línea una centésima más tarde que ambos, a los que solo seis milésimas separan a favor del británico, pero es tal la fuerza descontrolada que mueve a Hortelano, tal su impulso, el élan vital que busca en la victoria, que se tropieza y cae, y da una voltereta dolorosa. Su aterrizaje.

Con un viento a favor de 0,9 m/s, Hortelano ha corrido los 200m en 20,05s, la mejor marca de su vida exceptuando los 20,04s de los campeonatos nacionales en Getafe que figuran como récord nacional. Ha corrido como nunca, como no pensó que volvería a correr después del accidente en el que por poco pierde una mano. El guante negro, su metrónomo, se dejó llevar, se aceleró en exceso, y le hizo perder el ritmo de la partitura que tan bien interpretó en las semifinales. Las grandes ligas están aún lejos de Hortelano, la barrera de los 20s que se niega a caer. Su entrenador, su gente, recuerda que en los Juegos de Río, cuando corrió en 20,12s en series, no pudo repetir cronómetro en semifinales porque su cuerpo aún no estaba acostumbrado a tal velocidad. Su cuerpo debía asimilar y repetir varias veces antes de volver a doblarse más rápido. El siguiente escaló que descendió, una décima, que en velocidad es un mundo, debe asimilarlo también. Para ello necesitará volver a ser un atleta que pueda despreciar la carga emocional que comporta cada zancada tan cerca de su retorno, hace solo tres meses. Y correr libre, sin anhelos más allá de las leyes físicas de la velocidad. Y poder participar en carreras en las que se pueda bajar con regularidad de los 20s.

Cuando se le pregunta, Hortelano repite, y no se cansa de hacerlo, que la carrera más importante de su vida fueron los 400m de mediados de mayo de 2018, 45,93s, en una pista de Tenerife llena de chavales que sueñan con ser atletas. Dos años después de pensar que su carrera se acababa.

“Estoy contentísimo, aunque me he quedado a las puertas de las medallas”, dice nada más terminar, aún sudado el calor de Berlín, Hortelano, “Quería la medalla porque soy competitivo, pero yo no salí del hospital para ganar una medalla sino para estar aquí. Para mí es una gran victoria”.

El verdadero regreso de Hortelano, el atleta que logra emocionar simplemente viéndolo correr, fue entonces, en Tenerife, cuando dijo, “he vuelto para quedarme”. Y volvió a disputar una final. Su victoria verdadera.

La sonrisa de Bruno iluminó el Estadio Olímpico de Berlín

A Guliyev se le había perdido de vista, se veían las banderas de los turcos que se habían levantado de los asientos a celebrar la hazaña de su héroe, el campeón de Europa. Entre ese mar rojiblanco, sobresalía la sonrisa de Bruno Hortelano asomándose por la escalera que lo conducía a una mesa llena de televisiones que lo estaban esperando. Alzaba los brazos, sereno, feliz. Aquel gesto lo decía todo: “Me he notado en el mejor estado de forma del año y de mi vida. Me he quedado a una centésima de mi marca personal, el récord de España. He notado muy buenas sensaciones en la carrera. La salida la he hecho fuerte, me he colocado en una buena posición en la curva, me he notado muy competitivo. Luego se me han ido aproximando los dos atletas que tenía a mi derecha y yo me he lanzado con todo lo que tenía, incluso me he caído, me he raspado la espalda pero no llegaba. Esos tres han corrido más que yo el día de hoy”.

Bruno lo repitió una vez más: “Este año, esta era la gran cita”, el campeonato de Europa, dos años después de un proceso de recuperación que lo ha llevado al extremo. “Hoy, yo no he perdido la medalla, sino que ellos han corrido más y se lo han ganado”.

“Para mí, como si fuera oro”.

Bronce de oro para Joan Lluís Pons en los 400 estilos


Ni es alto (1,70 metros), ni corpulento (62 kilos), no entra en los cánones de las grandes figuras y menos de los que se dedican a pruebas tan exigentes y extenuantes como los metros 400 estilos. Joan Lluís Pons, que destaca sobre todo por su nivel técnico y su potencia, tampoco estaba entre los favoritos de la final de los Europeos en Glasgow en la que comparecía con la sexta mejor marca. Pero estudió la estrategia junto a su entrenador, decidió que lo mejor iba a ser arriesgar desde el principio y así lo hizo. Se batió por su propia cuenta, lejos de los dos grandes dominadores de la carrera, el húngaro David Verraszto y el británico Max Lichtfield.

“Por la mañana lo veía muy crudo, pero vimos que lo mejor era salir rápido, algo que no acostumbro a hacer. Al final he sufrido muchísimo”, confesó. Pero resistió, cerró la prueba con 4:14.26 y superó al resto de los candidatos al podio, básicamente el alemán Johannes Hintze, con 4:14.73 y el azerbayano Maksym Shemberv, con 4:14.77.

“El campeonato se me ha hecho muy duro porque tras el 200 mariposa no tenía buenas sensaciones. Y la circunstancia de tener que nadar las semifinales de los 400 estilos a las nueve de la mañana, se me ha hecho muy pesado. Pero el objetivo era conseguir el podio y estoy muy contento porque al final ha salido el trabajo de todo el año”.

Pons, de 19 años, nació en Sóller (Mallorca) y se entrena en el CAR de San Cugat desde 2014. Su fulgurante aparición a nivel internacional se produjo en los Juegos de Río en los que logró clasificarse para la final de los 400 estilos y concluyó en la octava plaza.

La barcelonesa África Zamorano, finalista a sus 20 años en la prueba de los 200 espalda, no pudo mejorar lo suficiente para evitar la última plaza, con un registro de 2:11.55. La carrera la ganó la italiana Margherita Panziera con un registro excelente, 2:06.18 que le permitió romper el récord de los campeonatos en poder de la húngara Krisztina Egerszegi con 2:06.62.

El británico Adam Peaty, de 23 años, y la sueca Sarah Sjöström, de 24 años, se confirmaron como los grandes dominadores de los campeonatos con cuatro medallas de oro cada uno. Peaty, que había los 50 y los 100 braza y el 4×100 mixto, se adjudicó también el 4×100 estilos. Sjöström completó el póquer de oros al imponerse en los 50 metros mariposa, después de haberlo hecho en los 50 y 100 libre y en el 100 mariposa.

La medalla de Pons es la segunda de la natación española en los Europeos de Glasgow. La anterior, de plata, la consiguió Jessica Vall en el 200 braza. En la natación artística, España sumó tres bronces.

Desaparece BeIN Sports y llega Movistar Liga de Campeones


Este jueves, los aficionados del deporte, sobre todo al fútbol, estarán notando algunos cambios en los canales deportivos. De la parrilla de las distintas plataformas han desaparecido BeIN Sports y Movistar Fútbol. En su lugar, el nuevo canal será Movistar Liga de Campeones (dial 50), que esta temporada emitirá toda la UEFA Champions League, la Supercopa de Europa y la Europa League. A través de esta señal también se podrán ver las ligas internacionales: parte de la Premier League, de la Bundesliga y la Liga francesa. La Serie A de Italia, cuyos derechos pertenecen a Mediapro, de momento queda fuera a falta de que fructifique la venta a alguna plataforma.

Los partidos correspondientes al fútbol español seguirán emitiéndose como de costumbre. Movistar Partidazo ofrecerá el enfrentamiento más destacado de la jornada tanto de la Liga Santander como de la Liga 1,2,3. Otros ocho partidos de la primera división de España podrán verse cada fin de semana en el canal beIN LaLiga, mientras que el mismo número de encuentros de la segunda división estarán disponibles en LaLiga 1|2|3 TV. En este mismo dial se retransmitirán los partidos de la Copa del Rey.

En lo correspondiente a otros grandes eventos deportivos, como Wimbledon, la NBA, la Liga Endesa o la Euroliga, Telefónica ha abierto otro canal para su transmisión. Se trata de #Vamos, donde también podrán seguirse dos partidos de la Premier League y uno de la Bundesliga cada fin de semana.

Además de estar disponibles en la plataforma Movistar+, los nuevos canales también podrán sintonizarse a través de Orange TV. Por el contrario, Vodafone ha renunciado este año a la Champions League y al Partidazo de la Liga Santander, por lo que sus clientes solo podrán ver las emisiones del canal beIN LaLiga.

Movistar Liga de Campeones, el nuevo canal de Telefónica, realizará su primera retransmisión en directo la noche de este jueves, con el partido de la previa de la Europa League entre el Sevilla y el Zalgiris, a las 21.45.

Courtois presentado como nuevo jugador del Real Madrid: “Cumplo un sueño desde que me fijé en Casillas”


Con un impecable traje negro pisó Thibaut Courtois el palco de honor del Bernabéu esta tarde. En su presentación como portero del Real Madrid estuvo arropado por sus padres, sus hermanos y sus hijos. Traía un discurso escrito en el que tuvo palabras cariñosas para su exmujer, también presente junto al resto de su familia. “Gracias también a la madre de mis hijos, aunque no estemos juntos es muy importante para mí, gracia a mis hijos, estoy muy feliz de reencontrarme con ellos”, dijo el guardameta belga de 26 años antes de pisar el césped del Bernabéu y de besar el escudo. Se lo pidieron a gritos desde la grada. Su padre, en un rincón del césped, apartado de todos, le sacaba fotos y vídeos con cara de orgulloso.

“Hoy cumplo un sueño, los que me conocen saben lo mucho que he trabajado para llegar hasta aquí. No ha sido fácil así que gracias a los que lo han hecho posible. De niño soñaba con este momento, con pisar el césped de este estadio. He sido rival y sé lo que es enfrentarse al Madrid. Hoy soy uno de los vuestros, soy un madridista más y quiero estar a la altura de este escudo”, explicó mientras el presidente Florentino Pérez le recordaba que llega al club de las 13 Copas de Europa.

¿Cómo le va a sentar a la hinchada del Atlético que besaras el escudo del Madrid?, le preguntaron en la rueda de prensa. “Tengo el máximo respeto al Atlético. He ganado con ellos y me gané también el respeto de la gente allí. Iba cedido, y ahora es diferente. Estoy en el club donde siempre he querido estar, creo que nunca he besado un escudo, hoy sí, porque es diferente”, contestó.

Su pasión por el Madrid, dijo, se la despertó Iker Casillas cuando él sólo era un chaval y veía los partidos del conjunto blanco por la tele, algunos de ellos con la camiseta del guardameta español ahora en el Oporto. “Me llamaba la atención que estuviera aquí con 18 años, con toda la presión del Bernabéu encima, para eso hay que estar muy fuerte mentalmente”, comentó añadiendo que también admiraba sus reflejos y habilidad bajo palos.

¿Lo importante para ti era vivir cerca de tus hijos, te daba igual que el retorno a España fuera al Madrid o al Atlético?, le preguntaron. “No, yo quería venir aquí, al Real Madrid, era mi objetivo, todo el mundo lo sabía pero no se podía decir en la prensa”, contestó. Dijo, además, que había recibido muchas ofertas estos meses. “Incluso mucho mejores económicamente. Pero hay cosas más importantes, quería estar en el mejor club del mundo y además estar cerca de mis hijos que viven aquí”, explicó. Esta misma tarde se entrenará con el resto de sus compañeros en Valdebebas. El miércoles, los blancos se jugarán el primer título de la temporada en Tallin contra el Atlético en la final de la Supercopa de Europa.

¿Te ves jugando?, le preguntaron. “Es cosa del entrenador, hoy haré mi primer entrenamiento, son pocos días para llegar a la final, pero si tengo que jugar, estaré listo. No he tenido muchos días libres y me siento con la misma forma que tenía en el Mundial de Rusia”, respondió. Un periodista inglés le arrancó una sonrisa cuando le preguntó qué le diría a Sergio Ramos, el autor del cabezazo que en Lisboa forzó la prórroga y terminó entregando la Décima al Madrid. El portero era Courtois. “Son cosas del fútbol, le diré que ahora ganaremos una juntos”, dijo.

¿Antes de firmar por el Madrid, alguien te dio garantías de que serias titular?, le preguntaron. Llega a un vestuario que tiene ahora mismo cinco porteros (Lunin, Luca Zidane Kiko Casilla y Keylor Navas. “No y sería un error que te las dieran. Tienes que demostrar en los entrenamientos que eres capaz y que eres el mejor para jugar. En ningún equipo me dieron garantías. Vengo a competir al máximo a y a demostrar quien soy”, analizó. “Vengo a asumir mi papel, estoy fuerte, tengo reflejos, salgo muy bien por alto”. añadió.

Por último, destacó en qué ha mejorado en sus cuatro años en la Premier. “Físicamente he ganado madurez, experiencia y músculo. Cuatro años en Inglaterra aportan mucho”. Le preguntaron también por un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales en el que se le ve celebrar un título con el Atlético cantando “salta, salta, salta, pequeño canguro y que a los madridistas les den por el …”. “Fui muy joven, me dejé llevar por el momento, pedí perdón en su día y lo vuelvo a pedir ahora. Fue un error de juventud. Daré todo por el escudo del Madrid”, concluyó.

Mujer evita que gato bote su bebida de la manera más terrorífica que puedas imaginar [VIDEO]


Los videos que son protagonizados por gatos suelen volverse muy populares en pocos minutos en las redes sociales, como YouTube, Facebook e Instagram . Ejemplos de ello hay de sobra en todo el mundo.

Uno de los más recientes muestra el momento más terrorífico de vivió un gato que tenía ganas de cometer una travesura. El clip se encuentra en Instagram y ya acumula más de 3,7 millones de reproducciones hasta la redacción de esta nota.

El material, que solo dura unos segundos, deja ver al felino apoyando sus patitas delanteras en una mesa. Con una de estas trata de botar un vaso que contiene un refresco con hielo que le pertenece a su dueña.

Como ya muchos han visto en Instagram, la propietaria de la mascota lanzó un grito para ahuyentar al animal. El susto que se llevó el gato es evidente en el referido video.

Más de 3 mil usuarios de Instagram comentaron la publicación, la cual salió a través de la cuenta del conocido portal de virales 9GAG. Dicha cantidad podría subir con el pasar de los días ya que el sitio tiene más de 46,1 millones de fans.

Riqui Puig y la cinta métrica


No es sencillo desandar cincuenta años de historia en apenas un lustro pero el Barça siempre ha sido el club de los grandes desafíos. Esta misma semana, mientras el resto del mundo se recreaba en el talento insolente del joven Riqui Puig, nos hemos enterado de que su continuidad fue puesta en tela de juicio por el hombre fuerte de la dirección deportiva apenas seis meses atrás. El muchacho, tal como comunicó Pep Segura a su padre y representante, Carlos Puig, no cumplía con los parámetros físicos que alicatan el nuevo ADN blaugrana con músculo y centímetros por lo que debía buscarse un nuevo horizonte lejos de la remodelada y tecnológica Masía.

El episodio, relatado por Jordi Quixano en estas mismas páginas, nos recuerda lo cerca que está el Barça actual de un pasado que se pretendía olvidado, aquel en el que futbolistas como Messi, Xavi o Iniesta tendrían vetado su ingreso en las categorías inferiores del club por razones estrictamente genéticas: “Si viene a ofrecer un juvenil de menos de 1,80 m, ya puede darse la vuelta”, rezaba el cartel que presidía la puerta de la secretaría técnica a principios de los años setenta. Lo mandó quitar Laureano Ruiz como primera medida para tratar de reconducir un futbol formativo de modales primitivos, reclutado con urgencia por Agustí Montal tras una dolorosa derrota en la Final de la Copa Catalunya juvenil en 1972 frente a la Damm. “Esto no se puede permitir. De acuerdo que nos gane un equipo de fútbol pero nunca una fábrica de cervezas, eso sí que no”, estalló Montal frente a un periodista según explica Martí Perarnau en su libro ‘El camino de los campeones’ (Columna).

A Pep Segura, licenciado en Educación Física, se le podrán reprochar todo tipo de decisiones pero nadie podrá acusarlo de no ser transparente en sus intenciones: llegó al Barça con el encargo de desterrar un modelo que se considera agotado por los dirigentes ya ello se dedica en cuerpo y alma. Su currículo profesional, la honestidad acreditada y una visión muy concreta sobre los principios que dominan el fútbol moderno – músculo, recorrido, centro y remate- lo convierten en el hombre ideal para alcanzar el objetivo señalado. Allí donde fue sublimado, el modelo formativo que concedió al Barça sus años bárbaros y permitió la colonización del espacio futbolístico mundial, es tratada hoy como una anomalía que conviene olvidar. Sin embargo, la realidad puede ser tan rígida como el revisionista más contumaz y, alineada con el talento, siempre termina descabalgando cualquier falsa premisa.

Lo demuestran apariciones inapelables como las de Riqui Puig, ese chico menudo al que Gennaro Gattuso compara ya con la poesía, precisamente él que como jugador fue mascarón de proa del fútbol bélico, encorsetado, cronometrado… Llama la atención que siempre sea el juego de pie sencillo, cabeza erguida y cuerpo liviano el que necesite de escrutinio constante, de planes alternativos y bastas actualizaciones que, por norma general, terminan devolviéndolo a la línea de salida: un pasado muy lejano que clasificaba futbolistas por tamaño sin atender a su verdadera talla. Suerte que Ernesto Valverde distinguió a un futuro gigante donde la cinta métrica -y sus grandes valedores- catalogaron a un simple retaco.

¡De terror! Sujeto secuestra a niño que jugaba a pocos metros de su padre en China [VIDEO]


Una cámara de seguridad registró el momento en que un menor de 6 años es secuestrado por un sujeto en China. La grabación se filtró a YouTube , donde muchos usuarios se asombraron por la facilidad que el sujeto cometió el rapto.

De acuerdo con South China Morning Post, el hecho se produjo el pasado jueves en un mercado de la ciudad de Kunming, provincia de Yunnan. Ahí, como se puede ver en YouTube, el niño estaba tranquilo jugando en una máquina de videojuegos cuando alguien, tras andar merodeando por varios minutos, lo carga y se lo lleva.

Sorprendentemente, el padre del chico se encontraba a pocos metros de él. El hombre trabaja como vendedor ambulante en el centro de abastos y no se percató del secuestro por estar más atento a su negocio.

Más tarde, el progenitor se acercó a la comisaría local para denunciar la desaparición de su hijo. Tras ver las grabaciones del circuito cerrado, que luego fueron vistas por miles en YouTube, se determinó que el delincuente era un jubilado de 53 años apellidado Liu.

Dos días después de ocurridos los hechos, el raptor entregó al menor en la comisaría, donde fue detenido inmediatamente. Ahora, él podría ir a prisión por 5 años. El video que hoy forma parte de YouTube será medular para probar su culpabilidad.

Luka Modric vuelve a entrenarse con el Real Madrid


Luka Modric apareció este miércoles por la mañana en Valdebebas, la ciudad deportiva del Real Madrid, 24 días después de haber disputado la final del Mundial con Croacia. Se entrenó junto a Marcelo, Casemiro y Varane con la vista puesta en la Supercopa del próximo miércoles. Según la prensa italiana, el centrocampista tenía previsto reunirse hoy con el presidente Florentino Pérez, algo que no consta en el club. Este miércoles no ha habido reunión alguna.

En Rusia, Modric fue elegido el mejor jugador del torneo, lo que ha provocado que entre de lleno en las quinielas para ganar del Balón de Oro después de la segunda plaza mundialista y de conseguir la Champions en Kiev —la tercera seguida, la cuarta en cinco años—. Pocos días después, ya de vacaciones en Croacia, contaba a algún dirigente del Madrid lo “increíble” que había sido el Mundial para él y su selección.

Una semana antes de su vuelta a Valdebebas, en Italia los medios de comunicación empezaron a hablar de una posible salida de Modric al Inter (que este año jugará la Champions). Los agentes del croata fueron vistos en la sede del club milanés, que le ha ofrecido al centrocampista croata un sueldo mareante. Modric, que cumplirá 33 años en septiembre y tiene contrato hasta 2020, cobra 7 millones en el Madrid —es el quinto mejor pagado de la plantilla— y el Inter le ha ofrecido casi el doble. Según la prensa italiana, la oferta incluye un contrato de cuatro años con el equipo neroazzurro y dos más en el Jiangsu Suning. Los dueños del club chino (Suning Holdings Group) poseen el 70% de las acciones del Inter.

El club italiano pretende fichar a Modric por una cifra casi simbólica (15 millones en concepto de cesión y un pago posterior de otros 20 para quedarse con el jugador). El fair play financiero no les permite más. Y, de hecho, en el Madrid están tranquilos por ese motivo. Creen que el Inter no tiene dinero ni para fichar a Modric, ni para pagarle el sueldo que, supuestamente, le han prometido. Los dueños chinos del club planean, sin embargo, inyectar los fondos a través de un patrocinio que procedería de sus mismas empresas, algo prohibido al ser considerado dopaje financiero. El Madrid está dispuesto, si eso ocurriera, a denunciarlo.

Han molestado, además, los movimientos de los agentes de Modric y el silencio del propio jugador que no ha salido a decir nada desde la final del Mundial. Entienden que los agentes del medio croata, fundamental en el juego del Madrid, busquen el último gran pellizco millonario en la carrera de Modric, pero no ha gustado la manera de actuar. En el club blanco, no están dispuestos a dejarle salir. Desde la gira de Estados Unidos, de donde volvió ayer el Madrid, Florentino Pérez dejó claro que Modric no está en venta. “No se va a ir del Madrid. No se irá por un euro menos de su cláusula de rescisión, que son 750 millones de euros”, aseguró.

Óscar Husillos, como un león a la final del 400


“Parecéis leones, a la caza…”, bromeaba Óscar Husillos rodeado por los compañeros de la prensa española. Su sonrisa de oreja a oreja era el final feliz de la impaciencia con la que había esperado la semifinal, paseando arriba y abajo por su calle, la 4, mientras otros atletas preferían sentarse para aguantar el bochorno que caía durante todo el día en Berlín.

El palentino no, él tenía las ganas de un león. Antes de colocarse en los tacos de salida, con sus manguitos negros que se han convertido en su símbolo y que no se quita ni con 40 grados, le envío un beso a las gradas. “Se lo dediqué a mi familia, a mi novia y a toda la gente que ha venido a apoyarme, incluso he visto banderas de Castilla y León”, decía ilusionado.

Husillos salió muy controlado, casi demasiado tranquilo, y llegó hasta la curva de los últimos 200 metros. “Me he dormido un poco en la contrarrecta, pero en los últimos 100 he recuperado y he llegado bien. Las sensaciones de carrera no han sido las que esperaba al 100 por cien, pero he cumplido el objetivo, que era pasar a la final”, relató el atleta español. En la última recta, Husillos le supo aguantar el tirón al polaco Karol Zalewski —que ganó la serie con 45,11s— y se clasificó directamente para la final de mañana por puestos. Pasaban los dos primeros de cada eliminatoria y los dos mejores tiempos. Husillos fue segundo con 45,17s.

El capitán de los cuatrocentistas sonreía como pocas veces. Ahora sabe que no tendrá que correr el relevo y podrá centrarse en el principal objetivo con el que llegó a Berlín: la venganza de Birmingham —fue descalificado tras ganar el oro—, la pelea por el que sería su primer triunfo internacional en la prueba que decidió preparar hace un año para probarse en pista cubierta.

Fuera Búa y García

La única sombra que se le dibujó en el rostro al de Astudillo fue cuando le preguntaron por sus compañeros, Lucas Búa y Samuel García, que no lograron clasificarse para la final. A Lucas le tocó la serie más rápida, con los titanes: el británico Matthew Hudson-Smith (1º con 44,76s) y el gemelo belga Jonathan Borlée (2º con 44,87s). “He hecho unos primeros 200 metros más rápidos de lo normal para mí, en 21,06s, pero esa era mi idea. Me he visto en carrera todo el rato pero en los últimos 50 metros me han faltado fuerzas”. El toledano, que llegaba con unos excelentes 45,25s, quedó en sexto lugar con 45,48s. Se queda fuera de la final, pero contento porque, según dice, ha hecho la carrera que había venido a hacer. “En otros campeonatos salía y me podían las circunstancias y esta vez no”.

Con las buenas sensaciones recogidas en su semifinal de 400 metros, Lucas puede centrarse ahora en el relevo. España tiene muy buenas opciones de medalla y desde que estuvo concentrado en Potsdam con el resto del gran “fondo de armario”, a Lucas, pelear por una medalla en el relevo le hace especial ilusión. Junto con él, también podrá disputar el 4×400 Samuel García. El canario no logró clasificarse tampoco para la final al terminar séptimo con un tiempo de 45,87s. Pero para ellos queda el relevo y, como dice Husillos, “la ambición perfecta sería una medalla en el 400 y en el 4×400”.

 

Ave sorprende a los usuarios al comer varios pescados en pocos segundos [VIDEO]


No es extraño ubicar videos de animales asombrosos en YouTube . Sin embargo, son pocos los clips que muestran una capacidad ‘extraña’ en el mundo salvaje. Uno de los que entra a esta lista se encuentra protagonizado por un ave.

En el video de YouTube, el ovíparo logra comer varios pescados de un recipiente en solo pocos segundos. ¿Acaso esto pasó porque tenía mucha hambre? Pues, los usuarios sostuvieron que sí. 

Estos señalaron que el ave tenía un apetito voraz y que por ello había engullido los pescados con una rapidez que ridiculizaría al ‘glotón’ más veloz de YouTube.

Las respuestas se cuentan por cientos y las reproducciones por miles. Esto podría provocar que el plumífero, sin querer, sea el personaje principal de uno de los virales más simpáticos y sorprendentes que hay en YouTube.

Varios medios ya le prestaron atención al video del ave hambrienta. Ello repercutirá en una mayor popularidad del material dentro y fuera de YouTube.

La cruel pértiga mancha el decatlón de Jorge Ureña


El decatlón es un estado mental y Naruto, el guerrero manga, es su guía. Así es para Kevin Mayer, el francés que batirá algún día el récord mundial e Ashton Eaton, cuya antorcha ha cogido y mantiene, y también para Jorge Ureña, el decatleta de Onil. “Somos Narutos”, suele decir Mayer. “El hérore manga de entrada es muy poquita cosa, pero por pura voluntad, entrenamiento y espíritu guerrero, derrota siempre a los malos. En el campo de batalla, ante los más fuertes, siempre se trasciende, va más allá. Es la metáfora perfecta del deporte”.

Y, pese a todo, ambos, Mayer y Ureña, cayeron derrotados en la prueba más cruel, empujados justamente por el afán de trascenderse. El francés, que se retiró el primer día después de tres nulos en el salto de longitud, la segunda de las 10 pruebas, fue víctima de su propia fuerza. “En decatlón cada prueba hay que disputarla a muerte, no valen compromisos”, explicó Mayer. “Salté las tres veces a tope, sin mirar la tabla que pisé las tres veces. ¿De qué me habría valido mirar la tabla? ¿Saltar 6,90m? Me niego a ponerme límites. No hago un decatlón para saltar 6,90m”.

La prueba que más teme Mayer, y la mayoría de los decatletas, pues es la más traicionera, es el salto con pértiga, la metáfora perfecta del decatlón. Es la octava prueba y se disputa a mediodía, con el estadio medio vacío y el calor de Berlín sofocante y extraordinario haciendo que del tartán salga vapor. Y el decatleta está tan cansado ya, que los apoyos del pie en la pista son más largos, y es fácil calcular mal la dureza de la pértiga que hay que usar. “Es una prueba al 90% mental, sin embargo”, precisa Mayer, quien ha logrado, pese a todo, saltar 5,60m en una ocasión, y Ureña, que hace tres nulos sobre 4,60m, está de acuerdo, aunque lo expresa con otras palabras, porque, para añadir insulto a la crueldad, llega a la pértiga siempre tocado: la séptima prueba es el disco, la peor de su repertorio, y ha lanzado solo 37m, lo que le frustra y desanima.

“¿La cabeza?”, se pregunta el alicantino de Onil, que había logrado saltar regularmente 5m, cuando aún no ha tenido tiempo siquiera para procesar los tres nulos. “No sé… Son las circunstancias. En decatlón sabes que en cualquier momento te pueden llegar los tres nulos, aunque nunca sabes cuándo te van a venir… Entre las lesiones que he tenido y la necesidad de buscar caminos rápidos y buscar conceptos nuevos, al final no sabes dónde estás…”

Ureña, a diferencia de Mayer, que era o todo o nada, no se retira. Como una penitencia agarra la jabalina por la tarde, cuando las nubes de tormenta de Berlín empiezan a concentrarse sobre el estadio, y lluve fuerte, una lluvia ruidosa sobre las cubiertas de las tribunas recibida con gozo. Y solo horas más tarde, después del 1.500 agónico 4m 29, 26s, y unos últimos 500m esprintando hasta el agotamiento– que cierra las diez pruebas, se retiró a descansar y a volver a mirarse las manos y a despellejarse los callos con cuidado, recordando en cada ampolla el hecho que la produjo.

Terminó lo que había empezado y tuvo el derecho, al final, de agarrar sus zapatillas con la mano izquierda y saludar y abrazar a todos los Narutos que, como él, había desafiado al enemigo más grande. Y el más feliz de todos era el alemán Arthur Abele (8.431 puntos), el ganador, como proclamaba la corona de roscón de reyes que se encasquetó en la testa rubia y sudorosa. Ureña, ya feliz por terminar, fue 16º, con 7.208 puntos.